Fiorenza Cedolins. Homenaje a Giacomo Puccini

altAdelantándose al ciento cincuenta aniversario del nacimiento de Giacomo Puccini, la soprano Fiorenza Cedolins y el director de orquesta Giuliano Carella se reunieron en marzo de 2006 en el Teatro del Giglio de Lucca, situado en la plaza de este nombre no lejos de la casa donde naciera el compositor, para ofrecer un concierto dedicado exclusivamente a fragmentos de sus obras.

En atriles, como es algo normal en este tipo de acontecimientos, páginas vocales se entremezclaban con fragmentos sinfónicos, como el que da inicio al concierto, el estudiantil Preludio en Mi que parece una calidísima y mórbida aria escrita para instrumentos de cuerda. Luego, momentos de Edgar ––antes de que una nieta del compositor descubriera la versión original de la ópera, algo distinta de la que se conoce, la estrenada en la Scala 1887 y que se acaba de cantar en Turín––, el melancólico intermedio de Manon Lescaut y los descriptivos preludios de los actos terceros de Buttefly y Tosca, aquí con la colaboración de la niñita Lavinia Menicucci como delicado pastorcillo.

Aunque todas estas lecturas orquestales están resueltas con atención y sapiencia por la muy apasionada y cantarina batuta de Giuliano Carella, sin duda las mayores atenciones y los mejores disfrutes girarán en torno a la protagonista femenina de la velada.

Cedolins lleva hasta ahora una carrera centrada en personajes verdianos de lo más normal (Leonora de Trovatore, Aida, Luisa Miller, Elisabetta di Valois) u original (Lida, Amalia, Lucrezia Contarini), pero también por medio de las grandes heroínas puccinianas: Manon, Mimì, Cio-Cio-San, Tosca, Liù, Giorgetta, Anna y más recientemente Magda de La Rondine que cantó espectacular en Venecia y recogió el DVD.

Fuera de Verdi y Puccini, la Cedolins ha incursionado en una excelente Adriana Lecouvreur, una inesperada Paolina donizettiana y una esperadísima y superada con holgura Norma belliniana.

Su voz lírica, de una pureza a prueba de objetores, su musicalidad típicamente italiana, su temperamento de corte latino y, hoy éste es un dato a sumar, su belleza y agradable presencia, la hacen intérprete de ineludible referencia cuando se habla de óperas y de sopranos italianas.

Todas las lecturas puccinianas aquí incluidas, del socorrido Sì, mi chiamano Mimì al definitivo Tu, che di gel sei cinta, son modélicas, por la frescura de la propuesta, la calidad del instrumento, las posibilidades de la intérprete y el indisoluble intercambio logrado entre canto y emoción.

Su forma de atacar y exponer la expresiva melodía pucciniana la coloca entre las mejores defensoras del arte musical del músico toscano, bien se trate de la nostálgica Manon de In quelle trine morbide, bien se escuche la emocionante Senza mamma de Suor Angelica. Cedolins entra en al esencia de cada heroína pucciniana y nos la transmite con las mejores armas, la de la belleza sonora y la de la naturalidad sin el menor rasgo de artificio.

Título: Homenaje a Giacomo Puccini.
Intérprete: Fiorenza Cedolins.
Referencia: AB 20010.
Discográfica: Bongiovanni.
Distribución: Diverdi.
Fecha de edición: 2008.
Precio: 36,80 €.

(Copyright © Fernando Fraga. Publicado por cortesía de www.diverdi.com con permiso del autor. Reservados todos los derechos)


ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC