Crítica: "La venganza de Jane" (Gavin O'Connor , 2016)

Un nuevo wéstern llega a las pantallas. En esta ocasión, si manejáramos los estereotipos ‒cosa que no nos gusta hacer por aquí‒, podríamos hablar de un wéstern “femenino” tanto por el protagonismo de una mujer como por una historia más centrada en los sentimientos que en la acción.

La Jane del título (Jane Got a Gun, en su forma e idiomas originales) está interpretada con convicción e intensidad por una estupenda Natalie Portman, a cargo de un personaje fuerte y decidido, que no es una simple versión femenina del pistolero despiadado (como sucedía, por ejemplo, en Rápida y mortal, aquel fascinante ejercicio de estilo de Sam Raimi).

Jane y los demás personajes son víctimas de una Guerra Civil que ya ha acabado, pero que ha cambiado las vidas no sólo de los combatientes, sino de toda la nación, y en muchas ocasiones para mal. El film trata sobre destinos truncados, sobre la necesidad de seguir adelante o vivir dolido por el pasado y por lo que pudo ser.

jane2

No nos encontramos ante un melodrama rural disfrazado de wéstern, ya que tenemos forajidos, tiroteos y todo tipo de parafernalia para el fan del Far West, pero la acción no está rodada con excesiva brillantez ni con mimo, y se escenifica como si fuera un “mal necesario”.

La narración se construye alternando la historia actual con un montón de flashbacks que nos van explicando cómo y por qué se ha llegado a esa situación. Esta forma de contarnos la película no termina de funcionar, y lejos de despertar la curiosidad del espectador, atenúa la intensidad dramática a causa de los constantes cortes en ambas líneas argumentales.

Natalie Portman es la principal estrella de la función, pero destaca el estupendo trabajo de Joel Edgerton, un actor con cada vez más presencia y muy efectivo a la hora de encarnar personajes duros pero vulnerables. Por su parte, un casi irreconocible Ewan MacGregor ejerce de villano clásico, casi perteneciente a los primeros wésterns, ¡con bigote negro y todo!

La venganza de Jane, posiblemente por manejar una historia algo sórdida y dolorosa, no parece atreverse a resultar entretenida, con lo cual hay más momentos destinados a los problemas de pareja o de ex-pareja que a los arrebatos de plomo, herraduras y juramentos; es decir, a esas cosas que hacen que las películas del Oeste nos proporcionen placer en las regiones más básicas de nuestras almas.

Jane3

Sinopsis

Jane Hammond (Natalie Portman) se ha hecho una vida en las ásperas llanuras del Oeste junto a su marido, Bill "Ham" Hammond (Noah Emmerich), y una hija pequeña. Cuando Ham llega a casa tambaleante, cosido a balazos tras un altercado con el implacable John Bishop (Ewan McGregor) y su banda, sabe que no se detendrán hasta eliminar a la familia. Desesperada, Jane recurre a Dan Frost (Joel Edgerton), un hombre de su pasado. Atormentada por viejos recuerdos, el pasado de Jane revive en el presente a través de una lucha descarnada por la supervivencia.

Cuando Brian Duffield comenzó La venganza de Jane en 2011, como posible guión que intentar vender, tenía una idea muy clara del tipo de historia que quería relatar. “Quería escribir sobre una mujer cuya mayor victoria consistiría en plantar cara”, comenta Duffield. Tras experimentar varios géneros, optó por el western con una mujer llamada Jane como personaje principal.

Mientras escribía, vislumbró a Natalie Portman como  Jane. “Me gustaba el peligro y la amenaza que el tamaño y el comportamiento de Natalie conferían al film”, añade.

Portman fue rápida en ver el potencial de la historia, y se arriesgó con el proyecto. “Me atrajo el uso que Brian hace del western para explorar la creciente consciencia de Jane respecto de su propio poder, que finalmente usa para proteger a la familia”. La relación de Jane y Dan era otro factor que pesó en la decisión de la actriz. Duffield recuerda: “A Natalie le gustaba que la relación entre Jane y Dan se diera en “el lugar y en el momento equivocados”. 

El periodo histórico elegido por Duffield era otro atractivo que influyó en la decisión de Portman. “El Oeste era un territorio virgen, por lo que había para las mujeres muchas más  oportunidades de ser libres”, dice la actriz. “Las mujeres podían sostener trabajos y un rancho, e ir a escuela, y votar por vez primera. Esos derechos primero los tuvo la mujer en el Oeste”. El poder en manos femeninas fue un aspecto esencial para la supervivencia. Para la actriz, la dureza del entorno también significaba que los personajes, tanto hombres como mujeres, tenían que identificarse como una cosa u otra. Tenían que autodefinirse con fuerza para sobrevivir.

El director, Gavin O’Connor, apareció con una visión nueva de la historia. “La primera vez que leí el guión, lo que me interesó fue el triángulo amoroso”, comenta. Incorporó al guionista Anthony Tambakis, quien también se interesó en explorar esa relación amorosa entre Jane, Ham y Dan. “Queríamos un western clásico con una historia de amor trágica como eje principal; algo a un tiempo comercial y artístico”, dice Tambakis.

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © The Weinstein Company, Schiller Film Group, 1821 Pictures, HandsomeCharlie Films, Stone Village Production. Cortesía de A Contracorriente Films. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Periodista, crítico de cine y especialista en cultura pop. Es autor de diversos estudios en torno a géneros cinematográficos como el terror y el fantástico. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic, el folletín y la literatura pulp.

logonegrofinal0

Erik Shoemaker, CC

  • Ciudad Chirico
    Escrito por
    Ciudad Chirico La narración suele insistir en el crónico presente o en el huidizo pasado. Raramente un narrador se sitúa ante un futuro que, por remoto, lo excluye de la historia. Sin embargo, el empuje de las…
  • Pangloss, Colón y la sífilis
    Escrito por
    Pangloss, Colón y la sífilis Enfermo de sífilis. Atribuido a Durero En Cándido, o el Optimismo, Voltaire [1] satiriza a los idealistas y nos presenta a Pangloss, un optimista empedernido que siempre encuentra una causa positiva a las peores…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • La ciencia básica es… ¡básica!
    La ciencia básica es… ¡básica! Cuando se habla de grandes empresas científicas como el Proyecto del Genoma Humano, que descifró la información genética completa de nuestra especie, o el Gran Colisionador de Hadrones, que echó a andar para desentrañar varios…
  • La biblioteca del diablo
    Escrito por
    La biblioteca del diablo Como podrá comprobar todo aquel que observe con detenimiento esta imagen, en los anaqueles de la biblioteca infernal se ordenan escrupulosamente los cráneos de notorios pecadores. Es curioso, porque si a un bibliófilo le hablamos…

Cartelera

Cine clásico

  • Mujeres, hombres y cintas de Pilates
    Escrito por
    Mujeres, hombres y cintas de Pilates En la película Hechizo de luna (1987), de Norman Jewison, hay dos escenas que vienen al pelo para este post. En la primera de ellas, Rose Castorini, la madre de la protagonista, observa una disputa…

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

  • Virgil Finlay (1914-1971)
    Virgil Finlay (1914-1971) Ya hemos comentado en entradas anteriores la importancia que tuvieron los ilustradores de las revistas pulp en la formación de los iconos de la ciencia-ficción. Es preciso tener en cuenta que en los años veinte…

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • En memoria de Ferdinand Hiller
    Escrito por
    En memoria de Ferdinand Hiller Ni siquiera el centenario de este músico francfortés sirvió para repasar, al menos en parte, su obra. El compacto que hoy les recomendaré cumple acabadamente con iluminar la sección pìanística de ella. Pensemos que Chopin…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

bannernewsletter1