Vida de Ricardo Flores Magón

William_Michael_Harnett1

La trayectoria vital de este político y periodista mexicano se abre en San Antonio Eloxochitlán, Oaxaca, en 1873 y llega a un trágico fin en la prisión de Leavenworth, en Kansas, donde pereció en 1922.

La vida de Flores Magón se convierte así en memoria de una actitud comprometida; un proceso donde la ideología halla su razón fundamental en la acción y la letra impresa sirve para movilizar, y aún más, para arraigar en los corazones otros proyectos que, en el caso de ponderarlos actualmente, se deslizarían hacia difusas utopías.

Hijo de una familia humilde, conoció muy tempranamente las injusticias sociales de su tiempo. Aunque adquirió de forma académica conocimientos de Leyes, no los concretó en una licenciatura. Periodista desde 1893, colaboró en El Demócrata y fundó en Estados Unidos una nueva cabecera antiporfirista junto a su hermano Jesús: Regeneración, cuya primera tirada se realizó en 1900.

Dos años después, empleó su pluma en el periódico El Hijo del Ahuizóte. Esta posición crítica con Porfirio Díaz prolongó un exilio que condujo los pasos de Flores Magón desde la ciudad texana de San Antonio hasta San Luis, en Missouri.

En el camino, perseguido en todo momento por agentes fieles a la dictadura, retomó junto a su hermano Enrique el proyecto de Regeneración. Aprovechando la simpatía de otros compatriotas desterrados, fundó en 1906 el Partido Liberal Mexicano, cuyo ideario socialista defendía estrategias revolucionarias.

Con la complicidad de su hermano Enrique, quiso en 1911 animar la insurgencia contra Porfirio en la Baja California, pero el proyecto fue decepcionante.

Las dimensiones de ese plan explican por qué rechazó secundar a Francisco Madero. Cada vez más radical, atraído por las tesis anarquistas, publicó en 1918 un manifiesto resumiendo tales argumentos.

Como ocurrió con otros compañeros, su plan de desestabilización le valió una condena a prisión. No obstante, dos obras de teatro plasman esa inquietud política tan duramente juzgada: Tierra y Libertad y Verdugos y víctimas.

La prisión de la Isla McNeil, en Washington, y más tarde la cárcel de Leavenworth, en Kansas, sirvieron de escenario a su decadencia física y a su probable asesinato en 1922.

Enrique Flores Magón (1877-1954), hermano de Ricardo, también periodista y coautor del programa del Partido Liberal Mexicano, además de distribuidor y editor de Regeneración, volvió a México en 1923, pero diversos roces con otros militantes magonistas propiciaron su retirada de la política.

Esta es una versión expandida de un artículo que escribí en el Centro Virtual Cervantes (www.cvc.cervantes.es), portal en la red creado y mantenido por el Instituto Cervantes para contribuir a la difusión de la lengua española y las culturas hispánicas.

  • Por bueno que sea, todo mejora con tentáculos
    Escrito por
    Por bueno que sea, todo mejora con tentáculos Cubierta de "Achtung! Cthulhu Investigator´s guide to the Secret War", publicado por Modiphius Entertainment © Javier Fernández Carrera (Pintureiro). Reservados todos los derechos. Los tentáculos nos siguen fascinando. ¿Por qué? Depende la persona…
  • El descrédito de las ciencias ocultas
    El descrédito de las ciencias ocultas La aceptación del concepto de “ciencias ocultas” como cajón de sastre para diferentes disciplinas sin conexión aparente ha supuesto una tergiversación de la historia del conocimiento, dice el historiador holandés Wouter J. Hanegraaff. Siempre…
  • The Cult, la revista de la tercera cultura El arte y la ciencia en conversación. Esa es la premisa de la que parte THE CULT. Crear un espacio donde esos dos sectores se encuentren con naturalidad, regalándonos emociones, asombro y reflexión.…

Juego de espejos

  • Vacío
    Escrito por
    Vacío Richard Dadd, tras asesinar a su padre en 1843 y ser recluido en un centro psiquiátrico, empleó nueve años en pintar esta extraordinaria composición que ha sido considerada una de las obras más representativas del…
  • Seudociencia, anticiencia y esoterismo
    Seudociencia, anticiencia y esoterismo El creacionista Henry Madison Morris fundó en 1992 el Creation and Earth History Museum (Santee, California), en el que varios episodios del Antiguo Testamento sirven para negar la evolución biológica. Imagen superior © The Institute…
  • La estela y la Madre Tierra
    Escrito por
    La estela y la Madre Tierra Esta historia que voy a contarles comienza en la Junta de Voto, un municipio cántabro del Valle de Aras, animado por el curso de dos ríos, el Clarín y el Clarión. Se trata de un…

Cartelera

  • Chlöe Howl: El placer del pop
    Escrito por
    Chlöe Howl: El placer del pop Aunque cuando he escrito sobre música he hablado poco de pop, y me he centrado en artistas de ritmos más rock o folk, o en música más “adulta” como la de John Grant o Eels,…
  • La seducción de una voz
    Escrito por
    La seducción de una voz Si un hijo suyo les dice que quiere ser poeta, es posible que a más de uno le dé un disgusto, porque habrá quien piense, con razón, que lo va a tener difícil en la…

Entrevistas

Facebook

Televisión

Cine clásico

  • Siempre ocurre algo
    Escrito por
    Siempre ocurre algo En las tardes largas del invierno a veces se iba la luz. Sin aviso alguno, la electricidad desaparecía y entonces había que recurrir a las velas, delgadas y amarillentas, que estaban guardadas en un cajón…

El armario de Proteo

  • Arte lovecraftiano
    Escrito por
    Arte lovecraftiano Copyright © Andrey Nazarov Aturdidos frente al horror cósmico, cuya tiniebla se filtra en cada pesadilla, estos artistas han decidido acceder a un conocimiento prohibido. Gracias a ellos, las conjeturas de H.P. Lovecraft se convierten…
  • Jaroslaw Kukowski, entre el sueño y el misterio
    Escrito por
    Jaroslaw Kukowski, entre el sueño y el misterio Deténganse a observar sus obras. Les presento un nuevo huésped de esta galería. Nació en Polonia, en 1972, y en su trayectoria artística se acoge a la espesura de dos corrientes, el surrealismo y el…

Fotografía

  • No te acostumbres
    Escrito por
    No te acostumbres "No te acostumbres", se lo dijo en un tono que ella no sabía interpretar. "No me acostumbraré", le contestó ella. Y decía la verdad. No quería acostumbrarse, le parecía imposible. Aunque leyó varias veces el…