Allá por los años sesenta del pasado siglo, los sociólogos pusieron en circulación la fórmula de la muchedumbre solitaria. Evoco el hecho como evoco mi juventud de entonces y la frase de Baudelaire que proponía al verdadero artista sentirse a solas en medio de la muchedumbre.

Juan Ignacio González del Castillo (1763-1800), autor de los Sainetes, es considerado por Julio Caro Baroja el exponente máximo de lo que él llama “majismo andaluz” y que contrapone al “majismo madrileño”, representado por Don Ramón de la Cruz.

Con motivo del estreno en cines de ESPERANDO AL REY el próximo 1 de julio, sorteamos entre nuestros lectores cinco ejemplares de la novela Un holograma para el rey, en la que se basa esta película protagonizada por Tom Hanks.

Las palabras en política raramente son inocentes. Se emplean con un propósito definido, en especial cuando se repiten una y otra vez. He seleccionado algunas de las palabras que los dirigentes de Podemos han empleado o emplean casi de manera sistemática, porque creo que definen su manera de pensar y de hacer política.

Ernst Peter Fischer, alemán de Wuppertal, formado en California y actual profesor de historia de la ciencia en Constanza y Heidelberg, ha añadido un nuevo libro a su catálogo bajo el sugestivo título de A través de la noche. Una historia natural de la oscuridad.

A más de un siglo y medio de distancia, parece como si John Ruskin (1819-1900) hubiera escrito este cuento pensando en la eternidad. Los lectores han cambiado, es cierto, pero aún nos reconocemos en la magia de este relato victoriano, en el que su autor combina sus dotes literarias con su personal filosofía, de gran originalidad conceptual.

Conforme la serie fue perfilando sus contornos, Gotham Central adquirió un doble estatus como pieza de culto instantáneo y como ejemplo de lo que el género negro aún puede conseguir en el campo de la historieta.

Aunque hayan leído mucho sobre el tema, los lectores que tomen entre sus manos este volumen llegarán a la conclusión de que se trata de uno de los mejores tratados de mitología disponibles en la bibliografía actual. Comprensible, exhaustivo, riguroso y apasionante, este libro es uno de esos títulos que siempre conviene tener a mano, tanto por el repertorio clásico que atesora como por la pasión atemporal que despiertan sus verdaderos protagonistas: aquellos dioses y semidioses que siguen inspirando nuestra cultura y nuestro arte.

Lo mejor de Felipe Fernández-Armesto (Londres, 1950) es su don para encontrar las encrucijadas en las que se resuelve el destino de nuestra especie. Con la misma soltura con la que otros historiadores relacionan fechas y eventos, él nos sorprende con un apabullante repertorio de saberes, enriqueciendo su principal especialidad, la Historia, con aportes de la antropología, la paleontología, la etnología, la filosofía o la sociología.

Los casacas rojas encarnan mejor que nadie el imperialismo victoriano que Kipling convirtió en un feliz estereotipo. Lo cierto es que pocos escritores supieron transformar el dominio colonial inglés en literatura de primer nivel, y en todo caso, ninguno llegó a la altura del autor de El libro de la selva, decidido a revelarnos todas las facetas de una empresa en la que los militares británicos fueron los protagonistas.

"Pesadilla a veinte mil pies y otros relatos espeluznantes", de Richard Matheson

Gracias a la música, Julio Camba (1884-1962) vuelve a nuestra agenda de lectura. ¿Y qué imágenes trae a la mente este recorrido musical, elaborado a base de crónicas y perfiles? Pues hay aquí de todo un poco: desde el esplendor de los estilos más populares hasta el anecdotario de la ópera, pasando por historias de cupletistas, derviches, tangueros y asiduos de los clubs nocturnos.

Hay diversas razones por las que esta antología puede considerarse un resumen perfecto de la obra poética de Luis Alberto de Cuenca. Y aunque el tramo recorrido es amplio ‒la selección arranca en 1972 y nos lleva hasta 2014‒, lo cierto es que uno puede leerla sin distracciones históricas, como si el autor vistiese su poesía con distintos ropajes no a través del tiempo, sino desde una pasión muy actual.

La protagonista de esta formidable novela de Amelia Pérez de Villar vive una realidad que parece fotografiada por Diane Arbus. Ha tocado fondo y lo sabe. De ahí que su relato en primera persona sea conmovedor, obsesivo, y llegado a un determinado punto, asfixiante.

La más atrevida de todas las ideas atrevidas que uno puede oír en una conversación entre naturalistas es, en el fondo, una cuestión de coherencia. Al fin y al cabo, irse a vivir en un entorno salvaje viene a ser el sueño de muchos de los que, por vía académica o profesional, se dedican al estudio de la vida silvestre.

“En las culturas donde la gente trata con la muerte simplemente sacándola de su mente, la perspectiva de su cercanía de forma repentina y terrible, incluso si es extremadamente improbable, causa una neblina mental de miedo y un desproporcionado y utópico deseo de reducir el riesgo de esa posibilidad a cero, dejando de lado cualquier otra consideración. Cuando se dan estas condiciones, nos enfrentamos con una espiral emocional que desarrolla su propia inercia.

Chantal Mouffe es una de los ideólogas del populismo junto con Ernesto Laclau. Ha sido invocada por los kirchneristas argentinos, los chavistas venezolanos y los primeros tiempos del Podemos español. Esta semana Pablo Iglesias, identificado con su homónimo histórico, acepta ser considerado socialdemócrata. Hay que esperar a la próxima semana.

Al releer Comprender los medios de comunicación, de Marshall McLuhan, he recordado algunas razones que explican el éxito mediático que tuvo este hombre. Es un autor que sigue siendo brillante e ingenioso, capaz de fabricar montones de frases llamativas.

En una ocasión el célebre mago y escapista Harry Houdini, que también era en su tiempo libre un perseguidor implacable de farsantes paranormales, realizó, durante una sesión privada con Ernst Bernard y Arthur Conan Doyle, una demostración impresionante de adivinación del pensamiento.

La política evoca la clásica polis de las ciudades griegas, acaso sólo la de la Atenas de Pericles. Los asuntos públícos se discuten a cielo abierto, en el ágora, y se deciden por mayoría en los órganos representativos.