Miguel Mihura y el surrealismo

Miguel MihuraNo es casual que hallemos en la obra escrita de Miguel Mihura (1905-1977) ese elemento resbaladizo y juguetón que lo relaciona con el surrealismo y con el teatro del absurdo.

Así emparentado con las vanguardias, el articulista y dramaturgo es una figura crucial en el teatro español de la posguerra, además de uno de los principales impulsores de ese humor nuevo representado por la revista La Codorniz, y cuyas raíces más próximas hay que buscarlas en Gómez de la Serna y en las publicaciones Buen Humor y Gutiérrez, animadas por Jardiel Poncela.

La mencionada cabecera, idea de Mihura, llega por primera vez a los quioscos el domingo, 8 de junio de 1941, y el escritor se mantiene en su dirección hasta el 25 de marzo de 1944. La cita de los colaboradores de La Codorniz viene muy al caso, pues nos sirve para identificar el estilo humorístico que en ella se cultiva. Además de Tono, Edgar Neville y Herreros, escriben sus bromas Gómez de la Serna y Camilo José Cela, añadiéndose a la mezcla traducciones de Giovanni Guareschi —el creador de Don Camilo— y artículos de Álvaro de Laiglesia, joven dramaturgo que sucede a Mihura en la dirección de la revista y también colabora con él en la escritura de la comedia El caso de la mujer asesinadita (1946).

Por lo demás, Laiglesia no es el único autor de La Codorniz implicado en proyectos teatrales junto a Mihura. También Tono se asocia a su director en la elaboración de Ni pobre ni rico sino todo lo contrario, comedia estrenada en 1943. Pero aún está por llegar la principal aportación de Miguel Mihura a la escena el momento. Lo que en realidad lo convierte en un genuino renovador es el libreto que concluye en noviembre de 1932, Tres sombreros de copa, que se estrena en el madrileño Teatro Español, el 24 de noviembre de 1952.

La comedia de Mihura, abundante en situaciones ingeniosas, trabajada por la voluntad malabarista de su creador, escapa del ensamblaje convencional, parámetro de medianías, y reclama la fantasía surrealista en su dimensión más humorística, combinando así la ternura, el enredo, el drama y el absurdo más vivo para satirizar costumbres con esa gracia desbordante que en el comediógrafo es natural. Sin duda, vale la pena abandonar la explicación para leer cómo el propio autor define la pieza:

"En todos los personajes de Tres sombreros de copa, y especialmente en Don Rosario, en Don Sacramento y en El Odioso Señor, hay algo de locos, algo de extraño, que no sabemos lo que es. Y de esto solo se salva Paula, que vive su romance con una gran verdad. Ella únicamente se salva de todo lo ridículo, de todo lo imbécil que la rodea (...) Tres sombreros de copa no es de esas comedias en las que parece que todo es verdad; es, por el contrario, la comedia en la cual todo parece que es mentira. Sin embargo, Tres sombreros de copa es la comedia donde más tontamente se malogra, para toda la vida, una estupenda felicidad".

La bibliografía escénica de Mihura atesora títulos de gran éxito, luego llevados al cine y la televisión, como A media luz los tres (1953), El caso del señor vestido de violeta (1954), Sublime decisión (1955), Mi adorado Juan (1956), Melocotón en almíbar (1958), Maribel y la extraña familia (1959), La Bella Dorotea (1964), Ninette y un señor de Murcia (1964) y Sólo el amor y la luna traen fortuna (1968). No obstante, y pese a la óptima carpintería teatral de todas ellas, el vanguardismo de Tres sombreros de copa, con sus fecundos matices de novedad, aún se sobrepone a esta serie de comedias, muy refinadas, aunque también menos excepcionales en el vasto repertorio del dramaturgo.

Nota editorial

Tomo I: Teatro completo

Miguel Mihura (Autor)

Arturo Ramoneda Salas (Preparador)

Colección: Bibliotheca AVREA

Índice

Introducción general; Tres sombreros de copa; ¡Viva lo imposible! o El contable de estrellas; El caso de la mujer asesinadita; El caso de la señora estupenda; Una mujer cualquiera; A media luz los tres; Una corrida intrascendente; El caso del señor vestido de violeta; ¡Sublime decisión!; La canasta; Mi adorado Juan; Carlota; Melocotón en almíbar; Maribel y la extraña familia; El chalet de madame Renard; Las entretenidas; Ninette y un señor de Murcia; El seductor; Milagro en casa de los López; La tetera; Ninette. «Modas de París»; La decente; Solo el amor y la luna traen fortuna; Notas.

Contenido

En 1943, dos de los tres inventores que se repartían la escena tras levantarse el telón de "Ni pobre ni rico, sino todo lo contrario", mantenían el siguiente diálogo:

«—También he inventado una máquina muy grande.

—¿Y para qué sirve?

—No sirve para nada, pero es muy grande. En eso consiste su mérito: no cabe en una habitación».

Cuarenta años después, un crítico dijo de las famosas esculturas de Richard Serra: su mérito consiste en que pesan más de 30 toneladas y no caben en una habitación. "Nihil novum".

Cien años hace que nació Miguel Mihura; setenta y dos que escribió "Tres sombreros de copa". «Lo inverosímil, lo desorbitado, lo incongruente, lo absurdo, lo arbitrario, la guerra al lugar común y al tópico, el inconformismo, estaban patentes en mi primera obra escrita en 1932», declaraba el autor. Conviene recordar que esa primera obra fue escrita diecisiete años antes que "La cantante calva", de Ionesco. Pero, mientras Ionesco pudo estrenarla al año siguiente, Mihura tuvo que esperar veinte para estrenar la suya. La voz del precursor en el desierto.

El teatro de Mihura levanta en escena una memorable galería de seres y situaciones. Personajes que quieren «sentir y padecer y reír y hablar con libertad», como la Irene de "Mi adorado Juan": ese hombre «que no hace daño a nadie, ni ambiciona nada, ni pone zancadillas, ni pretende ser algo más de lo que es»; personajes automarginados, que prefieren vivir en las márgenes de un río antes que en un ambiente edificado sobre tópicos; (continúa...) que miran el trabajo con distanciamiento y despego, no con la idolatría de una sociedad consumista que lo ha sacralizado para poder consumir más. Juan, el adorado Juan, «al éxito, a la fama, al dinero, a la vanidad, prefería el sol, los amigos, la humildad y las siestas interminables».

Ficha técnica

16,3 x 21,7 cm.

1632 Páginas

Cartonado

I.S.B.N.: 978-84-376-2138-8

Código: 125006

41,35IVA no incluido
43,00IVA incluido


Tomo II: Prosa y obra gráfica

Miguel Mihura (Autor)

Arturo Ramoneda Salas (Preparador)

Colección: Bibliotheca AVREA

Índice

Introducción general.. Prosa y obra gráfica de Miguel Mihura.. La Voz; Buen Humor; Muchas gracias; Varieté; Macaco; El perro, el ratón y el gato; Cosmópolis; Gutiérrez; Unidad; Vértice; La Ametralladora; Y. Revista para la mujer; Tajo; Primer plano. Cámara; Informaciones; El español; La Codorniz.. María de la Hoz.. Artículos sobre viajes; Madrid.. Mis memorias.. Parte primera; Parte segunda; Polémicas; Escritos misceláneos; Entrevistas.. Índice onomástico general.

Contenido

En 1952 se estrenaba "Tres sombreros de copa" con veinte años de retraso. Treinta antes, Mihura había publicado «Tragedia breve de una señorita», un cuento breve que permitía deducir el sentido del humor que precedió y acompañó a su teatro. «Yo, que amo el refrito —escribiría Mihura—, he publicado en "La Codorniz" muchos chistes y artículos que había publicado hace quince años en "Gutiérrez"».

Úsese este libro como lo que es: un repaso por su obra gráfica y periodística, que permite vislumbrar los estratos y materiales del humor que edificó su estilo.

El lector tiene ante sí un singular museo de curiosidades: un leopardo aficionado a la música descriptiva, un cocinero de ocasos, una vieja a la que se le habían muerto todos los dientes, una lágrima que cae bajo las ruedas de un vagón y la destroza, un paisaje de arrugas muertas a planchazos, una nariz desagradecida que puede competir con la de Gógol… Estupenda la «Sección dedicada a explicar bien cómo son» determinadas cosas: por ejemplo, «el metro», que casi es una historia de cronopios, o «la hormiga», cuyo principio recuerda «La esfinge» de Poe. Y las ingeniosas dilogías. Es conocida aquella de Jardiel: «Pasaron cinco minutos y dos aeroplanos».

Mihura escribe: «Después de hacerme esta reflexión y un siete en la americana…». Museo que tiene además la ventaja de ser un espejo de la historia: alusiones más o menos picantes que Mihura hacía en 1925 no habría podido —ni querido— hacerlas treinta años después. Personajes, lugares, (continúa...) situaciones, incluso textos, que años después renacerían en sus comedias. Curiosas premoniciones: ¡Y se quejaba Greta Garbo en el 29 de las «maquinitas de retratar!». En su humor previó los pisos como cárceles; las ciudades como desiertos, como hormigueros o como infiernos; supo que todos los niños se estropean cuando crecen, y que «siempre que se viene de la guerra se pierde algo». Juan de Mairena aseguraba que «el hombre es el animal que usa relojes».

Ficha técnica

15,5 x 22 cm.

1536 Páginas

Cartonado

I.S.B.N.: 978-84-376-2139-5

Código: 125007

41,35IVA no incluido
43,00IVA incluido

Copyright del texto © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de la nota editorial © Cátedra. Reservados todos los derechos.

Esta es una versión expandida de un artículo que escribí en el Centro Virtual Cervantes (www.cvc.cervantes.es), portal en la red creado y mantenido por el Instituto Cervantes para contribuir a la difusión de la lengua española y las culturas hispánicas.


logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • El viaje del héroe
    Escrito por
    El viaje del héroe Al lector le resultará fácil identificar este argumento: El héroe de esta aventura vive en un lugar apartado con sus padres adoptivos. Llegada la juventud, siente la llamada de la aventura. Aunque al principio no…
  • Gabriele d'Annunzio: papeles viejos
    Escrito por
    Gabriele d'Annunzio: papeles viejos Al terminar la Primera Guerra Mundial, en 1919 y hasta comienzos de 1921, Gabriele d'Annunzio encabezó una expedición de voluntarios y oficiales que mantuvo ocupada la ciudad de Fiume, hoy territorio croata que sale al…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Polémicas científicas
    Polémicas científicas Una de las características más inquietantes del conocimiento científico es que constantemente cambia. Tiene la desagradable costumbre de resultar, a lo largo de la historia, provisional. Esto tiende a causar desconfianza: ¿por qué…

Trestesauros500

Vlynn, CC

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Cristo según Perosi
    Escrito por
    Cristo según Perosi Con su habitual rapidez, monseñor Lorenzo Perosi estrenó su oratorio Jerusalén en abril de 1900, habiéndolo comenzado en enero, a bordo del tren que lo llevaba de Venecia a Milán. La popularidad ya adquirida le…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • La incredulidad darwiniana
    La incredulidad darwiniana Según el filósofo Daniel Dennett, la tendencia que tenemos los seres humanos a atribuir intenciones —inteligencia— no sólo a nuestros congéneres, sino a otros seres vivos e incluso a objetos inanimados es una estrategia de…

etimologia