"Elsa y Fred" (Marcos Carnevale, 2005)

elsayfredEl director de Elsa & Fred es Marcos Carnevale, un cineasta argentino de breve pero enjundioso currículo.

Carnevale debutó en cine en 1996, en calidad de guionista, director y productor de Noche de Ronda. Mientras preparaba su segundo largometraje, Almejas y Mejillones (2000), Carnevale se dedicó a escribir guiones como los de Esa maldita costilla, Papá es un ídolo y Los Pitín al rescate. En 2003 concluyó el libreto de El día que me amen, y de inmediato acometió la realización de su tercera entrega de larga duración, Elsa & Fred. El proyecto, según nos dice, fue incubándose durante décadas.

De viva voz, Carnevale resume dicho proceso: «Tenía más o menos catorce años cuando vi por primera vez La dolce vita. La vi en el cine de mi pequeño pueblo de la provincia de Córdoba, Inriville (Inri, como la inscripción de la cruz; Ville, como villa en francés). Yo, como el Totó de Cinema Paradiso, vivía en la cabina de proyección soñando que algún día iba a rodar una película, o al menos, una escena como la de la Anita y Marcello en la Fontana de Trevi».

Finalmente, el sueño se tradujo en celuloide, y el cineasta llegó a la Fontana de Trevi con su Anita y con su Marcello: la uruguaya China Zorrilla y el español Manuel Alexandre. Aclaremos la escena: Zorrilla interpreta a la anciana Elsa —82 años de vitalidad y humor—, quien quiere ser como la Ekberg retozando en las aguas de Trevi. Frente a ella, sonríe otro octogenario, Alfredo, antes viudo y angustiado por la ausencia de su mujer, y ahora lleno de gozo por un deseo que se renueva tardíamente, sin atender a las tercas y aun indecorosas razones del calendario.

Rodada con un estilo terso, equiparable al del clasicismo hollywoodense, este largometraje destaca por dos razones poderosas: el libro y sus actuantes. Su guión, optimista, jovial y en cierto modo aleccionador, se gana el favor del público sin trampear con los sentimientos fáciles, evolucionando con sutileza y precisión de detalle. Y el reparto, admirablemente equilibrado, otorga nuevas dosis de excelencia a este filme que ha merecido el éxito sin apoyo publicitario.

No hay duda de que el más auténtico balance del reciente cine argentino se calibra gracias a producciones como ésta, dotadas de ese tipo de cualidades que la audiencia agradece: entretenimiento decoroso, costumbrismo de buena ley, inmejorables interpretaciones e historias casi nunca apresuradas, pero que se precipitan vertiginosamente hacia el corazón.

Esta es una versión expandida de un artículo que escribí en el Centro Virtual Cervantes (www.cvc.cervantes.es), portal en la red creado y mantenido por el Instituto Cervantes para contribuir a la difusión de la lengua española y las culturas hispánicas.

 

  • Por bueno que sea, todo mejora con tentáculos
    Escrito por
    Por bueno que sea, todo mejora con tentáculos Cubierta de "Achtung! Cthulhu Investigator´s guide to the Secret War", publicado por Modiphius Entertainment © Javier Fernández Carrera (Pintureiro). Reservados todos los derechos. Los tentáculos nos siguen fascinando. ¿Por qué? Depende la persona…
  • El descrédito de las ciencias ocultas
    El descrédito de las ciencias ocultas La aceptación del concepto de “ciencias ocultas” como cajón de sastre para diferentes disciplinas sin conexión aparente ha supuesto una tergiversación de la historia del conocimiento, dice el historiador holandés Wouter J. Hanegraaff. Siempre…
  • The Cult, la revista de la tercera cultura El arte y la ciencia en conversación. Esa es la premisa de la que parte THE CULT. Crear un espacio donde esos dos sectores se encuentren con naturalidad, regalándonos emociones, asombro y reflexión.…

Juego de espejos

  • Ver la música
    Ver la música Dancing Colours © Fabian Oefner Los humanos somos animales primordialmente visuales. Por eso a veces no nos damos cuenta de lo importante que resultan los estímulos que recibimos de nuestros otros sentidos, y de cómo…
  • El murciélago patudo sale de pesca
    Escrito por
    El murciélago patudo sale de pesca El murciélago patudo (Myotis capaccinii) está a punto de extinguirse. Un trabajo liderado por la bióloga Ostaizka Aizpurua, de la Universidad del País Vasco, ha sido clave para conocerlo mejor, y así poder tomar las…

Cartelera

  • Chlöe Howl: El placer del pop
    Escrito por
    Chlöe Howl: El placer del pop Aunque cuando he escrito sobre música he hablado poco de pop, y me he centrado en artistas de ritmos más rock o folk, o en música más “adulta” como la de John Grant o Eels,…
  • La seducción de una voz
    Escrito por
    La seducción de una voz Si un hijo suyo les dice que quiere ser poeta, es posible que a más de uno le dé un disgusto, porque habrá quien piense, con razón, que lo va a tener difícil en la…

Entrevistas

Facebook

Televisión

Cine clásico

  • Clásicos de Halloween
    Escrito por
    Clásicos de Halloween Sin lanzarnos a debates acerca de la celebración en España de la fiesta de Halloween (¿hay algo más español que apuntarnos a cualquier fiesta?), lo cierto es que no nos podemos librar de su influencia,…
  • Surrealismo marxista: "Un día en las carreras" (1937)
    Escrito por
    Surrealismo marxista: "Un día en las carreras" (1937) El futuro de un hospital de descanso, el Standish Sanitarium, depende de que su propietaria consiga pronto la financiación que impida su embargo. Forma parte de un complejo de vacaciones que incluye casino, un hotel…

Arte y exposiciones

El armario de Proteo

  • Arte lovecraftiano
    Escrito por
    Arte lovecraftiano Copyright © Andrey Nazarov Aturdidos frente al horror cósmico, cuya tiniebla se filtra en cada pesadilla, estos artistas han decidido acceder a un conocimiento prohibido. Gracias a ellos, las conjeturas de H.P. Lovecraft se convierten…
  • Jaroslaw Kukowski, entre el sueño y el misterio
    Escrito por
    Jaroslaw Kukowski, entre el sueño y el misterio Deténganse a observar sus obras. Les presento un nuevo huésped de esta galería. Nació en Polonia, en 1972, y en su trayectoria artística se acoge a la espesura de dos corrientes, el surrealismo y el…

Fotografía

  • No te acostumbres
    Escrito por
    No te acostumbres "No te acostumbres", se lo dijo en un tono que ella no sabía interpretar. "No me acostumbraré", le contestó ella. Y decía la verdad. No quería acostumbrarse, le parecía imposible. Aunque leyó varias veces el…