"Catwoman" (Pitof, 2004)


Cómo se hizo

Catwoman supone el debut de Pitof como director en el cine norteamericano. Comenzó su carrera como ayudante de dirección y montador de películas y anuncios publicitarios, convirtiéndose finalmente en pionero de la imagen digital en Francia. Su debut en el cine francés fue el largometraje Vidocq, una apasionante película que contaba con innovadores efectos visuales.

“Estábamos tratando de hacer una película muy especial”, dice McDonnell, “y cuando vimos Vidocq, supimos inmediatamente que Pitof era nuestro hombre. Tiene mucho estilo, sin ser abrumador, y el modo en que utiliza las lentes y las cámaras es increíble. Creo que a los espectadores les va a gustar mucho su enfoque narrativo”.

“Me siento muy privilegiado de que me hayan confiado un proyecto tan apasionante”, dice Pitof. “Cuando analizas la historia de Catwoman y a las mujeres que la han interpretado a lo largo de los años, ves que hay un espíritu común entre ellas. Es ese espíritu de confianza e individualidad lo que hizo que Catwoman me resultase tan atractiva y lo que ha cautivado a los espectadores durante décadas”.

El rodaje de las escenas con actores de Catwoman comenzó a finales de septiembre de 2003, pero la protagonista, Halle Berry, había empezado a prepararse para el difícil papel a nivel físico mucho antes de que las cámaras empezasen a rodar. “Sabía que ésta iba a ser una tarea enorme para mí”, dice Berry, “y de hecho empecé a prepararme intensivamente para estar en forma con Harley Pasternak en junio de 2003. Yo siempre he hecho ejercicio y he estado en bastante buena forma, pero tenía que conseguir un nivel totalmente nuevo para llevar a cabo los retos físicos de este personaje y crear el tipo de cuerpo que Catwoman debería tener”.

El agotador calendario de preparación de Berry no terminó una vez que empezó el rodaje – la actriz se entregó a fondo durante el transcurso del rodaje principal. “Mi régimen de ejercicio y de nutrición fue constante durante el proceso de preproducción y durante la producción”, dice Berry, “pero había otras muchas habilidades en las que tenía que trabajar para la película, como el látigo, las peleas y los movimientos”.

En el transcurso de sus hazañas, Catwoman comprueba la teoría de que los gatos tienen siete vidas metiéndose en algunas peleas realmente espectaculares. “Halle hizo una increíble cantidad de trabajo de peleas y acrobacias para este papel”, dice Di Novi elogiándola. “Desde el principio quiso hacer ella misma todo lo pudiese”.

Los coordinadores de especialistas Steve Davison y Jacob Rupp y el coordinador de peleas Michael Gunther fueron los responsables de enseñar a Berry la coreografía de las elaboradas secuencias de pelea y de asegurarse de que siempre cayera de pie. Davison dice de la actriz que es “una de las personas que más rápido han aprendido” de todas con las que ha trabajado. “Halle es sencillamente increíble, una auténtica profesional”, dice. “Su nivel de concentración, atención y determinación no se parece a nada de lo que yo haya visto”.

Anne Fletcher, la coreógrafa de la película y diseñadora de los movimientos corporales, supervisó la preparación de Berry en Capoeira, un arte marcial brasileño que combina las artes marciales tradicionales con baile y movimientos gimnásticos. “Es una de las disciplinas más difíciles de aprender, pero es una de las formas artísticas holísticas más bellas del mundo”, dice Fletcher.

Si bien las peculiares posturas a ras de suelo y las patadas, saltos y volteretas en el aire de la Capoeira pueden resultar fáciles para una Catwoman, para Berry supusieron todo un reto. “La Capoeira es probablemente lo más difícil de aprender a hacer que hay en el mundo”, dice la actriz. “¡Y tuve que aprender a hacer todo con tacones altos!”

A Berry también se le encomendó aprender a manejar adecuadamente un látigo, puesto que el arma es parte inherente de la tradición de Catwoman. Le viene muy bien cuando tiene que desarmar a sus enemigos o deshacerse de ellos, y también actúa como accesorio de su traje de gato, bien colgando de su cadera o arrastrando detrás de ella como una larga cola de cuero.

La tarea de enseñar a Berry cómo restallar un látigo como una profesional recayó en el experto en el manejo del látigo y preparador Alex Green. “Halle fue una de las mejores alumnas que he tenido nunca”, dice Green. “Aprendió muy rápidamente. Escuchaba con atención y practicaba constantemente, y su duro trabajo mereció la pena. El látigo se convirtió en una auténtica prolongación de su personaje”.

Green continúa explicando que el sonido de “chasquido” que produce un látigo se debe al hecho de que el extremo del látigo está rompiendo la barrera del sonido. Cuando un látigo se restalla adecuadamente se desplaza a unos 1.500 kilómetros por hora, 425 metros por segundo. “La velocidad y la fuerza del chasquido de un látigo es algo con lo que tienes que ser muy respetuoso”, dice Green. “Halle reconoció eso inmediatamente. Nunca tuvo miedo, pero siempre fue respetuosa”.

Green comenzó la preparación de Berry con el látigo con lo que él considera que es el chasquido más fácil de aprender, el chasquido vertical o de ‘circo’. A continuación consiguió hacer el chasquido hacia adelante, el chasquido horizontal, el chasquido horizontal hacia atrás y algunas “otras sorpresas” que Green no quiere revelar.

“De toda mi preparación, aprender a restallar el látigo fue lo más divertido”, dice Berry, a la que Green le regaló un látigo a medida todo suyo. “El látigo es probablemente la herramienta más escurridiza con la que puedes jugar, pero es también la más sexy y la más divertida. Una vez que consigues el primer buen restallido, ¡no hay nada parecido!”

Además de prepararse para sus escenas de pelea y de someterse a una preparación especial para dominar el látigo, Berry también se preparó exhaustivamente en baile y movimientos para perfeccionar su estilo felino. “Una gran parte de la acción que Halle hace en la película está basada en movimientos reales de los gatos”, comenta Di Novi. “Cuando ves a los gatos saltar desde ocho pisos o hacer ochos en el aire, es algo casi sobrenatural, y recrear eso con un cuerpo humano femenino fue fantástico”.

Además de moldear su técnica de pelea, era importante que toda la interpretación física de Berry como Catwoman estuviese imbuida de los matices de los movimientos y el comportamiento de los gatos que transmitirían de manera creíble su sensual personalidad felina. Aunque se utilizaron algunas imágenes generadas por ordenador para crear movimientos que el cuerpo humano simplemente no puede reproducir, se contó con la coreógrafa Anne Fletcher para que desarrollase el estilo distintivo de Catwoman y enseñase a Berry a pensar como un gato.

“Pitof quería que los movimientos corporales de Catwoman fuesen lo más realistas posible”, cuenta Fletcher. “Decía que primero es una mujer y luego un gato, pero quería ver lo felino que podía llegar a ser un cuerpo humano”.

“Anne debería poner ‘especialista en gatos’ en su currículo”, dice Berry. “Realmente me ayudó a definir cómo se comportan los gatos y a descubrir cómo se movería Catwoman y cuales podrían ser sus procesos mentales. También vi horas y horas de vídeos, cualquier cosa que pude encontrar con gatos, leones y tigres”.

Además, Berry pasó mucho tiempo con el coordinador de animales Boone Narr, el preparador jefe Mark Harden, su personal de adiestramiento y los 43 gatos que se utilizaron en la realización de la película. Esto le dio a la actriz y a los gatos tiempo para acostumbrarse mutuamente y también le permitió a Berry estudiar con 43 expertos en el comportamiento de los gatos.

Según Narr, uno de los mayores obstáculos de su trabajo en Catwoman fue convencer a los realizadores de que utilizaran más gatos reales en la película en lugar de gatos generados por ordenador. “La gente tiende a creer que los gatos domésticos son imposibles de adiestrar”, dice Narr. “La verdad es que son muy fáciles de adiestrar. Una vez que les enseñamos a Pitof y a los productores algunas de las cosas que podíamos enseñar a hacer a los gatos, accedieron a dejarnos trabajar con ellos mucho más. El resultado es que el 99% de los gatos que se ven en la película son reales, no generados por ordenador, lo cual hizo que nuestro trabajo fuera muy divertido y muy gratificante”.

La mayoría de los gatos que aparecen en la película procedían de refugios de animales de toda California. “Midnight” [Medianoche], el gato que insufla nueva vida a Patience, es un Mau Egipcio poco común. “Los Maus fueron nuestros pequeños descubrimientos”, dice Narr, “y adiestrarles nos puso el listón muy alto. En los 33 años que llevo en el negocio, no creo que haya visto un gato que sea tan agudo. Son de una belleza increíble y los realizadores sencillamente se enamoraron de ellos”.

Cairo, Nile [Nilo] y Scarab [Escarabajo], los tres principales gatos Mau Egipcios que juntos interpretan al omnipotente Midnight, proceden de Nueva Jersey y fueron elegidos tras una exhaustiva búsqueda de esta raza relativamente rara. Aunque todos son gatos de concursos de criadores, ninguno de los tres había tenido ninguna preparación anterior para trabajar en el cine. Cada uno de los actores felinos tenía su propia especialidad personal. Cairo era el gato principal y se encargó de la mayor parte del trabajo con Berry. La apacible personalidad de Nile le hacía perfecto para tranquilas escenas sentado, y Scarab, al que le encanta correr, saltar y perseguir, se convirtió en el ‘gato especialista’, interviniendo siempre que había acción.

Los adiestradores pasaron cerca de cuatro meses preparando a los tres gatos principales para su trabajo. Enseñarles a interpretar toda la acción que exigía el guión requirió una mezcla de ingenuidad y paciencia. Narr cuenta la preparación que se dedicó a la escena inicial de la película, en la que un gato persigue a un ratón por las tortuosas calles de una ciudad. “Obviamente no podíamos permitir que el gato cazase a un ratón de verdad”, dice Narr. “En lugar de eso, le enseñamos a perseguir una luz de láser roja y filmamos al gato corriendo por la ciudad. En postproducción, un ratón generado por ordenador sustituyó a la luz de láser”. La compañía de Narr, Animals for Hollywood, fue pionera en el uso del adiestramiento con luz de láser. “Comprobamos que la mayoría de los animales responden bien a la luz de láser. Nos permite conseguir tomas que nunca habríamos podido lograr en el pasado”.

Además de ser físicamente sorprendentes y muy inteligentes, la antigua raza Mau es originaria de Egipto, un hecho que le iba perfectamente al guión; la mitología de la película sobre los orígenes de Catwoman se centra en torno a la diosa egipcia Bast, la sagrada protectora y vengadora de las mujeres, representada a menudo con el cuerpo de una mujer y la cabeza de un gato. Patience conoce la existencia de Bast por la enigmática Ophelia Powers, interpretada por Frances Conroy.

Conroy estuvo rodeada de gatos en todo momento durante la producción y, como amante de los gatos que es, la actriz quedó impresionada por el concienzudo trabajo de Narr y su equipo. “Son gatos magníficamente cuidados”, dice. “He tenido gatos toda mi vida, por lo que para mí éste era un territorio muy familiar, pero es realmente sorprendente lo que son capaces de hacer, ya sea estar quietos – que no es la cosa más fácil del mundo para que haga un gato – o interpretar todas las tareas para las que fueron adiestrados”.

Uno de los gatos de la película, llamado Fig Newton, vivió con Berry durante gran parte de la producción y le sirvió de modelo en casa para los movimientos felinos. Al final del rodaje, la actriz adoptó a Playdough, otro miembro del reparto felino. “A diferencia de Frances, no era aficionada a los gatos antes de hacer esta película”, dice Berry. “Siempre me parecían demasiado distantes, no necesitados como los perros, pero ahora me encanta mi gato. Ver la manera en que Boone y Mark, y todos los adiestradores, trabajaron con los gatos fue sin duda uno de los aspectos más fascinantes de hacer esta película”.

 

  • El móvil de McLuhan
    Escrito por
    El móvil de McLuhan Marshall McLuhan pensaba que cada nuevo medio, la televisión, el cine, la radio, la imprenta, cambia nuestra manera de relacionarnos con el mundo, pero que también transforma los antiguos medios. Además, supone una extensión o…
  • Por derecho propio
    Escrito por
    Por derecho propio Cuentan que, si bien había un nutrido grupo de académicos que veían con buenos ojos la entrada de Emilia Pardo Bazán en la Real Española, pesó más la desaprobación de otros muchos. Entre ellos, Juan…
 

BBC, PBS, KCET

  • El genoma del abuelo
    El genoma del abuelo En 2008 se publicó una nota curiosa: se secuenció el genoma del anfioxo, un animalito marino, alargado, que vive pegado al fondo arenoso en aguas templadas o tropicales. ¿Cuál es el interés? Aunque se lo describió como…

Loren Kerns, CC

  • Tatuaje
    Escrito por
    Tatuaje Durante el verano, la vestimenta ligera y sumaria permite ver con más facilidad el cuerpo de los semejantes. Sin pasar de impresión, puedo decir que mi mayor curiosidad se ha dirigido a los tatuajes, tal…
  • Viejas verdades
    Escrito por
    Viejas verdades En su novela La saga/fuga de J.B. narra Gonzalo Torrente Ballester la historia de una supuesta ciudad capaz de levitar y desaparecer a la vista de los forasteros que intentan visitarla. Figura en los mapas,…

Cartelera

Cine clásico

  • Entrevista a Gojira
    Escrito por
    Entrevista a Gojira Con una salud envidiable, uno de los actores internacionales más reconocidos cumple sesenta años en la profesión. Nos referimos a la internacional estrella nipona Gojira –Godzilla para los occidentales–, quien sigue provocando la admiración de…
  • Vida y milagros de Quentin Tarantino
    Escrito por
    Vida y milagros de Quentin Tarantino Para hablar de los 90 es obligatorio citar ejemplos como La Macarena, Sharon Stone, las televisiones privadas, Monica Lewinski, Ray Loriga, el grunge o el bakalao. Simplezas como éstas son las obligadas referencias culturales de…

bannernewsletter1

  • He aquí la catástrofe
    Escrito por
    He aquí la catástrofe “¡El Universo perece! ¡He aquí la catástrofe!”. Con estas palabras, de acentos próximos a Plinio, se anunciaba en 1868 la destrucción de Pompeya que daba fin a la ópera Jone, de Errico Petrella. Como podéis…

LWYang, CC

Michael Miller, CC

  • En memoria de Margaret Price
    Escrito por
    En memoria de Margaret Price El 18 de enero de 2011 falleció en su tierra galesa la exquisita Margaret Price. La reciente publicación por parte del sello de la London Philharmonic de un Requiem verdiano del que ella es selecta…

"Mammoths: Ice Age Giants", Museo de Historia Natural, Londres

  • La rata que no estaba extinta
    Escrito por
    La rata que no estaba extinta "Las noticias sobre mi muerte han sido grandemente exageradas" (Mark Twain) A primera vista, el mercado de Thakhek no aparenta ser un lugar propicio para la investigación científica. Como en otros sitios de la antigua…