El sistema de mercado. Qué es, cómo funciona y cómo entenderlo

William_violin

El sistema de mercado. Qué es, cómo funciona y cómo entenderlo, Charles E. Lindblom, Traducción de Fernando Esteve Mora, Alianza, Madrid, 2002, 327 pp.

La economía del mercado, como todos los lugares comunes, amenaza con volverse algo consabido, o sea ignorado.

Para despejar latiguillos y malentendidos, el profesor Lindblom, de la Universidad de Yale, propone un texto didáctico, ordenado y redactado de modo que se sitúe al alcance de cualquier lego en la materia.

Todas las economías tienen y han tenido mercados, pero no todas se han regido por el sistema de mercado, que se basa en una organización montada por los vendedores y los compradores, sin una dirección exterior y única.

Resulta ser, entonces, más que un artilugio económico, para convertirse en un sistema de coordinación de todas las actividades sociales.

En efecto, más allá de su apariencia de autonomía, dejar hacer y aún dinámica caótica, el sistema de mercado es el más riguroso de los conocidos en cuanto a planificación económica.

Es, por añadidura, una maquinaria de relación entre sujetos y de control de sus conductas.

Y, en otro sentido, como bien explica Lindblom, aunque sus defensores doctrinales lo sitúan fuera de la órbita estatal, en él actúa de modo decisivo el Estado mismo por medio de subvenciones, compras, préstamos, programas de bienestar social, promoción de ventas al exterior, oferta de dinero y crédito.

Entre las virtudes del sistema, el autor apunta la formación de precios óptimos, la reducción de costes y la creación de motivaciones en el comprador, que acaba siendo toda una cultura de relaciones con los sujetos y con las cosas.

Entre los defectos cuentan la formación de precios irracionales, el ahondamiento de las desigualdades sociales, la ignorancia del cliente respecto a los objetos que adquiere, la reducción de la economía a la optimización del beneficio, la monotonía de las transacciones cuya única finalidad es la reducción de costes y la maximización de las ganancias.

Lindblom señala que, hasta ahora, visto el fracaso de los sistemas estatalistas, no hay alternativas radicales al sistema de mercado pero sí alternativas dentro del mismo.

Si bien el sistema impregna a toda la sociedad, no la sustituye.

Ha de ser una parte de ella si no queremos que la sociedad deje de funcionar como tal y se convierta en un gigantesco mercado, en el cual los ciudadanos ya no serán más que clientes y compradores.

La conclusión del autor no es económica sino política.

Se trata siempre de llegar a saber qué sociedad queremos.

Copyright © Blas Matamoro. Este artículo fue editado originalmente en la revista Cuadernos Hispanoamericanos. El texto aparece publicado en Cine y Letras con el permiso de su autor. Reservados todos los derechos.


  • The Cult: el desafío de la tercera cultura El arte y la ciencia en conversación. Esa es la premisa de la que parte THE CULT, la plataforma educativa de conCiencia Cultural. Crear un espacio donde esos dos sectores se encuentren con…
  • ¿99% chimpancé y 50% banano?
    Escrito por
    ¿99% chimpancé y 50% banano? Imagen superior: Tambako The Jaguar, CC Parte 1 Sabemos que nuestros parientes más cercanos son los dos tipos de chimpancé (el común y el bonobo), que comparten con el ser humano un ancestro…
  • Omar Jayyam entre Dios y el vino
    Escrito por
    Omar Jayyam entre Dios y el vino Edmund Dulac, "The Rubaiyat of Omar Khayyam" Ghiyathuddin Abulfash Omar ben Ibrahim al Jayyam, conocido como Omar Jayyam (o Khayam) es un poeta, astrónomo y matemático persa que vivió en los siglos XI y XII.…

BBC, PBS, KCET

  • La confiabilidad de la ciencia
    La confiabilidad de la ciencia Imagen superior © Kevin Sloan A veces parecería que la ciencia aspira a ser la única verdad posible. Que ninguna otra forma de conocimiento es válida. Que quien crea en algo que no pueda comprobarse…
  • Bill Mollison, el padre de la permacultura
    Escrito por
    Bill Mollison, el padre de la permacultura Imagen superior: Bill Mollison (Autor: Nicolás Boullosa, CC) Puede que tengamos que mirarnos al espejo, porque el tema del que voy a hablarles incluye un dilema ético. Veámoslo de este modo: pese a que la…

Loren Kerns, CC

  • La máscara y el rostro
    Escrito por
    La máscara y el rostro Imagen superior: Max Beckmann (1884–1950) Estas escenas veraniegas que combaten la sequía informativa estival, animan el cotarro periodístico. Quizás en otro momento del año, menos lánguido en las bolsas de valores y con menos políticos…
  • Seguir leyendo
    Escrito por
    Seguir leyendo Imagen superior: Jess Ruby, CC Como lector antiguo, viejo y apasionado –léase: crédulo y obsesivo– me intereso por las estadísticas de lectura. Sobre todo, por los esfuerzos de los descifradores de encuestas que tratan de…

Cartelera

Cine clásico

  • La vedette contra el monstruo
    Escrito por
    La vedette contra el monstruo Hace poco he leído una vieja edición de Dinosaur Tales, recopilación de relatos y poemas de Ray Bradbury donde el protagonismo recae en los monstruos prehistóricos. El libro cuenta un par de introducciones del propio…
  • "Lecturas diabólicas" ("I, Madman",1989)
    Escrito por
    "Lecturas diabólicas" ("I, Madman",1989) Esta desconocida película bien merece una revisión para reivindicarla. Nos hallamos ante una joya oculta de finales de los 80, que rinde homenaje al terror pulp de los años 30, dirigida por el extraño Tibor Takács, autor…
  • ¿Tiene usted el cuerpo de moda?
    Escrito por
    ¿Tiene usted el cuerpo de moda? Russell Patterson Dedicado a Caty León, que quiere escribir sobre moda Un fenómeno característico del siglo XX es el creciente culto al cuerpo, fenómeno todavía en curso, que se vincula con la identificación progresiva del…

LWYang, CC

Michael Miller, CC

  • Canciones (IM)prescindibles de verano
    Escrito por
    Canciones (IM)prescindibles de verano Imagen superior: Major Lazer & DJ Snake y MØ, "Lean On" © Crispy Crust Records El verano es sinónimo de muchas cosas: buen tiempo, vacaciones, playa, viajes en coche y desconexión de la rutina. Por…
  • La juventud de Papá Haydn
    Escrito por
    La juventud de Papá Haydn La imagen tópica de Haydn es la un viejecito jovial, un patriarca largamente productivo. Pero, como todos los viejos, alguna vez fue joven y, en tanto músico, se estrenó antes de sus veinte años. Se…

"Mammoths: Ice Age Giants", Museo de Historia Natural, Londres