El navegante y conquistador Alonso de Ojeda

Vanitas_Edward_Coll

Animados por la aventura de Colón, otros marinos quisieron encontrar su fortuna en ultramar. Lo entendió así Alonso de Ojeda y testimonio de ello es su trayectoria indiscutible como navegante y conquistador.

Este conquense, nacido en 1466, desempeñó en tal afán una labor sin duda pionera, cuyos alcances sólo quedaron cabalmente descritos cuando el personaje ya había perdido la vida en Santo Domingo, allá por 1516.

Según se sabe, fue paje y criado del duque de Medinaceli, don Luis de la Cerda, y gracias a éste conoció a Cristóbal Colón. El encuentro, si lo interpretamos de forma determinista, no fue un asunto fortuito. Aún más: tras intervenir en la toma de Granada, Ojeda capitaneó en 1493 una de las naves del segundo viaje colombino.

Esta responsabilidad tuvo su prolongación en el Nuevo Mundo, pues nuestro personaje fue quien puso de manifiesto la riqueza aurífera de la región de Cibao. Un asunto —el del oro de las Indias— que situó la conquista dentro del horizonte económico.

En la biografía americana de Ojeda abundan los lances aventureros. Capturó con picardía al cacique Caonabó, y con ello se atribuyó un gran mérito en la dominación de los guerreros caribes. No obstante, tuvo que abandonar La Española en 1498, cuando los enfrentamientos que mantenía con Colón recomendaban ya su retorno a España.

Una vez conseguido el respaldo preciso, inició una nueva travesía de descubrimiento, esta vez en compañía de Juan de la Cosa y Américo Vespucio. Su nave desembarcó en la Guayana, y recorrió con sus hombres la costa venezolana hasta Maracaibo. Dicho territorio, sumado a la franja atlántica oriental de la actual Colombia, figuran en el mapa que trazó Juan de la Cosa en 1500.

Designado gobernador de Coquibacoa el 8 de junio de 1501, Alonso de Ojeda se vio beneficiado en 1508 durante la reunión de la Junta de Burgos, organizada para diseñar el proceso colonizador de Tierrafirme. Quedó ésta escindida en dos gobernaciones; a saber: la de Veragua y la que le correspondió a nuestro personaje, Urabá, situada en la orilla colombiana.

En adelante, Ojeda intervino en una de las peripecias más exigentes de esta primera etapa de la Conquista, que le condujo a la fundación en 1510 de San Sebastián de Buenavista, en territorio panameño.

Acosado por la miseria y las lanzas indígenas, este poblamiento no podía resistir sin auxilio. Fue entonces cuando Ojeda partió en busca de una ayuda que nunca pudo conseguir.

Esta es una versión expandida de un artículo que escribí en el Centro Virtual Cervantes (www.cvc.cervantes.es), portal en la red creado y mantenido por el Instituto Cervantes para contribuir a la difusión de la lengua española y las culturas hispánicas.

Tercera cultura

  • The Cult, la revista de la tercera cultura El arte y la ciencia en conversación. Esa es la premisa de la que parte THE CULT. Crear un espacio donde esos dos sectores se encuentren con naturalidad, regalándonos emociones, asombro y reflexión.…
  • Cómo arreglar cosas rompiéndolas
    Escrito por
    Cómo arreglar cosas rompiéndolas C3PO (Anthony Daniels) durante el rodaje de Star Wars. TM & © 2014 Lucasfilm Ltd. Desde hace tiempo vengo anunciando que abriré en mi sitio web unas secciones dedicadas a la ciencia y…
  • Ciencia y mística
    Escrito por
    Ciencia y mística Cuando Édouard Schuré escribió Grandes iniciados, utilizó argumentos de la ciencia ortodoxa de entonces (siglo XIX o inicios del XX) para apoyar sus argumentos místicos. Ahora, quienes continúan en la estela de Schuré…

El armario de Proteo

  • Lectura en un barco ballenero
    Escrito por
    Lectura en un barco ballenero Abro un viejo ejemplar de Moby Dick que leí hace mucho. Las palabras que vivían en la superficie de las páginas se han hundido en el papel, que ha adquirido una consistencia mineral, de grava…

Magia y misterio

Opinión

  • Ana María Matute, grande en el país de las palabras
    Ana María Matute, grande en el país de las palabras “El que no inventa no vive” afirmaba con convicción Ana María Matute al recoger el premio Cervantes en abril del 2011. Esta pequeña, tímida y frágil mujer, pero también cercana, sincera y alejada de solemnidades,…
  • De miedo
    De miedo De pequeño me contaron que había una raza de payasos asesinos con cuchillos de cocina que te perseguían si cometías algún pecado. También me dijeron que si hacías una mueca en un lugar público, delante…
  • Maestros
    Maestros Charlando con el experto en motivación y éxito escolar Fernando Alberca sobre las causas del fracaso escolar y sobre los puntos débiles del sistema educativo, planteaba la urgente prioridad que representa para nuestra sociedad la…
  • De mitos gastados
    Escrito por
    De mitos gastados El 4 de julio de 2008 se suicidó Thomas M. Disch. Para quienes no lo conozcan, Disch era un eximio representante de esa rama de la ciencia-ficción que mantiene una vocación social, que pretende mostrar…

Cartelera

Música

Ciencia y tecnología

Entrevistas

Facebook

Televisión

Cine clásico

  • El Pato Donald: ochenta años en la pantalla
    Escrito por
    El Pato Donald: ochenta años en la pantalla Comenzaré por mencionar lo que es de dominio público, y forma eso que, de forma grandilocuente, llamamos el imaginario colectivo. Me refiero a todo aquello que nos sugiere este personaje gruñón y entrañable: aventuras sin…
  • Regentado
    Escrito por
    Regentado Nunca fui admirador de La Regenta de Clarín, nick de Leopoldo Alas. Será porque la leí cuando era muy joven. O porque me pareció –ahí va la primera boutade– una mala copia de Madame Bovary,…

Diseño y tendencias

Fotografía

  • Henri Cartier-Bresson en la Fundación Mapfre
    Escrito por
    Henri Cartier-Bresson en la Fundación Mapfre Del 27 de junio al 7 de septiembre de 2014 podrá visitarse, en las salas de exposiciones de Fundación Mapfre (Paseo de Recoletos, 23, Madrid), la muestra Henri Cartier-Bresson que recorre la larga carrera de…