No se puede hablar de esta película sin citar previamente la comedia televisiva de culto Flight of the Concords (HBO, 2007), realizada por el mismo equipo y seguida por una legión de fans por todo el mundo.

Pyramid Take off © Meewtoo
En Vida inteligente en el universo, un libro publicado en 1962 y escrito conjuntamente por I. S. Shklovskii y Carl Sagan, los dos científicos aceptaban que es legítimo especular con que seres extraterrestres pudieran haber visitado la Tierra en el pasado, y para ello aventuraban algunos puntos a tener en cuenta:

Si están un poco al tanto de las últimas tendencias se habrán dado cuenta de que en las redes sociales, en televisión y en los clubs del país se ha impuesto un odio a lo hipster. Es decir, por las cuentas de Instagram de todo el país corren chistes sobre barbudos con camisas de cuadros a los que confunden con leñadores, e incluso han sacado unos adornos de Navidad adecuados para colgar en las abundantes barbas del individuo identificado como hipster.

Marcel Rieder, "Songeuse devant la cheminée", 1932

Cuando se habla de un pintor dedicado al cómic, es difícil concebir un caso más significativo que el de Alex Ross. Venciendo una serie de obstáculos muy explicables, Ross ha logrado cuadrar el círculo: ilustrar tebeos de superhéroes con un esmero artístico propio de la pintura tradicional.

Disfrutar del arte del diseñador Aaron Horkey es como dejarse arrastrar por la nostalgia. Horkey apura la modernidad, desde luego, pero sin renunciar por ello a una tradición que se remonta a los grabados del XIX y tiene su punto de impacto en el cartelismo norteamericano de los años sesenta y setenta.

Tenemos ya perspectiva más que suficiente para reconstruir el contexto de la fotografía que ilustra esta portada. Allen Ginsberg juguetea con un macaco Rhesus en Benarés. Corre el año 1963 y el viajero, después de hacerse esta foto en el balcón de su alojamiento, merodea sin brújula por el templo de Kashi Vishwanath y busca otras sorpresas bajando por las escaleras que se hunden en el Ganges. El regusto a déja vu es inevitable. ¿Un occidental, con las pupilas como puños, enamorado de la tradición local? Cosas de la época –la de entonces–, dirá algún lector.

Imagen superior: Sylvar. Péndulo de Foucault, Museo Nazionale della Scienza e della Tecnologia Leonardo da Vinci, Milán, Italia (CC)

"Isaac Newton: The Last Magician" © 2014 BBC
Sir Isaac Newton murió el 31 de marzo de 1727, según el calendario gregoriano, y sus restos fueron depositados en la abadía de Westminster, un honor reservado para unos pocos, el 8 de abril. El siglo XVIII le consideró ejemplo de genialidad, virtud y excelsa humanidad.

El matrimonio, en 1613, entre Isabel Estuardo, bautizada en honor a Isabel I de Inglaterra, y Federico V, Elector Palatino del Rin, convirtió el Palatinado en un auténtico principado rosacruz sin precedentes en la historia de Europa. Pero el experimento apenas duró unos años.

Cuántos lances de arqueros y espadachines, cuántas hazañas a cámara lenta, cuántos momentos de épica encapsulada. Uno se imagina a Peter Jackson durante el rodaje, multiplicando por diez o por cien las huestes élficas cada vez que un subalterno le mostraba un copión digital. ¿Sirve para algo quedarse corto? Si nos descuidamos, enlaza El Hobbit con El Silmarillion o con Los hijos de Húrin, y convierte la trilogía que aquí concluye en una saga sin desenlace, perpetuamente renovada con nuevos materiales extraídos del archivo de Tolkien.

Con motivo del estreno de DÍOS MÍO, ¿PERO QUÉ TE HEMOS HECHO? el 19 de diciembre, sorteamos entre nuestros lectores 3 entradas dobles post-estreno

 
Con motivo del estreno de la película HÉCTOR Y EL SECRETO DE LA FELICIDAD el 16 de enero, sorteamos entre nuestros lectores 5 unidades del libro en el que se basa esta esperada película.

Orquesta Ojos de Tango en la apertura de "La semana del Tango", Buenos Aires, 7 de diciembre de 2014 © Mauro Rico. Cortesía del Ministerio de Cultura de la Nación.

Imagen superior: "L'épopée de Gilgamesh", de Alain Brion © Soleil, 2010.

A finales de 1529, el caballero inglés Richard Croke llegó a Venecia. Su misión era consultar a especialistas en derecho canónico y a rabinos judíos sobre el divorcio de Enrique VIII y Catalina de Aragón.

Quien plantea en Sopa de ganso la pregunta que nos sirve de título es Chico Marx. Haciéndose pasar por su hermano Groucho, Chico pone a prueba la eficacia de su disfraz, y de paso, expone uno de los más significativos problemas en la era de la comunicación digital. Me refiero, como habrán supuesto, a esa credulidad cuyos síntomas más inquietantes son la superstición y el fanatismo.

Viene a cuento recordar que Drácula es un personaje excepcional, tanto por la profundidad de su caracterización como por sus implicaciones. No es que veamos a través de su mirada las claves del escalofrío romántico: también comprendemos el terror clásico en sí mismo. Esa capacidad de persuasión del vampiro –su carisma– nace de la inventiva y el rigor narrativo de Bram Stoker, un novelista que agotó su trascendencia literaria en esta figura, como si supiera de antemano que, a la hora de garantizarse un porvenir, solo necesitaba obtener éxito con esta obra.

Los niños de la casa están asustados. La pantalla les devuelve la imagen atroz de una enorme plaga de hormigas gigantes que hacen un ruido atronador. Las hormigas avanzan sin misericordia, destrozan todo lo que encuentran a su paso, destruyen las plantas, asustan a los nativos. En esta ciudad costera junto al Atlántico, en esta calle acostada junto a los esteros, es ya de noche y la televisión muestra la película en una de esas reiteradas reposiciones de cine de aventuras que se prodigan y concentran ante el aparato a mayores y pequeños, en franca camaradería.