Mañana será otro día

William_Michael_Harnett2

En contra de lo que afirman algunos autores, la sabiduría popular plasmada en refranes y proverbios es voluble y no siempre merece respeto.

La reiteración de este tipo de expresiones a lo largo del tiempo no les añade otro mérito que el meramente estadístico. Qué duda cabe: hay sentencias excepcionales, que concentran en dos líneas una reflexión filosófica. Pero no son pocos los dichos, y en no pocas de sus variantes, en los que se certifica el abandono de cualquier intento de justificación intelectual. Por eso nos agrada traer a colación una frase feliz, de esas que merecen ser repetidas sin recato.

Mañana será otro día. He aquí, a mi juicio, una formidable expresión. Con ella se recuerda, de forma consoladora y ante una circunstancia adversa, la inestabilidad de las cosas humanas. A un tiempo, también puede emplearse a modo de pícara excusa: postergando la ejecución de una determinada cosa hasta el día siguiente.

Francisco Rodríguez Marín (1855-1943), con el ansia noble de buscar sentido a este dicho, incluyó el modismo en sus Cantos populares españoles (1882-1883).

Miembro de la Real Academia y director de la Biblioteca Nacional de Madrid, don Francisco volvió a sondear el habla popular en la obra lexicográfica Dos mil quinientas voces castizas y bien autorizadas que piden lugar en nuestro léxico (1922).

Su autoridad en este campo resulta, por consiguiente, de excepcional importancia. Según indica el sabio, los andaluces dilatan la frase y apuntan hacia su sentido genuino: Mañana será otro día y verá el tuerto los espárragos. Tal era la fórmula original, sujeta a un muy claro vínculo con una anécdota que ahora mismo requiere su glosa.

Dice Rodríguez Marín que el tuerto del dicho salió a recoger espárragos en la oscuridad de la noche.

Sumemos la tiniebla nocturna a su defecto ocular, y entenderemos por qué, al no acertar en la furtiva recolección, dijo el tuerto aquello de mañana será otro día.

José María Iribarren recoge dos variantes de la misma expresión. La primera corresponde a Gonzalo Correas, autor del Vocabulario de refranes y frases proverbiales y otras fórmulas comunes de la lengua castellana, que dice así: Amanecerá Dios, y verá el ciego los espárragos.

En el Quijote encuentra Iribarren la segunda formulación del proverbio: Amanecerá Dios y medraremos.

Esta es una versión expandida de un artículo que escribí, bajo seudónimo, en el Centro Virtual Cervantes (www.cvc.cervantes.es), portal en la red creado y mantenido por el Instituto Cervantes para contribuir a la difusión de la lengua española y las culturas hispánicas.


  • El gran peligro
    El gran peligro Primero fue la bomba atómica, que traía consigo lo que nunca había ocurrido: la posibilidad aterradora de que el ser humano fuera la primera especie capaz de destruirse a sí misma. Los temores de un invierno nuclear,…
  • Verdad científica y consenso
    Verdad científica y consenso No hace mucho, presenté un comentario sobre el calentamiento global y el cambio climático que trae aparejado, y los describí como “la más grande amenaza para la supervivencia humana”. En respuesta, más de un lector me acusó de estar…
  • ¿Cómo afecta al suelo la sustitución de pinares por encinares?
    Escrito por
    ¿Cómo afecta al suelo la sustitución de pinares por encinares? Un estudio realizado por investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales y del Centre de Recerca Ecològica i Aplicacions Forestals descubrió en 2016 que la cantidad de CO2 emitida por el suelo a través de…

ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

  • El murciélago de Yerbabuena
    Escrito por
    El murciélago de Yerbabuena In memoriam: Bernardo Villa Ramírez (1911-2006) Era un día típico de finales de verano en la Tierra Caliente de Guerrero. Desde muy temprano el calor se había dejado sentir inclemente, aunque algunos nubarrones anunciaban la…
  • Lo interesante está al final
    Lo interesante está al final Más que un apéndice que se localiza al final del cuerpo, la cola de los reptiles es un elemento esencial que cubre muchas funciones. Les sirve, por ejemplo, para nadar y sujetarse, equilibrar su cuerpo,…
  • Lobos para recuperar la biodiversidad
    Lobos para recuperar la biodiversidad El lobo es un animal que levanta pasiones, se organiza en manadas que establecen relaciones complejas y en nuestra sociedad se convirtió en un símbolo de la conservación ambiental gracias al trabajo de personas como…

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC