"Canciones para los niños muertos", de Gustav Mahler

Canciones para los niños muertosLa entrega que presentamos reúne tres álbumes con un prodigioso contenido: cinco Sinfonías de Mahler y dos ciclos de canciones. Registradas entre 1947 y 1957, estas grabaciones muestran el arte de Kathleen Ferrier en toda su plenitud.

"El dolor –escribe Blas Matamoro sobre Mahler– acabó siéndole amable y el amor, doloroso. Era un tímido sexual, esquivaba a las mujeres y se casó virgen y cuarentón con Alma, que ya había conocido el amor de otro músico, Alexander Zemlinsky, cuñado de Schonberg, el líder de la Escuela de Viena, formada por alumnos de Mahler. Todo quedaba en casa.

El matrimonio se fue riñendo de colores siniestros.

Mahler compuso sus Canciones para los niños muertos y poco después, en 1907, moría su hija mayor.

La madre, al oír estas canciones desde el jardín de la casa, tenía presentimientos mortíferos respecto a sus hijas. Mahler, tras la muerte de la niña, nunca volvió a ejecutar la obra.

La música era para él no sólo el exutorio del dolor sino también lo contrario, el complemento: el lugar utópico de la dicha. Por eso se marchó de casa con su hermano mayor Otto, que también era músico y que fungió como una suerte de padre aceptable.

Otto acabó suicidándose.

Otro hermano, Alois, marchó a América y se convirtió en un millonario rastacuero.

La dicotomía de los hermanos parece calcada de una novela alemana del siglo XIX.

Y, efectivamente, Mahler era un hombre de aspecto romántico, de un romanticismo siniestro y dominado por la Sehnsucht, por el anhelo de algo definitivo e inefable, mezcla de nostalgia y gozo, como parece asomar tantas veces en las secciones lentas de sus sinfonías.

Su amigo y discípulo, el ya recordado Bruno Walter, lo evocó empujado por fuerzas internas, ocultas y demoníacas.

Alma era más gráfica y lo veía como un demonio vestido de monje, una suerte de Savonarola en medio de la corrupta y terminal monarquía austrohúngara, con su apocalipsis alegre. Era, para mejor proveer, un enfermo cardíaco crónico, pues padecía una malformación de nacimiento.

Crisis y desmayos regulares, ataques y sobredosis de medicamentos lo mantenían en una especie de crepúsculo mórbido, mezcla de rito satánico y ceremonia de purificación".

Ficha de la grabación

Kathleen Ferrier

Mahler: Sinfonía nº 3; Kindertotenlieder

REF.: SBT2 1422

EAN 13: 0749677142223

20/05/2008

Kathleen Ferrier

BBC Symphony Orchestra

Concertgebouw Orchestra, Amsterdam

Sir Adrian Boult, director

Otto Klemperer, director

Gustav Mahler (1860-1911):

CD 1

Sinfonía No.3 en Re menor:

1. I

2. II

3. III

CD 2

Sinfonía No.3 en Re menor:

1. IV

2. V

3. VI

4-8. Kindertotenlieder (sobre poemas de Friedrich Rückert)

9. CBC Interview with Kathleen Ferrier

2 CD - Mono ADD - 57'38''

Copyright del comentario © Blas Matamoro. El texto aparece publicado en "Cine y Letras" con el permiso de su autor. Reservados todos los derechos.

logonegrofinal0

Erik Shoemaker, CC

  • La ciencia de la magia
    Escrito por
    La ciencia de la magia "Toda tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia." (Tercera Ley de Clarke, Arthur C.Clarke, autor de 2001, una odisea del espacio) Hoy en día tendemos a pensar en la magia, la alquimia y…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Ciencia y magia
    Ciencia y magia ¿A quién no le gustaría que existiera la magia? A diferencia de los milagros, que consistirían —si existieran— en la suspensión temporal de las leyes de la naturaleza por causa de la voluntad divina, la…

Cartelera

Cine clásico

  • Cena en claroscuro
    Escrito por
    Cena en claroscuro Se puede ser muy liberal, se puede votar demócrata, se pueden usar pantalones, se puede vivir en pecado pero, ay, los hijos son los hijos y una boda es una boda. Este puede ser un…

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Pequeño gran Mendelssohn
    Escrito por
    Pequeño gran Mendelssohn Siempre hay que volver a elogiar en Mendelssohn la conseguida conciliación entre una sensibilidad romántica y una mentalidad clásica, el sentimiento controlado por la inteligencia o, si se prefiere, una inteligencia sentimental hecha sentimentalidad inteligente.…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

  • Los luchadores mongoles ancestrales
    Escrito por
    Los luchadores mongoles ancestrales El Naadam es el festival cultural más importante en Mongolia. Durante tres días, cientos de contendientes participan en “los tres juegos de los hombres” que dan vida al festival: arquería, carreras de caballos y la…

bannernewsletter1