La Ola, novela gráfica

laolaTras ser adaptada al teatro musical y al cine, la novela de Morton Rhue, La Ola, inspirada hechos reales, se pasa al mundo de las viñetas en un cómic juvenil y de gran valor pedagógico para evitar problemas futuros.

En toda Europa, incluyendo nuestro país, vemos cómo últimamente el fascismo se está librando de complejos e invade los medios de comunicación, las calles e incluso los juzgados, sorprendentemente no en el banquillo de los acusados.

Hace unos años tanto descaro habría sido impensable, teniendo en cuenta que en Europa hemos sufrido a base de bien las consecuencias de ese mal y deberíamos haber aprendido que el totalitarismo no trae más que problemas disfrazados de orden y violencia vestida de paz.

Todos sabemos que el fascismo no es tanto una cuestión de política como la explotación por parte de los poderosos de los peores rasgos del ser humano: miedo, odio, borreguismo, conformismo… Sabiendo esto, ¿cómo podemos permitir que los fascistas se hagan fuertes? Al igual que en los años 30, la situación económica y social precaria actual hace que la gente busque soluciones fáciles, y el modelo totalitario siempre está ahí para darlas.

Por otro lado, en un truco bastante satánico, el fascismo (algo considerado carca y mohoso hasta hace poco), se vende a sí mismo como una especie de forma de rebeldía contra lo políticamente correcto y las convenciones sociales, algo que siempre funciona entre la gente más joven y los amargados, en general.

Viéndole las orejas al lobo, esta novela gráfica de Stefani Kampmann se presenta como un ejemplo de perfecto material de lectura para institutos (si es que al profesor que lo incluya en sus clases no lo denuncian, visto cómo está el patio), y, de hecho, su estilo visual juvenil, sus textos escasamente sutiles y su contenido no demasiado escabroso parecen adecuados para su inclusión como material lectivo.

La Ola es una adaptación de la novela de Morton Rhue (seudónimo de Todd Strasser), basada en “La Tercera Ola”, el polémico experimento sociológico que se llevó a cabo en un instituto californiano a finales de los sesenta, por medio del cual el profesor Ron Jones explicó a sus alumnos, que no entendían cómo los alemanes podían haber aceptado el nazismo, lo sencillo que es llevar a la masa al “lado oscuro”.

Esta historia, ilustrativa como pocas, pasó de la novela al musical en 2000 y, hace un par de años, asaltó los cines con la exitosa película alemana de Dennis Gansel.

En todas estas nuevas versiones, el experimento no transcurre en 1967, sino en la actualidad, y resulta del todo creíble que hoy en día pudiera pasar algo así.

Salvo por un par de fotos reales sobre el holocausto, La Ola no es un cómic duro y puede ser leído por públicos de todas las edades y sensibilidades. Su trama y sus diálogos son bastante obvios, pero no dejan de ser acertados y, sobre todo, útiles en un mundo en el que la empatía se evapora entre los más jóvenes, quizá porque es lo que les enseñan los adultos.

La Ola, por encima de todo, sirve para mantener la mente de los chavales en movimiento: quizá la única arma contra el mal totalitario, siempre acechante ante la mínima debilidad de una democracia que últimamente no anda especialmente sana ni fuerte.

Sinopsis

Cuando El Sr. Ross aborda durante la clase de historia el periodo del nazismo, los alumnos no pueden entender el comportamiento ciego de los alemanes y su manipulación.

Ellos nunca hubieran permitido algo así, se habrían rebelado contra los déspotas. El profesor decide llevar a cabo un experimento para demostrar cómo se pueden desarrollar comportamientos autoritarios o fascistas, y que lo que pasó con los alemanes puede repetirse en cualquier lugar y momento. Sin embargo, llega un momento en que el experimento se le va de las manos y empieza a tomar dimensiones peligrosas para los alumnos.

La Ola – novela gráfica está inspirada en la novela del mismo título de Morton Rhue. Este autor recreó de manera novelada el telefilm estadounidense La Tercera Ola, rodado en 1981 y basado en un libro escrito por William Ron Jones. En éste el profesor Jones explica el experimento escolar llevado a cabo en un instituto de Palo Alto, California, en 1969. En 2008, una producción alemana bajo la dirección de Dennis Gansel se encarga de llevar a las pantallas de cine esta historia, basándose en la novela y la experiencia original.

Con una economía de trazos y composiciones de imagen impresionantes, la joven ilustradora berlinesa Stefani Kampmann consigue reforzar a la perfección la atmósfera amenazadora que se vive en el libro original. La sucesión de imágenes de detalles de las escenas le dan una dinámica de película a la historia y permite una vivencia más directa de la misma.

Ficha editorial

La Ola

Título original: Die Welle - Graphic Novel

Morton Rhue

Stefani Kampmann

Traducción: Carme Gala

176 páginas

17,5 x 24 cm, cartoné

ISBN: 978-84-92696-29-1

Precio: 19,00 €

Takatuka

Copyright del texto © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Takatuka. Cortesía de Takatuka. Reservados todos los derechos.


  • Los primeros americanos
    Los primeros americanos El viaje de Colón había sido planeado para llegar a China o a Japón. Su error de cálculo, muy común en la época, que suponía un diámetro terrestre menor al que realmente tiene, lo había…
  • ¡Corre homo, corre!
    Escrito por
    ¡Corre homo, corre! Los seres humanos no estamos hechos para correr rápido, pero sí para correr distancias largas. He aquí la evidencia anatómica y fisiológica de que estamos mejor adaptados para la carrera de resistencia que muchos otros…
  • Dinosaurios con plumas
    Dinosaurios con plumas Los fósiles recientemente descubiertos en China proporcionan una evidencia directa de que las plumas no son específicas de las aves y que estaban presentes en sus ancestros dinosaurianos. En el año de 1860, en la…

ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC