"De Profundis", de Oscar Wilde

De Profundis, de Oscar WildeDe Profundis es, sin duda, el texto más íntimo de Oscar Wilde (1854-1900) y en el que la inspiración lírica está libre de los preciosismos que aparecen en sus obras.

En esta larga carta que dirigió desde la cárcel de Reading a su amante lord Alfred Douglas, se revela la parte más viva y más honda no sólo de su clara inteligencia sino también de su compleja personalidad humana.

De Profundis marca el punto culminante de la vida y filosofía personal de su autor y evidencia cómo todas las experiencias adquirían para él significado artístico.

Wilde, que había luchado por huir tanto del dolor como de la degeneración del espíritu, que había perseguido siempre el placer estético y logrado la máxima brillantez social, tuvo que vivir en los últimos años de su vida el escándalo, la vergüenza de un terrible proceso que lo envió a la cárcel, el desprecio y las burlas de sus múltiples enemigos. Pero, durante su permanencia en prisión, Wilde descubrió por primera vez el significado del dolor, un mundo hasta entonces desconocido para él y que, como algunos críticos señalan, de haber continuado por ese camino nos habría proporcionado sus verdaderas obras maestras.

"Podría seguirse –escribe Blas Matamoro–, sin mayor resultado, una investigación sobre la sexualidad estudiantil de Wilde. Su conocimiento de Oscar Browning, por ejemplo, que fue excluido de su cátedra en Eton por mantener relaciones sexuales con sus alumnos.

En cualquier caso, según Ellmann [su biógrafo], sólo se toma habitualmente homosexual a los 32 años, a través de su fiel amigo Robert Ross y tras su separación matrimonial de hecho. Es innegable que esta circunstancia lo lleva a un estado de liberación intelectual, pues a partir de entonces se dan sus obras más características y conocidas.

Y también el episodio de su vinculación con Alfred Douglas, que lo conduce a la cárcel y a una segunda liberación de lo imaginario, sin la cual no tendríamos algunas de sus páginas supremas, la Balada de la cárcel de Reading y el De Profundis.

Alfred Douglas, Bosie, en la jerga amorosa de Wilde, era hijo de un aristócrata anticristiano y aficionado al boxeo, una de cuyas mujeres le pidió el divorcio por impotencia. Fóbico a los homosexuales, tiene dos hijos que lo son y aquí abro un tercer inciso para psicoanalistas.

Aficionado a los chulos de bajo fondo, Bosie llevará a Wilde hacia este mundo de dominación y chantaje. Finalmente, al estrado judicial y la cárcel.

Oscar y Alfred apenas si han mantenido relaciones sexuales. Lo suyo es un amor lleno de literatura, como corresponde, y la cacería conjunta de rufiancillos inescrupulosos.

En el caso de Bosie parece equivaler a llevar a la ruina a un padre que, en lugar del suyo, sea amable y no aborrecible.

Por parte de Wilde, es como aceptar a un hijo caprichoso y derrochón en el rol del castigador, acaso para pagar el abandono de sus propios hijos o restaurar, siempre por la deuda, o sea la culpa, su estropeada relación con el padre, William Wilde.

Este y Alfred Douglas frecuentan la bancarrota".

Ficha editorial

Título: De profundis

Autor: Oscar Wilde

Traducido por: María Luisa Balseiro

Colección: Siruela/Bolsillo. 44.

ISBN-10: 84-7844-513-7

ISBN: 978-84-7844-513-4

Código de almacén: 7502044

Edición: 5ª, 2008

Encuadernación: Rústica (Disponible en Libro electrónico)

Páginas: 132

Dimensiones: 140 x 215 mm

Tema: Biografía, diario, correspondencia

Idioma de publicación: Español

Idioma de traducción: Inglés

Copyright del comentario © Blas Matamoro. El texto aparece publicado en "Cine y Letras" con el permiso de su autor. Reservados todos los derechos.

Copyright del texto © Siruela. Reservados todos los derechos.

  • El deseo que nos consume
    El deseo que nos consume Explica José Antonio Marina en Las arquitecturas del deseo que la proliferación de los deseos siempre se consideró una amenaza a la cohesión social, de ahí la preocupación por controlar en tratados morales…
  • Ono no Komachi, una poeta japonesa
    Escrito por
    Ono no Komachi, una poeta japonesa En la literatura japonesa, especialmente en sus orígenes, hay muchas escritoras célebres. La lengua japonesa común, escrita en caracteres hiragana, se considera una invención femenina. Las mujeres no tenían permitido usar los caracteres kanji importados…
  • Cajal y su visión de la mujer
    Escrito por
    Cajal y su visión de la mujer Si hay un científico fácilmente reconocible por el común mortal español ése es Santiago Ramón y Cajal. Premio Nobel de Medicina en 1906 por sus investigaciones sobre los mecanismos que gobiernan la morfología y los…

BBC, PBS, KCET

  • Virus
    Virus Un virus no es un ser vivo: es simplemente una partícula formada por una cápsula de proteínas que contiene material genético. No está vivo porque no tiene metabolismo: en su interior no se llevan a…
  • El déficit de naturaleza
    Escrito por
    El déficit de naturaleza Estoy convencido de que se puede hacer toda una tipología del ocio contemporáneo sólo con encender el ordenador. No en vano, los gurús de las nuevas tecnologías aconsejan que ocupemos nuestro tiempo libre con las…

Loren Kerns, CC

  • Noemí Ulla (1940-2016)
    Escrito por
    Noemí Ulla (1940-2016) Le tocó morir en Buenos Aires, la ciudad en la que vivió durante décadas y cumplió la mayor parte de su obra literaria y docente. Pero era rosarina y cabe recordarlo porque pertenece a una…
  • Las Matemáticas y la Literatura para niños y jóvenes
    Escrito por
    Las Matemáticas y la Literatura para niños y jóvenes Las Matemáticas son consideradas tradicionalmente una materia árida, con un perfil marcadamente académico y hacia la que los estudiantes suelen manifestar una actitud de recelo por su complejidad. La división entre conocimientos es únicamente una…

Cartelera

Cine clásico

  • Star Wars: el origen de una saga legendaria
    Escrito por
    Star Wars: el origen de una saga legendaria ¿Es posible, a estas alturas, escribir algo nuevo sobre la saga Star Wars? Se suele hablar de George Lucas como el cineasta que reinventa la aventura espacial, pero yo lo veo más bien como el…
  • Celuloide de ocho patas
    Escrito por
    Celuloide de ocho patas En esta sofisticada época de terrorismos digitales y peligros electrónicos, lo cierto es que todavía existe gente que se subiría un camión de Al Qaeda si en el suelo hubiese una tarántula. La aracnofobia, como…

LWYang, CC

  • "Cumbres borrascosas", de Emily Brontë
    Escrito por
    "Cumbres borrascosas", de Emily Brontë Cuando era muy, muy pequeña leí este libro por primera vez. Me recuerdo sentada en mi azotea, un espacio abierto al sol, al salitre y al viento de levante. Los días de viento se convertía…

Michael Miller, CC

  • ¿Técnica o sentimiento?
    Escrito por
    ¿Técnica o sentimiento? En una entrevista concedida el mes de junio de 2008 al Diario ABC de Sevilla la bailaora Eva Yerbabuena ponía el dedo en la llaga en esa famosa duplicidad que impregna la discusión flamenca desde…
  • Glinka como pianista
    Escrito por
    Glinka como pianista La obra operática y sinfónica de Mijaíl Glinka no deja oír –nunca mejor dicho– su tarea como compositor para el piano. Y ello, en contra de su vocación y su oficio, que lo acompañaron toda…

"Mammoths: Ice Age Giants", Museo de Historia Natural, Londres

  • Gansos en el paraíso
    Escrito por
    Gansos en el paraíso John Montagnu, cuarto conde de Sandwich, es recordado por haber donado el nombre de su título nobiliario al práctico, aunque poco sofisticado alimento. Cuenta la historia que una noche de 1762 el conde de Sandwich…