El miedo y el valor

Si alguien te hace huir estás perdido para siempre. Aunque nadie lo sepa, aunque pasado el tiempo nadie lo recuerde, aunque estés entre gentes desconocidas, tú lo sabrás y ese pensamiento no te va a dejar nunca. No se trata de heroicidades, sino de que hay veces en las que uno tiene que hacer lo que tiene que hacer.

Esta es la tesis que envuelve la película Solo ante el peligro, de Fred Zinnemann, un western dramático de 1952. En principio, se supone que la película está basada en el relato The Tin Star, de John W. Cunningham, publicado en Colliers Magazine en 1947. Por esas fechas, Carl Foreman, el guionista del film, había sido llamado a declarar ante el Comité de Actividades Antiamericanas. Interrogado por su pasado comunista, Foreman acabó en la lista negra, y en medio de ese proceso, decidió expresar su rechazo al macarthismo en el guión. Foreman declaró posteriormente que él fue el creador del argumento, y que a causa de sus similitudes con el cuento de Cunningham, optaron por comprar los derechos para presentar la cinta como una adaptación. En todo caso, Solo ante el peligro suele citarse como una perfecta alegoría de la caza de brujas.

La película se narra en tiempo real, una innovación técnica que hemos visto reproducida en la serie 24 (2001). Ochenta minutos que se suceden uno tras otro, con dos leit motiv: la espera y la venganza. La canción que canta Ned Washington y que lleva el título original de la película, High Noon, actúa a modo de catalizador de la acción, de recordatorio constante. Como toda la música del film, fue compuesta y dirigida por el gran Dimitri Tiomkin.

solo2

Las primeras escenas expresan la dualidad que durante todo el metraje veremos ante nuestros ojos. Tres tipos mal encarados, forajidos de una banda, llegan al pueblo de Hadleyville y se sitúan en su estación a la espera de que llegue el tren que traerá a su antiguo jefe. En el juzgado de paz del pueblo, una pareja se está casando. El hasta ese momento sheriff, Will Kane (Gary Cooper) y su jovencísima novia, Amy (Grace Kelly). La cara y la cruz de la vida. El odio y el amor.

Desde esos instantes, la película se rige por las manecillas de un reloj que se acercan inexorablemente a las doce del mediodía sin que Kane encuentre un grupo de ciudadanos justos que se pongan de su lado para enfrentarse al malvado, Frank Miller (Ian MacDonald), indultado tras haber sido arrestado y puesto a disposición de la justicia por el propio Kane.

De soslayo, he aquí que también en el lejano Oeste, en esta gloriosa época en la que solo el ferrocarril articulaba los territorios, la justicia era un cachondeo.

Will Kane no quiere ser un héroe, es más, no tiene aspecto de héroe. Ha cumplido cierta edad, se mueve lentamente, no es un musculoso espartano ni un atlético agente especial. Es un hombre que quiere cumplir con su deber y que, sobre todo, no quiere huir. Pero, al contrario que él, todos huyen. La primera, la justicia, llevándose con el juez la bandera y la balanza. También la autoridad: el ayudante del sheriff, despechado y no solo por motivos profesionales, será de los primeros en abandonar el barco. Todos saben que se va a liar y por eso se ocultan, cada uno a su manera. Lo dice claramente el recepcionista del hotel: “Esto será un espectáculo digno de verse”. Lo dice su antiguo protector y amigo: “Todo es inútil”.

solo3

Los escenarios se multiplican pero todos significan lo mismo: un hombre solo intentando mantener en pie algunos principios, pocos, pero suficientes. En ese sentido me recuerda enormemente a Henry Fonda, el jurado número 8 de Doce hombres sin piedad. Se trata de hacer lo que uno tiene que hacer llegado el caso. Simplemente eso.

Dos mujeres forman parte del juego: la esposa, que primero se va y luego vuelve, interviniendo en el apoteósico final de la forma más efectiva, y la antigua amante, que todavía lo quiere y que no puede evitar arengar a Amy: “Si Kane fuera mi esposo no lo dejaría. Cogería un arma y lucharía”. Exactamente eso le dice Ellen Ramírez (Katy Jurado) y exactamente eso hace Amy, sin pretender, tampoco, ser una heroína. Gente normal llevada al límite.

Planos y contraplanos; primeros planos y planos generales. Todo a golpe de reloj, en una acción milimétricamente contada, que va narrando los hechos y también los pensamientos, las interioridades de todos aquellos que están de alguna forma involucrados en el problema. Aunque, al final, parezca que es cosa de uno solo. Mientras en la iglesia se entonan cánticos de aleluya, la llegada del tren anuncia el final y el desenlace de plomo que, inevitablemente, traerá la muerte algunos y la supervivencia de otros.

Aunque, después de eso, ya nada será lo mismo. Y Will Kane acabará marchándose de allí con el convencimiento íntimo de que no deja nada atrás. Si alguien te hace huir estás perdido para siempre. En cualquier circunstancia. Vete cuando quieras no porque otros lo decidan. Tan de actualidad como que todos nosotros, yo misma, deberíamos grabarnos a fuego esta verdad.

solo4

Sinopsis

Will Kane (Gary Cooper) es el sheriff del pueblo de Hadleyville y se está casando con Amy (Grace Kelly) cuando recibe la noticia de que Frank Miller, un criminal que él mismo había logrado detener y llevar ante la justicia, ha salido de la cárcel indultado y se dirige al pueblo para vengarse. Desde ese momento los esfuerzos de Kane se centran en lograr enfrentarse al malhechor para lo que precisa la ayuda del pueblo.

solo5

Algunos detalles de interés

De título original High Noon, es una película de 1952, dirigida por Fred Zinnemann, de 80 minutos de duración.

El guión es de Carl Foreman, la música original de Dimitri Tiomkin y la fotografía de Floyd Crosby. La producción es de Stanley Kramer.

En el reparto están Gary Cooper ‒en un papel que rechazó John Wayne por razones políticas‒, Grace Kelly, Thomas Mitchell, Lloyd Bridges, Katy Jurado, Lee Van Cleef, Otto Kruger, Lon Chaney Jr., Henry Morgan e Ian MacDonald en el papel de Frank Miller.

Recibió cuatro Oscars, entre ellos el de mejor actor para Gary Cooper, de las siete nominaciones que tuvo. Además, obtuvo otras siete nominaciones para los Globos de Oro y el premio a mejor actor, de nuevo, para Cooper. El Círculo de Críticos de Nueva York le otorgó el premio a la mejor película y al mejor director.

Copyright del artículo © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 3, 4) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

logonegrolibros

  • Prefacio al "Prefacio"
    Escrito por
    Prefacio al "Prefacio" En El efecto Shakespeare me he referido a la capacidad que tiene Shakespeare de hacer que cualquier libro acerca de sus obras resulte interesante. Sin embargo, entre los muchos libros que se han publicado acerca de Shakespeare,…
  • Mundo metro
    Escrito por
    Mundo metro Viajando sin horarios y sin metas, el metro es un buen observatorio de la vida social (¿habrá otra?). Se trata de una suerte de cápsula –el andén con sus túneles, escaleras y pasadizos–, a la…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La Reina Virgen
    Escrito por
    La Reina Virgen Los sábados, después de comer, tocaba sesión de cine. Mi madre, mi hermana y yo nos sentábamos en el sofá del comedor y veíamos la película de turno. Allí no se elegía. En aquellos tiempos…

Cartelera

Cine clásico

  • Expiación
    Escrito por
    Expiación Me he resistido a escribir de esta película. La historia del cine no se ha puesto de acuerdo sobre ella. Hay quien considera a Esplendor en la hierba un drama mediocre con un puñado de…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Chris Isaak, más allá de las modas
    Escrito por
    Chris Isaak, más allá de las modas Sin notables muestras de envejecimiento físico o artístico, Chris Isaak sigue deleitando a fans y sorprendiendo a neófitos con sus espectaculares conciertos, en los que evidencia cierto carácter sobrehumano al mostrar sus distintas facetas: virtuoso…
  • El piano de Franz Xavier Dusek
    Escrito por
    El piano de Franz Xavier Dusek Certidumbre, austeridad y transparencia parecen consejos de un gobierno a la banca en tiempos de crisis. Y, sin embargo, son atributos del arte clásico, frente a los excesos bajamente románticos de la desmesura, el caos…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Los leviatanes del pasado
    Escrito por
    Los leviatanes del pasado "Este es el mar, grande, inmenso / allí reptiles sin número, / animales pequeños y grandes. / Allí las naves se pasean / y ese Leviathan que hiciste para ti." (Salmos 104:25-26) La identidad del…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC