¿Qué ha cambiado la LOMCE?

En su declaración de intenciones, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, realiza un recorrido sobre los que son, a su juicio, puntos débiles del sistema educativo español. Pero primero señala la que es, también a su entender, su gran fortaleza, esto es, la universalización de la educación, que apoya en los datos de escolarización de niños de tres años (el 97 por ciento) y en la gratuidad de las enseñanzas desde el segundo ciclo de Infantil hasta el Bachillerato y la Formación Profesional.

Los puntos débiles que se señalan son tres: la rigidez del sistema, que obliga a que todos los alumnos tengan que transitar por los mismos escenarios educativos; la escasa equidad, con una tasa de abandono escolar temprano cercana al 25 por ciento, y los malos resultados académicos en relación con los informes internacionales y los estándares de la OCDE.

Merece la pena detenerse en estos tres aspectos que la LOMCE pone en el origen de su existencia porque en ellos hay una gran cantidad de matices que no pueden pasar desapercibidos en un análisis del sistema educativo español. La rigidez del sistema tiene algunas vertientes que puede ser de interés anotar. Por ejemplo, el currículum único, la comprensividad, de la que ya hemos hablado como principio educativo surgido en 1960 y desechado ya en los años ochenta por los países occidentales excepto España. Por ejemplo, la escasa flexibilidad a la hora de componer los planes de estudio para aquellos alumnos menos dotados o con riesgo de exclusión del sistema. Por ejemplo, la inexistencia de una alternativa profesional que pueda cursarse sin título. O el escaso éxito de los intentos de mejorar resultados a base de programas específicos que, al tener que conducir al mismo título, producía el mismo empacho académico a un número importante de alumnos.

Los datos de abandono del sistema, el 26 por ciento en el 2011, o los de resultados académicos recogidos del informe PISA de 2012, son desalentadores: Los alumnos de quince años españoles obtuvieron en ese informe 8 puntos por debajo de la media de la OCDE en comprensión lectora, 10 puntos por debajo en matemáticas y 5 por debajo en ciencias. Los resultados del PISA para Adultos, el PIAAC, realizado entre población de edades comprendidas entre los 16 y los 65 años, refleja 21 puntos por debajo de la OCDE en comprensión lectora y 19 puntos por debajo en Matemáticas. España obtiene en este estudio la última posición entre los países examinados.

Ante todo esto, el gobierno del Partido Popular, que había ganado por mayoría absoluta las elecciones legislativas de 2011, decide abordar otra reforma educativa, de nuevo utilizando una ley de medidas, esto es, reformando la LOE. Así lo expresa con toda claridad cuando dice "una modificación de la LOE equilibrada, sostenible en el tiempo y consensuada a través de la participación de todos los sectores políticos, sociales y educativos". La LOMCE pretende realizar su modificación echando una mirada a los sistemas educativos del entorno internacional y así habla de simplificar el currículo, reforzar las instrumentales, flexibilizar trayectorias, desarrollar sistemas de evaluación externa, promocionar la autonomía y especialización de los centros, incrementar la transparencia de resultados y la cultura del esfuerzo. Eso de la cultura del esfuerzo queda como coletilla final y, aunque se habla mucho de ello, no se sabe bien qué quiere decir, quiénes se tienen que esforzar y cómo se traduce eso en la vida diaria.

Tenemos pues, en estos momentos, vigentes en nuestro sistema educativo, tres leyes orgánicas, con toda su secuela de Reales Decretos, Decretos, Órdenes, Instrucciones, Aclaraciones, etc. La maraña legislativa, de la que tanto se habla, continúa. Y con ella la sensación de desconcierto de los profesores ante la situación legal. Qué es lo que sigue vigente, qué es lo que ha cambiado, cuándo se ponen en vigor las nuevas normas…dudas, dudas y más dudas.

La LOMCE comienza con un Preámbulo con quince apartados, lo que supone una rareza. En ese Preámbulo está la carga intencional de la ley, la declaración de principios del que la elabora. Además del articulado, 157 artículos organizados en 8 títulos, abarca también 18 disposiciones transitorias, 43 disposiciones adicionales y 8 disposiciones finales. Esta extrañísima composición se relaciona claramente con su carácter de modificación de una ley anterior. Es imposible manejar la LOMCE sin la LOE, por lo tanto.

En Primaria las novedades son menores, como la división en dos de la materia Conocimiento del Medio. En Secundaria se ha modificado la organización de las materias. Desaparecen los Programas de Diversificación Curricular. Se organiza la ESO en dos ciclos. El primero abarca tres cursos, y el segundo, únicamente cuarto. Desde segundo y tercero se diversifican las opciones para el alumnado que no consigue evolucionar positivamente, que puede pasar a un Programa de Mejora del Aprendizaje y del Rendimiento, en segundo y tercero, o a la Formación Profesional Básica, desde segundo. Cuarto se convierte en un curso de carácter propedéutico, con dos opciones, una dirigida al Bachillerato y otra a la Formación Profesional, que decidirán los propios padres.

La norma habla de pasarelas reversibles entre las enseñanzas y de la necesidad de potenciar el uso de las TIC, de extender la enseñanza de y en lengua extranjera y la urgente modernización de la Formación Profesional para adaptarla a la vida laboral. Las materias a impartir cambian y, en la ESO, se estructuran en materias troncales, específicas y de libre configuración autonómica. En estas últimas entran las lenguas vernáculas y también otras que las autonomías puedan decidir.

Por último, en los Principios de la ley se añaden algunos más, referidos a la equidad, el papel de los padres, la resolución de conflictos, la igualdad entre hombres y mujeres y la libertad de los padres al elegir enseñanza y centros. En lo que respecta al currículum, la LOMCE incluye dentro del mismo los objetivos, competencias, contenidos, metodología, estándares y resultados de aprendizaje evaluables y los criterios de evaluación.

De toda esta novedad legislativa, como ha venido ocurriendo durante años, las únicas noticias, debates, polémicas y comentarios que se han llevado a la opinión pública o que han tenido auge mediático se refieren a la impartición de la Religión, a la transformación de la materia de Ciudadanía o a la elección de centros por los padres. Como lleva ocurriendo desde hace cuarenta años el consenso en materia educativa, el punto de vista profesional a la hora de establecer la norma que rija el sistema, la mejora de los verdaderos problemas que afectan a la educación, han quedado aparcados y reducidos a luchas ideológicas entre partidos, por lo que, de nuevo, se ha perdido una oportunidad de hacer las cosas bien.

La LOMCE no ha entrado de lleno en los problemas de la educación, como tampoco lo hizo con anterioridad la LOE ni lo hizo la LOCE. Desde que la LOGSE creara una estructura y una forma de enseñar determinadas, no ha existido un verdadero diagnóstico ni una actuación decidida para cambiar este estado de cosas. La educación, lejos de ser un asunto de Estado, es un arma arrojadiza.

Próximo capítulo: Diecisiete sistemas y un solo país

Accede a otros capítulos de la serie:

I: Los inicios de la comprensividad: La Ley del 70

II: Cara y cruz de la LOGSE

III: A vueltas con las reformas, LOCE, LOE

IV: ¿Qué ha cambiado la LOMCE?

V: Diecisiete sistemas, un solo país

Descubre más artículos sobre el mundo educativo en Educación

Copyright del artículo © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Imagen superior: R. Nial Bradshaw, CC

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 3, 4) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

  • Preguntas frecuentes sobre The Cult (Thesauro Cultural) ¿Qué significa el título de nuestra revista? The Cult es la sigla de Thesauro Cultural. La palabra thēsaurós, en griego, alude a una colección. El latín se apropió del vocablo con el significado…
  • El destino y el camino
    Escrito por
    El destino y el camino En la recomendación de que lo que importa es el camino y no el destino, que tan bien se expresa en el mitema del viaje a Ítaca, Goethe ofrece una variación que creo que es muy interesante: “No bastará…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Cómo reprogramar una célula
    Cómo reprogramar una célula ¿Biología sintética? Suena a ciencia ficción, de esa en que un científico loco juega a ser dios. J. Craig Venter es ciertamente un científico, y también es bastante loco. Pero un loco genial, que descifró…
  • Un hombre libre
    Escrito por
    Un hombre libre Hace unos años conocí a un hombre libre. Libre porque sabía muy bien lo que quería y le importaba muy poco lo que el resto pensase de él. Me enseñó muchas cosas. Hoy he recordado…
  • The Cult (Thesauro Cultural): el desafío de la tercera cultura El arte y la ciencia en conversación. Esa es la premisa de la que parten los más de 25.000 artículos de The Cult (Thesauro Cultural), la plataforma divulgativa de conCiencia Cultural. Se trata de crear un…

Cartelera

Cine clásico

  • Un hombre duda
    Escrito por
    Un hombre duda El chico tiene los ojos muy grandes. Parece que ha llorado. Parece que llorar forma parte de su biografía. Ojos grandes y asustados. O quizá tiene miedo. O es un sádico que sabe disimular muy…

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • La magia de Beniamino Gigli
    Escrito por
    La magia de Beniamino Gigli El de Recanati cantó Canio de Pagliacci por vez primera en 1934 para el disco; en escena lo debutó años después, en 1942 en Roma. Iniciada la sesentena es aún capaz su Canio de arrasar…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

bannernewsletter1