"Avatar", de James Cameron


Cómo se hizo

alt

Durante su preproducción, Avatar fue una suerte de leyenda urbana. Algo así como aquel fallido Spiderman que, durante años, fue el proyecto más anhelado por Cameron. Según sus productores, el primer tratamiento del guión –ochenta páginas que hoy valen millones– fue registrado por el director allá por 1995.

El tono de la historia, deliberadamente pulp, venía a ser un homenaje a la serie de novelas protagonizadas por John Carter de Marte, uno de los personajes más populares de Edgar Rice Burroughs.

Todo parecía ir sobre ruedas, pero el éxito de Titanic y el empeño puesto por Cameron en la realización de documentales complicaron el proceso.

El título provisional del guión, Project 880, despistó a quienes pensaban que el nuevo largometraje del canadiense iba a ser Battle Angel, inspirado en el manga del mismo nombre.

El propio Cameron aclaró la confusión: Project 880 no era otra cosa que Avatar. Una vez abandonado el plan de rodar en primer término Battle Angel, el director señaló que Avatar sería el comienzo de una trilogía. O incluso algo más.

La compañía de efectos especiales de Peter Jackson, Weta Digital, fue la empresa elegida para llevar a cabo los complicadísimos trucajes de esta superproducción. El entrañable Stan Winston, veterano maquillador y constructor de criaturas animatrónicas, se incorporó al rodaje poco después de que Jackson pusiera en marcha a sus colaboradores en Nueva Zelanda.

Con todo, el de los trucajes no fue el único cometido laborioso de esta filmación. Y eso que, a estas alturas, el departamento de efectos parecía un centro de operaciones de la NASA.

Para diseñar la cultura extraterrestre de Avatar, Cameron formó un equipo académico, encabezado por Paul Frommer, filólogo y director del Center for Management Communication en la Universidad del Sur de California.

Con la ayuda de Frommer y de otros especialistas, el cineasta ha conseguido un grado inédito de realismo en la ambientación.

El sistema de rodaje tridimensional puesto en práctica –el llamado Reality Camera System, RCS, cuya patente poseen Cameron y Vince Pace– consta de dos cámaras de alta definición y una cámara convencional.

Si bien parte de las posibilidades del RCS están en proceso de experimentación, el cineasta canadiense ha superado todas las dificultades. De hecho, el resultado final es de una calidad fotográfica desconocida hasta hoy. Lo pudieron comprobar Steven Spielberg, Peter Jackson y George Lucas, que asistieron al rodaje para evaluar el metraje inicial.

Los estudios elegidos por el realizador en Los Ángeles y Nueva Zelanda fueron sometidos a un hermético plan de seguridad que, en la medida de lo posible, evitó las filtraciones.

Esas medidas las dicta, en todo caso, el buen sentido, pues Avatar se ha venido promocionando como una de las sorpresas cinematográficas de la década. Y créanme, no ha de defraudar esa expectativa.

(Copyright © Guzmán Urrero Peña).


  • Narciso y los mitos de los psicoanalistas
    Escrito por
    Narciso y los mitos de los psicoanalistas Freud, Jung y otros psicoanalistas y psicólogos recurrieron a los mitos griegos para poner nombre a ciertas características psicológicas: narcisismo, complejo de Edipo, complejo de Electra. Pero es importante recordar que la mayoría de los…
  • Benito Arias Montano
    Escrito por
    Benito Arias Montano "... Y así habéis de ir advertido de este mi fin e intención para que conforme a ella hagáis diligencia de recoger todos los libros exquisitos, así impresos como de mano, que vos, como tan…
 

BBC, PBS, KCET

  • En la punta de la lengua
    En la punta de la lengua ¿Cómo se llama el alemán ese..? ¡Alzheimer! Es buen chiste, pero no se necesita padecer esta terrible enfermedad para sufrir lo que los especialistas llaman estados “en la punta de la lengua”… Usted sabe: esas desesperantes ocasiones en que uno sabe…
  • Jardines botánicos, más que el Edén
    Jardines botánicos, más que el Edén Los jardines botánicos son lugares que tienen muchas funciones, no sólo estéticas, sino también para la conservación de la biodiversidad. El primer jardín botánico considerado moderno fue establecido en Italia en el siglo XVI. De…

Loren Kerns, CC

  • Ensayar
    Escrito por
    Ensayar En su inteligente, aguda y divertida miscelánea Metáfora y memoria. Ensayos reunidos (traducción de Ernesto Montequin, Mardulce s/l, 2016) define Cynthia Ozick el ensayo como un “cuerpo tibio”, equidistante de la fría ciencia y de…
  • Tatuaje
    Escrito por
    Tatuaje Durante el verano, la vestimenta ligera y sumaria permite ver con más facilidad el cuerpo de los semejantes. Sin pasar de impresión, puedo decir que mi mayor curiosidad se ha dirigido a los tatuajes, tal…

Cartelera

Cine clásico

bannernewsletter1

LWYang, CC

  • Emma y la buena vecindad
    Escrito por
    Emma y la buena vecindad En el universo de mi infancia los vecinos forman un mosaico irrepetible, pleno, único. La calle en la que viví se me antoja, en la distancia física y temporal de ahora, como una especie de…

Michael Miller, CC

  • La música atmosférica de Daniel Lanois
    Escrito por
    La música atmosférica de Daniel Lanois Shine es el álbum que graba en 2003 el compositor Daniel Lanois para el sello Anti-. Nos hallamos ante un trabajo que pasa desapercibido para gran parte del público, quizá porque, en esta ocasión, Lanois…
  • Explorando a Joseph Touchemoulin
    Escrito por
    Explorando a Joseph Touchemoulin Parece llegada la hora de redescubrir a Joseph Touchemoulin (1727-1801), un francés que hizo casi toda su carrera en tierras germánicas. Violinista eximio, formado nada menos que por Tartini en Padua, se desempeñó como maestro…

"Mammoths: Ice Age Giants", Museo de Historia Natural, Londres