Crítica: "Noche de venganza (Sleepless)" (Baran bo Odar, 2017)

En el momento de escribir estas líneas, los aficionados al buen cine de acción viven con una renovada esperanza. El reciente estreno de la brillante John Wick: Pacto de sangre (Chad Stahelski), los prometedores tráilers de Atomic Blonde (David Leitch) y Baby Driver (Edgar Wright) y el anuncio de proyectos internacionales con tanto potencial como Triple Threat (Jesse V. Johnson) nos han devuelto la fe en el género, casi haciéndonos olvidar que el panorama todavía está dominado por la chapuza estética y narrativa.

Noche de venganza, remake hollywoodiense del film galo homónimo dirigido en 2011 por Frédéric Jardin, es una bofetada de realidad que nos recuerda la desgana y la falta de virtuosismo enquistadas en el cine de acción actual, y eso dejando de lado los festivales de imágenes virtuales del subgénero de superheroico.

nochedev2

Sobre el papel, Noche de venganza no tiene un planteamiento por el que uno vaya a esperar una obra profunda, madura y trascendente, pero sí el potencial para convertirse en un entretenimiento delicioso, si se hace con estilo. Es un film que demanda eso: arte, dominio del suspense, la acción y el humor (para que los momentos estúpidos del guión no caigan en el ridículo).

A uno le viene a la cabeza aquella joyita tontorrona titulada Snake Eyes (1998), donde el buen hacer de Brian De Palma hacía brillar una historieta de planteamientos y escenarios similares a los de Noche de venganza. Por desgracia, Baran bo Odar no es Brian De Palma.

El film cuenta con un plantel de actores interesantes y entregados a sus papeles, momentos más o menos tensos (gracias al buen hacer de un divertido Dermot Mulroney en una situación no poco agobiante) y acción violenta bien planeada por los especialistas, pero mal rodada y editada.

En definitiva, se trata de una película para los fans de Jamie Foxx o de Michelle Monaghan. Para el resto de los mortales, un mero entretenimiento para ver en el autobús o en el avión y olvidarla antes de que se acabe la bolsa de cacahuetes.

nochedev3

Sinopsis

Cuando el policía de Las Vegas Vincent Downs (Jamie Foxx) y su compañero Sean (Tip "T.I." Harris) roban una remesa de cocaína que estaba destinada a un jefe de un casino que trafica con drogas (Dermot Mulroney), el desesperado hombre de negocios responde secuestrando al hijo de Vincent (Octavius J. Johnson). Perseguido por una persistente investigadora de Asuntos Internos (Michelle Monaghan) y un sádico capo de la droga (Scoot McNairy), Vincent deberá confiar en su astucia y pura fuerza de voluntad para tratar de rescatar a su hijo a lo largo de una única noche en este crudo thriller lleno de acción.

Poco después de que se proyectara el thriller francés Noche de venganza en el Festival de Cine de Toronto de 2012, los productores ejecutivos Adam Stone y Alex Foster empezaron a trabajar con el cofundador de Vertigo Entertainment Roy Lee —conocido por sus adaptaciones de títulos de género extranjeros como Infiltrados, El grito (The Grudge) y The Ring (La señal)— en la adaptación de la historia para el público norteamericano.

Los productores ficharon a Andrea Berloff, guionista de Straight Outta Compton, para que escribiera una versión en inglés del tenso thriller de serie negra y luego abordaron a Jamie Foxx para que protagonizara el proyecto. "Pensamos que Jamie sería perfecto para esta película", opina Foster. "Tenía toda una serie de comentarios e ideas para llevar el guion al nivel que necesitaba, así que trabajamos con él durante unos 10 meses antes de empezar a contactar con posibles directores".

Con Vincent, Foxx pretendía crear un personaje cercano y completamente tridimensional. "Quería hacer que Vincent pareciera alguien que conoces del barrio", comenta Foxx. "Vive en un lugar en el que todo es desesperado. ‘Quiero reconciliarme con mi chica. Quiero hacer lo correcto por mi hijo’. Al mismo tiempo, se encuentra sometido a una enorme presión y hay un tipo que no deja de seguirlo, como una especie de Terminator, y nada lo detendrá".

"Vincent toma atajos y se arriesga un poco, y a veces le sale el tiro por la culata", agrega Foxx. "Porque tu trabajo como agente de policía es una cosa, pero cuando alguien secuestra a tu hijo, se convierte en algo personal. Harías cualquier cosa para asegurarte de que tu hijo esté bien. ‘Tómame a mí, en lugar de a mi hijo’, es el estado mental con el que interpreté a este personaje".

El entusiasmo de Foxx por el papel no hizo más que aumentar después de que el alabado realizador suizo Baran bo Odar aceptara dirigir el proyecto. Los productores ficharon a Odar tras dirigir los alabados thrillers de serie negra centrados en personajes Who Am I - Ningún sistema es seguro y Silencio de hielo. "Bo tenía sin duda una visión para esta película", comenta Foxx. "Es casi como si tuviera un tercer ojo en lo que a dirigir se refiere. Siempre que tengo la oportunidad de trabajar con gente que verdaderamente sabe cómo hacer que las cosas resulten cinematográficas, no la desaprovecho".

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Riverstone Pictures, Vertigo Entertainment, Open Road Films, Sony Pictures. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Periodista, crítico de cine y especialista en cultura pop. Es autor de diversos estudios en torno a géneros cinematográficos como el terror y el fantástico. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic, el folletín y la literatura pulp.

logonegrolibros

  • Cuidado con las grandes obras
    Escrito por
    Cuidado con las grandes obras Goethe, en sus conversaciones con Eckerman, advierte a su cronista de que tenga cuidado con proyectar grandes obras. El problema de las grandes obras es que bloquean cualquier acción: “El tiempo presente reclama sus derechos.…
  • Swedenborg, el iluminado
    Escrito por
    Swedenborg, el iluminado El Siglo de las Luces dispersó claridades por donde pudo. Las hubo de la ilustración, pero también del iluminismo. Tal es el caso del sueco Swedenborg, un hombre de ciencia que decidió retirarse de los…
  • Una última frontera
    Escrito por
    Una última frontera Entre finales del siglo XIX y principios del XX, nuestro planeta se volvió de repente mucho más pequeño. Los Estados Unidos cerraron oficialmente su frontera, dando por acabada una expansión de tres siglos,…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La ciencia mal usada
    La ciencia mal usada La ciencia, como toda herramienta, puede usarse para causar daño. A veces el daño es voluntario. El diseño de armas —de pólvora, nucleares, químicas, biológicas…— es un caso evidente. Los científicos e ingenieros que las…

Cartelera

Cine clásico

  • La edad de oro de Amblin
    Escrito por
    La edad de oro de Amblin Hasta hace relativamente poco, los años ochenta eran mirados por encima del hombro e incluso despreciados por los cinéfilos de pro y la crítica sesuda. Sin embargo, los que tuvieron la suerte de ser niños…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • "1984" (1949), de George Orwell
    "1984" (1949), de George Orwell Mientras que la ciencia ficción norteamericana apostó en la primera mitad del siglo XX por un tono optimista, orientado hacia el espacio y con vocación escapista (entiéndase esto no como algo necesariamente peyorativo), en Europa…

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Sirenas míticas, vivas y extintas
    Escrito por
    Sirenas míticas, vivas y extintas Si en tierra firme los unicornios son los seres míticos por excelencia, en los mares ese papel sin duda pertenece a las sirenas. En las mitologías de todo el mundo aparecen criaturas parcialmente humanas que…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC