Paul Cézanne: biografía y características de su obra

cezanneEn el entorno de Pissarro, Gauguin conoció a Paul Cézanne (Aix-en-Provence, 1839 -1906), cuyas innovaciones (simplificación geométrica de planos y volúmenes, composición tectónica, reducción de la profundidad espacial, pincelada constructiva) dejarían profundas huellas en su obra; en él admiraba ante todo el hallazgo de un método para superar el impresionismo.

Según puede comprobarse en la exposición Gauguin y los orígenes del simbolismo, a obra de Gauguin en Martinica constituye un punto de inflexión en la forja de su nuevo estilo pictórico. Figuras y paisaje se integran, el arabesco lineal de los caminos y de las ramas de los árboles, con sus curvas sinuosas, delatan un proceso más profundo de feminización y erotización del paisaje.

Si la impronta de Pissarro y luego de Cézanne condiciona la evolución del paisaje de Gauguin, en su recreación de la figura humana será determinante el ejemplo de Degas, el pintor que no teme desobedecer a la naturaleza y someter la anatomía a todas las distorsiones necesarias. De él asimila la concepción de la figura en movimiento y sus recursos para crear un espacio pictórico complejo y, sobre, todo el motivo de la danza como modelo de composición rítmica.

Las grandes composiciones de figuras de Gauguin hasta 1888 se refieren a dos temas típicamente degasianos: el baño y la danza.

Paul Cézanne, uno de los pintores más significativos de la segunda mitad del siglo XIX, es generalmente considerado como "el padre del arte moderno". Comenzó estudiando derecho en Aix, pero en 1861 se fue a París para hacerse pintor. En la capital francesa estudió en la Académie Suisse, realizó numerosas copias en el Louvre y se hizo amigo de Camille Pissarro, con quien comenzó a pintar al aire libre. Expuso con los impresionistas en la primera exposición celebrada en el estudio de Nadar, en 1874, y en la tercera de las muestras del grupo en 1877. A partir de 1878, año en que se trasladó a vivir con Hortense, su compañera, a L'Estaque, cerca de Marsella, comenzó a alejarse de la estética impresionista y a desarrollar un estilo personal. Durante toda su vida combinó su lugar de residencia entre París y el sur de Francia, hasta que en 1900 se recluyó definitivamente en Aix-en-Provence, su ciudad natal.

Cézanne consideraba inseparables forma y color. Su lenguaje pictórico se caracteriza por la utilización de áreas de color planas, aplicadas con pinceladas geométricas, que van configurando la superficie del cuadro. Sus paisajes, bodegones y retratos rompen con la concepción tradicional de profundidad, definida por planos sucesivos, e intentan captar pictóricamente la estructura interior de las cosas.

Cézanne fue casi toda su vida un pintor incomprendido, incluso fracasado, como lo había sido Claude Lantier, el protagonista de la novela de Émile Zola, L'Oeuvre, en quien Cézanne se reconoció, provocando el distanciamiento con su amigo de la infancia. Sólo en los años finales de su vida, comenzó a ser valorado y a influir en los jóvenes fauvistas y en los futuros cubistas. Su exposición póstuma, celebrada en París en 1907, fue toda una revelación y desencadenó el comienzo del cubismo.

En el catálogo de la exposición, Richard Shiff escribe lo siguiente: “Si admitimos la palabra utilizada por Cézanne –primitif–, el pintor descubrió el camino que conducía a un arte nuevo pero no logró dominarlo. Siguió siendo el ‘primitivo’, el que inaugura un método sin llegar a perfeccionarlo o a percatarse de lo que supone. ‘Alcanzaré la meta que tanto he anhelado y perseguido?’, se preguntaba en septiembre de 1906, tan sólo un mes antes de morir. ‘Sigo trabajando del natural, como siempre, y creo que estoy haciendo algún progreso lento. Cézanne seguía sin fiarse de sus resultados, por lo que dejó muchos de sus lienzos inacabados. En este sentido, su progreso era tan ‘lento’ como él mismo afirmaba. Tal vez su planteamiento de ‘trabajar del natural’ le impedía avanzar por el camino que él ya había despejado. Como dudaba de sus innovaciones pero nunca ponía en tela de juicio su definición de la pintura –‘el estudio específico de la naturaleza’– es posible que Cézanne malentendiera el significado del arte que fue surgiendo durante sus años de producción. Desde el punto de vista de Gauguin, la pintura de Cézanne representaba el sentir humano y no la naturaleza".

Y añade "Esto es lo que en 1905 vino a decir Paul Sérusier, cuando respondió a un cuestionario no sólo sobre Cézanne sino también sobre Gauguin, que había muerto en 1903. (…) Su comentario ofrecía una historia condensada del Simbolismo en el arte moderno. En primer lugar, la pintura de Pissarro había puesto de manifiesto el valor expresivo de las pinceladas aisladas. Más tarde, Cézanne había liberado la pincelada de su misión descriptiva, potenciando dicho valor. Pero como Cézanne había hecho esto inconscientemente, le correspondió a Gauguin la tarea de anunciar ese descubrimiento: la pincelada del pintor moderno estaba liberada de toda función naturalista, igual que la pincelada del artista primitivo, que era ‘primitiva’ por el simple hecho de que nunca tuvo preocupación alguna por la analogía. Al dejar de estar al servicio de la naturaleza –más bien todo lo contrario, al ser servida por la naturaleza –la pintura moderna había establecido un vínculo directo con la imaginación y las emociones asociadas con ella.”

Paisaje y arabesco. De Cézanne a Martinica (obras expuestas)

Camille Pissarro

Paisaje con grandes árboles (Primavera), 1878

(Paysage avec de grands arbres (Printemps))

Óleo sobre lienzo. 73 x 54 cm

Ny Carlsberg Glyptotek, Copenhague

Paul Gauguin

Los sauces (Les saules), 1885

Óleo sobre lienzo. 89,5 x 48 cm

Colección privada. En préstamo en el Musée départemental Maurice Denis “Le Prieuré”, Saint-Germain-en- Laye

Paul Gauguin

Un huerto bajo la iglesia de Bihorel, 1884

(Un verger au-dessous de l´église de Bihorel)

Óleo sobre lienzo. 65,5 x 46 cm

Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

en depósito en el Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

Paul Gauguin

Hoguera junto a una ría (Le feu au bord de l’eau), 1886

Óleo sobre lienzo. 60 x 38 cm

Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

en depósito en el Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

Paul Cézanne

Árboles y tejados (Arbres et Toits), 1882-1883

Lápiz sobre papel. 32,6 x 34,5 cm

Museum Boijmans Van Beuningen, Rotterdam

Paul Cézanne

Vista de L’Estaque(Vue de l’Estaque), 1883-1885

Óleo sobre lienzo. 71 x 57,7 cm

Colección privada, en depósito en el Fitzwilliam Museum, Cambridge

Paul Gauguin

Vacas en el abrevadero (Vaches à l’abreuvoir), 1885

Óleo sobre lienzo. 81 x 65 cm

Civica Galleria d’Arte Moderna, Raccolta Grassi, Milán

Paul Gauguin

La ensenada de Saint-Pierre desde el Anse Turin, 1887

(La rade de Saint-Pierre vue de l’Anse Turin)

Óleo sobre lienzo. 54 x 90 cm

Ny Carlsberg Glyptotek, Copenhague

Paul Gauguin

Río bajo los árboles, Martinica, 1887

(Cours d’eau sous les arbres, Martinique)

Óleo sobre lienzo. 90 x 116 cm

Bayerische Staatgemäldesammlungen,

Neue Pinakotek, Múnich

Paul Gauguin

Idas y venidas, Martinica (Allées et Venues. Martinique), 1887

Óleo sobre lienzo. 72,5 x 92 cm

Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

en depósito en el Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

Paul Gauguin

Pastor y pastora en el prado (Berger et bergère dans le pré), 1888

Óleo sobre lienzo. 92 x 73 cm

Musées royaux des Beaux-Arts de Belgique, Bruselas

Paul Gauguin

Perros corriendo en el prado (Course de chiens dans la prairie), 1888

Óleo sobre lienzo. 92 x 72,5 cm

Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

en depósito en el Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

Ficha de la exposición

Título: Gauguin y los orígenes del Simbolismo

Organizadores: Museo Thyssen-Bornemisza y Fundación Caja Madrid

Comisario: Guillermo Solana

Comisaria técnica: Paloma Alarcó

Número de obras: 186 obras

Lugar y fechas: Sala de exposiciones temporales del Museo Thyssen-Bornemisza y Sala de exposiciones de la Fundación Caja Madrid (Pza. San Martín, 1) Del 28 de Septiembre 2004 al 9 de Enero 2005

Catálogo: Textos de Guillermo Solana, Richard Shiff, Guy Cogeval y María Dolores Jiménez Blanco. Precio: Edición rústica – 35 €; Edición tela – 49 €

Guía didáctica: Guía breve, introducción a la biografia de Gauguin y a los aspectos de su obra que se presentan en la exposición. Dirigido al público general y especialmente al público escolar y profesorado, incluye una serie propuestas didácticas. Precio: 1€

Actividades:

Museo Thyssen-Bornemisza: De lunes a domingo de 10 a 19h. La taquilla cierra a las 18:30h.

Exposición temporal: 6 € (Reducida: 4 € para estudiantes y mayores de 65 años).

Exposición temporal + Colección permanente: 10 € (Reducida: 6 € para estudiantes y mayores de 65 años previa acreditación).

Fundación Caja Madrid: De lunes a domingo de 10 a 20h. Entrada libre.

Copyright del texto y las imágenes © Museo Thyssen-Bornemisza y Fundación Caja Madrid. Cortesía del Departamento de Prensa del Museo Thyssen-Bornemisza. Reservados todos los derechos.


logonegrofinal0

Erik Shoemaker, CC

  • Películas incorrectas
    Escrito por
    Películas incorrectas Hace unos años, acudí a la proyección en la Filmoteca de unas cuantas películas mudas del Archivo de la Filmoteca de Viena. Muy interesantes. Nikolaus Wostry, conservador del Filmarchiv Austria, nos contó (con la traducción…
  • Lo inventaron ellas
    Escrito por
    Lo inventaron ellas En el escenario donde se representa la historia de la ciencia, poco espacio queda reservado para las mujeres. Las dificultades para acceder a la educación, los límites que coartaban sus derechos y el…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • ¿Leer la mente?
    ¿Leer la mente? ¿Puede una computadora entender el significado de una palabra? A muchos todavía les parece absurda, si no insultante, la simple sugerencia de que una máquina pudiera entender algo, en el sentido en que lo hace un…
  • Cajal y su visión de la mujer
    Escrito por
    Cajal y su visión de la mujer Si hay un científico fácilmente reconocible por el común mortal español ése es Santiago Ramón y Cajal. Premio Nobel de Medicina en 1906 por sus investigaciones sobre los mecanismos que gobiernan la morfología y los…

Cartelera

Cine clásico

  • Dee Wallace, la mamá invencible
    Escrito por
    Dee Wallace, la mamá invencible Los que tuvimos la suerte de criarnos en la década de los 80 recordamos con candor a esta rubia actriz de Kansas, especializada en cine fantástico, casi siempre barato, que la convirtieron en una de…

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

  • Isaac Asimov y la ética de los robots
    Escrito por
    Isaac Asimov y la ética de los robots Manual de Robótica, primera edición, año 2058. Leemos en sus páginas las tres leyes robóticas. "1. Un robot no debe dañar a un ser humano o, por su inacción, dejar que un ser humano sufra daño.…

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Lou Marini: el saxo y las estrellas
    Escrito por
    Lou Marini: el saxo y las estrellas Starmaker (BluJazz, 2012) es el tercer álbum en solitario del saxofonista de Ohio Lou Marini después de Lou's Blues (2004) y Highly Classified (2010). Se trata de un maravilloso disco que comienza con el tema que…
  • Las dos almas de Humperdinck
    Escrito por
    Las dos almas de Humperdinck De Engelbert Humperdinck suele recordarse una sola obra, su cuento musical Hansel y Gretel, así como su colaboración con Wagner en la instrumentación de Parsifal. Desde luego, no se puede hablar de coautoría, ya que…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

  • El órix blanco que viajó a Texas
    Escrito por
    El órix blanco que viajó a Texas Como un eco de los orígenes míticos del unicornio, el órix de cuernos de cimitarra u órix blanco (Oryx dammah) puede ser visto desde la distancia como esa criatura legendaria que durante varios siglos fascinó…

bannernewsletter1