"El invitado de Drácula", de Bram Stoker

El invitado de DráculaDespués de publicar Drácula, a su autor, Bram Stoker le faltaban fuerzas para acometer proyectos igual de exigentes.

El resto de sus días fue un periodo de decadencia. Las deudas contraídas por el actor Henry Irving, de quien era representante, obligaron al famoso intérprete a vender su teatro, el Lyceum, a un consorcio de accionistas. Esto significó un duro golpe para Stoker, aunque no fue nada comparado con la muerte de su idolatrado Irving, en 1905. Ese fallecimiento le condujo a escribir Personal Reminiscences of Henry Irving (1905).

Su situación económica también empeoró, y su salud se fue minando, hasta su fallecimiento el 12 de abril de 1912.

Pero no abandonó del todo la ficción. A Drácula le siguieron otras novelas como La joya de las siete estrellas o La dama del sudario.

En 1914, dos años después de la muerte de Bram Stoker, se publicada de manera póstuma una antología que lleva por título El invitado de Drácula y otros relatos (Drácula’s Guest and Other Weird Tales).

El relato que da titulo a la colección transcurre previamente a la acción de Drácula y tiene como protagonista a Jonathan Harker. El argumento sitúa a Harker en un pueblo alemán abandonado, y narra su encuentro con una vampira, de la que es salvado por un extraño lobo.

Lo cual nos plantea la posibilidad de que ése sea el primer capítulo de la novela. Es habitual que los críticos lo crean así. Ese capítulo habría sido eliminado por los editores tras considerar que la novela ya era demasiado larga. Sin embargo, el descubrimiento de las notas de trabajo originales, en la década de 1970, nos permite conocer cual fue la concepción original del autor, y las distintas etapas por las que fue pasando. Gracias a este hallazgo es posible aclarar la cuestión del primer capítulo.

Me refiero a las notas que están en Filadelfia, en el Museo y Biblioteca Rosenbach.

El invitado de Drácula

Entre las notas hay diversos listados de personajes, argumentos, cronologías y diverso material de documentación, de variada procedencia, que abarca distintos campos.

Hay algún cambio significativo entre los primeros esbozos y la trama final. Originalmente, Drácula no residía en Transilvania, lo hacia en la región austriaca de Estiria, donde transcurre la acción de Carmilla.

La relación de personajes es mucho más numerosa que en la versión final. Entre los no incluidos, se cuentan un detective, un investigador psíquico, un pintor y dos sirvientes del conde, por citar unos cuantos.

Y cambiaron sus nombres. Como ya comenté, Drácula era el Conde Wampyr, y Van Helsing era un profesor alemán llamado Max Windshoeffel, que probablemente asumió algunas de las atribuciones del investigador psíquico eliminado.

También era diferente la estructura. En principio, la novela estaba dividida en cuatro libros que, a su vez, constaban de siete capítulos cada uno. Dichos libros tenían los siguientes títulos: De Estiria a Londres, Tragedia, Descubrimiento y Castigo.

Al final, Stoker estructuró la acción en tres partes, que no están específicamente delimitadas en la versión final, con un total de veintisiete capítulos. Es posible que el escritor irlandés tuviera en mente una hipotética adaptación teatral cuando orquestó el primer esquema. No es descabellado plantearlo en cuatro actos de siete escenas.

Por lo que se deduce de las notas, Drácula tenía mayor presencia en la trama. Debía ser retratado por el personaje del pintor, llamado Francis Aytonn, a quien le era imposible plasmar la imagen del conde en lienzo. En otro pasaje, el doctor Seward organiza una cena, y cada uno de los asistentes narra una historia terrorífica. Hace una súbita aparición el conde.

Hay ecos de este pasaje, obviamente involuntarios, en las primeras versiones teatrales y en la película filmada por la Universal en 1931, donde vemos a un Drácula que se mueve en la alta sociedad.

Todo esto es muy interesante, pero conviene no perder la pista de El invitado. En los dos primeros capítulos del primer libro, De Estiria a Londres, es donde hay que rastrear el origen de la pieza. En ellos se narra cómo el conde adquiere sus posesiones en Gran Bretaña, y las aventuras de Jonathan Harker, de camino al castillo del vampiro, hasta que parte desde Munich hasta Estiria.

Durante su estancia en la ciudad, tienen lugar los eventos narrados en el relato, y otros que Stoker no llegó a plasmar en el papel: la asistencia de Harker a la representación de la ópera El holandés errante y el primer encuentro con Drácula.

El episodio del retratista tiene una influencia indudable de El retrato de Dorian Gray, y la elección de la ópera tampoco es algo dejado al azar: Irving representó un montaje basado en el texto. Un texto que tiene muchos detalles coincidentes con la trama y los personajes de la novela.

Harker se encuentra con el conde… y el vampiro le pasa desapercibido. Esto es debido a que el encuentro tiene lugar en una totenhaus, en Munich, y el conde adopta la guisa de un cadáver.

En una casa para los muertos: una totenhaus o deadhouse, como se refiere a ella Stoker en sus notas.

Se trataba de algo distinto de la morgue. La totenhaus era un lugar para los recién fallecidos, sospechosos de padecer catalepsia o cuya muerte no había sido certificada con rotundidad. Allí eran albergados hasta que aparecían los primeros síntomas de la descomposición. Entonces eran inhumados, o bien se descubría que su deceso era sólo aparente.

Este dato es una pista de crucial importancia. Con ello, cabe conjeturar que el lobo que, en El invitado, salva a Harker de morir en una violenta tormenta de nieve, no es otro que el vampiro metamorfoseado. Este cubre el cuerpo de Harker con el suyo para mantenerlo caliente, aunque en alguna traducción se afirme que el lobo le ha desgarrado el cuello y se ha alimentado de su sangre.

El invitado se parece a Carmilla. Aparecen dos vampiros de sexo femenino: Carmilla –Mircalla o Millarca, según la identidad que adopte– y la condesa Dolingen, brevemente entrevista.

También hay dos pueblos abandonados a causa de las epidemias de vampirismo. Por un lado, la anónima localidad donde llega Jonathan Harker y, por otro lado, los antiguos dominios de los Karstein, castillo ruinoso incluido.

En ambos tienen sus sepulcros las dos vampiras. Asimismo, existen coincidencias en el marco geográfico. La acción de Carmilla transcurre en Estiria, a unos cincuenta y cinco kilómetros de Graz. Y en el epitafio del mausoleo de la condesa Dolingen se la identifica como natural de la misma Graz.

¿Cuándo abandona el escritor ese antiguo boceto de su novela? Stoker lo redacta el catorce de marzo de 1894, y lo desecha dos años después.

En una nota fechada el veintinueve de febrero de 1892, bosqueja un nuevo argumento… que ya es muy similar a la versión final. Y desaparece el texto de lo que sería conocido a posteriori como El invitado de Drácula. Tengan en cuenta que el episodio de la totenhaus figura antes de que Harker parta desde Munich hacia su encuentro con Drácula.

Se conocen otros materiales eliminados del segundo esbozo. Hay dos pasajes de los que se prescinde en la novela: el encuentro de Harker con un hombre lobo, tras huir del castillo del vampiro, y su regreso directo a Londres, creyendo que todo lo sucedido con anterioridad es producto de una pesadilla.

Posteriormente, Stoker incluyó los pasajes en los que Harker huye, llega a Budapest delirando, es internado y contrae matrimonio con Mina.

Con todos esos datos, ya está clara la identidad de El invitado de Drácula. Es algo que ha podido esclarecerse gracias a las notas de Stoker.

Sin embargo, conviene dar un tirón de orejas a quienes han seguido propagando el dato erróneo, una vez que las notas han sido accesibles a los investigadores. El caso es que ese descubrimiento no ha evitado que muchas ediciones de Drácula donde se incluye El invitado lleven el sello de edición completa.

Imagen superior: Detalle de la portada del cómic Bram Stoker's Dracula © Mike Mignola. Topps Comics. Reservados todos los derechos.


  • La razón de la emoción
    Escrito por
    La razón de la emoción Los expertos no se ponen de acuerdo en si nuestro cerebro funciona, desde el punto de vista psicológico, racional y emocional, mediante dos hemisferios o mediante diversos módulos. La teoría psicológica del hemisferio derecho enfrentado…

BBC, PBS, KCET

  • En la punta de la lengua
    En la punta de la lengua ¿Cómo se llama el alemán ese..? ¡Alzheimer! Es buen chiste, pero no se necesita padecer esta terrible enfermedad para sufrir lo que los especialistas llaman estados “en la punta de la lengua”… Usted sabe: esas desesperantes ocasiones en que uno sabe…

Loren Kerns, CC

  • Las chicas sólo quieren divertirse
    Escrito por
    Las chicas sólo quieren divertirse La canción de Cyndi Lauper a la que hace referencia el título de este artículo ha sido un himno para varios colectivos, especialmente el de LGTB. Y no es de extrañar. El mensaje es claro…
  • Sexo papal
    Escrito por
    Sexo papal En el Evangelio según San Juan (8, 11) se registra la parábola de la adúltera, de la cual hemos conseguido la expresión de “tirar la primera piedra”. Unos cuantos samaritanos se han reunido para lapidar…

Cartelera

Cine clásico

  • Cine, flamenco y tópicos
    Escrito por
    Cine, flamenco y tópicos Carmen la de Triana (1938) Parece que la única mirada que interesa al cine es la que abre la puerta al tópico andaluz, a las juergas de los señoritos, a la miseria que se alivia…
  • "Lecturas diabólicas" ("I, Madman",1989)
    Escrito por
    "Lecturas diabólicas" ("I, Madman",1989) Esta desconocida película bien merece una revisión para reivindicarla. Nos hallamos ante una joya oculta de finales de los 80, que rinde homenaje al terror pulp de los años 30, dirigida por el extraño Tibor Takács, autor…
  • Haberlas haylas
    Haberlas haylas El castellonense Àlvar Monferrer nos plantea si creemos en las brujas en su libro Bruixes, dimonis i misteris (Edicions del Bullent, 2013), donde nos presenta historias a caballo entre la imaginación, la literatura y la…

LWYang, CC

  • Emma y la inteligencia femenina
    Escrito por
    Emma y la inteligencia femenina Emma ‒el personaje creado por Jane Austen‒ no lo tiene fácil. Todos la consideran muy inteligente, pero, a veces, esas mismas personas que la rodean, excepto su padre, claro, piensan que utiliza su inteligencia de…

Michael Miller, CC

  • Un retrato de Piotr Moss
    Escrito por
    Un retrato de Piotr Moss El polaco Piotr Moss (Bydgoszcz, 1949) se incorpora de pleno derecho a la fuerte presencia actual de Polonia en la música, a la vez que resuelve de manera muy personal la exigencia ecléctica que el…

"Mammoths: Ice Age Giants", Museo de Historia Natural, Londres