"Canciones para los niños muertos", de Gustav Mahler

Canciones para los niños muertosLa entrega que presentamos reúne tres álbumes con un prodigioso contenido: cinco Sinfonías de Mahler y dos ciclos de canciones. Registradas entre 1947 y 1957, estas grabaciones muestran el arte de Kathleen Ferrier en toda su plenitud.

"El dolor –escribe Blas Matamoro sobre Mahler– acabó siéndole amable y el amor, doloroso. Era un tímido sexual, esquivaba a las mujeres y se casó virgen y cuarentón con Alma, que ya había conocido el amor de otro músico, Alexander Zemlinsky, cuñado de Schonberg, el líder de la Escuela de Viena, formada por alumnos de Mahler. Todo quedaba en casa.

El matrimonio se fue riñendo de colores siniestros.

Mahler compuso sus Canciones para los niños muertos y poco después, en 1907, moría su hija mayor.

La madre, al oír estas canciones desde el jardín de la casa, tenía presentimientos mortíferos respecto a sus hijas. Mahler, tras la muerte de la niña, nunca volvió a ejecutar la obra.

La música era para él no sólo el exutorio del dolor sino también lo contrario, el complemento: el lugar utópico de la dicha. Por eso se marchó de casa con su hermano mayor Otto, que también era músico y que fungió como una suerte de padre aceptable.

Otto acabó suicidándose.

Otro hermano, Alois, marchó a América y se convirtió en un millonario rastacuero.

La dicotomía de los hermanos parece calcada de una novela alemana del siglo XIX.

Y, efectivamente, Mahler era un hombre de aspecto romántico, de un romanticismo siniestro y dominado por la Sehnsucht, por el anhelo de algo definitivo e inefable, mezcla de nostalgia y gozo, como parece asomar tantas veces en las secciones lentas de sus sinfonías.

Su amigo y discípulo, el ya recordado Bruno Walter, lo evocó empujado por fuerzas internas, ocultas y demoníacas.

Alma era más gráfica y lo veía como un demonio vestido de monje, una suerte de Savonarola en medio de la corrupta y terminal monarquía austrohúngara, con su apocalipsis alegre. Era, para mejor proveer, un enfermo cardíaco crónico, pues padecía una malformación de nacimiento.

Crisis y desmayos regulares, ataques y sobredosis de medicamentos lo mantenían en una especie de crepúsculo mórbido, mezcla de rito satánico y ceremonia de purificación".

Ficha de la grabación

Kathleen Ferrier

Mahler: Sinfonía nº 3; Kindertotenlieder

REF.: SBT2 1422

EAN 13: 0749677142223

20/05/2008

Kathleen Ferrier

BBC Symphony Orchestra

Concertgebouw Orchestra, Amsterdam

Sir Adrian Boult, director

Otto Klemperer, director

Gustav Mahler (1860-1911):

CD 1

Sinfonía No.3 en Re menor:

1. I

2. II

3. III

CD 2

Sinfonía No.3 en Re menor:

1. IV

2. V

3. VI

4-8. Kindertotenlieder (sobre poemas de Friedrich Rückert)

9. CBC Interview with Kathleen Ferrier

2 CD - Mono ADD - 57'38''

Copyright del comentario © Blas Matamoro. El texto aparece publicado en "Cine y Letras" con el permiso de su autor. Reservados todos los derechos.

  • La democracia como valor supremo
    Escrito por
    La democracia como valor supremo Advertencia en 2016: Comienza aquí un excurso personal (así lo llamé entonces) en el que interrumpí mi investigación acerca de Tucídides para exponer a mi amigo Marcos algunas de mis ideas acerca de la democracia.…
  • Leonora, la hechicera hechizada
    Escrito por
    Leonora, la hechicera hechizada Cuenta Fernando Savater que, en su primera visita a México, en la década de los setenta, fue invitado por Octavio Paz a una cena en la que participarían el antropólogo Claude Lévi-Strauss y la pintora…
 

BBC, PBS, KCET

  • Las matemáticas de lo real
    Las matemáticas de lo real Las matemáticas son intrigantes. Estudian cosas que no existen en el mundo físico: números, teoremas y demás objetos matemáticos no están hechos de átomos, ni obedecen las leyes de la gravedad o la termodinámica. Sin…
  • Cómo vivir bien sin trabajo y (casi) sin dinero
    Escrito por
    Cómo vivir bien sin trabajo y (casi) sin dinero Muchas veces me pregunto por qué los periodistas económicos descartan la autosuficiencia como un modelo marginal y más o menos pintoresco. En general, los medios solo recompensan aquellas fórmulas socioeconómicas que permanecen dentro de la…

Loren Kerns, CC

  • Ensayar
    Escrito por
    Ensayar En su inteligente, aguda y divertida miscelánea Metáfora y memoria. Ensayos reunidos (traducción de Ernesto Montequin, Mardulce s/l, 2016) define Cynthia Ozick el ensayo como un “cuerpo tibio”, equidistante de la fría ciencia y de…
  • Tatuaje
    Escrito por
    Tatuaje Durante el verano, la vestimenta ligera y sumaria permite ver con más facilidad el cuerpo de los semejantes. Sin pasar de impresión, puedo decir que mi mayor curiosidad se ha dirigido a los tatuajes, tal…

Cartelera

Cine clásico

bannernewsletter1

  • ¿Tiene usted el cuerpo de moda?
    Escrito por
    ¿Tiene usted el cuerpo de moda? Dedicado a Caty León, que quiere escribir sobre moda Un fenómeno característico del siglo XX es el creciente culto al cuerpo, fenómeno todavía en curso, que se vincula con la identificación progresiva del sujeto con…

LWYang, CC

  • La belleza
    Escrito por
    La belleza Simonetta Vespucci (1454–1476) fue una de las mujeres más hermosas de su tiempo. Y de tiempos posteriores. Su belleza renacentista inunda los cuadros de Botticelli. La posteridad ha consagrado sus ojos de almendra, su pelo…

Michael Miller, CC

  • Schoenberg y Berio traducen a Brahms
    Escrito por
    Schoenberg y Berio traducen a Brahms Johannes Brahms, aparte de ser uno de los grandes de la música en los últimos mil años, ha sido siempre considerado como un artista conservador, sólidamente asentado sobre herencias, tradiciones y demás virtudes consabidas. Lo…

"Mammoths: Ice Age Giants", Museo de Historia Natural, Londres

  • El pez que llegó de las Comores
    Escrito por
    El pez que llegó de las Comores El pez se desplazaba lentamente, moviendo con elegante pereza sus extrañas aletas. El sorprendente animal, robusto y de un color azul grisáceo, cambió repentinamente su rumbo y se dirigió a su refugio: una cueva submarina…