Crítica de "REC 3: Génesis"

rec3

La simpatía... Qué dificil es valorar en una crítica ese activo inapreciable, cuya presencia en una película realza cualquiera de sus virtudes. REC 3: Génesis trasmite simpatía a manos llenas, logrando la hazaña de convertir un relato de zombis en una de las mejores comedias de la temporada.

Vaya por delante que, a la hora de hablar de comedias, estoy chapado a la antigua. Detesto la humorada burda o la grosería con la misma intensidad con la que añoro el screwball y las viejas comedias de teléfonos blancos.

El cine español, en cuya larga historia hay comedias extraordinarias, nos había acostumbrado últimamente a un estilo de humor grueso y sin encanto, heredero (a su pesar) del cine de destape y de las bromas de instituto.

En la medida en que, con independencia de sus secuencias más o menos sangrientas, REC3 reivindica el espíritu mediterráneo y juguetón de Berlanga, uno siente que está en buenas manos.

Es más, si a la película de Paco Plaza le robásemos sus secuencias más escalofriantes, nos quedaríamos con un sainete costumbrista de primera categoría, bien interpretado, bien rodado y servido con gusto impecable.

rec30

Esa boda que Plaza rueda cámara en mano es divertida y ágil. Por si ello no bastara, también acredita un modélico trabajo con los actores, que lucen a pesar del barullo de arroz, poses fotográficas y ramos lanzados al aire.

Durante ese primer acto, Leticia Dolera y Diego Martín, en la piel de Clara y Koldo, se convierten en dos novios felices, nerviosos y rebosantes de una ternura natural. Esto es algo muy difícil de simular, por muy buenos que sean los intérpretes. Y  desde luego, Leticia y Diego conocen el oficio.

El resto del elenco les respalda sin fisuras, aunque destacan especialmente Ismael Martínez y Emilio Mencheta.

El Sr. B merece un párrafo aparte. En su papel de cámara en la boda, introduce una descacharrante reflexión cinematográfica que, para colmo, está cargada de razón.

Esto último me permite elogiar una de las mayores virtudes de la película: el ingenio de sus diálogos. En este sentido, el guión de Luiso Berdejo y Paco Plaza logra un perfecto equilibrio entre la inteligencia y la gamberrada. Sin caer una sola vez en la zafiedad, logra que el auditorio adolescente se lo pase tan bien como sus padres.

rec31

Obviamente, unos cuantos litros de sangre derramados en pantalla me impiden decir que esta es una producción para todos los públicos. Pero poco le falta.

A partir del segundo acto, la puesta en escena pasa de la cámara subjetiva a la planificación convencional. De este modo, lo que empieza como una prolongación del recurso empleado en REC 1 y REC 2, se convierte en un relato de corte clásico, resuelto con brío y precisión, en la estela de Sam Raimi.

Cuando los infectados se ponen en marcha, la diversión se multiplica. Plaza nos sube a una montaña rusa en la que los muertos vivientes, el romanticismo pop, la épica, el casticismo más español, el survival horror e incluso los homenajes a Kill Bill y a La matanza de Texas se entremezclan de forma natural, sin que los cambios de tono resulten forzados. Si a esto le añadimos una banda sonora en la que suenan Loquillo, Pablo Abraira, M-Clan y Tino Casal, cualquier resistencia por parte del espectador queda anulada.

Hasta tal punto la mezcla funciona, que no me cuesta elegir esta tercera entrega como la mejor de toda la saga REC.

Sinopsis

Koldo y Clara están hechos el uno para el otro. Van a celebrar su enlace acompañados de sus seres queridos. Pero una negra sombra se cierne sobre ellos. En el día más feliz de sus vidas, el infierno va a desatarse.

grande3

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de la sinopsis e imágenes © Filmax. Reservados todos los derechos.

BBC, PBS, KCET

  • Homosexualidad y biología
    Homosexualidad y biología El debate sobre si ciertas conductas humanas son determinadas por factores biológicos (genéticos, hormonales, cerebrales...) o culturales (educación, influencias sociales, decisiones personales...) no termina. La orientación sexual es un ejemplo notorio: por más de un…
  • Deberes y WhatsApp
    Escrito por
    Deberes y WhatsApp La eficacia de los deberes escolares como acompañamiento en el proceso de aprendizaje ha estado y estará siempre en el alero del debate. Los debates educativos son muy curiosos. En ellos participa todo el mundo,…

Loren Kerns, CC

  • Retrato de MC
    Escrito por
    Retrato de MC No se trata de un nombre en clave para ocultar y señalar, al mismo tiempo, a una persona real. Se trata de un personaje imaginario que, como todos ellos, acaba por cobrar una realidad cotidiana.…
  • Las chicas sólo quieren divertirse
    Escrito por
    Las chicas sólo quieren divertirse La canción de Cyndi Lauper a la que hace referencia el título de este artículo ha sido un himno para varios colectivos, especialmente el de LGTB. Y no es de extrañar. El mensaje es claro…

Cartelera

Cine clásico

LWYang, CC

  • Doce Austen-Men
    Escrito por
    Doce Austen-Men Se piensa con razón que los libros de Jane Austen son “femeninos”. Nunca he entendido muy bien qué significa esto. Es verdad que están escritos por una mujer, seguidos y leídos por las mujeres y…

Michael Miller, CC

  • El amor gay en la ópera
    Escrito por
    El amor gay en la ópera La ópera se hartó de mostrarnos relaciones amorosas pero, por razones obvias, ha tardado en contarnos el amor entre dos individuos del mismo sexo. No parece anterior a nuestro siglo tal novedad. Digamos que se…

"Mammoths: Ice Age Giants", Museo de Historia Natural, Londres

  • Paisaje con aves
    Escrito por
    Paisaje con aves Tomábamos una copa en una terraza después de la paella y la sobremesa. Estamos hablando del barrio de Hortaleza. Y de repente ahí, a la mesa, a la caza de las migajas de las patatas…