Amor a quemarropa, de Tony Scott

Amor a quemarropaI eat the pussy, I eat the butt, I eat every motherfuckin' thang.

Disculpen que no traduzca esta frase de Big Don (Samuel L. Jackson) en Amor a quemarropa (True Romance), pero es que perdería toda esa gracia de argot nigger, término muy usado en el cine de Tarantino y que le ha reportado no pocos enemigos.

 Lo cierto es que Quentin ha tenido una filosofía muy similar a la reflejada en la frase en lo que respecta al mundo del cine, limitándose a ejercer como actor, productor y/o guionista en algunas películas no dirigidas por él.

De hecho, a lo que quería dedicarse en un principio Tarantino era al mundo de la actuación.

Dice la leyenda que uno de sus primeros trabajos en el mundo del espectáculo fue su aparición como imitador de Elvis en un episodio de Las chicas de oro. Desde entonces sus intervenciones como intérprete han sido las que más críticas negativas le han reportado, en especial con su debut teatral encarnando a uno de los malvados de Sola en la oscuridad.

Más populares resultan sus papeles cameos en films de amiguetes como Sleep with me (Rory Kelly, 1994), donde soltaba un celebrado monólogo en el que explicaba el subtexto gay de Top Gun; o su hilarante aparición en Desperado (Robert Rodríguez, 1995), contando un chiste al lado de un tipo mellado que le ríe la gracia, adelantándose así años a la moda del “cuñao”.

Con Robert Rodríguez, uno de sus más estrechos amigos y colaboradores, llevó a cabo una de sus actuaciones más recordadas, la del atracador psicópata sexual Richie Gecko de Abierto hasta el amanecer. Richie era un atracador que intentaba huir a México al lado de su hermano y compañero de profesión Seth (George Clooney en el papel que le abrió las puertas del Cine).

Después de secuestrar a un predicador que ha perdido la fe (Harvey Keitel) y sus dos hijos (Juliette Lewis y Gordon Liu) lograrán pasar la frontera, solo para ir a parar a un prostíbulo lleno de vampiros aztecas. Para sorpresa de muchos, esta demencial historia estaba escrita por el mismo Tarantino, que entraba de lleno a realizar una película de género B de esas que tanto le gustan.

En este punto hay que aclarar que Tarantino distingue dos mundos en los que se desarrollan sus historias.

Uno es el mundo más o menos real, donde transcurren películas como Reservoir Dogs, Pulp Fiction o Jackie Brown, y otro sería el de las películas que los personajes de este mundo más o menos real irían a ver, mundos más fantásticos y referenciales como el de Abierto hasta el amanecer o Kill Bill.

Aparte del de esta película, los guiones más conocidos del Tarantino “no-director” son los de Asesinos natos (Oliver Stone, 1994) y Amor a quemarropa (Tony Scott, 1993), un delicioso film de acción que se beneficiaba de situaciones y diálogos netamente tarantinianos y un espectacular reparto, encabezado por un Christian Slater alter ego del guionista (un freak dependiente de tienda de comics-videoclub fanático de Sonny Chiba, John Woo y Elvis) y una dulce Patricia Arquette como la inolvidable Alabama.

Christopher Walken y Dennis Hopper protagonizaban el mejor momento de la película, un cruel interrogatorio que culminaba con una clase de historia en la que se explicaba por qué los sicilianos tienen la piel oscura.

No hay que olvidar a Gary Oldman como chulo blanco que se cree negro, Brad Pitt como colgado o James Gandolfini encarnando a un matón que acaba hecho un ecce homo por subestimar a Alabama.

Sinopsis

En el día de su cumpleaños, Clarence Warley recibe un regalo muy especial: pasar toda la noche con la chica de sus sueños, Alabama, una prostituta principiante que termina enamorándose de Clarence.

Decididos a comenzar una nueva vida juntos, la joven pareja tendrá que enfrentarse al ex-protector de Alabama, Drexl, un traficante de la peor calaña al que roban un maletín con medio millón de dólares en cocaína pura.

Perseguidos por la mafia y la policía, Clarence y Alabama entrarán en una espiral de traiciones, violencia y muerte para poder vender la droga y hacer realidad su sueño de un amor verdadero.

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Warner Bros Pictures. Cortesía de Tripictures. Reservados todos los derechos.


logonegrolibros

  • Johnson y su "Vida"
    Escrito por
    Johnson y su "Vida" Samuel Johnson es una verdadera leyenda de las letras inglesas, célebre por varias razones. Una de ellas es que escribió casi en solitario el más completo diccionario de la lengua inglesa, que sólo fue superado,…
  • Música para la Santa Alianza
    Escrito por
    Música para la Santa Alianza Es sabido que la denominación de Santa Alianza tiene un carácter literario aprovechado por sus adversarios pero que sus partidarios nunca admitieron. La costumbre, madre de la historia, acabó imponiéndose y hoy cualquier historiador designa…
  • ¿Somos bacterias?
    ¿Somos bacterias? La idea puede parecer extraña. Después de todo, estamos acostumbrados a pensar en las bacterias, esos invisibles, microscópicos vecinos con quienes compartimos el planeta, como fuente sólo de enfermedades o de descomposición de…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • El mestizaje cultural en América
    Escrito por
    El mestizaje cultural en América En 1539 se imprimió el primer libro del continente americano, la Breve y compendiosa doctrina cristiana en lengua mexicana y castellana, en Ciudad de México. Cuatro décadas después, veía la luz la Doctrina christiana y…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • "Oxygène" (1976), de Jean-Michel Jarre
    Escrito por
    "Oxygène" (1976), de Jean-Michel Jarre Fue el toque francés en el tiempo de los Correos Cósmicos [Die Kosmischen Kuriere: así se denominó a artistas como Schulze, Sergius Golowin, Wallenstein, Mythos, Popol Vuh y Walter Wegmüller]. Fue también el contacto entre…
  • Cara y cruz de Manfred Gurlitt
    Escrito por
    Cara y cruz de Manfred Gurlitt Lamentablemente típica de cierto siglo XX devoto de refinadas barbaridades, es la figura de Manfred Gurlitt, quien debió soportar la prohibición de su tarea en la Alemania nazi en 1933 y el exilio en Japón…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC