Vida de Amelia Earhart

altAmelia Earhart se convirtió en una celebridad fuera de serie no sólo por lo que hizo –a pesar de los récords que logró en una época en que volar sobre el océano atraía indiscutiblemente la atención internacional–, sino debido a quién era.

A Mira Nair, directora de la superproducción Amelia, le gustó que la imagen de Amelia Earhart reflejada por el guión fuera honesta, mostrando sus defectos como ser humano junto con su entusiasmo y coraje. Nair continúa:

“Cómo se preparó Amelia para superar sus miedos y perseguir lo imposible es una lección que yo creo que todos queremos. Y me gustó todavía más que su imagen fuera más allá del símbolo, apuntando a su singularidad, su necesidad de amor, su capacidad para, aun cometiendo errores, atreverse a ser audaz”.

Biografía de Amelia Earhart

24 de julio de 1897 – Amelia Mary Earhart nace en Atchison, Kansas. Su padre es abogado e inventor, pero también un alcohólico. Su madre es la primera mujer en ascender al Pike’s Peak, de Colorado.

3 de enero de 1921 – Unos pocos meses después de que las mujeres consiguieran el derecho al voto en América, Amelia empieza a tomar clases de vuelo con la aviadora Neta Snook.

15 de diciembre de 1921 – Amelia consigue su licencia de vuelo.

22 de octubre de 1922 – Amelia establece el récord femenino de altitud
elevándose a 14.000 pies de altura.

17-18 de junio de 1928 – Amelia se convierte en la primera mujer que cruza el Atlántico (como pasajera) en un Fokker F7 pilotado por Wilmer Stultz. A su regreso a Nueva York, Amelia es agasajada con un desfile, le otorgan la llave de la ciudad y es recibida por el presidente de Estados Unidos.

Octubre de 1928 – Amelia comienza a impartir una serie de conferencias organizadas por George Putnam para promocionar su primer libro: 20 horas, 40 minutos, lo que marca el inicio de su absoluta popularidad.

Agosto de 1929 – Amelia consigue el tercer puesto en la primera carrera aérea para mujeres, conocida como Powder Puff Derby, volando sobre su flamante Lockheed Vega. A medida que América va sumergiéndose en el difícil período de la Gran Depresión, Amelia se va convirtiendo en símbolo del espíritu americano y de la confianza en que todo es posible.

Noviembre de 1929 – Amelia ayuda a crear The Ninety Nines, la primera organización de aviadoras.

5 de julio de 1930 – Amelia establece el récord mundial de velocidad en categoría femenina en 181,18 millas por hora sobre un recorrido de 3 kilómetros.

7 de febrero de 1931 – George Putnam y Amelia Earhart contraen matrimonio en Connecticut.

8 de abril de 1931 – Amelia establece el récord femenino en autogiro ascendiendo a 18.415 pies de altura.

20-21 de mayo de 1932 – Amelia se convierte en la primera mujer y segunda persona que atraviesa el Atlántico en solitario. Recibe la medalla de oro de la National Geographic Society de manos del presidente Hoover y la Gran Cruz del Vuelo por parte del Congreso. Escribe su segundo libro, For The Fun of It, contando su viaje.

24-25 de agosto de 1932 – Amelia establece el récord femenino de velocidad en un vuelo transcontinental sin escalas.

Abril de 1933– Amelia es invitada a cenar con Franklin y Eleanor Roosevelt en la Casa Blanca, y lleva a la famosa Primera Dama en su primer vuelo nocturno, iniciándose una profunda amistad entre ambas.

Enero de 1934– Amelia opta ahora por el océano Pacífico y se convierte en la primera persona que vuela en solitario desde Hawai a California. Poco después, presenta su propia línea de moda en Macy’s.

11 de enero de 1935 – Amelia es pionera en volar en solitario por el océano Pacífico, entre Honololu y Oakland, y viaja en el primer avión civil equipado con emisora de radio.

19-20 de abril de 1935 – Amelia es la primera persona en volar en solitario desde Los Ángeles hasta Ciudad de México.

1 de junio de 1937– Amelia y Fred Noonan parten de Miami, Florida, para emprender un vuelo alrededor del mundo. Tras 22.000 millas de viaje, Earhart y Noonan son vistos por última vez en Lae, Nueva Guinea.

El 2 de julio, dirigiéndose hacia la diminuta isla Howland para abastecerse de combustible, el “Itasca”, el barco de los guardacostas estadounidenses, pierde contacto con Earhart y no vuelve a oír su voz. El presidente Roosevelt ordena una búsqueda masiva, que se suspende el 18 de julio de 1937. Dos años más tarde es declarada oficialmente muerta.

 

  • Por bueno que sea, todo mejora con tentáculos
    Escrito por
    Por bueno que sea, todo mejora con tentáculos Cubierta de "Achtung! Cthulhu Investigator´s guide to the Secret War", publicado por Modiphius Entertainment © Javier Fernández Carrera (Pintureiro). Reservados todos los derechos. Los tentáculos nos siguen fascinando. ¿Por qué? Depende la persona…
  • El descrédito de las ciencias ocultas
    El descrédito de las ciencias ocultas La aceptación del concepto de “ciencias ocultas” como cajón de sastre para diferentes disciplinas sin conexión aparente ha supuesto una tergiversación de la historia del conocimiento, dice el historiador holandés Wouter J. Hanegraaff. Siempre…
  • The Cult, la revista de la tercera cultura El arte y la ciencia en conversación. Esa es la premisa de la que parte THE CULT. Crear un espacio donde esos dos sectores se encuentren con naturalidad, regalándonos emociones, asombro y reflexión.…

Juego de espejos

  • El mundo de Oz
    Escrito por
    El mundo de Oz Cuando era niño disfruté muchísimo con la película El mago de Oz, protagonizada por Judy Garland. Me sigue gustando y creo que es una de las mejores películas de la historia del cine. Lo que…
  • Seudociencia, anticiencia y esoterismo
    Seudociencia, anticiencia y esoterismo El creacionista Henry Madison Morris fundó en 1992 el Creation and Earth History Museum (Santee, California), en el que varios episodios del Antiguo Testamento sirven para negar la evolución biológica. Imagen superior © The Institute…
  • Los mastodontes de la Península Ibérica
    Escrito por
    Los mastodontes de la Península Ibérica Reconstrucción paleoambiental con mastodontes Anancus arvernensis. Imagen: Mauricio Antón / Museo Provincial de Ciudad Real. Cuando se habla de mastodontes muchas personas evocan erróneamente los legendarios mamuts, sin embargo se trata de animales muy diferentes.…

Cartelera

  • Chlöe Howl: El placer del pop
    Escrito por
    Chlöe Howl: El placer del pop Aunque cuando he escrito sobre música he hablado poco de pop, y me he centrado en artistas de ritmos más rock o folk, o en música más “adulta” como la de John Grant o Eels,…
  • La seducción de una voz
    Escrito por
    La seducción de una voz Si un hijo suyo les dice que quiere ser poeta, es posible que a más de uno le dé un disgusto, porque habrá quien piense, con razón, que lo va a tener difícil en la…

Entrevistas

Facebook

Televisión

  • American Horror Story: Freak Show
    Escrito por
    American Horror Story: Freak Show «Gooble Gobble, one of us, we accept her». Si reconocen las palabras anteriores como la letra que se canturrea en Freaks (1932), dirigida por Tod Browning, en una de las escenas más difíciles de describir…

Cine clásico

  • Siempre ocurre algo
    Escrito por
    Siempre ocurre algo En las tardes largas del invierno a veces se iba la luz. Sin aviso alguno, la electricidad desaparecía y entonces había que recurrir a las velas, delgadas y amarillentas, que estaban guardadas en un cajón…

El armario de Proteo

  • Arte lovecraftiano
    Escrito por
    Arte lovecraftiano Copyright © Andrey Nazarov Aturdidos frente al horror cósmico, cuya tiniebla se filtra en cada pesadilla, estos artistas han decidido acceder a un conocimiento prohibido. Gracias a ellos, las conjeturas de H.P. Lovecraft se convierten…
  • Jaroslaw Kukowski, entre el sueño y el misterio
    Escrito por
    Jaroslaw Kukowski, entre el sueño y el misterio Deténganse a observar sus obras. Les presento un nuevo huésped de esta galería. Nació en Polonia, en 1972, y en su trayectoria artística se acoge a la espesura de dos corrientes, el surrealismo y el…

Fotografía

  • No te acostumbres
    Escrito por
    No te acostumbres "No te acostumbres", se lo dijo en un tono que ella no sabía interpretar. "No me acostumbraré", le contestó ella. Y decía la verdad. No quería acostumbrarse, le parecía imposible. Aunque leyó varias veces el…