"Terremoto" ("Earthquake", Mark Robson, 1974)

Terremoto

Las palabras superproducción y catástrofe estuvieron unidas a lo largo de la década de los setenta. Aventura y escombros. De eso se ocupó este subgénero que nos brindó muchas películas espantosas y también algunas tan defendibles como Terremoto.

"El terremoto de San Francisco, ocurrido el 18 de abril de 1906, inspiró varias obras literarias y también una película, San Francisco (1936), de W. S. van Dyke.

En la fecha en que ocurrió el seísmo, la ciudad estadounidense albergaba a alrededor de cuatrocientos mil habitantes, de los cuales perecieron en torno a setecientos. Pese a la cifra relativamente baja de víctimas, los temores inspirados por el terremoto marcaron el imaginario colectivo de los californianos, habitantes de una región surcada por una serie de fallas que vienen a definir sus líneas de fractura.

Al recuerdo de este seísmo se añadieron a comienzos de la década de los setenta otras dos catástrofes: el terremoto de Perú (1970), que produjo setenta mil muertos, y el de Managua (1972), en Nicaragua, donde perecieron doce mil personas.

Lógicamente, el cine de catástrofes no podía desatender un fenómeno tan pavoroso, y fue la productora Universal la encargada de llevar a término una película definitiva sobre el tema.

Terremoto-Heston

Terremoto, dirigida por Mark Robson en 1974, poseía las dos características habituales en el cine de catástrofes: la presencia de un reparto de estrellas en el que se alternaban figuras de actualidad con intérpretes veteranos, y el uso de trucajes visuales de primer nivel.

De hecho, el filme obtuvo dos Oscars, uno por los efectos especiales y otro por el sonido, un factor definitivo a la hora de crear la terrorífica ambientación del filme.

Para mejorar los efectos sonoros, la Universal lanzó el sistema Sensorround –¿os acordáis?–, usado durante diez minutos de la secuencia del terremoto y consistente en un tono bajo y vibrante, capaz de hacer temblar tenuemente el patio de butacas.

Un desastre de primera categoría

La tragedia de Terremoto se ambientaba en Los Angeles, una ciudad que, como San Francisco, aguarda el llamado Big One, el seísmo definitivo que resquebraje toda la zona.

Para simular el desastre, el equipo de trucajes fotográficos coordinado por Albert Whitlock construyó todo tipo de maquetas y diseñó numerosos efectos de ocultación.

El más logrado de estos trucajes fue el conseguido en un puente colgante que, por efecto de los violentos temblores, causaba el pánico entre los automovilistas que lo cruzaban.

El grupo de técnicos de efectos especiales estaba formado, entre otros, por Frank Brendel, Ross Hoffman y Mike Reedy. Su labor se vio complementada por la excelente ambientación diseñada por el director de producción Alexander Golitzen y el decorador Frank R. McKelvy" (Cita tomada de Guzmán Urrero Peña, Enciclopedia Universal, Micronet, 1999).

Los veteranos de los cines de barrio –grandes y chicos– descubrimos con el Sensorround una forma nueva de apreciar una película. Desde entonces, ay, el tiempo ha pasado, y fórmulas como el THX ha convertido esas emociones en pura nostalgia.

Copyright de las imágenes © Universal Pictures. Reservados todos los derechos.

  • "Poema a Fumetti", de Dino Buzzati
    Escrito por
    "Poema a Fumetti", de Dino Buzzati En la estación Termini de Roma compré un libro de Dino Buzzati. Buzzati es famoso sobre todo por su libro El desierto de los tártaros, que Borges elogió e incluyó en su colección de obras…
  • La historia de un perdedor
    Escrito por
    La historia de un perdedor "... esas andanzas medió enigmáticas de Cervantes, esas huidas imprevistas, tantas vaguedades, zozobras, cautiverios, vienen a trazar como la síntesis biográfica de un perdedor, de un hombre de azarosos lances, casi de un aventurero que,…
 

BBC, PBS, KCET

  • Minsky y la singularidad
    Minsky y la singularidad El 24 de enero de 2016 por la noche falleció, debido a una hemorragia cerebral, Marvin Minsky: sin duda una de las mentes científico–tecnológicas más brillantes de los últimos 100 años. Es triste la poca atención…

Loren Kerns, CC

  • Ensayar
    Escrito por
    Ensayar En su inteligente, aguda y divertida miscelánea Metáfora y memoria. Ensayos reunidos (traducción de Ernesto Montequin, Mardulce s/l, 2016) define Cynthia Ozick el ensayo como un “cuerpo tibio”, equidistante de la fría ciencia y de…
  • Tatuaje
    Escrito por
    Tatuaje Durante el verano, la vestimenta ligera y sumaria permite ver con más facilidad el cuerpo de los semejantes. Sin pasar de impresión, puedo decir que mi mayor curiosidad se ha dirigido a los tatuajes, tal…

Cartelera

Cine clásico

  • James M. Cain
    Escrito por
    James M. Cain Las historias escritas por este genio de la literatura norteamericana del siglo XX tienen siempre un sello inconfundible y unos tipos humanos coincidentes. Cercanos a una concepción noir por sus actos y por sus circunstancias,…
  • "Kill Bill Vol. 2" (Quentin Tarantino, 2004)
    Escrito por
    "Kill Bill Vol. 2" (Quentin Tarantino, 2004) La mayoría de los spaghetti-westerns siguen el modelo de Por un puñado de dólares (Sergio Leone, 1964), la película que inauguró el subgénero y que es, a su vez, el remake de una de las…

bannernewsletter1

  • Los mundos subterráneos
    Escrito por
    Los mundos subterráneos La gruta, lugar sagrado en la antigüedad clásica, considerado como morada de las divinidades subterráneas e infernales, así como lugar de nacimiento de algunos dioses, accede en la Edad Media al ámbito teatral y al…

LWYang, CC

Michael Miller, CC

  • Giovanni Bottesini, a escena
    Escrito por
    Giovanni Bottesini, a escena Amelia Pinto no fue una soprano portuguesa ni española, como su apellido pudiera hacernos creer. Era de Palermo y, pese a sus orígenes, eligió hacer una carrera sobre todo de cantante wagneriana, con especial hincapié en…

"Mammoths: Ice Age Giants", Museo de Historia Natural, Londres

  • La vida bajo tierra
    Escrito por
    La vida bajo tierra A regañadientes acepté la invitación de mi amigo. De acuerdo, juntos habíamos experimentado toda clase de aventuras. Nuestras correrías iban desde travesuras infantiles ‒aquella vez que iniciamos un incendio en el terreno baldío que había…