"La ventana alta / La ventana siniestra", de Raymond Chandler

La ventana alta, en edición de PenguinEscrita entre Adiós, muñeca y La dama del lago, La ventana alta, publicada por Raymond Chandler (1888-1959) en 1942, gira en torno a la desaparición de una moneda valorada en una pequeña fortuna.

Sin embargo, como suele ocurrir en los casos encomendados a Philip Marlowe, lo más trivial no tarda en empezar a complicarse, descubriendo un mundo en que el disimulo y el engaño, la violencia y el delito, parecen no ser más que las manifestaciones más naturales de una sociedad regida en último término por pasiones inconfesables y el amor al dinero.

"Raymond Chandler –escribe Julian Symons– llegó tarde al mundo de la novela policiaca. Tenía más de cuarenta años cuando, después de la ruina de las compañías petrolíferas modestas durante la depresión, con algunas de las cuales estaba vinculado, comenzó a leer los llamados pulp magazines y «decidió que esta podría ser una buena manera de intentar aprender a escribir narrativa y conseguir a cambio una pequeña cantidad de dinero». Sus primeros cuentos apenas se distinguen del material restante de Black Mask, pese a todo cuanto se dice ahora sobre ellos. Su fama, como la de Hammett, se apoya en sus novelas".

La ventana alta"Durante la mayor parte de 1941 –escribe Frank MacShane–, Chandler trabajó, como de costumbre, en más de un proyecto al mismo tiempo. Escribía alternativamente dos novelas, La ventana siniestra y La dama del lago, con interrupciones ocasionales para un cuento corto. Era un proceso lento y laborioso, pero necesario para un hombre que no podía escribir a menos que tuviera deseos de hacerlo en un sentido emocional y físico (...) En septiembre de 1941, Chandler terminó el borrador del libro, con el título de The Brasher Doubloon, y lo envió a su agente de Nueva York, Sydney Sanders. Le fue devuelto, como recordó más tarde, con una negativa brutal. (...) Knopf manifestó su decepción ante las ventas iniciales (...) En cuanto al propio Chandler, se sentía tranquilo respecto al libro y conocía sus defectos. «La ventana siniestra -dijo- no era la clase de obra notable y original que puede resultar importante. Hubo personas a quienes gustó más que mis otros esfuerzos, y a otras gustó mucho menos.»

Ficha editorial

La ventana alta

Raymond Chandler

Traductor: Juan Manuel Ibeas Delgado

Colección: El libro de bolsillo

Bibliotecas de autor: Biblioteca Chandler

11,1 x 17,5 cm.

240 Páginas Rústica Fresado

I.S.B.N.: 978-84-206-7332-5

Copyright de texto e imagen inferior © 2001 Alianza Editorial. Reservados todos los derechos.


  • Causas sin efecto y efectos sin causa
    Escrito por
    Causas sin efecto y efectos sin causa Se dice en las Upanishads indias: «El hijo es el padre del padre». A veces los efectos son la causa de la causa: algo que no tiene sentido cobra significado si vemos otra cosa después. La narración…

BBC, PBS, KCET

  • El misterio de la conciencia
    El misterio de la conciencia Uno de los grandes misterios científicos que quedan por entender (probablemente “resolver” no sea la palabra adecuada en casos como éste) es el de qué es la conciencia: esa “preciosa aunque misteriosa capacidad de estar…
  • Formación Profesional, ¿alternativa o fracaso?
    Escrito por
    Formación Profesional, ¿alternativa o fracaso? He escrito muchas veces que la Formación Profesional (FP para entendernos), tal y como está ahora mismo estructurada, es la mejor aportación de la LOGSE al sistema educativo español. Esta afirmación viene asentada en mi…

Loren Kerns, CC

  • Las chicas sólo quieren divertirse
    Escrito por
    Las chicas sólo quieren divertirse La canción de Cyndi Lauper a la que hace referencia el título de este artículo ha sido un himno para varios colectivos, especialmente el de LGTB. Y no es de extrañar. El mensaje es claro…
  • Sexo papal
    Escrito por
    Sexo papal En el Evangelio según San Juan (8, 11) se registra la parábola de la adúltera, de la cual hemos conseguido la expresión de “tirar la primera piedra”. Unos cuantos samaritanos se han reunido para lapidar…

Cartelera

Cine clásico

  • Las nueve semanas de Grey
    Escrito por
    Las nueve semanas de Grey No hay color. Si comparas la fuente de inspiración de Cincuenta sombras de Grey, es decir, la trilogía de E. L. James, y la novelita en la que se basó Nueve semanas y media, concluirás…
  • Radio y Cine
    Escrito por
    Radio y Cine El camino natural de entrada al mundo del cine durante décadas ha sido para los profesionales del Séptimo Arte el teatro, las artes escénicas, su aprendizaje y su teoría. Pero un buen puñado de cineastas,…

LWYang, CC

  • El arte de lo cotidiano
    Escrito por
    El arte de lo cotidiano Desde hace algún tiempo tengo en “ellas” mis principales referencias. Mujeres que escriben, podría titularse, por eso, este artículo. Literatura escrita por mujeres pero no “literatura de mujeres”, aunque hay quien se empeñe en calificarla…

Michael Miller, CC

  • Orff rehace Monteverdi
    Escrito por
    Orff rehace Monteverdi   Los arreglos de Orfeo y el Lamento de Ariadna del compositor bávaro presentan problemas de ejecución, inherentes al hecho de que la mayoría de las partituras conservadas no ofrecen indicaciones precisas en cuanto a…

"Mammoths: Ice Age Giants", Museo de Historia Natural, Londres

  • En la tierra del ave roc
    Escrito por
    En la tierra del ave roc De entre miles de peligros que Simbad el Marino tuvo que sortear en los siete viajes que describe el libro de Las mil y una noches, pocos eran tan aterradores como los sorpresivos ataques de…