Mañana será otro día

William_Michael_Harnett2

En contra de lo que afirman algunos autores, la sabiduría popular plasmada en refranes y proverbios es voluble y no siempre merece respeto.

La reiteración de este tipo de expresiones a lo largo del tiempo no les añade otro mérito que el meramente estadístico. Qué duda cabe: hay sentencias excepcionales, que concentran en dos líneas una reflexión filosófica. Pero no son pocos los dichos, y en no pocas de sus variantes, en los que se certifica el abandono de cualquier intento de justificación intelectual. Por eso nos agrada traer a colación una frase feliz, de esas que merecen ser repetidas sin recato.

Mañana será otro día. He aquí, a mi juicio, una formidable expresión. Con ella se recuerda, de forma consoladora y ante una circunstancia adversa, la inestabilidad de las cosas humanas. A un tiempo, también puede emplearse a modo de pícara excusa: postergando la ejecución de una determinada cosa hasta el día siguiente.

Francisco Rodríguez Marín (1855-1943), con el ansia noble de buscar sentido a este dicho, incluyó el modismo en sus Cantos populares españoles (1882-1883).

Miembro de la Real Academia y director de la Biblioteca Nacional de Madrid, don Francisco volvió a sondear el habla popular en la obra lexicográfica Dos mil quinientas voces castizas y bien autorizadas que piden lugar en nuestro léxico (1922).

Su autoridad en este campo resulta, por consiguiente, de excepcional importancia. Según indica el sabio, los andaluces dilatan la frase y apuntan hacia su sentido genuino: Mañana será otro día y verá el tuerto los espárragos. Tal era la fórmula original, sujeta a un muy claro vínculo con una anécdota que ahora mismo requiere su glosa.

Dice Rodríguez Marín que el tuerto del dicho salió a recoger espárragos en la oscuridad de la noche.

Sumemos la tiniebla nocturna a su defecto ocular, y entenderemos por qué, al no acertar en la furtiva recolección, dijo el tuerto aquello de mañana será otro día.

José María Iribarren recoge dos variantes de la misma expresión. La primera corresponde a Gonzalo Correas, autor del Vocabulario de refranes y frases proverbiales y otras fórmulas comunes de la lengua castellana, que dice así: Amanecerá Dios, y verá el ciego los espárragos.

En el Quijote encuentra Iribarren la segunda formulación del proverbio: Amanecerá Dios y medraremos.

Esta es una versión expandida de un artículo que escribí, bajo seudónimo, en el Centro Virtual Cervantes (www.cvc.cervantes.es), portal en la red creado y mantenido por el Instituto Cervantes para contribuir a la difusión de la lengua española y las culturas hispánicas.


  • El viaje del héroe
    Escrito por
    El viaje del héroe Al lector le resultará fácil identificar este argumento: El héroe de esta aventura vive en un lugar apartado con sus padres adoptivos. Llegada la juventud, siente la llamada de la aventura. Aunque al principio no…

BBC, PBS, KCET

  • La ciencia imperfecta
    La ciencia imperfecta Intelectus apretatus, discurrit Cuando uno es un niño pequeño, ve el mundo en términos de blanco o negro, día o noche, bueno o malo, correcto o equivocado, cierto o falso… Con el tiempo, se va…

Loren Kerns, CC

  • Memoria y olvido
    Escrito por
    Memoria y olvido Allá por los años ochenta del pasado siglo me tocó escribir para el diario La Razón de Buenos Aires una nota sobre la inauguración de las estatuas de Indalecio Prieto y Francisco Largo Caballero en…
  • Don Miguel y don Guillermo
    Escrito por
    Don Miguel y don Guillermo El tiempo, la diosa Casualidad o las ocultas leyes de las cosas, hicieron morir el mismo año a dos grandes barrocos: Cervantes y Shakespeare. Todo sigue yendo bien si nos atenemos a sus libros, a…

Cartelera

Cine clásico

  • Cine del pasado
    Escrito por
    Cine del pasado Martes tarde. Debo entregar el artículo de los miércoles. No tengo nada y, lo que es peor, no tengo excusa. Vivo en un estado de resaca permanente y eso que no bebo. Lo bueno de…
  • Encuentros en la Cuarta Fase
    Escrito por
    Encuentros en la Cuarta Fase Uno de los sueños más antiguos de la Humanidad ha sido viajar a las estrellas, descubrir nuevos mundos en el vacío cósmico, encontrar seres extraterrestres y meterse en la cama con ellos. El espacio dispara…
  • Telarañas
    Escrito por
    Telarañas Vivo en el campo, de modo que, a veces, es difícil mantener a raya a la fauna e, incluso, a la flora. Os cuento esto porque ayer descubrí una telaraña y exclamé: “¡Esta casa parece…

LWYang, CC

Michael Miller, CC

  • Peace, Love & Death Metal
    Escrito por
    Peace, Love & Death Metal Hace poco menos de quince días, le contaba a un amigo que uno de mis planes para el próximo puente de la Inmaculada era encadenar dos conciertos de dos de mis grupos favoritos, ya que,…
  • Glinka ante el piano
    Escrito por
    Glinka ante el piano Se dice, y con ameritada razón, que Glinka abre el espacio del nacionalismo musical ruso. Bien, pero: ¿estamos, con él, ante el tópico del alma rusa? Me atrevo a decir que sí, en tanto por…

"Mammoths: Ice Age Giants", Museo de Historia Natural, Londres

  • El pez que llegó de las Comores
    Escrito por
    El pez que llegó de las Comores El pez se desplazaba lentamente, moviendo con elegante pereza sus extrañas aletas. El sorprendente animal, robusto y de un color azul grisáceo, cambió repentinamente su rumbo y se dirigió a su refugio: una cueva submarina…