"La mirada griega", de Manuel Crespillo

William_Michael_Harnett3

La mirada griega, Manuel Crespillo, Ágora, Malaga, 1995, 220 páginas.

Occidente, asegura Crespillo, tiene una identidad trágica.

Ha buscado su origen y lo ha hallado en la muerte, en ese paradójico fundamento vacío y abismal, de toda cultura.

Occidente, por ello, se ve condenado a ser una constante exégesis, un constante comentario de sí mismo.

Desde la primera y más radical destrucción de una civilización por la guerra, en Troya, la construcción civilizatoria misma se ha reconocido circular, trágica y aniquiladora, porque es un eco oblicuo de la muerte, una reacción monotemática contra ella. En efecto, lo que caracteriza al llamado, por algunos, Gran Estilo de la cultura europea, es el intento de vivir el ideal, de alcanzar el absoluto, de divinizar la totalidad en una suerte de panteísmo de la inteligencia.

Dioses encarnados, titanes, imperios, sistemas de pensamiento, omnipotencia del conocimiento científico, son diversas encarnaciones de la pretensión occidental al Todo, la grandeza, la dominación, como artimañas para evitar el Gran Vacío.

La otra opción sería el nihilismo pasivo de cierto pensamiento oriental: aceptar el Gran Vacío como la única realidad verdadera, en lugar de luchar trágicamente contra él desde la divinización de la actividad humana. Si no lo vas a saber todo, si no vas a poderlo todo, más vale que aceptes no hacer ni saber nada.

Como toda reflexión trágica, este libro carece de conclusiones, porque en el fin está el (re)comienzo.

Las abundantes citas de todo tipo que Crespillo moviliza, desde los presocráticos hasta las sinfonías de Mahler, desde Calderón a Holderlin, ejemplifican el autoexamen infinito de esa gran biblioteca de Babel que es Europa, la trágica Europa que nunca pudo admitir las advertencias de Casandra ante el asedio de Ilion.

Copyright del texto © Blas Matamoro. Este artículo fue editado originalmente en la revista Cuadernos Hispanoamericanos. El texto aparece publicado en Cine y Letras con el permiso de su autor. Reservados todos los derechos.


  • Los primeros americanos
    Los primeros americanos El viaje de Colón había sido planeado para llegar a China o a Japón. Su error de cálculo, muy común en la época, que suponía un diámetro terrestre menor al que realmente tiene, lo había…
  • ¡Corre homo, corre!
    Escrito por
    ¡Corre homo, corre! Los seres humanos no estamos hechos para correr rápido, pero sí para correr distancias largas. He aquí la evidencia anatómica y fisiológica de que estamos mejor adaptados para la carrera de resistencia que muchos otros…
  • Dinosaurios con plumas
    Dinosaurios con plumas Los fósiles recientemente descubiertos en China proporcionan una evidencia directa de que las plumas no son específicas de las aves y que estaban presentes en sus ancestros dinosaurianos. En el año de 1860, en la…

ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC