El realismo en pintura y escultura

realismoProgramada desde el 11 de octubre de 2005 hasta el 8 de enero de 2006, la exposición Mimesis. Realismos Modernos 1918-1945, organizada conjuntamente por el Museo Thyssen-Bornemisza y la Fundación Caja Madrid, tiene como propósito mostrar la difusión del realismo en los años que se extienden entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

El periodo de entreguerras fue crucial para la consolidación del Movimiento Moderno. En ese tiempo, el realismo se manifestó con fuerza en pintura y en escultura, en cine y en literatura, constituyéndose en una de las tendencias principales de la modernidad.

Sin embargo, en contraste con otras corrientes como el surrealismo o la abstracción geométrica, que se produjeron de forma unitaria y organizada, el realismo fue una corriente plural que adoptaba caracteres diversos en función de los diferentes contextos geográficos, sociales y artísticos en los que se desarrollaba. El cometido de la exposición consiste en mostrar las características estéticas y artísticas comunes que hacen del realismo una corriente o estilo diferenciado.

En atención a la diversidad de los realismos modernos, la mayor parte de los estudios de que han sido objeto se estructuran como una yuxtaposición de panoramas nacionales. Así se hizo por ejemplo en Les Réalismes, una exposición pionera de Jean Clair, organizada por el Centre Georges Pompidou en 1983, que ha sido una referencia constante en el tratamiento del tema. En esta ocasión se ha abandonado el enfoque descriptivo para sustituirlo por otro más analítico, tratando de buscar un substrato común en la obra de artistas tan diferentes como André Derain, Otto Dix, Edward Hopper, José Gutiérrez Solana, Joan Miró, De Chirico, Balthus ó Julio González, entre otros.

Este análisis pone de manifiesto cómo la pintura realista aportó innovaciones fundamentales para la evolución de la creación contemporánea, evolucionando desde las vanguardias y los distintos “ismos” de principios de siglo XX, hasta desarrollar una nueva manera de representar la realidad, a través de nuevas composiciones –inspiradas en la arquitectura, la fotografía o el cine-, nuevas experimentaciones en cuanto a materiales y soportes, nuevos protagonistas, nuevas temáticas, nuevos géneros e incluso una nueva relación con el público al que se dirige. Pese a su voluntad “mimética”, de imitación de la realidad, las obras de arte generadas en este periodo de transformación social y cultural están cargadas de lecturas, herencias, alusiones y significados, que deben ser interpretados.

El catálogo cuenta con textos de Valeriano Bozal y Tomàs Llorens, en los que se incluyen referencias imprescindibles para contextualizar el realismo moderno, mencionando ediciones como La Náusea de Sartre, Mimesis de Auerbach o el Ulises de Joyce, además de obras de Baudelaire, Emile Verhaeren, Max Weber o John Crow Ransom. En cuanto a las influencias pictóricas, resulta evidente la importancia en la inspiración realista de autores tan diversos como Piero della Francesca, Holbein, Rafael, la escuela de Delft, Degas, Renoir, Cézanne... e incluso de los grandes maestros españoles como Ribera, Velázquez o Goya, entre otros.

“Las hipótesis en las que se basa esta exposición –escribe Tomàs Llorens– podrán ser más o menos convincentes, pero tienen, creo, un cierto grado de novedad. En términos generales son complementarias de las de Forma El ideal clásico en el arte moderno, organizada por el Museo Thyssen-Bornemisza en 2001. Ambas exposiciones cubren básicamente el período de entreguerras del siglo XX, aunque la tendencia descrita en Forma comienza en la primera década del siglo y se apoya en importantes precedentes del siglo XIX”.

“El término mimesis –añade Llorens– que figura en el título de la presente exposición pretende señalar lo que constituye la clave de su hipótesis central. Lo hace doblemente, por referencia a la poética aristotélica en la que la noción de “copia de la realidad” juega un papel central y, en un segundo nivel, por referencia a Mimesis de Erich Auerbach, un libro que ha jugado un papel seminal para esta exposición”.

“Lo moderno del realismo moderno –concluye– no es su intención de representar la realidad, sino el hecho de que, para conectar con la realidad de su tiempo, necesita, como mostró Auerbach en el campo de la literatura, desarrollar unos modos específicos de representación. Es en esos modos, los que vemos por ejemplo en las narraciones de Hemingway o en los cuadros de Beckmann, donde en último término reside la modernidad de su realismo.”

La exposición se divide en seis ámbitos temáticos, de acuerdo con los conceptos de los géneros tradicionales de la pintura; esta organización permite apreciar la continuidad histórica implícita en la noción de realismo. La secuencia de las salas ofrece una imagen dinámica del realismo moderno como un proceso histórico, que se inicia a comienzos de los años 1920 estrechamente vinculado con el formalismo post-cezanniano y concluye en el umbral de la Segunda Guerra Mundial, volcado en un intenso testimonio de las realidades sociales de su tiempo.

 

  • David Chase contra la televisión convencional
    Escrito por
    David Chase contra la televisión convencional David Chase, el creador de Los Soprano, dijo en una ocasión que a la narrativa convencional televisiva le falta silencio, escenas que no estén justificadas por la relación causa-efecto y tiempos muertos: “En la televisión…
 

BBC, PBS, KCET

  • Spock, Beakman y la ciencia
    Spock, Beakman y la ciencia El 27 de febrero de 2015 murió Leonard Nimoy, actor querido por nerds y fans de la ciencia ficción de varias generaciones (desde la anterior a la mía hasta las actuales) por su inolvidable y definitiva interpretación de Mr.…
  • Jardines botánicos, más que el Edén
    Jardines botánicos, más que el Edén Los jardines botánicos son lugares que tienen muchas funciones, no sólo estéticas, sino también para la conservación de la biodiversidad. El primer jardín botánico considerado moderno fue establecido en Italia en el siglo XVI. De…

Loren Kerns, CC

  • Ensayar
    Escrito por
    Ensayar En su inteligente, aguda y divertida miscelánea Metáfora y memoria. Ensayos reunidos (traducción de Ernesto Montequin, Mardulce s/l, 2016) define Cynthia Ozick el ensayo como un “cuerpo tibio”, equidistante de la fría ciencia y de…
  • Tatuaje
    Escrito por
    Tatuaje Durante el verano, la vestimenta ligera y sumaria permite ver con más facilidad el cuerpo de los semejantes. Sin pasar de impresión, puedo decir que mi mayor curiosidad se ha dirigido a los tatuajes, tal…

Cartelera

Cine clásico

  • "Jodorowsky's Dune": la historia de un gran sueño
    Escrito por
    "Jodorowsky's Dune": la historia de un gran sueño En el soberbio documental Corazones en Tinieblas (1991), de Fax Bahr, George Hickenlooper y Eleanor Coppola, se nos mostraban los entresijos del pesadillesco rodaje de Apocalypse Now, considerado sin discusión como uno de los clásicos del…
  • El miedo y el valor
    Escrito por
    El miedo y el valor Si alguien te hace huir estás perdido para siempre. Aunque nadie lo sepa, aunque pasado el tiempo nadie lo recuerde, aunque estés entre gentes desconocidas, tú lo sabrás y ese pensamiento no te va a…

bannernewsletter1

  • ¿Tiene usted el cuerpo de moda?
    Escrito por
    ¿Tiene usted el cuerpo de moda? Dedicado a Caty León, que quiere escribir sobre moda Un fenómeno característico del siglo XX es el creciente culto al cuerpo, fenómeno todavía en curso, que se vincula con la identificación progresiva del sujeto con…

LWYang, CC

  • Mujer inhabitada
    Escrito por
    Mujer inhabitada Puede uno leer un libro mil veces sin entender nada. Pueden miles de personas leer un libro sin extraer su verdadero sentido. Pueden realizarse decenas de películas sobre un libro sin que nada de su…

Michael Miller, CC

  • El serio y cachondo Jean Françaix
    Escrito por
    El serio y cachondo Jean Françaix Pongámonos graves: Jean Françaix (léase, no más: Francés) vivió entre 1912 y 1997, o sea que le tocaron –léase en ambos sentido: tocar a la persona y tocar su música y la de sus colegas–,…

"Mammoths: Ice Age Giants", Museo de Historia Natural, Londres

  • Alacranes y el canto de las dunas
    Escrito por
    Alacranes y el canto de las dunas Hay una pintura extraordinaria que se exhibe en la sala “Orientalismo” del Museo d’Orsay de París llamada El país de la sed, de Eugène Fromentin (1820–1876). Parece una trágica ventana al desierto, seco, silente, inhóspito…