"Scaramouche", de Rafael Sabatini

ScaramoucheScaramouche (1921), que sin duda alguna es la mejor obra de Sabatini, es además la novela más representativa del excepcional ingenio de su autor y de sus insuperables dotes como historiador y como novelista.

Las escenas de la Revolución Francesa, durante su fase más trágica, sirven de fondo a esta obra, en la que también aparecen admirablemente dibujadas las principales figuras que intervinieron cn aquel terrible drama que comenzó con el asalto a la Bastilla y la decapitación de Luis XVI y terminó cuando la cuchilla segó las cabezas de Robespierre y los suyos, después de haber cortado las de los principales actores de la Revolución. Las figuras de Danton, Robespierre, Saint Just y Desmolins aparecen trazadas con mano maestra y llenas de vida, así como las fuerzas sociales que tomaron parte en aquellas jornadas de Terror: la nobleza, los idealistas, los especuladores y, finalmente, el partido de los pobres hambrientos de pan, de amor y de justicia.

Scaramouche, nombre que significa escaramuza, es el que adoptó un célebre actor de la comedia italiana para representar un personaje, especie de bufón, habilísimo en los ardides de la intriga.

"Nació con el supremo don de la risa –nos dice Sabatini– y con la sensación de que el mundo estaba loco. Y este fue todo su patrimonio. Hasta su nacimiento resultaba algo oscuro, aunque los habitantes del pueblo de Gavrillac habían desvanecido a su modo, desde hacía largo tiempo, la nube del misterio que le rodeaba. Las gentes sencillas de Bretaña no llegaban en su sencillez hasta el punto de dejarse engañar por un pretendido parentesco espiritual que no tenía ni siquiera la virtud de la originalidad. Cuando un noble, sin causa aparente, se declara padrino de un niño que no se sabe de dónde ha llegado y cuida después de su crianza y de su educación, los campesinos menos avispados comprenden perfectamente de qué se trata. De aquí que los buenos habitantes de Gavrillac no dudasen acerca del verdadero parentesco que unía a Andrés Luis Moreau (que así fue bautizado el muchacho) y Quintín de Kercadiou, señor de Gavrillac y habitante de la gran casa gris que desde la colina dominaba el pueblo apiñado a sus pies."

ScaramouchePor una serie de poderosas razones, el héroe de esta novela se ve obligado a ocultar su verdadero nombre y adoptar el de Scaramouche, y como aquél de la comedia italiana, se distingue admirablemente en el campo de las más peligrosas intrigas, como insuperable actor en la tribuna pública y como un terrible espadachín.

Su audaz y simpática figura, en constante e incansable lucha, campea por las páginas de esta obra, siempre triunfante, siempre en peligro y siempre con una personalidad arrebatadora.

Scaramouche es un héroe literario tan magníficamente logrado por Sabatini que perdurará siempre, como perduran los Mosqueteros, de Dumas; el Capitán Nemo, de Verne; Poirot, de Agatha Christie; Philo Vance, de Van Dine y otros.

La obra, en conjunto, es una verdadera joya como novela de fondo histórico, pues los hechos reales son admirablemente utilizados por Sabatini para llegar a soluciones que hacen grata e interesante la lectura.

Un gran clásico de la novela de aventuras que ya forma parte de nuestro imaginario colectivo.

Sinopsis

A finales de 1788, toda Francia era terreno abonado para la revolución, pero solo unos pocos hombres podían esparcir la simiente capaz de hacerla brotar.

Uno de ellos, Philippe de Vilmorin, joven seminarista educado en los nuevos ideales, es asesinado en duelo desigual por el marqués de La Tour d'Azyr por denunciar el despotismo de las clases privilegiadas y por poseer el peligroso don de la elocuencia. Ante el cuerpo sin vida de su amigo, André-Louis Moreau, abogado pragmático y poco dado a la defensa enardecida de ninguna idea, jura extender por todo el país la voz que el aristócrata quiso acallar con la muerte.

Acusado de sedición, entra a formar parte de una compañía de cómicos de la legua. Su mordacidad y talento en los escenarios le harán triunfar tanto sobre las tablas, oculto bajo la máscara de Scaramouche, como en la Asamblea, donde será el paladín del Tercer Estado.

Rafael Sabatini nació en Jesi (Italia) en 1875. Su padre, inglés, y su madre, italiana, fueron cantantes de ópera y, más tarde, profesores de canto. Sabatini pasó su infancia en Portugal y su adolescencia en Suiza, y a los diecisiete años fijó su residencia en Inglaterra.

Dominaba seis idiomas y adoptó el inglés como lengua literaria. Tras un breve paso por el mundo de la empresa, se consagró a la literatura.

En 1921 le llegó la fama gracias a su novela Scaramouche, que tuvo un inmediato éxito internacional.

Al año siguiente obtuvo un nuevo gran éxito con El capitán Blood. Siguió escribiendo a un ritmo frenético hasta su muerte, acaecida en Suiza en 1950.

Copyright del texto y de la imagen inferior © Editorial Molino. Reservados todos los derechos.

Copyright de la sinopsis (nota editorial de Mondadori) e imagen superior © Random House Mondadori. Reservados todos los derechos.


  • Por bueno que sea, todo mejora con tentáculos
    Escrito por
    Por bueno que sea, todo mejora con tentáculos Cubierta de "Achtung! Cthulhu Investigator´s guide to the Secret War", publicado por Modiphius Entertainment © Javier Fernández Carrera (Pintureiro). Reservados todos los derechos. Los tentáculos nos siguen fascinando. ¿Por qué? Depende la persona…
  • El descrédito de las ciencias ocultas
    El descrédito de las ciencias ocultas La aceptación del concepto de “ciencias ocultas” como cajón de sastre para diferentes disciplinas sin conexión aparente ha supuesto una tergiversación de la historia del conocimiento, dice el historiador holandés Wouter J. Hanegraaff. Siempre…
  • The Cult, la revista de la tercera cultura El arte y la ciencia en conversación. Esa es la premisa de la que parte THE CULT. Crear un espacio donde esos dos sectores se encuentren con naturalidad, regalándonos emociones, asombro y reflexión.…

Juego de espejos

  • La filosofía perenne
    Escrito por
    La filosofía perenne Biblioteca de Sélestat, en Alsacia, presidida por la estatua del impresor Jean Mentel (1410-1478). Autor: Claude Truong-Ngoc, CC Aldous Huxley tenía la curiosa costumbre de escribir libros en los que atacaba algunas cosas que con…
  • Di sí a la ciencia ficción
    Di sí a la ciencia ficción © Brian Taylor (Candykiller) En un artículo anterior, hablando de ciencia ficción, usé algunas expresiones como “productos comerciales de segunda” y “ciencia ficción barata” al referirme a La guerra de las galaxias y Viaje a…

Cartelera

  • Chlöe Howl: El placer del pop
    Escrito por
    Chlöe Howl: El placer del pop Aunque cuando he escrito sobre música he hablado poco de pop, y me he centrado en artistas de ritmos más rock o folk, o en música más “adulta” como la de John Grant o Eels,…
  • La seducción de una voz
    Escrito por
    La seducción de una voz Si un hijo suyo les dice que quiere ser poeta, es posible que a más de uno le dé un disgusto, porque habrá quien piense, con razón, que lo va a tener difícil en la…

Entrevistas

Facebook

Televisión

  • American Horror Story: Freak Show
    Escrito por
    American Horror Story: Freak Show «Gooble Gobble, one of us, we accept her». Si reconocen las palabras anteriores como la letra que se canturrea en Freaks (1932), dirigida por Tod Browning, en una de las escenas más difíciles de describir…

Cine clásico

  • Siempre ocurre algo
    Escrito por
    Siempre ocurre algo En las tardes largas del invierno a veces se iba la luz. Sin aviso alguno, la electricidad desaparecía y entonces había que recurrir a las velas, delgadas y amarillentas, que estaban guardadas en un cajón…

Arte y exposiciones

El armario de Proteo

  • Arte lovecraftiano
    Escrito por
    Arte lovecraftiano Copyright © Andrey Nazarov Aturdidos frente al horror cósmico, cuya tiniebla se filtra en cada pesadilla, estos artistas han decidido acceder a un conocimiento prohibido. Gracias a ellos, las conjeturas de H.P. Lovecraft se convierten…
  • Jaroslaw Kukowski, entre el sueño y el misterio
    Escrito por
    Jaroslaw Kukowski, entre el sueño y el misterio Deténganse a observar sus obras. Les presento un nuevo huésped de esta galería. Nació en Polonia, en 1972, y en su trayectoria artística se acoge a la espesura de dos corrientes, el surrealismo y el…

Fotografía

  • No te acostumbres
    Escrito por
    No te acostumbres "No te acostumbres", se lo dijo en un tono que ella no sabía interpretar. "No me acostumbraré", le contestó ella. Y decía la verdad. No quería acostumbrarse, le parecía imposible. Aunque leyó varias veces el…