Cuando yo era niño, la sensación en televisión era El hombre nuclear (The Six Million Dollar Man, 1974-1978), un programa sobre el Coronel Steve Austin, quien luego de un terrible accidente había sido dotado con piernas, un brazo y un ojo “biónicos”, lo que le daba poderes sobrehumanos.

Unir en una misma fórmula convenciones ya conocidas por el lector y sorpresas emocionantes, que nos obligan a sopesar desenlaces impredecibles, es la clave de eso que llamamos universos alternativos. A escala superheroica, lo habitual en estos casos es suscitar paradojas temporales, que sitúan a los héroes en nuevos escenarios históricos o en un cosmos de signo inverso al habitual.

Estoy seguro de que muchos lectores estarán pensando por qué razón he escrito una obviedad como la que da título a este artículo. Todo el mundo sabe que el pueblo no existe.

El tiempo, la diosa Casualidad o las ocultas leyes de las cosas, hicieron morir el mismo año a dos grandes barrocos: Cervantes y Shakespeare. Todo sigue yendo bien si nos atenemos a sus libros, a los textos que aparecen suscritos por ellos. Cuando se trata de rendir homenajes a la memoria de las personas, el panorama se oscurece.

Con motivo del estreno de EL RENACIDO (THE REVENANT), en cines desde el 5 de febrero, sorteamos entre nuestros lectores 5 camisetas de esta esperada película de Alejandro González Iñárritu.

La vida es dura y todo son problemas, pero los ciudadanos del primer mundo a veces nos ahogamos en un vaso de agua. ¡Hoy no me funciona Internet! ¡Estoy perdido! Bien, en esos momentos conviene recordar que gran parte de la población mundial se reiría de estas cosas, ya que la única tarea que muchas personas tienen al largo del día es llegar vivas a la noche.

Antes de actuar es un apasionante y práctico ensayo en el que se resumen las intuiciones interpretativas de Anne Bogart, prestigiosa directora de teatro y de ópera que dirige la compañía SITI, de la que fue cofundadora con Tadashi Suzuki in 1992, y que asimismo encabeza uno de los departamentos teatrales de la Universidad de Columbia.

En esta obra lúcida y sutil, debemos a John Fowles algo que trasciende su literatura y que, pese a parecerlo en algunos momentos, no es propiamente divulgación cientítica. A su manera, este libro nos habla de una vida que resulta incompleta sin la presencia de la naturaleza, entendida aquí como un motor de la creatividad y como un máximo valor de la existencia humana.

El viaje, o el anhelo de viajar, es una perspectiva literaria que resulta demasiado profunda como para solventarse con una simple descripción del itinerario. Buen ejemplo de ello es la nueva obra de Toni Montesinos, Los tres dioses chinos. Un viaje a Pekín, Xian y Shanghái, desde Nueva York y hasta Hong Kong.

A partir de un voluminoso libro de gran éxito, escrito por Michael Lewis, The Big Short. Inside the Doomsday Machine, el director de cine Adam McKay realiza una película cuyos aditivos principales son el sarcasmo, la ironía y la distancia inteligente.

Conocí a Oliver Sacks (como lector; nunca tuve el privilegio de verlo en persona) gracias a… no sé. Quizá leyendo reseñas de su libro más famoso: El hombre que confundió a su mujer con un sombrero. Quizá porque en alguna librería (¿El parnaso? ¿Gandhi?) su portada, que lucía una conocida pintura de Magritte, llamó mi atención. El caso es que se hablaba mucho del libro en los años posteriores a su publicación, en 1985.

Una de las piedras angulares del método científico, responsable en gran parte de su poder explicativo y predictivo, es el pensamiento crítico.

Con esto de los populismos puede ocurrir lo que pasa con cualquier moda: que pasa. Ambos, la moda y el populismo, son juveniles y ella, según dice Jean Cocteau, muere joven. Sin embargo, hay las recaídas, las famosas retombées, las nostalgias o, por decirlo con vocablo en boga, lo vintage.

Ambientada tras El Retorno del Jedi, esta novela del universo expandido de Star Wars llega a las librerías en el momento oportuno en el que las carteleras cinematográficas celebran el estreno de Star Wars: El Despertar de la Fuerza.

Phyllis Dietrichson es una rubia impostada que usa cadenitas en los tobillos. Y eso en plena década de los cuarenta. Una mujer así tiene por fuerza que engatusar a un tipo anodino, agente de seguros por más señas, que tiene escasos horizontes en su vida salvo evitar que alguien abuse de la compañía en la que trabaja.

Los avances en el estudio del aprendizaje han posibilitado que reparemos en la inteligencia emocional como una de las capacidades del hombre que ha de ser desarrollada para que funcione adecuadamente. La educación emocional es, por lo tanto, un elemento de innovación educativa por el cual la escuela pretende adaptarse a las necesidades de la sociedad. No es una materia del currículum académico, sino una habilidad transversal que, de no atenderse, genera distorsiones personales, sociales y profesionales en los individuos.

El tiempo pasa volando, y descubro con alarma que ya hace diez años del inesperado regreso del boxeador ficticio más famoso en la película Rocky Balboa.

La protagonista suele ser una chica guapa, pero no espectacular, para que las lectoras/espectadoras se puedan identificar. Una chica más bien normal cuyo amor es disputado por un chico sensible y un mozo sexy. Además, la heroína siempre encabeza una rebelión contra un sistema opresor formado por adultos de la edad de sus padres.

Cualquier película con Matthias Schoenaerts dentro me gusta más. Aunque, como en este caso, tenga un papel episódico pero nada banal desde luego. Un papel que cierra el triángulo perfecto, aunque al final el triángulo era un cuadrado.

Es difícil definir conceptualmente, con la debida objetividad, lo que es una nación. En tiempos resultaba más cómodo hacerlo porque jugaban nociones como raza, religión y lengua, eso que los románticos llamaban la Volkstum, lo propio de un pueblo. Pero hoy no podemos asociar a una nación nada de tales cosas, en especial porque raza y religión no son, para el derecho moderno, categorías atendibles y en cuanto a la lengua, podemos observar que naciones distintas porque son Estados diversos, comparten una misma lengua –las repúblicas hispanoamericanas– o un mismo Estado es trilingüe, como Suiza.