Nunca pasa nada

… Junio de 1953. Teatro García Gutiérrez. Bahía de Cádiz. Una pareja está sentada en la zona media de la sala, de la gran sala del teatro. Sesión de tarde, a la muchacha no la dejan recogerse a una hora tardía. Son novios y están enamorados. Ella, que no ha cumplido aún los veinte años, es hermosísima, con cabello y ojos oscuros, la piel muy blanca, alta y delgada, siempre sonriente. Él, atractivo, ocho años mayor, luce una mirada insistente y un bigote muy a la moda de la época. Los ojos de él la miran a ella. Los ojos de ella miran, fascinados, la película, en blanco y negro, que esta semana la ha congregado en la sala más de una vez…

Es la indecisa hora del anochecer en el tranquilo pueblo de Santa Rosa, en un lugar de California. Charlie, una chica guapa y dulce, sale de su casa corriendo y, sin mirar, cruza la calle antes de que el guardia le permita el paso. El guardia se enfada, desde luego, y Charlie tiene que esperar pacientemente a que la autoridad, después de recriminarle su gesto, la deje, por fin, continuar su camino. Todos los corazones laten al unísono. No se sabe si llegará a tiempo. Charlie no acude presurosa a una cita de amor, ni a un encuentro con amigas, no va de compras, ni al cine...

Charlie sale de su casa y emprende una veloz carrera para acceder a la biblioteca pública. Porque Santa Rosa tiene biblioteca pública y, dentro de ella, una hemeroteca que Charlie quiere consultar a toda costa.

Esa biblioteca a punto de cerrar es el lugar en el que Charlie culminará el círculo de la duda. El sitio en el que perderá su inocencia. El motivo por el que, nunca, nunca, volverá a ser la misma ni a sentir igual. Charlie dejará de ser una muchacha alegre, risueña y soñadora en el momento en que, hojeando uno de aquellos periódicos, hallará la noticia que confirmará sus dudas. Dudas que se han iniciado poco a poco, con pequeños detalles que, unidos, forman un curioso caleidoscopio de indicios, de sospechas.

La duda es el eje central de esta película, cuyo título es traducción exacta del original. Shadow of a Doubt es La sombra de una duda, y en esa película está la biblioteca en la que Charlie repasa nerviosa un periódico en esa noche cálida de cualquier día de verano en el tranquilo pueblo de Santa Rosa, un pueblo californiano en el que nunca pasa nada.

Pero Charlie es, también, el tío de la chica. Charlie and Charlie. Charlie, el tío, es un tipo elegante, sofisticado, inteligente y culto. Un tipo que gusta a las mujeres, que las atrae, quizá fatalmente. Para la sobrina es algo más que un pariente, es un icono, un dios. Y ese dios tiene los pies tan de barro que simplemente una página de un periódico hará caer al suelo su estatua.

La chica es Teresa Wrigth y el tío es Joseph Cotten, que aquí no es un tipo bueno, amable y astuto como en Luz que agoniza cuando acude solícito a ayudar a una pobre Ingrid Bergman, a punto de enloquecer en manos de ese Charles Boyer de aire siniestro. No. Aquí no es un policía escrupuloso sino un calculador, despiadado y frío personaje.

Dicen que, para su director, Alfred Hitchcock, esta película de 1943 era su favorita. Una de las razones que se aducen para ello, a posteriori, es que el guionista era uno de sus escritores admirados, Thorton Wilder, quien, sin embargo, se alistó en el ejército en un momento dado y dejó el guión sin terminar. Fueron Alma Reville, la esposa del director y Sally Benson, las encargadas de finalizarlo. Alma Reville, la mujer en la sombra, quizá más poderosa de lo que puede pensarse teniendo en cuenta cómo transcurrió la biografía del genio.

Pero, conociendo como conocemos a Hitchcock, sabiendo sus gustos, no solamente en relación con esas lánguidas rubias por las que sentía pasión, podemos suponer que esa dualidad entre el bien y el mal que en la película representan dos personas con el mismo nombre, tío y sobrina, es uno de esos temas psicológicos que a él le interesaban sobremanera. Probablemente sea el tema estrella de su obra, la manera en la que el bien y el mal se entrecruzan y se unen de las formas más diversas.

Los paralelismos entre Charlie y Charlie terminan cuando se manifiesta el alma criminal de uno de ellos, pero, hasta entonces, como si fueran gotas de agua que se van fundiendo con el calor del sol, las imágenes, las sonrisas, los gustos, la vida, parecen unirlos irremediablemente.

El bien y el mal no solamente surgen aquí en estas personas de carne y hueso. Otras imágenes dan cuenta de esa presencia dual desde el principio y hasta el final, por ejemplo, en la densa humareda negra que acoge el tren en el que llega el tío. Por ejemplo, con esa claridad final que lo despide, también en la estación. Las estaciones, lugares de paso en los que puede ocurrir de todo, incluso en Santa Rosa, el pueblo en el que nunca pasa nada.

Como en las novelas de Agatha Christie, la cuestión reside en que el mal no vive en un sofisticado balneario, ni en un antro de los bajos fondos, ni en el piso 130 de un rascacielos lleno de oscuridad, sino en un pequeño, tranquilo, encantador pueblo, en el que sus habitantes, todos buenas personas, buena gente, gente sin aristas, gente sin disfraz, juegan, precisamente, a cometer el crimen perfecto. Pero el crimen no es un juego. Y el crimen perfecto no existe, como pudo comprobar, de nuevo, Charles Boyer, ese tenista jubilado que no pretendía de Grace Kelly su belleza sino su dinero. Porque, conviviendo en ese paraíso de familia de clase media, en una casa con jardín y vecinos agradables, un verdadero asesino, un psicópata quizá, alguien que no respeta la vida humana, aparece y los atrae como si fueran mariposas estrellándose contra un cristal. Y, entonces, la duda, la duda… como una nube negra y espesa que encoge el corazón y borra los afectos…

Sinopsis

Una familia de Santa Rosa, en California, formada por el matrimonio y tres hijos, recibe un día la visita del hermano de la esposa, el tío Charlie, que viene desde Filadelfia. La sobrina mayor, llamada también Charlie, que adora a su tío, comenzará a sospechar que este es un asesino en serie de viudas que la policía viene persiguiendo desde hace tiempo.

Algunos detalles de interés

La historia original era de Gordon McDonell. La fotografía, magnífica, es de Joseph Valentine, el montaje, que aquí tiene importancia capital, es de Milton Carruth y la partitura musical de Dimitri Tiomkin, que enlaza en algunos momentos con el vals de "La viuda alegre", introduciendo un elemento de tensión psicológica constante al recordar los crímenes del supuesto asesino. Los principales intérpretes son Teresa Wright como la sobrina Charlie, Joseph Cotten como el tío Charlie, Macdonald Carey como el detective Jack Graham, Henry Travers como Joseph Newton, Patricia Collinge como Emma Newton y Hume Cronyn como Herbi Hawkins.

El detective Graham y su relación sentimental con Charlie, la sobrina, serán los elementos que removerán el edificio de silencio que existe en torno al tío. Por su parte, la figura de Herbi, que juega con Henry a imaginar un crimen perfecto, crea el contrapunto humorístico de la historia.

Copyright del artículo © Catalina León Benitez. Reservados todos los derechos.

Copyright de las imágenes © Universal Pictures. Reservados todos los derechos.

 

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 3, 4) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

  • Preguntas frecuentes sobre The Cult (Thesauro Cultural) ¿Qué significa el título de nuestra revista? The Cult es la sigla de Thesauro Cultural. La palabra thēsaurós, en griego, alude a una colección. El latín se apropió del vocablo con el significado…
  • Los enigmas de Sherlock
    Escrito por
    Los enigmas de Sherlock El libro de William S. Baring-Gould Sherlock Holmes de Baker Street, pero también otras investigaciones prodigiosas, como la edición de las aventuras del detective atribuidas a Conan Doyle, cuidadosamente anotadas por el propio Baring Gould, o más…
  • Negacionismo
    Negacionismo Se llama negacionismo a la tendencia, cada vez más extendida, a negar hechos bien establecidos científica o históricamente, debido a que van en contra de ciertas ideologías. Entre los negacionismos más conocidos están…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Suicidio homeopático
    Suicidio homeopático A pesar de su fama y de los millones de personas en todo el mundo que juran que es de lo más efectiva como “medicina alternativa”, la homeopatía nunca ha logrado el reconocimiento de la medicina científica.…
  • Tim Burton: bocetos e ilustraciones
    Escrito por
    Tim Burton: bocetos e ilustraciones Una de las fórmulas cinematográficas –y literarias– que ha dado más juego en nuestro tiempo, es aquella que tiene que ver con las fantasías góticas. De tal fascinación nace el arte de Tim Burton, cineasta…
  • The Cult (Thesauro Cultural): el desafío de la tercera cultura El arte y la ciencia en conversación. Esa es la premisa de la que parten los más de 25.000 artículos de The Cult (Thesauro Cultural), la plataforma divulgativa de conCiencia Cultural. Se trata de crear un…

Cartelera

Cine clásico

  • "Inferno" (Dario Argento, 1980)
    Escrito por
    "Inferno" (Dario Argento, 1980) Inferno es una cinta de horror sobrenatural dirigida por Dario Argento con la contribución de su mentor, Mario Bava, que se hizo cargo de algunos de los efectos más celebrados de esta película. La acción…

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

logonegroecologia

Somadjinn, CC

  • El descubrimiento de la inteligencia animal
    Escrito por
    El descubrimiento de la inteligencia animal Todos los rasgos de exclusividad que el ser humano se atribuía a sí mismo han ido cayendo: el uso de herramientas, la empatía, la autoconciencia… En su libro ¿Tenemos suficiente inteligencia para entender la inteligencia…

bannernewsletter1