Formación Profesional, ¿alternativa o fracaso?

Formación Profesional, ¿alternativa o fracaso? Imagen superior: Leon Fishman, CC

He escrito muchas veces que la Formación Profesional (FP para entendernos), tal y como está ahora mismo estructurada, es la mejor aportación de la LOGSE al sistema educativo español.

Esta afirmación viene asentada en mi propia experiencia como directora de un centro con una FP puntera y, antes de eso, como jefe de estudios y vicedirectora de otro instituto, también con una modalidad de FP muy cualificada.

Antes de la reforma educativa, antes de 1990, los alumnos podían optar entre estudiar BUP o hacer FP. La FP estaba organizada en grados, primer y segundo grado. En total, cinco años de estudios.

En ocasiones, se podía acceder a la FP, en determinadas condiciones, desde sexto de EGB. Esta dualidad generaba una visión engañosa de la FP. Parecía estar destinada a personas que no podían con los estudios de Bachillerato. Esto es, los alumnos que optaban por la FP eran de segunda fila, pues, ya de entrada, se presuponía que no estaban capacitados para ir a la Universidad. Y los estudios universitarios son, desde hace décadas, el gran deseo de todas las familias españolas.

Salvo en casos verdaderamente claros debido a dificultades asociadas a problemas graves, prácticamente todos los padres consideran que estudiar en la Universidad es la mejor opción para sus hijos. A partir de la LOGSE se produce un cambio legal que ha sido fundamental en estas enseñanzas. Se organizan dos tipos de niveles de cualificación, el medio y el superior. Los Ciclos Formativos incluyen en su curriculum las prácticas en empresa y los proyectos integrados.

Además de eso, se diversifica la oferta, atendiendo a las nuevas profesiones emergentes. Por otro lado, se exige la titulación en ESO para entrar en el grado medio y la de Bachillerato para entrar en el grado superior. Todo este conjunto de cambios consolida un sistema de FP de primera categoría.

Los centros integrados de FP, que incluyen los tres subsistemas de formación, a saber, la reglada, la formación para el empleo y la formación permanente o para toda la vida, son la mejor respuesta a las necesidades formativas de los futuros técnicos y técnicos superiores. Se trata de una enseñanza que pone al alumno en disposición de asumir, de forma inmediata a su titulación, una ocupación y un empleo.

Como explica Ken Robinson en su famosa conferencia TED Las escuelas matan la creatividad, los estudios universitarios tienen el prurito de ser lo más: “Ahora, nuestro sistema educativo se basa en la idea de capacidad académica. Y hay una razón. El sistema entero fue inventado, alrededor del mundo, no había sistemas públicos de educación en realidad, antes del siglo XIX. Todos ellos se crearon para satisfacer las necesidades de la industrialización” Es decir, que siempre hay una sensación de fracaso cuando alguien no se gradúa en la Universidad.

Sin embargo, conozco a muchos universitarios a los que no se les nota esa pátina, más bien parece que el saber ha pasado por ellos como la luz a través del cristal, sin mancharlos ni romperlos. Es decir, la formación universitaria no garantiza el saber. Pero el objeto de la charla de Robinson era reivindicar la creatividad y las distintas formas de aprender de las personas. El objetivo de este artículo es reflexionar sobre los estudios profesionales como una alternativa potente y firme a la universidad.

En España, el país de las chapuzas, necesitamos técnicos. Técnicos medios y técnicos superiores. También necesitamos médicos, ingenieros y abogados, pero eso ya lo sabemos todos. Lo de los técnicos es otra cosa.

Cuando comento con los padres que la Formación Profesional tiene 144 títulos agrupados en 26 familias profesionales se quedan con la boca abierta. ¿Tantos? Pues sí. Tantísimos. La mayoría de ellos con un altísimo grado de inserción laboral, sobre todo en el caso de los Ciclos Superiores.

La mayoría de ellos con un nivel de cualificación muy estimable, lo que hace a las empresas confiar en los titulados. La mayoría de ellos adaptados a las necesidades del mercado laboral, aun siendo este tan cambiante como sabemos. La mayoría de ellos se estudian en centros perfectamente equipados y con profesorado de alta capacitación. Es decir, la Formación Profesional es una oferta educativa de calidad que garantiza el ejercicio de una profesión en condiciones óptimas de especialización.

¿Por qué, entonces, tanta reticencia a que nuestros hijos estudien FP? ¿Por qué en España, a diferencia del resto de países, sigue considerando que la FP es un “mal menor”? Evidentemente, por un prurito academicista que deberíamos haber superado ya y por una concepción de la universidad mítica en la que los mejores acceden a ella y los peores se quedan en el camino.

Desde que Howard Gardner formuló la teoría de las inteligencias múltiples sabemos que la inteligencia académica es solamente una, entre otras. Por lo tanto, todos aquellos alumnos cuyas capacidades, tendencias y vocaciones, los dirigen a campos no universitarios deberían tener el apoyo familiar y la orientación de los profesionales.

Esa frase de “es un chaval tan inteligente que no debería perder el tiempo en la FP”, dejará de tener sentido en cuanto entendamos que ser un técnico medio o superior en cualquiera de las titulaciones que se ofrecen es la garantía de un trabajo de calidad y de un profesional concienzudo.

Copyright © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 3, 4) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

logonegrolibros

  • La filosofía perenne
    Escrito por
    La filosofía perenne Aldous Huxley tenía la curiosa costumbre de escribir libros en los que atacaba algunas cosas que con el tiempo acabaría elogiando. Lo hizo con sus primeras narraciones cínicas y nihilistas en los años veinte, que…
  • Amores y armarios
    Escrito por
    Amores y armarios El estreno mundial en Madrid de Brokeback Mountain (2014), la ópera de Wuorinen, suscitó algunas ansiedades mediáticas. No era la primera vez que el género abordaba un amor homosexual masculino. Ya Stewart Wallace había compuesto…
  • ¿Democratización?
    ¿Democratización? Imagen superior: Alexander Calder junto al BMW 3.0 CSL que convirtió en obra de arte en 1975. Hay que democratizar la cultura. Hay que democratizar la tecnología. Hay que democratizar la ciencia... ¿Por…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • ¿Qué es estar vivo?
    ¿Qué es estar vivo? Se supone que los vampiros, como el conde Drácula, no están vivos, pero no están muertos. Tampoco son como los zombis, “muertos vivos”. Los vampiros son “no-muertos”. Al menos eso es lo que dicen las…

Cartelera

Cine clásico

  • Richard Matheson: terror de andar por casa
    Escrito por
    Richard Matheson: terror de andar por casa Menos conocido a nivel popular que otros autores como Stephen King o Ray Bradbury, pero alabado por ambos, Richard Matheson ha sido uno de los escritores clave dentro del género fantástico durante el último siglo.…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Vincenzo La Scola, a solas con Puccini
    Escrito por
    Vincenzo La Scola, a solas con Puccini Asistimos con curiosidad y respeto a la evolución vocal del tenor palermitano Vincenzo La Scola, de sus Ernesto, Nemorino, Rodolfo, Pinkerton o Alfredo del inicio a los Pollione, Riccardo, Alvaro, Radamès o Turiddu de la…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC