"Ciudad dorada" ("Fat City", 1972)

Ciudad dorada. Fat CityJohn Huston piensa en Jeff Bridges para protagonizar Ciudad dorada (1972). Intimidado por todo lo que el director supone, Jeff vuela hasta Madrid para encontrarse con el realizador.

Tiene tan mala suerte que en la capital sufre una intoxicación alimentaria, un preludio que hace las delicias del tremendo irlandés, divertido por el temor que inspira a su joven actor.

El propio Bridges lo reconoce cuando señala: "Huston era muy consciente de la impresión que a mí me causaba estar trabajando tan pronto con uno de los maestros del cine".

El guión viene firmado por Leonard Gardner, basado en su novela homónima, y el reparto está compuesto por actores especializados en personajes extremos. Sirva como ejemplo Susan Tyrrell, de físico imposible, actriz en Andy Warhol's bad (1976) o Los señores del acero (1985).

Aunque Huston es un director de la vieja escuela, los preparativos del rodaje reflejan el revuelo generacional de eso que dio en llamarse Nuevo Hollywood.

"Cuando Scorsese se instaló en Los Ángeles –cuenta Peter Biskind–, Brian de Palma le presentó a la actriz Jennifer Salt, que rondaba por allí en busca de trabajo y un lugar donde vivir. Un día, Jennifer hizo una prueba para John Huston, que estaba dirigiendo Fat City. Todas las actrices llevaban el mismo vestido, y cuando Jennifer se lo puso por la cabeza, el vestido tenía las axilas todavía húmedas de la transpiración de la aspirante que lo había usado antes que ella, a saber, Margot Kidder. «Estaba todo pegajoso», recuerda Salt. Además, cada una de las actrices ya había oído hablar de la otra. Kidder, que también buscaba trabajo, se alojaba en el Sunset Marquis. Ella y Salt decidieron compartir piso. Donald Sutherland, a quien Kidder conocía de Canadá, las convenció para que alquilaran una casa en Nicholas Beach por cuatrocientos dólares al mes" (Moteros tranquilos, toros salvajes, Anagrama, 2004).

Bridges respeta profundamente la autoridad de Huston: "En Ciudad dorada yo era muy joven. En presencia de Huston me sentía anonadado y él no hizo nada por sacarme de ese estado. Era un hombre misterioso para mí y por entonces no le entendía realmente".

Tras participar en esa filmación donde pudo comprobar el poderío físico e interpretativo de Stacy Keach, Bridges comprendió que muchas puertas empezaban a abrirse a su paso.

En 1972, Robert Benton le reclama para interpretar a Jake Rumsey, uno de los jóvenes nómadas protagonistas de Bad Company.

La experiencia con este cineasta resulta enriquecedora para Bridges, pues no en vano Benton es uno de los guionistas con mejor reputación de Hollywood, con títulos tan celebrados como ¿Qué me pasa doctor? (1972), de Peter Bogdanovich.

Más de una década después, ambos se reencontrarán en el rodaje de Nadine, si bien en este último caso hubo una menor fortuna artística.

A partir de este momento, los guiones se acumulan en el buzón de Bridges. Al poco de salir del rodaje de la cinta de Benton, Richard C. Sarafian le reclama para interpretar un papel en Lolly Madonna XXX (1973).

Rodada en Tennessee, esta cinta de ambiente campero es una buena oportunidad para renovar el interés del actor por la música, al punto que, junto a otros miembros del equipo, funda "The Tennessee White Trash Outlaw Band", una banda de country que graba alguna maqueta.

Sin embargo, este film supone también el encuentro de Bridges con métodos de interpretación muy distintos a los suyos.

Rod Steiger, que interpreta el papel de Laban Feather, le cruza un solemne bofetón en la cara a mitad de una escena con la sola explicación de que así Bridges actuará de manera más adecuada. No hace falta decir que esta improvisación para nada agrada al actor, que procura a partir de ese momento alejarse lo más posible de su violento compañero de reparto.

"Hasta que hice unas diez películas –confiesa– no estuve del todo seguro de que quería seguir esta profesión. Hasta entonces pensaba que podía ser músico o pintor, porque cada vez que terminaba un rodaje estaba tan exhausto que pensaba que no lo haría más".

Dirigido por Lamont Johnson, Bridges interpreta el personaje central del largometraje The American hero, junto a Ed Lauter y Ned Beatty, tras lo cual John Frankenheimer le llama para protagonizar una nueva película, The iceman cometh (1973).

El actor está cansado y se disculpa por rechazar el ofrecimiento. Pero la única verdad es que, como ocurrió con Huston, está impresionado con el reparto, integrado por actores venerables, como Fredric March, Robert Ryan, y Lee Marvin.

"Lamont Johnson –cuenta Bridges– me llamó y me recriminó mi actitud: ¿Cómo te atreves a lIamarte actor? Esos actores son maestros en su oficio y tú desaprovechas la oportunidad de trabajar con ellos!".

Tras la bronca, el actor comprende que su vocación le conduce al núcleo duro de Hollywood.

Producción: Columbia / Rastar.

Director: John Huston.

Intérpretes: Stacy Keach, Susan Tyrrell, Jeff Bridges, Nicholas Colasanto y Candy Clark.

Sinopsis

Un ex-boxeador sueña con reconquistar la cima deportiva que le llevó a la fama sin reparar en su condición de vagabundo, de juguete roto que busca el respeto perdido en las calles de una pequeña ciudad de California.


ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

Cine clásico

  • Tres trilogías para una década
    Escrito por
    Tres trilogías para una década “Cuando veo tres objetivos, tres capitanes, tres naves, no se debe a la coincidencia. Es la providencia”. Estas líneas de diálogo recitadas por el siempre ceremonioso Morfeo en Matrix Reloaded sirven, en cierto modo, para…
  • La colina de los tigres dientes de sable
    Escrito por
    La colina de los tigres dientes de sable Los yacimientos paleontológicos del Cerro de los Batallones son ante todo singulares, no hay otro conjunto similar en ninguna otra parte del mundo. Lo que hace único a Batallones es una conjunción de características (geológicas…
  • ¡Corre homo, corre!
    Escrito por
    ¡Corre homo, corre! Los seres humanos no estamos hechos para correr rápido, pero sí para correr distancias largas. He aquí la evidencia anatómica y fisiológica de que estamos mejor adaptados para la carrera de resistencia que muchos otros…
  • Delfines eléctricos
    Delfines eléctricos La evolución produce adaptación. Es por ello por lo que muchas de las características de los seres vivos parecen haber sido diseñadas por una inteligencia superior. Pero en realidad son producto de un proceso ciego de…

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC