"Plan de vuelo: Desaparecida" ("Flightplan", Robert Schwentke, 2005)

Plan de vuelo

En un época en la que volar se ha convertido en una fuente de ansiedad en todo el mundo, Flightplan (Plan de vuelo: Desaparecida) invita a los espectadores a embarcarse en un sofisticado thriller de suspense que se desarrolla en su totalidad en un avión: un recinto cerrado en él que el aislamiento, el miedo y las sospechas alcanzan cotas insospechadas.

Cuando Kyle Pratt se da cuenta de que su hija ha desaparecido en el avión, esta entregada madre se interna en una compleja red de misterios, engaño y conspiración que pondrá a prueba la fuerza de su instinto maternal y que los espectadores vivirán casi en primera persona.

Aunque la historia de Flightplan (Plan de vuelo: Desaparecida) se creó mucho antes de los trágicos acontecimientos del 11 de septiembre de 2001, el guión adquirió un nuevo significado y refleja la incertidumbre y el miedo que viven los pasajeros de los vuelos internacionales, así como los sentimientos de protección y de preocupación de los padres. La historia de la película no estaba basada en ningún acto terrorista, pero tras la estela del 11 de septiembre, las situaciones de paranoia y desconfianza hacia el resto del pasaje se convirtieron en temas de máxima actualidad.

La mezcla de sentimientos humanos, dilemas éticos y situaciones de pánico fue lo que llamó la atención del productor Brian Grazer, ganador de un Oscar de la Academia®. Conocido por abordar un amplio abanico de temas en sus películas que van desde la arriesgada "8 Mile" (8 millas) hasta la galardonada "A Beautiful Mind" (Una mente maravillosa), Grazer se dio cuenta de que este thriller de alto voltaje podía convertirse en un activo valioso de la lista de largometrajes de Imagine.

Grazer afirma: "Me di cuenta de que Flightplan (Plan de vuelo: Desaparecida) tenía algo de ese misterio hitchcokiano pero trasladado al escenario moderno de un vuelo internacional con todos sus recovecos, grietas, huecos y escondites". Y añade: “La mezcla de esta idea irresistible con una historia humana dotada de fuertes emociones sobre la pérdida y el dolor era realmente interesante”.

A la hora de escribir el primer borrador de Flightplan (Plan de vuelo: Desaparecida), Peter A. Dowling se inspiró en una idea extremadamente sencilla, una idea que parecía ofrecer infinitas posibilidades a la hora de genera suspense y misterio. Era una visión contemporánea de uno de los temas más conmovedores del cine: la desaparición súbita e inexplicable de un ser querido.

“En pleno vuelo, una madre se da cuenta que su hija ha desaparecido y que nadie reconoce haberla visto subir al avión. Esa idea era el punto de partida ya que me di cuenta de que la historia podía tomar muchas direcciones”, explica. "Podía ser una historia sobrenatural. Una abducción extraterrestre. Podía abordar temas de alucinaciones o fantasías. O, también podía ser un thriller completamente realista. Ese último fue el camino que tomó el guión -y también el reto- porque siempre me habían interesado las películas de suspense con argumentos muy elaborados, sobre todo aquellos que se desarrollan en espacios cerrados. Además, pensé que era una experiencia muy fuerte a la que una madre tiene que hacer frente a una crisis personal aterradora”.

Flightplan (Plan de vuelo: Desaparecida) se basa en un hecho que te engancha”, afirma el productor ejecutivo Robert DiNozzi que llevó el primer borrador del guión a James Whitaker de Imagine Entertainment. “Es una idea increíblemente atractiva pero también tiene algo muy primario que podía llegar al corazón de cualquier público. La idea de que tu hijo desaparezca y que nadie te crea, ni te ayude, ni tengas en quien confiar -a veces ni siquiera en ti mismo- tiene una componente emocional muy fuerte”.

En Imagine, a Brian Grazer también le interesó el borrador de Dowking pero se le ocurrió que se podía añadir un nuevo elemento: en vez de que el protagonista fuera un hombre como decía el guión, Grazer sugirió algo totalmente diferente. Se le ocurrió que Jodie Foster, ganadora de un Oscar de la Academia®- -con quien Grazer llevaba años queriendo trabajar- podía representar esa personalidad fuerte y a la vez misteriosa, que protagonizara el suspense de la historia.

“Para un thriller de estas características, nadie mejor que Jodie Foster”, añade Grazer. “Es una actriz que genera empatía, que despierta compasión y que resulta muy creíble en el papel de una madre, pero que al mismo tiempo hace gala de una increíble fuerza y determinación cuando la ponen a prueba”.

Cuando Foster firmó el contrato para interpretar el papel, toda la producción lo celebró. Fue entonces cuando Grazer apeló a los servicios del guionista Billy Ray para que desarrolla la historia de Foster, y reinventara a Kyle Pratt (el nombre siguió siendo el mismo) creando el personaje de una viuda atormentada cuyo instinto maternal se pone a prueba cuando su hija desaparece en circunstancias que nadie puede entender ni explicar.

A Ray le pareció que la historia escondía un drama psicológico de gran calado. “Cuando personas extrañas se ven confinadas en un avión y a esta circunstancia le añades una buena dosis de tensión y sospecha, se convierte en una forma realmente explosiva de observar cómo reaccionan los seres humanos sometidos a una presión casi insoportable. Ves salir a la luz la humanidad de la gente tanto para lo bueno como para lo malo a la hora de tomar decisiones muy difíciles”.

Y continúa: “Para mí, " Flightplan (Plan de vuelo: Desaparecida) trata sobre todo el terror que se hace visible en los ojos de Kyle Pratt, es decir de Jodie Foster que interpreta a una viuda inestable aunque muy inteligente en la que no sabes muy bien si debes confiar. Sabía que Jodie podía aportar su gran inteligencia a la película y, mientras escribíamos su personaje, ella nos empujaba y nos desafiaba para que hiciéramos una película más inteligente y más interesante”.

Cuando llegó el momento de buscar un director para "Flightplan (Plan de vuelo: Desaparecida), Grazer y los productores ejecutivos Charles J.D. Schlissel y Robert DiNozzi dieron un nuevo giro a la historia eligiendo a Robert Schwentke, un realizador alemán de cine independiente conocido por sus osadas y originales películas "Tattoo" y "The Family Jewels". Grazer y el resto del equipo se quedaron impresionados ante la habilidad del joven director para crear situaciones muy íntimas de tensión y emoción en sus películas.

Charlie Schlissel afirma: "Robert es joven director de gran talento y una de las personas más meticulosas e innovadoras con las que he trabajado jamás. Ve el mundo de una forma diferente, tiene un ojo asombroso para los detalles y además es una persona encantadora. Supo cómo dotar a la película de un gancho emocional muy especial”.

Grazer añade: "Robert dirigió un intenso y visceral largometraje llamado "Tattoo" y al ver esa película supe que él entendía la forma de asustar a la gente, la forma de crear suspense y de que la intensidad fuera creciendo a medida que transcurría la película. Además, sentí que podía aportar un punto de vista diferente a un thriller que rompía con las pautas del género”.

A Schwentke le gustó la idea de un thriller que se desarrolla en un recinto cerrado y herméticamente cerrado y también le interesó la oportunidad de trabajar con un material tan bien elaborado. “La clave de la película está en una mujer que tiene que recuperar su estabilidad emocional después de la muerte repentina de su marido. Al principio no se sabe las circunstancias de esa muerte, pero está claro que ella está intentando recuperarse de esa dolorosa pérdida. La cuestión es hasta qué punto lo está consiguiendo, y esta circunstancia emocional constituye el eje dramático de la película. Además, el personaje que interpreta Jodie tiene que enfrentarse a la situación de ser la única persona responsable de su hija de seis años. A pesar de su dolor, ella tiene que seguir adelante por el bien de la niña”.

“Esta historia era una oportunidad de hacer una película que fuera un puzzle de giros y cambios de dirección con un fuerte componente emocional,” continúa afirmando el director. “Me atraía la idea de una película que se desarrolla en un único espacio totalmente cerrado. Decidimos no hacer ninguna escena en la torre de control ni con ningún personaje que se encontrara en tierra. Todo ocurría en el espacio claustrofóbico de un avión, con el fin de que el público se sintiera atrapado a 37.000 pies en compañía de los personajes, y con los que tendría que luchar para resolver el misterio”.

Sinopsis

A 12.000 metros del suelo, a bordo de un tenebroso E-474, Kyle Pratt (Jodie Foster) se enfrentará a la peor pesadilla de cualquier madre: su hija Julia, de seis años, desaparece sin dejar ni huella en medio de un vuelo Berlín-Nueva York. Kyle, que todavía no se ha recuperado de la inesperada muerte de su marido, intentará desesperadamente demostrar a la incrédula tripulación y a los pasajeros que no está loca y deberá hacer frente a la posibilidad de que realmente haya perdido la cordura. A pesar de que ni Rich (Sean Bean), el capitán del vuelo, ni el oficial Gene Carson (Peter Sarsgaard) quieren dudar de la afligida viuda, todo parece indicar que su hija nunca subió al avión, despertando la paranoia y la duda de los pasajeros y la tripulación del avión. Desesperadamente sola, Kyle sólo podrá contar con sus convicciones para resolver este misterio

 

logonegrolibros

  • El reloj personal
    Escrito por
    El reloj personal Podemos ordenar a nuestra mente que nos despierte a las siete de la mañana. Y nos despertamos a la siete de la mañana. Es un fenómeno asombroso pero real. Yo no sé, y dudo que…
  • La Justicia y las justicias
    Escrito por
    La Justicia y las justicias El lenguaje periodístico, hiperbólico y guerrero como siempre, se refiere al caso Puigdemont como una batalla perdida por el Tribunal Supremo de España ante la corte del estado alemán de Schleswig-Holstein (paradójicamente, la casa de…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

Cine clásico

  • "Río Bravo" (Howard Hawks, 1959)
    Escrito por
    "Río Bravo" (Howard Hawks, 1959) A Howard Hawks no le gustó Solo ante el peligro. Así de simple. No le convencía la actitud del apurado sheriff protagonista. Decía que no el tipo no actuaba como un profesional. ¿Y qué surgió…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Mara Zampieri: su mejor época
    Escrito por
    Mara Zampieri: su mejor época Este Ernani de Verdi procedente, sin estar fechado, del teatro de Trieste que lleva el nombre del compositor, con Mara Zampieri en el nada cómodo papel de Elvira, puede situarse entre 1978 y 1985, un…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC