Julio Verne: "De la Tierra a la Luna"

De la Tierra a la LunaSi hay una obra que ha consolidado la fama profética de Julio Verne, ésa es De la Tierra a la Luna (De la Terre à la Lune).

Sin embargo, esta novela es algo más que una obra maestra de la ficción científica.

También es una soberbia aventura, con ingredientes satíricos que le proporcionan un inesperado toque de humor.

Considerada una novela pionera de ese género que luego sería llamado ciencia-ficción, De la Tierra a la Luna fue publicada por entregas en el Journal des débats politiques et littéraires entre el 14 de septiembre y el 14 de octubre de 1865.

De acuerdo con su costumbre, el editor Hetzel reunió luego el texto que un solo volumen, que salió a la venta el 25 de octubre de 1865.

El 16 de septiembre de 1872 los lectores pudieron adquirir el tomo que reunía esta novela y su continuación, Alrededor de la Luna (Autour de la Lune, 1870), en la cual se ponía fin a esta epopeya estelar.

De la Tierra a la Luna comienza su relato con la fundación en Baltimore del Gun-Club, una sociedad dedicada a la balística, organizada por expertos artilleros que participan en la Guerra de Secesión.

La contienda se acaba, y con la paz, el presidente del club, Impey Barbicane, pone en marcha un proyecto inesperado: el primer viaje tripulado a nuestro satélite.

Para llevar a cabo tan fantástico plan, es necesaria la cooperación internacional.

No sólo en términos económicos –diversos países costean la empresa–, sino también a la hora de promover la tecnología adecuada.

Así, el francés Miguel Ardan –inspirado en el fotógrafo y aeronauta Nadar– acaba incorporándose al equipo que forman Barbicane, el capitán Nicholl y el secretario del Gun-Club, J.T. Mason.

“Cuando nos fijamos hoy en día, en la era de los viajes del Apolo a la Luna –escribe Herbert Lottmann–, en las anticipaciones científicas que aparecen en De la Tierra a la Luna, nos resultan muy desasosegantes. Los protagonistas de Verne tienen que enviar a la Luna una “bala” espacial donde viajan tres hombres –esto fue lo que hizo la NASA–.

La cabina ha de ser de aluminio. Los entusiastas del Gun-Club se enfrentan con los mismos problemas de gravedad y resistencia que tuvo que resolver la ciencia espacial contemporánea. Para lanzar el proyectil en el ángulo correcto, los caballeros de Baltimore escogen un punto de Florida, comarca muy poco desarrollada a la sazón, próxima a Cabo Cañaveral (que figura en el rudimentario mapa de la edición [original de] Hetzel. (…) ¡Y no sólo el Gun-Club lanza el proyectil desde Florida, como sucedión más tarde con los auténticos astronautas, sino que también los viajeros de Verne caen, a la vuelta, en el océano Pacífico!”.

La precisión científica del libro tiene mucho que ver con una certeza defendida por Verne, y es que la ciencia es una palanca de cambio y un instrumento de liberación para la sociedad.

Temas y valores

Lo que primero resalta en la novela es el elogio de la ciencia que plantea Verne.

Los personajes, muy positivos, transmiten valores como el altruismo, el esfuerzo, la valentía, la abnegación y, en el caso de Ardan, incluso el pacifismo.

No podrás olvidar...

La inteligencia y la suave ironía que transmiten todos los personajes, desde el artífice del proyecto, Barbicane, hasta el impulsivo aventurero Michel Ardan.

Edad recomendada

Tanto De la Tierra a la Luna como su continuación, Alrededor de la Luna, son lecturas recomendables a partir de los doce años de edad.

(© Guzmán Urrero Peña)

De la Tierra a la Luna (Edición de Anaya Infantil y Juvenil)

Los Viajes extraordinarios de Verne aspiraban a convertirse en una ambiciosa epopeya, cuya definición más precisa dio el propio autor: «Un paseo completo por el cosmos de un hombre del siglo XIX».

Tras este objetivo, Verne exploraría la tierra y sus profundidades, el mar y el aire, con historias tan memorables como la del Nautilus y su capitán Nemo.

De la Tierra a la Luna, que pertenece a la época idílica de su fe en la ciencia, narra con notables dosis de humor e ironía la preparación y envío a la Luna de un gigantesco proyectil.

Y no se sabe qué admirar más en la novela: si el divertido desarrollo de la historia, o la sorprendente exactitud de la mayoría de sus previsiones.

Alrededor de la Luna Si la mayor parte de las novelas de Julio Verne se narran a partir de un viaje, ésta no iba a ser menos.

Ardan, Barbicane y Nicholl emprenden la huida hacia la Luna en una bala empujada por gas. Van acompañados en su aventura de unos animales.

Uno de los perros, Satélite, está herido de muerte por un golpe en la cabeza.

Lo lanzan al espacio cósmico. Con ello tienen posibilidad de hacer un nuevo estudio gravitatorio.

Un meteorito altera la trayectoria del cohete y no pueden ya alcanzar la Luna.

Cuando están a punto de chocar con una bola de fuego, utilizan sus propios cohetes para amortiguar la caída.

Ésta resulta ser en la Tierra y no en la Luna.

A bordo del Susquehanna, Maston consigue rescatar a los aventureros.

(© Grupo Anaya)

Julio Verne

Hijo de una familia burguesa, tuvo una voluntad literaria inquebrantable.

Pese a la obligación paterna de cursar leyes y a la presión familiar para que abandonase su vocación, el escritor pudo superar las coacciones y obstáculos combinando su afición con los negocios y el amor, hasta que en 1862 obtiene su primer contrato con el editor Hetzel.

Comienza entonces a publicar la serie Viajes extraordinarios, con títulos como Cinco semanas en globo, Viaje al centro de la Tierra, De la Tierra a la Luna, La vuelta al mundo en ochenta días, etc., obras con las que dio forma al nuevo género novelístico de la ciencia-ficción y que la crítica acogió con gran entusiasmo.

Copyright del comentario © Guzmán Urrero Peña. Reservados todos los derechos.

Copyright de la cita de Fernando Savater (Misterio, emoción y riesgo) © Fernando Savater, Editorial Ariel. Reservados todos los derechos.

Copyright de la cita de Herbert Lottman (Jules Verne) © Anagrama. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes, sinopsis y nota editorial © Grupo Anaya S.A. Reservados todos los derechos.


  • Sherlock Holmes, los jeroglíficos y el córnico
    Escrito por
    Sherlock Holmes, los jeroglíficos y el córnico Durante siglos se pensó que los jeroglíficos egipcios eran tan solo dibujos o, como creía Athanasius Kircher y otros seguidores de la tradición hermética, misteriosos símbolos que escondían significados arcanos. Elogio o panegírico al rey…
  • La humanista Luisa Sigea
    Escrito por
    La humanista Luisa Sigea "Un fin, una esperanza, un cómo o cuándo tras si traen mi derecho verdadero; los meses y los años van pasando en vano, y paso yo tras lo que espero; estoy fuera de mí, y…
 

BBC, PBS, KCET

  • La ciencia básica es… ¡básica!
    La ciencia básica es… ¡básica! Cuando se habla de grandes empresas científicas como el Proyecto del Genoma Humano, que descifró la información genética completa de nuestra especie, o el Gran Colisionador de Hadrones, que echó a andar para desentrañar varios…

Loren Kerns, CC

  • Las letras de la ciencia
    Escrito por
    Las letras de la ciencia Oliver Sacks tardó en decidir su vocación de escritor, tras sus investigaciones y ejercicios clínicos de neurología y neuropatología, en especial por los enfermos de trastornos cerebrales provocados por la posencefalitis. Y la chispa que…
  • Ernst Nolte (1923-2016)
    Escrito por
    Ernst Nolte (1923-2016) La obra del recientemente fallecido Ernst Nolte ha servido, entre otras cosas, para reiterar el carácter inestable del pasado, que es el objeto por excelencia del historiador. Certeau señala que, junto con el psicoanálisis, la…

Cartelera

Cine clásico

  • Moebius y su Garaje Hermético
    Escrito por
    Moebius y su Garaje Hermético El Garaje Hermético diseñado por Jean Giraud, (más conocido por Moebius), fue hasta 2007 una de las tres áreas temáticas del centro de entretenimiento Metreon, una producción de Sony Entertainment. En los dos primeros meses…

LWYang, CC

  • Sans cravate
    Escrito por
    Sans cravate Si visitas la hermosa ciudad de Brugge, en Bélgica, Brujas para nosotros, no dejes de darte una vuelta por uno de sus restaurantes más encantadores. No solamente porque está en la Guía Michelin, lo que…

Michael Miller, CC

  • El serio y cachondo Jean Françaix
    Escrito por
    El serio y cachondo Jean Françaix Pongámonos graves: Jean Françaix (léase, no más: Francés) vivió entre 1912 y 1997, o sea que le tocaron –léase en ambos sentido: tocar a la persona y tocar su música y la de sus colegas–,…

"Mammoths: Ice Age Giants", Museo de Historia Natural, Londres