Centenario de la ley de parques nacionales. Más que un aniversario

Centenario de la ley de parques nacionales. Más que un aniversario Imagen superior: en 1916 se aprobó en España la primera Ley de Parques Nacionales del mundo. Dos años más tarde, el Parque Nacional de los Picos de Europa quedaba protegido bajo esta legislación (Fotografía: OAPN / SINC).

El 8 diciembre de 1916 la Gaceta de Madrid publicó la Ley de Parques Nacionales del Ministerio de Fomento, sancionada por Alfonso XII. Este año [2016] se cumple su centenario.

Aunque está considerada como una legislación pionera para proteger espacios naturales en España, conviene recordar que antes hubo otras actuaciones en este sentido, aunque de menor rango. Destacan entre otras la creación de los cazaderos reales, conocidos como Sitios Reales (Monte de El Pardo o Montes de Valsaín, entre otros) o de los montes preservados de la desamortización como Montes Públicos.

Asimismo se puede considerar una declaración realizada en Puerto Rico, cuando era Provincia de Ultramar. Alfonso XII declaró, el 21 abril de 1876, la Reserva Forestal la Montaña del Yunque, enclavada en la Sierra de Luquillo en la parte oriental de la isla. Su finalidad era evitar la erosión de suelos, conservar sus fuentes de agua y reglamentar el aprovechamiento de los ríos. Actualmente es el Parque Nacional el Yunque.

parques1

Imagen superior: Parque Nacional de Cabañeros (OAPN / SINC)

En 1872 mediante ley se estableció la protección del territorio de Yellowstone (Estados Unidos), denominándole Parque Público de Uso Público. Hasta 1887 no se estableció formalmente su nombre definitivo de Parque Nacional, mediante normas complementarias a la Ley de Yellowstone.

La figura de parque nacional fue conocida poco después en España y hubo algunos intentos de aplicarla. El ingeniero de montes Rafael Puig i Valls presentó el 6 abril de 1902 un proyecto para la declaración del Parque Nacional de la Montaña de Montserrat, pero no se logró. En el mismo sentido Alfonso XIII creó los cotos reales de Gredos y Picos de Europa, considerados como un primer paso a la política de parques nacionales. Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

parquesalfonso

Imagen superior: El rey Alfonso XIII y la reina Victoria plantan un árbol en la inauguración del Parque Nacional de Covadonga en 1918.

Ley de Parques Nacionales de 1916

Aunque ya se han citado diversos precedentes la apuesta por los parques nacionales en España no cobró fuerza hasta contar con el entusiasmo e interés de Pedro Pidal y Bernardo de Quirós, Marqués de Villaviciosa de Asturias, persona de gran sensibilidad por la naturaleza que logró que en 1916 se aprobara la Ley de Parques Nacionales.

A la figura de Parque Nacional se añadió la de Sitio Nacional para destacar los valores extraordinarios de los excepcionales. Por un Real Decreto se solicitaba a los Ingenieros de Montes de los Distritos Forestales una lista de lugares merecedores de ser declarados bajo alguna de estas dos figuras.

De acuerdo con la Ley, se crearon el Parque Nacional de la Montaña de Covadonga o de la Peña Santa (22 de julio 1918), el Parque Nacional del Valle de Ordesa o del río Ara (16 de agosto 1918) y el Sitio Natural de Interés Nacional del Monte de San Juan de la Peña (30 de octubre 1920), considerado entonces como la Covadonga aragonesa.

parquespedropidal

Imagen superior: Pedro Pidal y Bernaldo de Quirós, fundador de los parques nacionales en España (Cortesía de la Asociación Cultural Abamia, Corao-Cangas de Onís).

El Marqués aplicaba directamente la doctrina de los Estados Unidos refiriéndose a grandes extensiones salvajes y espectaculares, casi vírgenes, mientras que en España las tierras tenían aprovechamientos tradicionales antiguos.

En España el territorio estaba muy humanizado e incluso aquel que mantenía grandes valores naturales mostraba huellas de actividades humanas. Las tierras de Covadonga estaban sometidas a tradicionales y antiguos aprovechamientos ganaderos y mineros. Igualmente en Ordesa, se realizaban explotaciones forestales.

El ilustre geólogo Eduardo Hernández Pacheco era partidario de que la protección de espacios naturales cubriera una amplia representación de lo más notable y valioso de la naturaleza española. Pensó en figuras de protección más modestas pero más fáciles de poner en práctica.

Su iniciativa dio lugar a un Decreto por el que se establecieron las categorías de Sitio Natural de Interés Nacional y de Monumento Natural de Interés Nacional. Los Sitios Naturales de Interés Nacional fueron: Cumbre y bosque del Moncayo (Zaragoza, 1927), Picacho de la Virgen de la Sierra (Córdoba, 1929), Ciudad Encantada (Cuenca, 1929), Torcal de Antequera (Málaga, 1929), Pinar de la Acebeda (Segovia, 1930), Pedriza de Manzanares (Madrid, 1930), Cumbre, circo y lagunas de Peñalara (Madrid, 1930), Monte de El Valle (Murcia, 1931), Sierra de Espuña (Murcia, 1933), Cumbre de la Curotiña (La Coruña, 1933), Promontorio del Cabo Villano (La Coruña, 1933), Punta del Semáforo del Cabo de Vares (La Coruña, 1933), Lagunas de Ruidera (Ciudad Real, 1933), Monte Alhoya (Pontevedra, 1935).

Los Monumentos Naturales de Interés Nacional fueron: Peña del Arcipreste de Hita (Madrid, 1930) y Fuente de los Geólogos (Madrid, 1932). En los años posteriores a la contienda civil la protección de los espacios naturales no fue atendida convenientemente, pues las preocupaciones conservacionistas se consideraron secundarias.

La Dirección General de Montes, Caza y Pesca Fluvial asumió la política de los espacios naturales con poco respaldo financiero. Los parques nacionales fueron gestionados por el Servicio Nacional de Pesca Fluvial y Caza.

En este Servicio prestaron su labor personas con un gran espíritu conservacionista, como Maximiliano Elegido o Guillermo Muñoz Goyanes ‒autor de libros destacados como Parques Nacionales Españoles (1962) y Parque Nacional de la Montaña de Covadonga (1967)‒ así como José Fernández Reyes, autor de Parque Nacional de Ordesa (1965).

Con la Ley de 1916 se declararon Sitio Natural de Interés Nacional del Lago de Sanabria (1946); Parque Nacional del Teide (1954); Parque Nacional de la Caldera de Taburiente; y Parque Nacional de Aigüestortes y Lago de Sant Mauricio (1955).

parquesordesa

Imagen superior: Paisaje de Ordesa tomado de la Guía publicada por la Comisaría de Parques Nacionales en 1935.

Ley de Montes de 1957

La Ley de Montes de 8 de junio de 1957 derogó la Ley de Parques Nacionales de 1916, continuando la Administración Forestal con la gestión de los Parques Nacionales. A finales de la década de los 60 los temas de conservación de la naturaleza comenzaron a preocupar a la sociedad, por lo que la Administración Forestal hizo en parte suya esta demanda con los medios legales que contaba. Así la Dirección General de Montes propició la declaración del Parque Nacional de Doñana (1968).

Los responsables del Ministerio de la Agricultura en el que estaba encuadrada la Dirección General quisieron conformar una nueva estructura que incluyese los temas de defensa del medio natural en sentido más amplio.

En este contexto nació el Instituto Nacional para la Conservación de las Naturaleza (ICONA) el 18 de octubre de 1971, encargándose de los Parques Nacionales y de los Sitios Naturales de Interés Nacional.

Con la Ley de 1957 el ICONA declaró los Parques Nacionales de las Tablas de Daimiel (1973) y Timanfaya (1974) y tres Sitios Naturales de Interés Nacional (1974) en el Sistema Central: Hayedo de Riofrío de Riaza, Hayedo de Montejo de la Sierra y Hayedo de Tejera Negra.

parquesbernis

Imagen superior: Francisco Bernis y José Antonio Valverde durante su expedición ornitológica de 1952 a Doñana, de la que saldría el convencimiento de la necesidad de su protección, plasmada años más tarde como Parque Nacional.

Ley de Espacios Naturales Protegidos de 1975

El ICONA, consciente de la necesidad de una Ley específica para la protección de los espacios, promulgó la Ley de Espacios Naturales Protegidos de 1975. Esta Ley contribuyó a otorgar sistemas de conveniente protección a las áreas o espacios que lo requirieran. Dio más rango normativo a la declaración de Parques Nacionales y Parajes Naturales de Interés Nacional (absorbía las denominaciones Sitios y Monumentos de Interés Nacional), creando también la figura de Parque Natural.

La Ley supuso el inicio de una política manifiesta para estos espacios, para aunar la protección con fines científicos, educativos y culturales. La figura de Parque Natural fue un hallazgo, pues buscaba una armonía entre conservación del medio natural y desarrollo del mundo rural.

A pesar del interés que despertó la Ley estuvo a punto de no prosperar en el Parlamento, precisamente porque la nueva figura de Parque Natural no fue bien entendida por dos Procuradores en las Cortes.

Con la Ley se reclasificaron los 9 parques nacionales existentes y se establecieron 7 parques naturales, procedentes de antiguos Sitios Naturales de Interés Nacional (Dehesa del Moncayo 1978; Torcal de Antequera 1978; Laguna de Sanabria 1978; Sierra de Espuña 1978; Hayedo de Tejera Negra 1978; Monte Alhoya 1978; Cuenca Alta del Manzanares 1978). Posteriormente se creó el Parque Nacional de Garajonay en 1981.

Desarrollo de los espacios protegidos en las comunidades autónomas

La Constitución española estableció las Comunidades Autónomas, que fueron asumiendo competencias en espacios naturales protegidos. En esos momentos se contaba con 30 de estos espacios.

En un principio los parques nacionales siguieron en la Administración Central, después compartieron su gestión con las comunidades, para ser asumidos por ellas en su totalidad en 2004.

Todo ello hizo que inicialmente la gestión de los espacios naturales protegidos llevara un ritmo lento. A lo que hubo que añadir que apenas había experiencia en la materia de Parques Naturales, encontrado dificultades para una adecuada gestión.

Para abordar esta temática se organizó el I Congreso de Parques Naturales en Sevilla (7-11 abril 1986). Los gestores de los distintos espacios naturales buscaron un cauce de relación técnica entre ellos. Se conocía la existencia de la Federación de Parques Naturales y Nacionales de Europa, creada en 1973, que facilitaba la coordinación técnica entre diferentes áreas naturales. Se pensó en establecer una organización semejante en España.

Un grupo de trabajo formado por una treintena de técnicos de las Comunidades Autónomas de Andalucía, Aragón, Asturias, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Galicia, Madrid, Murcia, Navarra, Valencia, Diputación de Barcelona y el ICONA, preparó unos Estatutos, basándose en los de la Federación europea. Se encontraron dificultades al considerarse que el Presidente debería ser un político y por ello se frustró la iniciativa.

El flujo de creación de nuevos espacios naturales protegidos se mantuvo bastante bajo hasta que se promulgó la Ley 4/89 de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres.

En el año 1987 se crearon 121 espacios en un solo año frente a la cincuentena que se habían creado hasta la fecha. Se observó también un aumento en el año 1991 en el que se declararon 102 espacios protegidos. Este crecimiento ha seguido y alrededor del 90% de los espacios naturales protegidos se han creado desde 1987.

En 1995 el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación creó el Organismo Autónomo Parques Nacionales, responsable de la coordinación, la proyección y el impulso de la Red de Parques Nacionales. En 1996 se crea el Ministerio de Medio Ambiente.

EUROPARC-España

Los organismos españoles responsables de espacios naturales se fueron adhiriendo paulatinamente a la Federación EUROPARC, que permitía la creación de una Sección de la misma en países con todos sus miembros afiliados. De esta manera se pudo encontrar una solución a la aspiración frustrada de establecimiento de una Federación Española de Parques Naturales.

Los Estatutos fueron aprobados por el Consejo de la Federación en 1993.

EUROPARC-España la conforman las administraciones responsables de la planificación y la gestión de los espacios naturales protegidos, desde la administración central, representada por el OAPN, a las administraciones regionales y provinciales. Es el principal foro institucional y profesional de las áreas protegidas donde se discuten y elaboran propuestas para la mejora de estos espacios.

parqueshernandezpa

Imagen superior: Eduardo Hernández-Pacheco, impulsor de la conservación en los años veinte y treinta.

Conclusiones

A día de hoy se ha alcanzado un nivel aceptable en la política de espacios naturales protegidos, cubriendo sus múltiples objetivos, con una finalidad prioritaria de conservación, pero sin olvidar las necesidades de la sociedad. Para ello las Administraciones han establecido un variado número de categorías de protección, alrededor de 40, que viene a satisfacer los diferentes aspectos de protección. Las comunidades autónomas se ocupan de la creación, administración y gestión de esos espacios.

Hasta el año 2016 se han contabilizado 1950 espacios naturales protegidos, que viene a suponer cerca del 13% de la superficie del país. La celebración de este centenario es un buen momento para destacar la protección de espacios naturales y celebrar aquellos primeros comienzos, que fueron el inicio de los casi 2 millares de espacios actuales.

Pedro Pidal, a pesar de su visión y su entusiasmo, no podía sospechar en aquel tiempo que se llegara a la cifra actual. Pero aquélla fue la semilla que ha fructificado y ha proporcionado los resultados actuales. Eduardo Hernández Pacheco supo comprender la dificultad de plantear la filosofía americana proteccionista en España, planteando una solución que fue el origen que seguramente ha dado lugar a las figuras actuales. Sin duda hay que agradecer también la dedicación de un gran número de personas que en todo este tiempo se han dedicado a la protección de los espacios naturales, que superan los 7 millones de hectáreas de nuestro territorio. Que la celebración de este centenario sirva para testimoniar la gratitud a tantas personas que dedicaron su anhelo a la salvaguarda de los valores naturales de nuestra España.

Áreas protegidas de España

Andalucía: Parque Nacional Doñana, Parque Nacional Sierra Nevada, Parque Natural Bahía de Cádiz, Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, Parque Natural Del Estrecho, Parque Natural Despeñaperros, Parque Natural Doñana, Parque Natural La Breña y Marismas del Barbate, Parque Natural Los Alcornocales, Parque Natural Montes de Málaga, Parque Natural Sierra de Andújar, Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, Parque Natural Sierra de Baza, Parque Natural Sierra de Cardeña y Montoro

 Parque Natural Sierra de Castril, Parque Natural Sierra de Grazalema, Parque Natural Sierra de Hornachuelos, Parque Natural Sierra de Huétor, Parque Natural Sierra de las Nieves, Parque Natural Sierra de María-Los Vélez, Parque Natural Sierra Mágina

 Parque Natural Sierra Nevada, Parque Natural Sierra Norte de Sevilla, Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, Parque Natural Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, Parque Natural Sierras Subbéticas.

Aragón: Parque Nacional Ordesa y Monte Perdido, Parque Natural La Sierra y Cañones de Guara, Parque Natural Moncayo, Parque Natural Posets-Maladeta, Parque Natural Valles Occidentales.

Cantabria: Parque Nacional Picos de Europa, Parque Natural Collados del Asón, Parque Natural Dunas de Liencres, Parque Natural Macizo de Peña Cabarga, Parque Natural Marismas de Santoña, Victoria y Joyel, Parque Natural Oyambre, Parque Natural Saja-Besaya.

Castilla y León: Parque Nacional Picos de Europa, Parque Natural Arribes del Duero, Parque Natural Cañón del Río Lobos, Parque Natural Fuentes Carrionas y Fuente Cobre - Montaña Palentina, Parque Natural Hoces del Río Duratón, Parque Natural Hoces del Río Riaza, Parque Natural Lago de Sanabria y alrededores, Parque Natural Las Batuecas - Sierra de Francia, Parque Natural Montes Obarenes-San Zadornil, Parque Regional Picos de Europa, Parque Regional Sierra de Gredos.

Castilla- La Mancha: Parque Nacional Cabañeros, Parque Nacional Tablas de Daimiel, Parque Natural Barranco del Río Dulce, Parque Natural Calares del Mundo y de la Sima, Parque Natural Hayedo de Tejera Negra, Parque Natural Las Lagunas de Ruidera, Parque Natural Serrranía de Cuenca, Parque Natural Alto Tajo.

Cataluña: Parque Nacional Aigüestortes i Estany, de Sant Maurici, Parque Natural Aiguamolls de l’Empordà, Parque Natural Alt Pirineu, Parque Natural Cadí-Moixeró, Parque Natural Cap de Creus, Parque Natural Delta de l’Ebre, Parque Natural els Ports, Parque Natural Massís de Sant Llorenç del Munt, i la Serra de l’Obac, Parque Natural Massís del Montseny, Parque Natural Muntanya de Montserrat, Parque Natural Serra del Montsant, Parque Natural Zona Volcànica de la Garrotxa, Plan Especial de Protección Baix Llobregat, Plan Especial de Protección Castell de Montesquiu, Plan Especial de Protección Collserola, Plan Especial de Protección la Conreria-Sant, Mateu-Céllecs, Plan Especial de Protección Foix, Plan Especial de Protección Garraf, Plan Especial de Protección Guilleries-Savassona, Plan Especial de Protección Montnegre i el Corredor, Plan Especial de Protección Montseny, Plan Especial de Protección Olèrdola, Plan Especial de Protección Sant Llorenç, del Munt i l’Obac, Plan Especial de Protección Serralada de Marina.

Comunidad de Madrid: Parque Regional Cuenca Alta del Manzanares, Parque Natural Cumbre, Circo y Lagunas de Peñalara, Parque Regional Curso Medio del Río Guadarrama, y su entorno, Parque Regional En torno a los ejes de los cursos, bajos de los ríos Manzanares y Jarama.

Comunidad Foral de Navarra: Parque Natural Bardenas Reales, Parque Natural Señorío de Bértiz, Parque Natural Urbasa y Andía.

Comunidad Valenciana: Parque Natural Carrascal de la Font Roja, Parque Natural Chera-Sot de Chera, Parque Natural El Fondó/El Hondo, Parque Natural El Montgó, Parque Natural Hoces del Cabriel, Parque Natural Lagunas de la Mata y Torrevieja, Parque Natural L’Albufera, Parque Natural Marjal de Pego-Oliva, Parque Natural Penyagolosa, Parque Natural Penyal d’Ifac / Peñón de Ifac, Parque Natural Prat de Cabanes-Torreblanca, Parque Natural Puebla de San Miguel, Parque Natural Salines de Santa Pola, Parque Natural Serra Gelada i el seu entorn litoral, Parque Natural Sierra Calderona, Parque Natural Sierra de Irta, Parque Natural Sierra Espadà /Espadán, Parque Natural Sierra Mariola, Parque Natural Tinença de Benifassà, Parque Natural Turia.

Extremadura: Parque Nacional Monfragüe, Parque Natural Embalse de Cornalvo y Sierra Bermeja, Parque Natural Tajo Internacional.

Galicia: Parque Nacional Marítimo Terrestre de las Islas, Atlánticas de Galicia, Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés, Parque Natural Complexo Dunar de Corrubedo, e Lagoas de Carregal e Vixán, Parque Natural Fragas do Eume, Parque Natural Monte Aloia, Parque Natural O Invernadeiro, Parque Natural Serra da Enciña da Lastra.

Islas Baleares: Parque Nacional Archipiélago de Cabrera, Parque Natural Mondragó, Parque Natural Península de Llevant, Parque Natural S’Albufera de Mallorca, Parque Natural Sa Dragonera, Parque Natural S’Albufera des Grau, Parque Natural Ses Salines d’Eivissa i Formentera.

Islas Canarias: Parque Nacional Caldera de Taburiente, Parque Nacional Garajonay, Parque Nacional Teide, Parque Nacional Timanfaya, Parque Natural Archipiélago de Chinijo, Parque Natural Corona Forestal, Parque Natural Corralejo, Parque Natural Cumbre Vieja, Parque Natural Islote de Lobos, Parque Natural Jandía, Parque Natural Las Nieves, Parque Natural Los Volcanes, Parque Natural Majona, Parque Natural Pilancones, Parque Natural Tamadaba, Parque Rural Anaga, Parque Rural Betancuria, Parque Rural Doramas, Parque Rural Frontera, Parque Rural Nublo, Parque Rural Teno, Parque Rural Valle del Gran Rey.

La Rioja: Parque Natural Sierra de Cebollera.

País Vasco: Parque Natural Aiako-Harria, Parque Natural Aizkorri-Aratz, Parque Natural Aralar, Parque Natural Armañon, Parque Natural Gorbeia, Parque Natural Izki, Parque Natural Pagoeta, Reserva de la Biosfera Urdaibai, Parque Natural Urkiola, Parque Natural Valderejo.

Principado de Asturias: Parque Nacional Picos de Europa, Parque Natural Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, Parque Natural Las Ubiñas y de la Mesa, Parque Natural Ponga, Parque Natural Redes, Parque Natural Somiedo.

Región de Murcia: Parque Regional Cabo Cope-Puntas de Calnegre, Parque Regional Calblanque, Monte de Las Cenizas, y Peña del Águila, Parque Regional Carrascoy y El Valle, Parque Regional Salinas y Arenales de San Pedro, del Pinatar, Parque Regional Sierra de El Carche, Parque Regional Sierra de La Pila, Parque Regional Sierra de Espuña.

Copyright del artículo © Antonio López Lillo. Publicado en el Boletín EUROPARC-España. Revista técnica de los espacios naturales protegidos. Publicación semestral de EUROPARC-España editada por la Fundación Interuniversitaria Fernando González Bernáldez para los espacios naturales. EUROPARC-España es la sección del Estado español de la Federación de parques naturales y nacionales de Europa. Se encuentra integrada por las administraciones públicas responsables de las áreas protegidas.

Fotografías históricas: "Un siglo de Parques Nacionales. Historia y futuro de los parques en España", con textos de Santos Casado y EUROPARC-España, publicado por Organismo Autónomo Parques Nacionales, Fundación Biodiversidad, EUROPARC-España y Fundación Interuniversitaria Fernando González Bernáldez para los Espacios Naturales.

Antonio López Lillo

Presidente de Honor de EUROPARC-España. Fue Jefe de Servicio de la Diputación Provincial de Madrid, después Comunidad de Madrid. Asimismo, ha sido profesor de Botánica de la Escuela de Ingenieros de Montes, Secretario de la Asociación de Ingenieros de Montes, Subdirector General de Protección de la Naturaleza de ICONA, Secretario General del Comité Español del Programa MAB, Vicepresidente del Instituto de Estudios y Arte Paisajista, Vicepresidente de la Asociación Española de Parques y Jardines Públicos, Consejero de la Federación de Parques Naturales y Nacionales de Europa y Presidente de la Sección Española de EUROPARC-España.

Entre sus libros, destacan La naturaleza en España: los espacios naturales protegidos (Lunwerg, 1995), escrito en colaboración con Santiago Castroviejo y Joaquín Araujo, La naturaleza en Madrid (Incafo, 1999), Árboles de Madrid (Mundi-Prensa Libros, 2000) y Árboles de España (Mundi-Prensa Libros, 2001), coescrito junto a José M. Sánchez de Lorenzo Cáceres.

Sitio Web: www.redeuroparc.org/
  • Los primeros americanos
    Los primeros americanos El viaje de Colón había sido planeado para llegar a China o a Japón. Su error de cálculo, muy común en la época, que suponía un diámetro terrestre menor al que realmente tiene, lo había…
  • ¡Corre homo, corre!
    Escrito por
    ¡Corre homo, corre! Los seres humanos no estamos hechos para correr rápido, pero sí para correr distancias largas. He aquí la evidencia anatómica y fisiológica de que estamos mejor adaptados para la carrera de resistencia que muchos otros…
  • Dinosaurios con plumas
    Dinosaurios con plumas Los fósiles recientemente descubiertos en China proporcionan una evidencia directa de que las plumas no son específicas de las aves y que estaban presentes en sus ancestros dinosaurianos. En el año de 1860, en la…

ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC