"Kundun" (Martin Scorsese, 1997)

Kundun

A mediados de los noventa y pese a las suspicacias de un sector de la crítica, el director Martin Scorsese lleva a la pantalla la verdadera historia de una de las figuras más emblemáticas de nuestra era, el décimo cuarto Dalai Lama.

Narrada a través de los ojos del protagonista, Kundun recorre sus primeros años: desde su infancia, gravemente alterada por la invasión china, hasta su viaje al exilio, que coincide con su llamada de atención del mundo occidental sobre la situación del Tíbet y el sufrimiento de su pueblo.

Para crear un film tan especial, la guionista Melissa Mathison, la directora de reparto Ellen Lewis y Scorsese buscaron tibetanos exiliados por todo el mundo.

Ninguno de los que aparecen en el film son actores profesionales. En su lugar, actúan auténticos tibetanos, cuyas vidas reflejan la herencia de su hogar y la inspiración de su líder espiritual.

Todo el reparto compartió una atracción emocional a la historia y para ellos fue un honor el hecho de ser elegidos para formar el elenco de Kundun, Conmovido por su entrega, Martin Scorsese comenta que “este pueblo tiene una pasión increíble por compartir su historia con el resto del mundo”.

kundun-2

Las caras de Kundun

Durante las últimas décadas, Martin Scorsese nos ha brindado algunas de las historias e imágenes más inolvidables de la historia del cine.

Desde el realismo de Taxi Driver hasta la brutalidad de Toro salvaje, pasando por la evocación literaria de La edad de la inocencia o el revisionismo cristiano de La última tentación de Cristo y culminando en una serie de largometrajes que son únicos en su descripción del crimen moderno: Malas calles, Uno de los nuestros y Casino.

Por eso mismo, Scorsese se ha ganado un lugar privilegiado entre los mejores cineastas de nuestro tiempo. En la cinta que nos ocupa, presenta Kundun, la historia de un niño normal y corriente que se convirtió en un influyente líder espiritual para millones de personas.

Para lograr sus intenciones de mezclar los pasajes más íntimos con el gran espectáculo de sus localizaciones, Scorsese reunió a un grupo de intérpretes únicos. Durante cuatro meses, estos improvisados actores tibetanos dejaron sus hogares, negocios, monasterios o estudios para colaborar con el cineasta.

Marruecos fue el escenario elegido para recrear el Tibet, y en este sentido, la película destaca particularmente por su excelente dirección artística.

La directora de reparto Ellen Lewis, viajó alrededor del mundo para localizar a aquellas personas que formarían parte de Kundun.

Mientras ella, junto a la productora Barbara De Fina, la guionista Melissa Mathison y Scorsese comenzaban a seleccionar a las personas que intervendrían en el film –centrándose en sus características fícias, en su dominio del inglés y en sus habilidades para adecuarse a cada papel–, un fenómeno único acontenció: la mayoría de ellos estaban directa o indirectamente relacionados con los personajes que iban a interpretar y algunos tenían relaciones familiares con el Dalai Lama.

De este modo, todos ellos compartieron un lazo emocional con el film.

Tal y como recuerda Martin Scorsese, “esta gente tenían ganas enormes de compartir su historia con el resto del mundo”.

Melissa Mathison, que escribió el guión de Kundun durante los últimos siete años y que lo fue reescribiendo en catorce ocasiones, comenta al respecto que “era imposible encontrar actores que pudieran interpretar a estos personajes de la forma en que nuestros “actores” lo hicieron. La emoción interior que desplegaron fue sorprendente. Es su historia. Y la quieren contar. Siempre tienen un instante de sus vidas que es muy especial para ellos y que desean compartir. Cada persona que interviene en el film ha jugado una parte primordial en la reciente historia del Tíbet. No hay nadie en la película que no haya podido emocionarse con la misma, en cualquier forma o modo”.

Sinopsis

Con la inocencia habitual de un niño de su edad, nuestro personaje, de dos años, juega con diversos objetos que pueblan su mesa. Para él, no son más que una simple diversión.

Para los monjes que le rodean, mirar y adorar a este niño, es iun proceso profundo de divinidad.

A través de este juego en apariencia inocente, el niño se revela a sí mismo como la reencarnación del Dalai Lama, y es situado en un lugar desde el que podrá transformar a su país, inspirar a sus seguidores y mostrar al mundo la odisea de su pueblo en un momento tan dramático de su larga y documentada historia.

En 1937, este niño, nacido en el seno de una familia rural en el Tíbet, fue reconocido como la catorceava reencarnación del Buda de la Compasión.

Ultimo de la dinastía de los Dalai Lama, este joven sería educado por los mejores maestros de su país y su posición de líder de su pueblo llegaría en un momento crucial para la política y la espiritualidad de su nación.

Cuando Mao Zedong, al mando del ejército comunista chino, inició la invasión a su hogar, en 1950, el Dalai Lama no contó con el apoyo de ningún otro país y rechazó sacrificar el principio budista de la no–violencia prefiriendo una larga y penosa resistencia.

Tenzin Yeshi Paichang

Es el Dalai Lama a los dos años. Tenzin, de dos años de edad, demostró ser un auténtico descubrimiento.

Tuvo que brindar una interpretación doble: por un lado, ser un niño juguetón y travieso, y por otro tuvo que capturar la experiencia de alguien designado a tan temprana edad a convertirse en el nuevo Dalai Lama.

Tulku Jamyang Kunga

Es el Dalai Lama a los cinco años. Kunga, cuyo nombre significa “el que reparte alegría”, nació en la India, donde tuvo ocasión de aprender tibetano, hindú e inglés.

Gyurme Tethong

Es el Dalai Lama a los doce años. Nacido en Njeva York, Tethong vivió en la India mientras su padre trabajaba para el gobierno tibetano.

Tenzin Thuthob Tsarong

Es el Dalai Lama adulto. De origen hindú, Tsarong tuvo la oportunidad de conocer al Dalai Lama gracias a su participación en el film

Copyright de texto e imágenes © Lauren Films. Reservados todos los derechos.

ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

Cine clásico

  • "Pulp Fiction" (Quentin Tarantino, 1994)
    Escrito por
    "Pulp Fiction" (Quentin Tarantino, 1994) El fenómeno se llamó Pulp Fiction, e impactó en los cines en 1994. "Quedamos boquiabiertos –dice el realizador Kevin Smith–, convencidos de que habíamos visto algo genial. Pulp Fiction era genial sin ningún esfuerzo, una película que había…

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC