El concilio de Trento

Concilio_de_Trento

El concilio de Trento (1545- 1563) es uno de los más capitales acontecimientos de la historia del catolicismo, puesto que de él deriva la organización actual de la Iglesia católica.

La petición de reforma de la Iglesia, in capite et in membris, no había cesado desde los tiempos del cisina de occidente, pues los concilios de Constanza, Basilea, Pisa, Florericia y otros, sólo habían promovido reformas fragmentarias.

Preocupados los pontífices, desde mediados del siglo XVI, «por el peligro turco», por las intrigas políticas de la época y por las artes del Renacimiento, relegaron a segundo término los asuntos eclesiásticos.

Cuando los innovadores luteranos amenazaron la unidad de la fe, insistieron los católicos en pedir la convocación de un concilio, como único medio de poner fin a las controversias religiosas.

Los papas Adriano VI (1522-1523) y Clemente VII (1523-1534), el primero cediendo a la petición de varias dietas alemanas, y el segundo instado por Carlos V, se dispusieron a convocado, pero no llegó a reunirse hasta 1545, bajo el pontificado de Paulo III, después de obstáculos y vacilaciones sin cuento, y cuando era ya tarde para someter a todos los disidentes.

Reunido en Trento, el famoso concilio duró dieciocho años, celebrándose sus sesiones en tres períodos: el primero, bajo el pontificado de Paulo III, desde 1545 a 1548; el segundo, ocupando la Sede romana Julio lII, desde 155l a 1552 y el último, siendo pontífice Pío IV, desde 1562 a 1563, en que terminó.

La primera sesión fue interrumpida por la ruptura entre -el papa y Carlos V, deseoso el emperador de introducir en la Iglesia algunas reformas gratas a los protestantes, y limitar la autoridad pontificia.

Paulo III transfirió el concilio a Bolonia; pero una parte del episcopado, adicta al .emperador, continuó en Trento.

La segunda vez el concilio se separó ante las amenazas -de los protestantes, confederados contra Carlos V, los cuales se dirigían en actitud belicosa sobre el Tirol.

La tercera sesión fue la más importante en resultados.

La dirección de los trabajos del concilio fue llevada por el legado del papa.

Entre sus miembros se distinguieron los jesuitas (el segundo general de la Orden, Diego Láinez) y los obispos españoles, entre otros, don Pedro González de Mendoza, don Martín Pérez de Ayala, don Pedro Guerrero, etc., habiendo podido decir un escritor moderno que el Concilio de Trento «fue tan español como ecuménico».

El triunfo de la corte pontificia fue completo.

Las deliberaciones se cerraron después de la 25ª sesión.

Pío IV, por la bula Benedicius Deus, sancionó las decisiones del concilio; pero reservando su interpretación a la Santa Sede.

Decretos del Concilio de Trento

Los principales decretos del concilio de Trento, referentes unos al dogma, otros a la disciplina, fueron los siguientes: Afirmación del dogma católico, declarando la tradición eclesiástica de igual valor que las Sagradas Escrituras, la validez de los siete sacramentos, la liturgia en latín, las buenas obras para justificación del pecador, el culto de los santos y de las reliquias, y el celibato del clero.

Hacer obligatoria a los prelados la residencia en sus diócesis. Prohibir la acumulación de beneficios eclesiásticos.

Instituir seminarios conciliares para educación y enseñanza de los jóvenes destinados a la carrera eclesiástica.

Otras muchas reformas derivaron de aquel concilio, como el establecimiento de la congregación del índice, encargada de dictaminar acerca de los libros que el catolicismo considera nocivos a los fieles.

La jerarquía eclesiástica, declarada de institución divina, quedó rigurosamente establecida bajo la autoridad absoluta del papa, considerada superior a la de los concilios.

Los obispos, dependientes del papa, quedaron, en 10 sucesivo, investidos de mayor autoridad que la que habían tenido antes sobre los clérigos seculares y regulares de sus respectivas diócesis.

De este modo el concilio de Trento reemplazó la constitución aristocrática y representativa de la Iglesia de los tiempos medios por una monarquía absoluta y centralizada.

El dogma, fijo para siempre, quedó substraído a toda tentativa innovadora.

Resultados del Concilio de Trento

Exceptuando la casa de Austria, los demás príncipes católicos protestaron de las decisiones del concilio, que atentaban a la independencia de las Iglesias nacionales y disminuían su autoridad sobre el clero; pero la obra del concilio fue mantenida.

La Iglesia reconquistó parte del terreno perdido: Alemania del sur, Francia, algunos cantones suizos, Polonia, etc.

Ahogado el protestantismo en España e Italia por la Inquisición, el catolicismo se aprestó a llevar la guerra a los territorios donde había triunfado la Reforma protestante.

Nota sobre el autor: Rafael Ballester y Castell (Palma de Mallorca, 22 de agosto de 1872 - Tarragona, 17 de agosto de 1931) fue periodista, bibliógrafo, pedagogo y erudito historiador. Entre sus obras, destacan Las fuentes narrativas de la Historia de España durante la Edad Media, 417-1474 (1908), Clío. Iniciación al estudio de la Historia (1913) –de la que extraemos este artículo para The Cult– , Geografía de España (1916) y Apuntes de Historia de la civilización española en sus relaciones con la universal (1927). Las obras originales de Rafael Ballester y Castell se encuentran en dominio público, pues sus derechos de autor han expirado una vez transcurridos ochenta (80) años tras la muerte del autor.

  • Una pulga muy decente
    Escrito por
    Una pulga muy decente "La cámara oscura" (1719), Charles-Amédée-Philippe van. National Gallery of Art, Washington. La investigación científica se halla en el origen de muchos de los entretenimientos que, ya desde finales del siglo XVIII, se ofrecen…
  • Un físico habla sobre la conciencia
    Un físico habla sobre la conciencia Eric Benacek, CC Hay dos grandes misterios en las ciencias humanas: el origen del universo y el origen de la conciencia. A la mayoría de humanos terrícolas se les ha olvidado, no obstante,…
  • The Cult, la revista de la tercera cultura El arte y la ciencia en conversación. Esa es la premisa de la que parte THE CULT. Crear un espacio donde esos dos sectores se encuentren con naturalidad, regalándonos emociones, asombro y reflexión.…

Juego de espejos

  • Los libros de Dios
    Escrito por
    Los libros de Dios Rembrandt: "El festín de Baltasar" (c. 1635-1638) Algunos dioses han demostrado una verdadera afición hacia los libros, aunque muchos de ellos se han mostrado indiferentes a lo literario. Es difícil hablar de libros revelados en…
  • Sirenas míticas, vivas y extintas
    Escrito por
    Sirenas míticas, vivas y extintas "Trichechus manatus" (Fotografía: Tracy Colson, The Crystal River National Wildlife Refuge, U.S. Fish and Wildlife Service Headquarters, CC) Si en tierra firme los unicornios son los seres míticos por excelencia, en los mares ese papel…
  • Luces apagadas
    Escrito por
    Luces apagadas Jofre Ferrer, CC Tengo un amigo ilustrado a quien, por su amor a las Luces, solemos llamar Kantito. Con esto de la consulta catalana y las manifestaciones de las sucesivas Diadas, estaba indignado. No como…

Cartelera

  • Crítica: "El Niño" (Daniel Monzón, 2014)
    Escrito por
    Crítica: "El Niño" (Daniel Monzón, 2014) Durante la etapa en que se dedicó a la crítica, Daniel Monzón ya demostró amor, conocimiento y respeto por el arte cinematográfico, sin pararse a hacer distinciones clasistas entre productos artísticos y comerciales. En su…
  • Crítica: "Locke" (Steven Knight, 2014)
    Escrito por
    Crítica: "Locke" (Steven Knight, 2014) Locke, de Steven Knight, es un notable ejercicio de “cine económico”, no muy alejado en forma y tono de la española Buried. Asistimos a todo un alarde técnico e interpretativo con el que se nos…
  • La seducción de una voz
    Escrito por
    La seducción de una voz Si un hijo suyo les dice que quiere ser poeta, es posible que a más de uno le dé un disgusto, porque habrá quien piense, con razón, que lo va a tener difícil en la…
  • Cara y cruz de Manfred Gurlitt
    Escrito por
    Cara y cruz de Manfred Gurlitt Lamentablemente típica de cierto siglo XX devoto de refinadas barbaridades, es la figura de Manfred Gurlitt, quien debió soportar la prohibición de su tarea en la Alemania nazi en 1933 y el exilio en Japón…
  • El microcosmos verde
    Escrito por
    El microcosmos verde El mundo de las plantas, lejos de ser estático, alcanza un dinamismo tan sorprendente como el de la fauna más desarrollada. Este vídeo, narrado por Sir David Attenborough, es una buena muestra de ello. …
  • De Sherwood a Culla
    De Sherwood a Culla Uno de los bosques más famosos de la historia es sin duda Sherwood, en el condado inglés de Nottinghamshire, en las East Midlands, y no por sus árboles, ni por su fauna, sino por el…

Entrevistas

Facebook

Televisión

Cine clásico

  • Para qué sirve una puerta
    Escrito por
    Para qué sirve una puerta "The Leopard Man", Jacques Tourneur, 1943 Como todos sabemos, una puerta sirve para asustar. La puerta, ya sea de entrada a la vivienda o perteneciente a cualquiera de sus dependencias interiores, puede estar abierta o…

El armario de Proteo

  • Bichos raros
    Bichos raros El otro día, como casi todos los días a media mañana, una compañera de trabajo vino a mi mesa para tomar conmigo su café con sacarina. Sentada cuidadosamente para no arrugar su impecable traje chaqueta…
  • Hard Case Crime y sus portadas de inspiración pulp
    Escrito por
    Hard Case Crime y sus portadas de inspiración pulp Hace ya 10 años que la editorial Hard Case Crime, fundada por Charles Ardai y Max Phillips, dedica sus esfuerzos a un objetivo tan loable como lanzar al mercado novelas de género negro, con especial…

Fotografía

  • De la Factory al mundo
    De la Factory al mundo En 2012 la Fundación Banco Santander presentó el trabajo de The Factory en el Teatro Fernán Gómez–Centro de Arte de Madrid. En esta exposición, que se enmarcó dentro de la XV edición del festival internacional…