Vida de Amelia Earhart

altAmelia Earhart se convirtió en una celebridad fuera de serie no sólo por lo que hizo –a pesar de los récords que logró en una época en que volar sobre el océano atraía indiscutiblemente la atención internacional–, sino debido a quién era.

A Mira Nair, directora de la superproducción Amelia, le gustó que la imagen de Amelia Earhart reflejada por el guión fuera honesta, mostrando sus defectos como ser humano junto con su entusiasmo y coraje. Nair continúa:

“Cómo se preparó Amelia para superar sus miedos y perseguir lo imposible es una lección que yo creo que todos queremos. Y me gustó todavía más que su imagen fuera más allá del símbolo, apuntando a su singularidad, su necesidad de amor, su capacidad para, aun cometiendo errores, atreverse a ser audaz”.

Biografía de Amelia Earhart

24 de julio de 1897 – Amelia Mary Earhart nace en Atchison, Kansas. Su padre es abogado e inventor, pero también un alcohólico. Su madre es la primera mujer en ascender al Pike’s Peak, de Colorado.

3 de enero de 1921 – Unos pocos meses después de que las mujeres consiguieran el derecho al voto en América, Amelia empieza a tomar clases de vuelo con la aviadora Neta Snook.

15 de diciembre de 1921 – Amelia consigue su licencia de vuelo.

22 de octubre de 1922 – Amelia establece el récord femenino de altitud
elevándose a 14.000 pies de altura.

17-18 de junio de 1928 – Amelia se convierte en la primera mujer que cruza el Atlántico (como pasajera) en un Fokker F7 pilotado por Wilmer Stultz. A su regreso a Nueva York, Amelia es agasajada con un desfile, le otorgan la llave de la ciudad y es recibida por el presidente de Estados Unidos.

Octubre de 1928 – Amelia comienza a impartir una serie de conferencias organizadas por George Putnam para promocionar su primer libro: 20 horas, 40 minutos, lo que marca el inicio de su absoluta popularidad.

Agosto de 1929 – Amelia consigue el tercer puesto en la primera carrera aérea para mujeres, conocida como Powder Puff Derby, volando sobre su flamante Lockheed Vega. A medida que América va sumergiéndose en el difícil período de la Gran Depresión, Amelia se va convirtiendo en símbolo del espíritu americano y de la confianza en que todo es posible.

Noviembre de 1929 – Amelia ayuda a crear The Ninety Nines, la primera organización de aviadoras.

5 de julio de 1930 – Amelia establece el récord mundial de velocidad en categoría femenina en 181,18 millas por hora sobre un recorrido de 3 kilómetros.

7 de febrero de 1931 – George Putnam y Amelia Earhart contraen matrimonio en Connecticut.

8 de abril de 1931 – Amelia establece el récord femenino en autogiro ascendiendo a 18.415 pies de altura.

20-21 de mayo de 1932 – Amelia se convierte en la primera mujer y segunda persona que atraviesa el Atlántico en solitario. Recibe la medalla de oro de la National Geographic Society de manos del presidente Hoover y la Gran Cruz del Vuelo por parte del Congreso. Escribe su segundo libro, For The Fun of It, contando su viaje.

24-25 de agosto de 1932 – Amelia establece el récord femenino de velocidad en un vuelo transcontinental sin escalas.

Abril de 1933– Amelia es invitada a cenar con Franklin y Eleanor Roosevelt en la Casa Blanca, y lleva a la famosa Primera Dama en su primer vuelo nocturno, iniciándose una profunda amistad entre ambas.

Enero de 1934– Amelia opta ahora por el océano Pacífico y se convierte en la primera persona que vuela en solitario desde Hawai a California. Poco después, presenta su propia línea de moda en Macy’s.

11 de enero de 1935 – Amelia es pionera en volar en solitario por el océano Pacífico, entre Honololu y Oakland, y viaja en el primer avión civil equipado con emisora de radio.

19-20 de abril de 1935 – Amelia es la primera persona en volar en solitario desde Los Ángeles hasta Ciudad de México.

1 de junio de 1937– Amelia y Fred Noonan parten de Miami, Florida, para emprender un vuelo alrededor del mundo. Tras 22.000 millas de viaje, Earhart y Noonan son vistos por última vez en Lae, Nueva Guinea.

El 2 de julio, dirigiéndose hacia la diminuta isla Howland para abastecerse de combustible, el “Itasca”, el barco de los guardacostas estadounidenses, pierde contacto con Earhart y no vuelve a oír su voz. El presidente Roosevelt ordena una búsqueda masiva, que se suspende el 18 de julio de 1937. Dos años más tarde es declarada oficialmente muerta.

 

logonegrofinal0

Erik Shoemaker, CC

  • Reyes mutilados
    Escrito por
    Reyes mutilados La costumbre de matar a los reyes de manera ritual nos puede parecer insólita hoy en día, pero está atestiguada en culturas de todo el mundo. De hecho, es uno de los mitemas o temas…
  • El experimento de Facebook
    El experimento de Facebook Las redes sociales virtuales, como Facebook y Twitter, son herramientas que nunca antes habían existido en la historia humana. Resulta natural que apenas estemos descubriendo su verdadero poder y alcance, y aprendiendo a…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Cómo reprogramar una célula
    Cómo reprogramar una célula ¿Biología sintética? Suena a ciencia ficción, de esa en que un científico loco juega a ser dios. J. Craig Venter es ciertamente un científico, y también es bastante loco. Pero un loco genial, que descifró…
  • Recordando a María Moliner
    Escrito por
    Recordando a María Moliner Me encanta esta foto de la Moliner. Me encantan las apariencias que engañan. Me fascinan las imágenes que no son evidentes a simple vista. Nada hace pensar la tremenda riqueza interior de esta mujer. Una…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Victor Herbert, un inventor del glamour
    Escrito por
    Victor Herbert, un inventor del glamour El escritor argentino Manuel Puig decía que el glamour de Hollywood provenía de la Europa Central anterior a la guerra de 1914 y que bastaba con comprobarlo viendo la iluminación nocturna de Budapest. Podría agregarse…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

  • Gansos en el paraíso
    Escrito por
    Gansos en el paraíso John Montagnu, cuarto conde de Sandwich, es recordado por haber donado el nombre de su título nobiliario al práctico, aunque poco sofisticado alimento. Cuenta la historia que una noche de 1762 el conde de Sandwich…

bannernewsletter1