Trestesauros500

Aunque lamentablemente solo ocurrió en algunos países de Europa, durante la Ilustración muchas mujeres alcanzaron parte del protagonismo que tradicionalmente se les negaba. Además de su relevancia en los salones ilustrados, en esta época también destacaron muchas científicas que trabajaron en especialidades que van desde las matemáticas o la física a la historia natural, la astronomía o la química.

El incremento de la implicación de voluntarios en la investigación científica comienza a ser una nueva realidad que estimula la difusión del conocimiento, toma en cuenta el saber y la percepción de los individuos, y transforma las relaciones entre las políticas, la sociedad y la ciencia.

El mundo rural está, generalmente, muy alejado del mundo de la investigación y la ecología. Es frecuente comprobar que algunos científicos no dan ningún valor a la experiencia de las personas que viven en contacto directo con la naturaleza, al mismo tiempo que muchas personas que viven del campo, ven con recelo las propuestas que se hacen desde foros académicos. Iniciativas como Bosques Modelo intentan acercar dos realidades que deberían marchar de la mano pero que, en demasiadas ocasiones, permanecen muy alejadas entre sí.

Una especie de gusano descrito por investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid ha sido seleccionada como una de las especies marinas más destacadas entre todas las descubiertas en la última década. ¿Qué hace que sea tan especial? Quizá su curiosa relación con las esponjas marinas en las que vive sea uno de los motivos.

Durante el pasado mes de marzo [de 2018], época habitual para el trabajo de campo de nuestro proyecto en los Andes de Bolivia, cambiamos completamente de latitud y longitud para dar los primeros pasos en pos de establecer investigaciones comparativas entre organismos de la región Neotropical y otros ecológicamente similares de otras regiones del planeta.

A la hora de ponerse a dibujar hay algunas características de las aves en las que debemos fijarnos si queremos obtener una buena ilustración científica.

Su infancia –magistralmente contada por Benigno Varillas, en Félix Rodríguez de la Fuente. Su vida, mensaje de futuro (2010)- transcurrió en continuo contacto con la naturaleza. La impresión que le causó a los 12 años ver a un halcón cazando lo convirtió en un adicto al estudio de libros de montería y cetrería.

Las colecciones de paleontología son especialmente interesantes ya que permiten identificar los animales y las plantas que habitaron la Tierra y conocer cómo era la vida en el pasado. Quizás porque nos descubren un mundo pretérito y desconocido, los fósiles han cautivado la atención de legos y profanos.

Pocos guionistas de cine se convierten en celebridades, y la fama de esta minoría resulta especialmente efímera. Le sucedió a Joe Eszterhas a raíz del tremendo éxito de taquilla que fue Instinto básico (Paul Verhoeven, 1992) y a Diablo Cody a causa de la buena recepción de la película indie Juno (Jason Reitman, 2007).

Aunque no es conveniente hacerlo, la lectura de este libro podría comenzar por cualquiera de sus capítulos, porque incluso de esa forma desordenada, José-Carlos Mainer (Zaragoza, 1944) logrará contagiarnos su inagotable curiosidad por las letras y por quienes las cultivan.

Donizetti, a partir de 1838, pasó en París sus buenas temporadas, sobre todo propiciadas por el estreno de alguna de sus óperas francesas, con las que se midió por medio de sus diversos géneros a disposición: la grand- opéra con Les Martyrs y La Favorite; la opéra-comique con La fille du régiment y Rita o Le mari battu. Y con una obra típicamente italiana, por el asunto, los personajes, las situaciones cómicas y las atmósferas: Don Pasquale, estrenada en el Teatro de los Italianos (sito entonces en la Salle Ventadour, hoy un inmueble de la Banca de Francia) el 3 de enero de 1843 con un equipo de cantantes para la posteridad legendarios: Giulia Grisi, Mario (su esposo en la vida real), Antonio Tamburini y Luigi Lablache.

El árbol genealógico que prospera a partir del Lázaro de la Biblia incluye a sus tres hijos, Abraham Skybourne, Thomas Skybourne y Grace Skybourne, genéticamente superpoderosos y bendecidos con dos cualidades: una piel impenetrable y una biología inmortal.

Tras el guión de un tebeo puede haber toda una concepción del pasado y del presente. En este sentido, la nueva entrega del El Castigador está respaldada por un conocimiento histórico que, en algunos momentos, convierte a este cómic en una lectura que se podría añadir a otros testimonios reunidos en la miniserie documental La Guerra de Vietnam (The Vietnam War, 2017), escrita por Geoffrey C. Ward y dirigida por Ken Burns y Lynn Novick.

Con guión de Cullen Bunn y un estupendo trabajo gráfico del cántabro David Baldeón, Monsters Unleashed parte de una premisa que siempre funciona: un chaval a cargo de monstruos gigantes, enfrentados con criaturas de similar poderío.

La delgada línea roja es una expresión que utilizó el periodista William Howard Russell cuando ejerció de corresponsal en la guerra de Crimea (1853-1856). Se refería a la defensa que hizo el 93º Regimiento de Highlanders, manteniendo una posición contra la caballería rusa en la batalla de Balaclava, el 25 de octubre de 1854.

Cuanto más escucho determinadas canciones, más me pregunto por qué conservan su magia al cabo de los años. Y a pesar de que uno intenta evitar los clichés, hay películas que contribuyen a perpetuar ese efecto.

En un artículo sobre Lucky Jim, Christopher Hitchens escribe que la novela de Kingsley Amis "ilustra la crucial diferencia entre el tipo de a pie y el hombre pequeño". El protagonista, Jim Dixon, "como su creador, no era un payaso, sino un hombre de sentimientos después de todo".

Hubo un tiempo en el que los espectadores nos aventurábamos en los cines en busca de horrores primordiales. Me refiero a historias que nos dejaban perdidos en laberintos infernales, oyendo las pisadas de alguna aberración que no debería existir, pero que parecía verosímil en la pantalla.

Hace dos siglos se publicó la novela de Mary Shelley Frankenstein o El moderno Prometeo. Con esto de los mixturados gabinetes de ministros, la palabra ha cobrado una inesperada actualidad, seguramente efímera como suelen ser las actualidades.

Primera o segunda cadena. Poco importa si en color o en blanco y negro: el caso es que aquella televisión de nuestra infancia y juventud resume un viaje audiovisual fascinante, que nos llevó de la dictadura a la libertad, y desde una programación digna de un despotismo ilustrado ‒la de los primeros años de la democracia‒ hasta una oferta bastante más frívola, despojada por completo de pedagogía.