Historia del cómic británico

NewBritishComics2Autores como Alan Moore, Chris Claremont o Neil Gaiman, gracias a su exitosa carrera en la industria norteamericana, han demostrado que la historieta inglesa se renueva brillantemente con cada generación. El cómic británico, por prestigio y antigüedad, merece encabezar cualquier historia del octavo arte en Europa.

Los primeros antecedentes se remontan al último tercio del siglo XVIII Se trata de los dibujos satíricos de The Loves of The Fox and The Badger (1784), de Thomas Rowlandson. “Si en algo la implantación de los comics británicos coincide con el desembarco de los cómics en el continente es en la actitud pública hacia el noveno arte, que derivó desde un interés adulto hacia sus precedentes en las revistas satíricas y de humor, hasta la decisión generalizada, cultural e industrial, de remitir aquel medio de expresión a la infancia, creándose la equivalencia entre comics y literatura gráfica infantil” (Coma, J.: “El lento desembarco en la cultura europea”, de Coma, J., dir.: Historia de los cómics, Toutain, Barcelona, 1983. Tomo II, pág. 243).

Charles H. Ross (y su famoso personaje Ally Sloper, 1867) y la edición de la revista “Funny Folks” (1874) dan paso a los esfuerzos editoriales de Alfred Harmsworth, quien publica en 1890 los semanarios “Comics Cuts” y “Illustrated Chips”, y promueve el primer semanario en color que se imprime en las islas, “Puck” (1904), en cuyas páginas se publican las primeras series de aventuras (Bob the Rover, de Walter Booth).

El polifacético y prolífico Tom Browne comenzará a destacar entre los ilustradores de historietas (especialmente Weary Willie and Tired Tim, 1896–1905), al tiempo que en los primeros años del siglo XX se aprecia la apertura de nuevos mercados en el mundo de la historieta, desarrollando a un tiempo la de adultos y otras para más jóvenes.

Las primeras décadas del siglo XX van a estar dominadas por Tiger Tim and the Bruin Boys (1904), una pandilla de animales, creados todos ellos por Julius Stafford Baker, y dibujados años después, por Herbert S. Foxwell. Estos personajes van a mantenerse hasta los años treinta, cuando la abundancia de semanarios –el más conocido sería “Happy Days”, 1938– consolida una de las mejores épocas del cómic británico. Por estas fechas obtienen renombre Roy Wilson (Pitch and Toss y Basil and Bert), Reg Perrott (Road to Rome, White Cloud y Sons of the Sword) y Dudley D. Watkins (Lord Snooty and his Pals). En todos ellos se advierte la influencia estadounidense.

Otro soporte para la divulgación del cómic local son los periódicos. El “Daily Mail”, del empresario Harmsworth, es el primero en publicar una serie The Adventures of Teddy Trail (1915), de Charles Folkard. De inmediato su ejemplo será imitado por muchas otras cabeceras.

V de Vendetta

The Oojah Sketch (1921) es el primer suplemento de cómics publicado por un periódico. En él aparecen recogidas las historias del elefante Uncle Oojah, creado por la escritora Flo Lancaster e ilustrado por Thomas Maybank. En esta línea, la lista de ejemplos es muy amplia: “Daily Sketch” (con Impression’s Day By Day, 1919; de A.E. Morton), el “Daily Express” (con The Little Lost Bear, 1920; de Mary Tourtel, y Piccadilly Percy, 1929; de Douglas Low), el “Daily Graphic” (con The New Adventures of Old Bill, 1921; de Bruce Bairnsfather), el “Evening News” (con The Fury Films, 1925; de Jacques Browne) y el “Daily Mirror” (con The Jinks Family, 1927, de W.S.F, y Jane´s Journal, 1932, de Norman Pett).

El editor Harry Guy Bartholomew va a aplicar procedimientos de la prensa norteamericana. Entre los resultados de su gestión, destacan The Ruggles (1935), de Frank y Steve Dowling, Belinda Blue Eyes (1935), de Steve Dowling y Tony Royle entre otros, Buck Ryan (1937), de Jack Monk, y Garth (1943), de Stephen Dowling, continuada en décadas posteriores por Frank Bellamy y Martin Asbury.

La Segunda Guerra Mundial supone un retroceso en la producción de cómics en Gran Bretaña. En todo caso, mantienen su vigencia comic–books en la línea estadounidense, promovidos por el editor Gerarld G. Swan. En ese mismo quehacer, dificultado por la escasez de papel durante la contienda, destacan asimismo A. Soloway, la firma escocesa Cartoon Art Productions y los ya citados Amalgamated Press y D. C. Thomson, entre otros.

En la inmediata postguerra, el cómic británico parece querer recuperar aquellos buenos momentos de los años treinta. Un primer paso lo da con Flook, de Wally Fawkes, Trog, serie publicada en el “Daily Mail” desde 1949. El talante de las historias vividas por Rufus y Flook será prolongado por otros muchos dibujantes de la época. Como señalaba Mary Cadogan:

“Es como si Rufus representara el arquetipo del muchachito (o muchachita, o incluso de un hombre o mujer adultos), a veces asustado o inquieto ante un mundo aparentemente hostil e incontrolable; y Flook representase el subconsciente humano; la capacidad de idealismo, de fantasía, de inventiva, de escapar de la violencia y el horror, o incluso de los aburridos acontecimientos de la vida cotidiana” (Coma, J., dir.: Historia de los cómics, Toutain, Barcelona, 1983. Tomo II, pág. 528).

En estos años alcanzarán igualmente popularidad The Gambols (1950), de Dobs y Barry Appleby, Andy Capp (1957), de Reg Smythe, o The Perishers (1958), de Dennis Collins.

No obstante, desde los primeros años cincuenta, el cómic británico comienza a mostrar sus propios héroes. La plataforma de lanzamiento es la revista “Eagle” y Frank Hampson su verdadero impulsor, como artífice de Dan Dare Pilot of the Future (1950), uno de los personajes más famosos de la historieta de ciencia-ficción británica. Hasta su desaparición en 1969, colaboran en “Tagle” dibujantes como Norman Williams, Alan Stranks (PC49, 1950), Peter Jackson (The Great Explorer, 1957) o Frank Bellamy (Robin Hood and his Merry Men, 1956).

La revista “Express Weekly” sigue la estela de “Eagle”, y en sus páginas destaca Ronald Embleton (Wulf the Briton, 1956). Con otra concepción editorial, sale al mercado “Lion” (1952), revista en la que publica su Captain Condor Frank Pepper. Muchas de estas publicaciones se fusionan en la década de los sesenta, propiciando la aparición de otras cabeceras más efímeras.

En los cincuenta se popularizan los tebeos de detectives y espías como Paul Temple (1951), de Alfred Sindall, Scott Lanyard (1955), de Hugh McClelland, o James Bond (1957), de John McLusky, sobre el famoso personaje de Ian Fleming. Asimismo, alcanzan fama otro tipo de héroes, caso de Jeff Hawke, Space Rider (1954), de Sidney Jordan y Eric Souster.

También, a partir de estos años, aparecen heroínas como Eve (1953), de Arthur Ferrier, Carol Day (1956), de David Wright, Carmen & Co. (1956), de James Holdaway y Alfred Mazure, Modesty Blaise (1963), iniciada por Peter O’Donnell y Jim Holdaway, Tiffany Jones (1964), de Pat Tourret y Jenny Butterworth, Scarth (1969), de Luis Roca y Jo Adams, y Varoomshka (1969), de John Kent.

A lo largo de los sesenta, la influencia de la televisión va a ser notoria en la configuración de las revistas de cómics, en sus páginas aparecen muchos argumentos de la pequeña pantalla. Con el tiempo, otras publicaciones específicas irán recogiendo algunas de las series más interesantes: Judge Dredd (1977), de John Wagner y Brian Bolland, ocupará las páginas de “2000 AD”; Zirk, de Pedro Henry y Garry Leach, se edita en “Warrior”; y Power to the People, de Mike Feeney y Agnus McKie, aparece en “Pssst!”.

Tras una etapa de transición, la década de los ochenta marca una singular migración de talentos. La industria norteamericana recibe entre sus filas a los creadores británicos más destacados, y la comunidad idiomática facilita su integración profesional. Fruto de esta tendencia son éxitos internacionales como Watchmen (1986), de Alan Moore y Dave Gibbons, y The Sandman, de Neil Gaiman.

Para leer los capítulos de esta historia del cómic, sigue los siguientes enlaces:

Historia del cómic estadounidense (1893-1930)

Historia de la caricatura

Historia del cómic estadounidense (1931-1945)

Historia del cómic estadounidense (1945-2008)

Historia del cómic italiano

Historia del cómic latinoamericano

Historia del cómic español

El cómic franco-belga y la pintura

Historia del cómic franco-belga

Historia del cómic británico

Cine en el cómic, cómic en el cine

Portada de V de Vendetta (V for Vendetta, 1982) © David Lloyd, Vertigo, Quality Comics, DC Comics. Reservados todos los derechos.

Esta es una versión expandida de varios estudios anteriores. En particular, incluye citas de varios artículos que los autores escribimos entre 1996 y 2001 para la Enciclopedia Universal Multimedia, de Micronet. Asimismo, contiene algunas reflexiones y referencias que publicamos en los libros Perspectivas de la comunicación audiovisual (2000) y La cultura de la imagen (2006).

 

  • El renacer de los dinosaurios zombis
    Escrito por
    El renacer de los dinosaurios zombis Los zombis de Walking Dead y los Caminantes Blancos de Juego de Tronos tienen algo en común: sus cuerpos muertos están en proceso de descomposición, algunas partes faltan o están despellejadas, y otras están deformadas. Con esta tétrica imagen…
  • El caso del “Solitario” George
    Escrito por
    El caso del “Solitario” George “Mientras permanecimos en esta región superior no comimos otra cosa que carne de tortuga; el asado con su caparazón, como la carne con cuero de los gauchos, resultaba un bocado sabrosísimo, y las tortugas jóvenes…
  • El mundo del silencio degenera en un guirigay
    Escrito por
    El mundo del silencio degenera en un guirigay ¿Os acordáis del documental de Jacques Cousteau, El mundo del silencio (1956), un canto a los parajes submarinos resguardados del ruidoso reino de los hombres? Pues bien, esa tranquilidad proverbial se halla en peligro; y…

ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

Cine clásico

  • Peces gobioideos: 60 millones de años de diversidad
    Escrito por
    Peces gobioideos: 60 millones de años de diversidad Viven tanto en aguas dulces como salobres, pueden medir entre diez milímetros y 55 centímetros y presentan una gran variedad de colores y formas. Son los gobioideos, un grupo de peces cuyo origen evolutivo data…
  • Sueños invernales
    Sueños invernales El hormiguero está ahora abandonado, cubierto de nieve y sin nadie dentro. Cuando lo vi por primera vez, ya hace años de ello, toda su cabecera era un bullir de movimientos y cuando llovía sus…
  • La vida familiar en las Seychelles
    Escrito por
    La vida familiar en las Seychelles "Nadie está dispuesto a sacrificar su vida por la de una sola persona, pero todos la sacrificarán si con ello pueden salvar más de dos hermanos, o cuatro medio hermanos u ocho primos..." (W. D.…

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC