"Terremoto" ("Earthquake", Mark Robson, 1974)

Terremoto

Las palabras superproducción y catástrofe estuvieron unidas a lo largo de la década de los setenta. Aventura y escombros. De eso se ocupó este subgénero que nos brindó muchas películas espantosas y también algunas tan defendibles como Terremoto.

"El terremoto de San Francisco, ocurrido el 18 de abril de 1906, inspiró varias obras literarias y también una película, San Francisco (1936), de W. S. van Dyke.

En la fecha en que ocurrió el seísmo, la ciudad estadounidense albergaba a alrededor de cuatrocientos mil habitantes, de los cuales perecieron en torno a setecientos. Pese a la cifra relativamente baja de víctimas, los temores inspirados por el terremoto marcaron el imaginario colectivo de los californianos, habitantes de una región surcada por una serie de fallas que vienen a definir sus líneas de fractura.

Al recuerdo de este seísmo se añadieron a comienzos de la década de los setenta otras dos catástrofes: el terremoto de Perú (1970), que produjo setenta mil muertos, y el de Managua (1972), en Nicaragua, donde perecieron doce mil personas.

Lógicamente, el cine de catástrofes no podía desatender un fenómeno tan pavoroso, y fue la productora Universal la encargada de llevar a término una película definitiva sobre el tema.

Terremoto-Heston

Terremoto, dirigida por Mark Robson en 1974, poseía las dos características habituales en el cine de catástrofes: la presencia de un reparto de estrellas en el que se alternaban figuras de actualidad con intérpretes veteranos, y el uso de trucajes visuales de primer nivel.

De hecho, el filme obtuvo dos Oscars, uno por los efectos especiales y otro por el sonido, un factor definitivo a la hora de crear la terrorífica ambientación del filme.

Para mejorar los efectos sonoros, la Universal lanzó el sistema Sensorround –¿os acordáis?–, usado durante diez minutos de la secuencia del terremoto y consistente en un tono bajo y vibrante, capaz de hacer temblar tenuemente el patio de butacas.

Un desastre de primera categoría

La tragedia de Terremoto se ambientaba en Los Angeles, una ciudad que, como San Francisco, aguarda el llamado Big One, el seísmo definitivo que resquebraje toda la zona.

Para simular el desastre, el equipo de trucajes fotográficos coordinado por Albert Whitlock construyó todo tipo de maquetas y diseñó numerosos efectos de ocultación.

El más logrado de estos trucajes fue el conseguido en un puente colgante que, por efecto de los violentos temblores, causaba el pánico entre los automovilistas que lo cruzaban.

El grupo de técnicos de efectos especiales estaba formado, entre otros, por Frank Brendel, Ross Hoffman y Mike Reedy. Su labor se vio complementada por la excelente ambientación diseñada por el director de producción Alexander Golitzen y el decorador Frank R. McKelvy" (Cita tomada de Guzmán Urrero Peña, Enciclopedia Universal, Micronet, 1999).

Los veteranos de los cines de barrio –grandes y chicos– descubrimos con el Sensorround una forma nueva de apreciar una película. Desde entonces, ay, el tiempo ha pasado, y fórmulas como el THX ha convertido esas emociones en pura nostalgia.

Copyright de las imágenes © Universal Pictures. Reservados todos los derechos.

ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC

  • Red de redes
    Red de redes El hecho de que sea conocida no disminuye el ingenio de la respuesta que J. B. S. Haldane dio a un miembro de la Iglesia de Inglaterra, cuando éste le preguntó: “Según usted, ¿qué característica…
  • Seda de araña
    Seda de araña Desde su origen, hace 350 millones de años, las arañas han empleado la seda en múltiples aspectos de su biología. Esto ha contribuido no sólo a su permanencia sobre la Tierra, sino también a su…