Vida de Amelia Earhart

altAmelia Earhart se convirtió en una celebridad fuera de serie no sólo por lo que hizo –a pesar de los récords que logró en una época en que volar sobre el océano atraía indiscutiblemente la atención internacional–, sino debido a quién era.

A Mira Nair, directora de la superproducción Amelia, le gustó que la imagen de Amelia Earhart reflejada por el guión fuera honesta, mostrando sus defectos como ser humano junto con su entusiasmo y coraje. Nair continúa:

“Cómo se preparó Amelia para superar sus miedos y perseguir lo imposible es una lección que yo creo que todos queremos. Y me gustó todavía más que su imagen fuera más allá del símbolo, apuntando a su singularidad, su necesidad de amor, su capacidad para, aun cometiendo errores, atreverse a ser audaz”.

Biografía de Amelia Earhart

24 de julio de 1897 – Amelia Mary Earhart nace en Atchison, Kansas. Su padre es abogado e inventor, pero también un alcohólico. Su madre es la primera mujer en ascender al Pike’s Peak, de Colorado.

3 de enero de 1921 – Unos pocos meses después de que las mujeres consiguieran el derecho al voto en América, Amelia empieza a tomar clases de vuelo con la aviadora Neta Snook.

15 de diciembre de 1921 – Amelia consigue su licencia de vuelo.

22 de octubre de 1922 – Amelia establece el récord femenino de altitud
elevándose a 14.000 pies de altura.

17-18 de junio de 1928 – Amelia se convierte en la primera mujer que cruza el Atlántico (como pasajera) en un Fokker F7 pilotado por Wilmer Stultz. A su regreso a Nueva York, Amelia es agasajada con un desfile, le otorgan la llave de la ciudad y es recibida por el presidente de Estados Unidos.

Octubre de 1928 – Amelia comienza a impartir una serie de conferencias organizadas por George Putnam para promocionar su primer libro: 20 horas, 40 minutos, lo que marca el inicio de su absoluta popularidad.

Agosto de 1929 – Amelia consigue el tercer puesto en la primera carrera aérea para mujeres, conocida como Powder Puff Derby, volando sobre su flamante Lockheed Vega. A medida que América va sumergiéndose en el difícil período de la Gran Depresión, Amelia se va convirtiendo en símbolo del espíritu americano y de la confianza en que todo es posible.

Noviembre de 1929 – Amelia ayuda a crear The Ninety Nines, la primera organización de aviadoras.

5 de julio de 1930 – Amelia establece el récord mundial de velocidad en categoría femenina en 181,18 millas por hora sobre un recorrido de 3 kilómetros.

7 de febrero de 1931 – George Putnam y Amelia Earhart contraen matrimonio en Connecticut.

8 de abril de 1931 – Amelia establece el récord femenino en autogiro ascendiendo a 18.415 pies de altura.

20-21 de mayo de 1932 – Amelia se convierte en la primera mujer y segunda persona que atraviesa el Atlántico en solitario. Recibe la medalla de oro de la National Geographic Society de manos del presidente Hoover y la Gran Cruz del Vuelo por parte del Congreso. Escribe su segundo libro, For The Fun of It, contando su viaje.

24-25 de agosto de 1932 – Amelia establece el récord femenino de velocidad en un vuelo transcontinental sin escalas.

Abril de 1933– Amelia es invitada a cenar con Franklin y Eleanor Roosevelt en la Casa Blanca, y lleva a la famosa Primera Dama en su primer vuelo nocturno, iniciándose una profunda amistad entre ambas.

Enero de 1934– Amelia opta ahora por el océano Pacífico y se convierte en la primera persona que vuela en solitario desde Hawai a California. Poco después, presenta su propia línea de moda en Macy’s.

11 de enero de 1935 – Amelia es pionera en volar en solitario por el océano Pacífico, entre Honololu y Oakland, y viaja en el primer avión civil equipado con emisora de radio.

19-20 de abril de 1935 – Amelia es la primera persona en volar en solitario desde Los Ángeles hasta Ciudad de México.

1 de junio de 1937– Amelia y Fred Noonan parten de Miami, Florida, para emprender un vuelo alrededor del mundo. Tras 22.000 millas de viaje, Earhart y Noonan son vistos por última vez en Lae, Nueva Guinea.

El 2 de julio, dirigiéndose hacia la diminuta isla Howland para abastecerse de combustible, el “Itasca”, el barco de los guardacostas estadounidenses, pierde contacto con Earhart y no vuelve a oír su voz. El presidente Roosevelt ordena una búsqueda masiva, que se suspende el 18 de julio de 1937. Dos años más tarde es declarada oficialmente muerta.

 

  • The Cult, la revista de la tercera cultura El arte y la ciencia en conversación. Esa es la premisa de la que parte THE CULT. Crear un espacio donde esos dos sectores se encuentren con naturalidad, regalándonos emociones, asombro y reflexión.…
  • El juego de la muerte
    El juego de la muerte En los años sesenta, el sociólogo Stanley Milgram ideó un experimento para responder a la pregunta que durante años se venían haciendo muchos: ¿cómo era posible que tantos millones de personas hubieran sido cómplices…
  • La teoría de la relatividad de Urashima
    Escrito por
    La teoría de la relatividad de Urashima Lee mi versión del cuento en: El pescador Urashima En el cuento clásico japonés El pescador Urashima, su protagonista salva a una tortuga, que le invita a visitar el mundo de la reina de los mares. Ambos…

BBC, PBS, KCET

  • El derecho a la ciencia
    El derecho a la ciencia Imagen superior: actividades de promoción de la ciencia en la Casa Blanca (White House Science Fair. Fotografía: NASA/Aubrey Gemignani) No puede negarse: la cultura científica es indispensable para el ciudadano. No sólo por su utilidad…

"The Newsroom" © HBO

  • Lo fatuo y lo que permanece
    Lo fatuo y lo que permanece Imagen superior: David Hockney, "American Collectors (Fred and Marcia Weisman)", 1968 © David Hockney De entre las obras que exhibe el Art Institute de Chicago una de las que recaba nuestra atención es el retrato que David Hockney hizo de Fred y…
  • Cuando todo se tiñe de rosa
    Escrito por
    Cuando todo se tiñe de rosa Imagen superior: Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban © Telecinco S.A. Reservados todos los derechos. La prensa del corazón, la llamada también prensa “rosa”, es la gran denostada entre los medios. Siendo el periodismo tan…

Cartelera

Cine clásico

  • La última aventura de Addie Rose
    Escrito por
    La última aventura de Addie Rose Estás con tus amigas. Las más íntimas. Mujeres como tú, que han recorrido el tiempo del lazo del encuentro, las confidencias, las tardes en otoño, las compras y las risas. Estáis todas y allí, sin…
  • Presencia ausente
    Escrito por
    Presencia ausente En ocasiones, cuando la enredadera de la vida se cruza y lo atraviesa todo generando esa confusión que necesita tiempo para deshacerse, pienso en Rebecca. En esa imagen de la chica sin nombre que sueña…

Paolo Rivera © Marvel Comics

  • Stanley Lau y las heroínas DC
    Escrito por
    Stanley Lau y las heroínas DC ¿Una revista de moda y tendencias editada en Metrópolis? ¿Se imaginan qué portadas tendría una publicación de ese tipo? Stanley Lau ha hecho realidad esa fantasía para alegría de los amantes del cómic. En esta…

LWYang, CC

  • Jane Austen y Virginia Woolf
    Escrito por
    Jane Austen y Virginia Woolf Adeline Virginia Stephen, Virginia Woolf para la literatura (Londres, 1882-1941), en su famoso ensayo Una habitación propia describe la escritura de Jane Austen como "una obra para personas mayores, escrita por una mujer, que escribe…

Michael Miller, CC

  • Sonetos y Poemas de Miguel Poveda
    Escrito por
    Sonetos y Poemas de Miguel Poveda Imagen superior © Damián Calvo, Universal Music El riesgo es consustancial al verdadero artista. Su propio temperamento así lo pide. Investigar, buscar, descubrir, crear, en suma. Así lo siente Miguel Poveda y así lo expresa…
  • Johann Wilhelm Wilms sale del armario
    Escrito por
    Johann Wilhelm Wilms sale del armario La penumbra de los armarios donde yacen muchas músicas que han quedado traspuestas por la eminencia de los grandes nombres, atesora partituras que los arqueólogos musicológicos e historiadores de nuestro tiempo consiguen exponer a la…

"Mammoths: Ice Age Giants", Museo de Historia Natural, Londres

  • El pez mulier
    Escrito por
    El pez mulier “El pez mulier tenía la figura de una mujer de medio cuerpo arriba; y de pescado común, de medio cuerpo abajo”.[1] Estas palabras, atribuidas por el jesuita Miguel del Barco en su Historia natural y…