"El Tesoro de los Incas", de Emilio Salgari

El tesoro de los incasEl título español de esta novela no recuerda a Julio Verne tanto como el original, Duemila leghe sotto l'America (1888). En realidad, nos hallamos ante un intento de Salgari por acercarse al estilo propio del escritor francés.

"Esta novela –leemos en la antigua edición de Saturnino Calleja– describe el viaje que unos aventureros efectúan por debajo de una parte de los territorios de Centro América, a través de un inmenso subterráneo en el que hallan un río navegable, en busca del fantástico tesoro de los Incas. Es tema propicio para que el autor muestre sus extensos conocimientos en Historia Natural, y para que su imaginación se desborde en los interesantes episodios que se desarrollan a lo largo de esta singular expedición".

La obra ha conocido otras ediciones con el título 2000 Leguas por debajo de América, pero nunca ha pasado de ser una curiosidad, destinada a los incondicionales de Salgari. De hecho, se trata de una de sus creaciones menos acertadas.

"Un mundo imaginario de abordajes, naufragios, exploraciones, persecuciones sin cuento, traiciones, nos asalta en sus novelas –escribe Carmen Bravo-Villasante–. Desde Los misterios de la jungla negra hasta Los piratas de la Malasia, recorremos todos los continentes y descubrimos los secretos de los pueblos en luchas interminables. Las novelas son dinámicas, apresuradas, trepidantes; el lenguaje, sencillo, directo, elemental en sus diálogos. El sentido de la dignidad, de la palabra de honor, el valor y el coraje se enaltecen, con cierto sentido caballeresco a la usanza, que en medio de las peripecias violentas y sanguinarias, deja a salvo el espíritu. Se lucha siempre por una noble causa. Estas novelas tuvieron gran éxito y fueron traducidas a todos los idiomas. Todavía hoy son leídas con entusiasmo por los chicos" (Historia de la Literatura Infantil Universal, Doncel, 1971).

"La novela de aventuras –escribe Claudio Magris– es una salida al aire libre y al mismo tiempo un regreso a casa, es el viaje del espíritu que parte al descubrimiento del mundo y despliega, en esta lucha con lo múltiple y con lo ignorado, las propias y latentes posibilidades de regresar, crecido y adulto, a la casa reencontrada. El ciclo de Malasia es la versión, burdamente ingenua e infantil, de la aventura que la Odisea y la Fenomenologia del espíritu narran con palabras más altas y maduras de la poesía y del pensamiento. Ulises parte para regresar; Polifemo y los Lestrigones -es decir, el monstruoso, el imprevisible, el inaudito- son obstáculos pero sobre todo etapas del viaje que, a través de lo desconocido, conduce a lo conocido y a lo familiar, los cuales sólo al final -como meta y no como punto de partida- adquieren su verdad" (Ítaca y más allá, Huerga & Fierro Editores, 1998).

logonegrolibros

  • La manera de pensar de Holmes
    Escrito por
    La manera de pensar de Holmes Carlos García Gual explica una de las diferencias fundamentales entre Sherlock Holmes como detective y los detectives e investigadores que surgieron después, imitándolo. Aunque hay precursores de Holmes como Auguste Dupin o Legrand, y el…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

Cine clásico

  • Radio y Cine
    Escrito por
    Radio y Cine El camino natural de entrada al mundo del cine durante décadas ha sido para los profesionales del Séptimo Arte el teatro, las artes escénicas, su aprendizaje y su teoría. Pero un buen puñado de cineastas,…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • En el salón de casa
    Escrito por
    En el salón de casa A Peter Salomon se debe que Haydn haya viajado a Inglaterra en 1790 y 1794, compuesto las sinfonías que llevan títulos alusivos, se haya presentado en conciertos y recibido un doctorado en Oxford. Doctor es…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Curiosidades de la taxonomía
    Escrito por
    Curiosidades de la taxonomía Desde que tenía doce años, el aracnólogo alemán Peter Jäger es fan del recientemente fallecido David Bowie: “Era mucho más que un gran cantante”, confiesa el científico, entristecido por no haberle podido conocer en persona. Sin embargo,…