La imprescindible filosofía

La imprescindible filosofía "Cosmos: A Spacetime Odyssey" © Cosmos Studios, Fuzzy Door Productions, Santa Fe Studios, Fox, National Geographic Channel. Reservados todos los derechos.

La oposición entre ciencia y filosofía es tan vieja como tonta. Y como tantas discusiones inútiles, proviene de la ignorancia.

Por un lado, muchos de quienes se dedican a cultivar la ciencia tienden a despreciar la razón pura, con frases como "eso es sólo filosofía", dichas con un tono que implica que se trata de algo absurdo; de simples juegos mentales sin ningún valor. El ejemplo clásico son las discusiones medievales sobre cuántos ángeles caben en la cabeza de un alfiler.

Por otra parte, hay filósofos que siguen construyendo razonamientos encadenados por la mera lógica, sin molestarse en voltear a ver el abundante conocimiento confiable sobre la naturaleza que la ciencia nos ofrece, y que con frecuencia nos sorprende pues va en contra de nuestro sentido común, de lo que hubiéramos esperado que sucediera. Muchas veces la ciencia contradice nuestra lógica. El reto es, entonces, interpretar lo recién descubierto bajo una nueva lógica.

Quizá el prejuicio de los científicos contra la filosofía nace de la historia de la ciencia. Se reconoce generalmente que la ciencia moderna es hija intelectual de la filosofía clásica desarrollada en la Grecia antigua, que privilegiaba el pensamiento puro como única fuente confiable de conocimiento.

La revolución científica, alrededor de los siglos XVI y XVII, rompió con esa tradición y, a través de la observación, la medición y la experimentación, demostró que el razonamiento que no está sustentado en los hechos corre el riesgo de ser engañoso. Laboratorios, microscopios y telescopios, experimentos, el registro detallado de los datos y demás herramientas que hoy asociamos con la ciencia moderna tomaron así un lugar central en el escenario.

Pero un científico haría muy mal en ignorar la importancia de la lógica y el razonamiento riguroso en la labor científica. Los datos son sólo la materia prima, pero es la razón la que los transforma en conocimiento. La labor intelectual de encontrar sentido a la información para transformarla en hipótesis y teorías, y hallar maneras de someter éstas a confirmaciones o refutaciones posteriores, es el corazón de la empresa científica. Claro, junto con la discusión crítica y abierta dentro de una comunidad de expertos, heredada también de la filosofía.

Aunque muchas ciencias no tengan un carácter eminentemente matemático, pocos científicos se atreverían hoy a desmentir la importancia fundamental de esta disciplina para la ciencia moderna. Sorprende, en cambio, que para muchos sea fácil descartar la formación filosófica como requisito indispensable en la preparación de cualquier científico (e incluso de todo ciudadano).

En ciencia la filosofía, como la matemática, no es opcional. Los científicos que lo ignoran lo hacen bajo su propio riesgo.

Copyright © Martín Bonfil Olivera. Artículo publicado previamente en "¿Cómo ves?", revista mensual de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM, y reproducido en "The Cult" con fines no lucrativos. Reservados todos los derechos.

Martín Bonfil Olivera

Martín Bonfil Olivera, mexicano, es químico farmacéutico biólogo y estudió la maestría en enseñanza e historia de la biología de la Facultad de Ciencias, ambas en la UNAM.

Desde 1990 se ha dedicado a la divulgación de la ciencia por escrito. Colaboró en los proyectos del museo de ciencias Universum y el Museo de la Luz, de la UNAM. Es autor de varios libros de divulgación científica y hasta 2008 fue editor de libros y del boletín El muégano divulgador.

Ha sido  profesor de la Facultad de Ciencias de la UNAM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado regularmente en varias revistas (Milenio, Cambio, Los universitarios) y periódicos (La Jornada, Crónica, Reforma). Actualmente escribe la columna semanal “La ciencia por gusto”, que aparece los miércoles en Milenio Diario (puede consultarse en el blog La Ciencia por Gusto), además de escribir mensualmente la columna “Ojo de mosca” para la revista ¿Cómo ves?

Ha colaborado también en el canal ForoTV y en los programas de radio Imagen en la Ciencia e Imagen Informativa, de Grupo Imagen, Hoy por hoy, de W Radio, y actualmente Ecléctico, en la estación de radio por internet Código Radio, del gobierno del DF, con cápsulas de ciencia.

En 2004 publicó el libro La ciencia por gusto, una invitación a la cultura científica (Paidós). Desde 2013 es miembro del comité editorial de la revista de divulgación científica Hypatia, del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos (CCyTEM).

En 2005 recibió la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos en el área de Creación Artística y Extensión de la Cultura.

Ha impartido numerosos cursos de divulgación escrita en casi todos los Estados de la República Mexicana.

Sitio Web: sites.google.com/site/mbonfil/

Social Profiles

logonegrolibros

  • Consejos para banquetes y reuniones
    Escrito por
    Consejos para banquetes y reuniones En sus Conversaciones, Plutarco se ocupa de los banquetes y reuniones más o menos festivas y da algunos consejos útiles. El de los festines y reuniones puede parecer un tema secundario, pero interesó a muchos filósofos…
  • La grave juventud
    Escrito por
    La grave juventud Cuando éramos chicos, la gravedad parecía patrimonio de los viejos y la vejez se asociaba a la cuarentena. De ahí en adelante, la suerte diría cuánto podría durar. La juventud, o su tópico, era la…
  • Los virus que nos agobian
    Los virus que nos agobian No hay área en que el poder de la ciencia y de sus aplicaciones tecnológicas quede más claro que la de la salud. Las modernas técnicas médicas para diagnosticar, curar o dar terapia…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Un regusto a decadencia
    Escrito por
    Un regusto a decadencia Así como hay géneros que tienen una características muy concretas, que definen a las obras que se encuadran de lleno dentro de los mismos (no hay más que pensar en la literatura de piratas, oeste…

Cartelera

Cine clásico

  • Basil Rathbone, el eterno Sherlock Holmes
    Escrito por
    Basil Rathbone, el eterno Sherlock Holmes Está casi fuera de toda discusión que Basil Rathbone encarnó de manera magistral al personaje de Sherlock Holmes, tanto por su aspecto físico como por su formidable interpretación. Alto, con distinguidas facciones aquilinas, dotado de…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Un cronopio en el Cretácico
    Escrito por
    Un cronopio en el Cretácico "Si todavía los cronopios (esos verdes, erizados, húmedos objetos) anduvieran por las calles, se podría evitarlos con un saludo: —Buenas salenas cronopios cronopios." (Julio Cortázar, "Historias de cronopios y de famas") El pasado 2 de…