Terry y los piratas

Terry y los piratasEn el primer tomo recopilatorio de las primeras tiras diarias de Terry y los piratas (1934-1935), Milton Caniff define perfectamente la personalidad de sus tres protagonistas, recién llegados a China: el adolescente Terry Lee, su mentor el aventurero Pat Ryan, y Connie, un chino que se ofrece como guía e intérprete. En su primera aventura irán a la búsqueda de un tesoro que se encuentra en una mina abandonada.

En el segundo tomo de los dieciséis que componen la colección nos encontramos las primeras tiras diarias de Terry y los Piratas cuyas historias se entrelazan con las tiras dominicales. Comenzamos con nuestro trío protagonista en manos de los piratas del Capitán Judas. En su intento de escapar, llegarán a una isla en donde conocerán a Burma, una intrigante mujer que es mucho más de lo que parece y que se convertirá en uno de los secundarios más importantes de la serie.

Posteriormente, nuestros protagonistas comienzan siendo prisioneros del temible Pyzon, del que logran escapar sólo para caer en las garras de un miserable hombre de negocios llamado Sandhurst. Asistiremos al impactante regreso de Normandie Drake y a la primera aparición de un gigantón chino llamado Big Stoop.

Las trepidantes aventuras de nuestros amigos prosiguen con su secuestro por parte de un extraño enmascarado que resultará ser un viejo enemigo. Y no será la única sorpresa que nos deparará la historia. Seguidamente, el grupo se separará de Pat, para vivir una peligrosa experiencia en manos de un nuevo villano: ¡El temible general Klang!

Terry, Burma y el resto siguen en poder del despiadado Hunter Yurk. Seremos testigos del impactante regreso de Pat Ryan. Entretanto, Nastalthia sigue metiendo a todo el mundo en problemas. La cosa se complicará con la aparición del Sr. Smithe-Heaterstone y la Sra. Lee. Y cuando parece que no puede haber más sorpresas... llega April Kane.

El sexto volmen comienza con nuestros amigos en grave peligro por culpa del malvado Barónde Plexus. Para compliar la situación, asistiremos a la aparición de un inquietante personaje: Sanjak. Seguidamente, comprobaremos como avanza la relación entre Terry y April Kane. Y, para acabar, el regreso de dos viejos conocidos, La Dama Dragón y Klang.

El siguiente es un número especial, ya que está enteramente protagonizado por Pat Ryan. Comenzamos asistiendo al final de la aventura contra Klang, con una dramática revelación sobre el pasado de Grandullón y Dama Dragón. Seguidamente Pat y April Kane se reencontrarán con el siempre inquietante Capitán Blaze y con uno de los villanos más singulares de la serie: Singh-Singh.

"Hijo del impresor John William Caniff, Milton Caniff se familiariza desde su infancia con el mundo de las artes gráficas y el periodismo. De hecho, toda su vida profesional estará ligada a la prensa. Cuando su padre enferma de tuberculosis, la familia ha de viajar periódicamente desde Ohio a California, donde el futuro dibujante ocupa su tiempo en oficios diversos, entre ellos la actuación como figurante en los rodajes de Hollywood. En 1922 consigue vender sus primeras obras como ilustrador a los periódicos Miami Daily News, Dayton Journal y Dayton Daily News. Tres años después comienza a colaborar en el Columbus Dispatch. En la redacción de ese diario tendrá su primer encuentro con el dibujante Noel Sickles, quien será su primer maestro en el campo de la historieta. En la Universidad de Ohio Caniff sigue los cursos de Bellas Artes, donde se familiariza con la obra de artistas de vanguardia como Morris Graves, cuya técnica de pincel al estilo oriental, a juicio de algunos especialistas, influye en el modo de dibujar del futuro historietista.

Sickles y Caniff abren una agencia artística en la ciudad de Columbus en 1929, pero la nefasta situación económica de Estados Unidos malogra el proyecto. Caniff se ve obligado a trasladarse hasta Nueva York, donde acepta la oferta de la agencia Associated Press para colaborar en sus periódicos. Primero como caricaturista y luego como humorista gráfico, lanza en la prensa trabajos como The gay thirties y Puffy the pig. En 1930 contrae matrimonio. Por esta época el entusiasmo de Caniff es extraordinario y sueña con hacer una fortuna con su trabajo como dibujante. En 1933, con la historieta Dickie Dare, se inicia en el cómic de aventuras, género que le proporcionará sus mejores éxitos. Contratado por el Chicago Tribune-New York News Syndicate, publica en octubre de 1934 Terry y los piratas, cuya popularidad será enorme. La calidad de este cómic resulta extraordinaria, sobre todo en lo referido al uso del pincel, tan renovador que muchos ilustradores posteriores reconocerán su deuda con Caniff. Destaca el uso que este dibujante hace de los contrastes entre el blanco y el negro, con efectos de luz sorprendentes.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Terry y los piratas se convierte en un eficaz vehículo ideológico en favor del esfuerzo de guerra contra Japón. Caniff no era un fanático; antes bien, conocía los parámetros reales de los contendientes en el Pacífico, pero sabía lo que era necesario para los intereses de su país y también lo que esperaban sus lectores, entre ellos muchos militares. En Terry y los piratas hay aventura e importantes dosis de humor. Caniff creó un comparsa oriental para los personajes centrales, Terry Lee y Pat Ryan. Su nombre era George Webster Confucius, más conocido como "Connie", y pronto se convirtió en uno de los personajes más entrañables del cómic americano. El villano era esta vez una mujer, Dragon Lady, cuya sensualidad sólo era equiparable con la de Miss Lace, la ingenua protagonista Male Call, una serie encargada a Caniff por el Alto Mando para entretener a los soldados destinados al frente. Esta serie es una colección de tiras de acentuado erotismo, con una picardía muy propia de la época.

En 1946 Caniff se convierte en co-fundador de la Sociedad Nacional de Dibujantes de Comics, que preside a partir de 1948. Steve Canyon, una serie de aventuras encargada por el Field Newspaper Syndicate, es publicada por vez primera el 13 de enero de 1947, y se mantiene en el mercado hasta el fallecimiento de su creador" (Guzmán Urrero. Cita tomada de la Enciclopedia Universa1, Micro_net, 2000).

Copyright de texto e imágenes © Planeta DeAgostini Comics. Reservados todos los derechos.

  • El efecto placebo y algo más (o menos)
    Escrito por
    El efecto placebo y algo más (o menos) Vuelvo a tratar el tema del optimismo y el pesimismo, ahora para ver su relación indudable con el efecto placebo: nos dan un azucarillo diciéndonos que es una potente medicina y nos ponemos mejor. Hasta…

BBC, PBS, KCET

  • Diecisiete sistemas, un solo país
    Escrito por
    Diecisiete sistemas, un solo país Una de las críticas que, últimamente, se viene haciendo al Estado de las Autonomías que consagró en el ordenamiento jurídico español la Constitución de 1978, es la referida a la necesidad de que el sistema…

Loren Kerns, CC

  • Las chicas sólo quieren divertirse
    Escrito por
    Las chicas sólo quieren divertirse La canción de Cyndi Lauper a la que hace referencia el título de este artículo ha sido un himno para varios colectivos, especialmente el de LGTB. Y no es de extrañar. El mensaje es claro…
  • Sexo papal
    Escrito por
    Sexo papal En el Evangelio según San Juan (8, 11) se registra la parábola de la adúltera, de la cual hemos conseguido la expresión de “tirar la primera piedra”. Unos cuantos samaritanos se han reunido para lapidar…

Cartelera

Cine clásico

  • No te muevas, no respires
    Escrito por
    No te muevas, no respires En esta ocasión, nos vamos al cine.  Ya en sus orígenes, este hubo de beber en las fuentes del teatro, de la pintura, de todo tipo de documentos gráficos y de los espectáculos visuales que…

LWYang, CC

  • Divertidos e insatisfechos
    Escrito por
    Divertidos e insatisfechos Hay un delicioso libro de Margaret Wade Labarge titulado Viajeros medievales. Los ricos y los insatisfechos, editado por Nerea, en el que se cuenta cómo la clase adinerada de la Edad Media, lejos de permanecer…

Michael Miller, CC

  • Vincenzo La Scola, a solas con Puccini
    Escrito por
    Vincenzo La Scola, a solas con Puccini Asistimos con curiosidad y respeto a la evolución vocal del tenor palermitano Vincenzo La Scola, de sus Ernesto, Nemorino, Rodolfo, Pinkerton o Alfredo del inicio a los Pollione, Riccardo, Alvaro, Radamès o Turiddu de la…

"Mammoths: Ice Age Giants", Museo de Historia Natural, Londres

  • Esplendor y caída de un emperador
    Escrito por
    Esplendor y caída de un emperador En varios grupos de animales hay especies que por su belleza o majestuosidad destacan sobre las demás y reciben nombres con tintes nobiliarios. Así, existen pingüinos emperador, zopilotes rey y hasta animales que en su…