"Dejad de quererme", de Jean Becker

Dejad de quererme

Es de sobra conocida la expresión de que cada ser humano es un mundo, un extraño y complejo universo que, una vez formado, no deja de sorprender a quienes le rodean. Esta historia, muy concurrida sin duda, puede favorecer la reflexión de un lector o espectador cuando tiene la oportunidad de aproximarse a ella por vía literaria o cinematográfica.

En este caso, Jean Becker, que ya me sorprendió especialmente en La fortuna de vivir, vuelve a sumergirse en los sentimientos, en la pasión y el desengaño, en la apariencia y la fragilidad de lo construido sólidamente.

La novela de François d’Epenoux Deus tours à tuer es el punto de arranque. Un marido ejemplar, profesional publicitario de reconocido prestigio, amigo de sus amigos, decide destruir en poco tiempo ese mundo en el que se ha mantenido durante muchos años. El castillo se derrumba y el protagonista sigue sus pasos.

¿Qué sentido tiene que, en un momento de tu vida, el día a día ya no sea igual? Siempre hay un motivo que provoca que tu mirada no sea la misma. Que tu mujer te resulte insoportable en su corrección y rutina. Que tus hijos no reciban de su padre las palabras de cariño habituales. Que los amigos se desengañen contigo cuando les dices claramente lo que has pensado de ellos en más de una ocasión, rompiendo así una armonía y una corrección largamente mantenidas, también por interés personal. O que irrumpas en la vida de tu padre, ese personaje que idealizabas y que te abandonó a una edad temprana para sumergirse en una rutina de vida que le hace feliz.

La tensión emocional que rompe una vida aparentemente perfecta se transforma en el encuentro con lo sencillo, con la Naturaleza, con el desarrollo de los sentidos en un marco ideal de plácida existencia.

Vivir es lo más importante, y un entorno sereno es el que te permite disfrutar de las cosas pequeñas, de lo cotidiano, de lo emocional.

Jean Becker aprovecha la esencia de esta historia para transmitirnos que lo visible no tiene muchas veces el sentido que nosotros le damos. Las cosas no son lo que aparentan ser. Por eso hay que vivir y dejar vivir, sentirse cerca pero saber apreciar la distancia para crecer interiormente. La convivencia no es necesariamente la conveniencia; ésta puede convertirse en el filtro que difumine la esencia de todo.

Sinopsis

Antoine, 42 años, publicista, es un hombre de éxito. Está casado con Cécile, es padre de dos hijos, vive en una bonita casa no lejos de París y tiene muy buenas relaciones con los vecinos. Su discreta relación con la guapa Marion no va tan en serio como para perturbar su equilibrada vida.

Sin embargo, un día como cualquier otro, su vida cambia. Durante una reunión con un cliente importante, pierde los estribos y, de paso, el proyecto. Su socio le propone que se tome unos días de vacaciones para descansar, pero Antoine está decidido a acabar de una vez por todas y ofrece venderle su parte.

De vuelta a casa para el fin de semana, empieza a destruir sistemáticamente lo que ha construido durante años. Su mujer le acusa de tener una amante, y no lo niega. Su comportamiento es odioso y la saca de quicio sin darle la menor explicación. Es su cumpleaños y sus dos hijos le han hecho dibujos, pero de golpe, se vuelve intransigente y duro con ellos. Su amigo de toda la vida le pide consejo acerca de la compra de un coche de coleccionista; en vez de ayudarle, se las arregla para que no salga el trato. Sus amigos le han preparado una fiesta sorpresa en su propia casa. Parece disfrutar insultándolos uno a uno: incluso se mete con la guapa Virginie, que en su opinión se pasa de coqueta. Nadie entiende lo que le ocurre. La velada no tarda en convertirse en una auténtica pelea verbal. Presa de la ira, los echa a todos y, después de una última y tremenda conversación con Cécile, se va de casa.

Ha bastado un fin de semana para que Antoine, un hombre aparentemente sin problemas, destruya toda su vida. ¿La crisis de los cuarenta? ¿Un ataque de locura? ¿Quién sabe?

Copyright de las imágenes, de la sinopsis y de la entrevista con Jean Becker © Departamento de Comunicación de Golem Distribución S.L. Reservados todos los derechos.


logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Kenneth Rexroth, una biografía
    Escrito por
    Kenneth Rexroth, una biografía De Kenneth Rexroth (1905–1982) yo conocía su interés por las culturas china y japonesa y que era una especie de budista de California (que suelen ser los mejores budistas). También sabía que tenía mucha relación…
  • Los escritores y la guerra
    Escrito por
    Los escritores y la guerra Con el centenario de la guerra mundial proliferaron los libros y artículos sobre diversos temas, especialmente los colaterales. Uno de ellos fue el de los escritores y el conflicto. Frondosa fue la literatura generada por…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Nobeles inmorales
    Nobeles inmorales Cuando, en 1971, el doctor Robert Edwards, biólogo, y su colega el ginecoobstetra Patrick Steptoe, ambos ingleses, recibieron la noticia de que el Consejo de Investigación Médica del Reino Unido, que financiaba sus investigaciones…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • "Rip Kirby", de Alex Raymond
    Escrito por
    "Rip Kirby", de Alex Raymond Leer estas viñetas de Alex Raymond evoca un pasado en blanco y negro. Ya saben lo que esto significa: tic-tac hasta los años cuarenta. Recuperamos así la elegancia, la sofisticación y la dureza de unos…

Cartelera

Cine clásico

  • El Pato Donald: biografía no autorizada
    Escrito por
    El Pato Donald: biografía no autorizada Comenzaré por mencionar lo que es de dominio público, y forma eso que, de forma grandilocuente, llamamos el imaginario colectivo. Me refiero a todo aquello que nos sugiere este personaje gruñón y entrañable: aventuras sin…

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

  • Howard V. Brown (1878-1945)
    Howard V. Brown (1878-1945) Howard Vachel Brown era ya un artista maduro en los años treinta, cuando la ciencia-ficción encontraba su lugar entre las revistas populares de género. Aunque su trabajo dentro de este campo supuso una proporción relativamente…

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Mendelssohn empuña el violonchelo
    Escrito por
    Mendelssohn empuña el violonchelo Un largo e ilustre camino recorre el violonchelo alemán entre Bach y Brahms, un camino que va de la suite a la sonata, cuyo enlace puede ser Boccherini, que amaba ambos géneros y era un…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia