Madrid rojo y azul

Quienes somos nativos de alguna ciudad capital y nos hemos criado en una de ellas, sabemos que existe un mito capitalino fundado en la chirriante dualidad de amor y odio por parte del resto del país. Las capitales son codiciadas y detestadas por las provincias, según ocurre con los sentimientos profundos. Los provincianos sienten repeluz por la capital, una ciudad normalmente llena de provincianos. En cualquier caso, la lejanía, como envidia o nostalgia, siempre resulta indispensable para la idealización.

Madrid no escapa a esta fuerte estampa del imaginario urbano. El historiador Fernando Castillo se ha ahincado en investigarlo y así lo estrecha en su más reciente texto: Los años de Madridgrado (Fórcola, Madrid, 2016). Para ello ha fatigado, con auténtica vocación mnemónica, bibliotecas, hemerotecas, librerías de nuevo y de viejo, salvando del olvido a una cantidad de firmas que, aunque nada memorables como literatura, han dejado elocuentes jirones de las creencias que animaron y desgarraron la historia española del siglo XX. Y, de paso, la historia de una Europa bélicamente dispuesta a enfrentar a Berlín con Moscú sin pasar por Ginebra. Desde luego, la cosecha textual cambia a veces de calidad cuando escriben Foxá, Fernández Flórez, González Ruano o Giménez Caballero.

Los anos de Madridgrado

La tensión antimadrileña proviene de cierta ideología reaccionaria que defiende, desde principios de la centuria y hasta con un aparato político como el Partido Agrario, una imagen de la identidad española genuina ligada a lo rural, lo inmemorial, lo tradicional e idéntico a sí mismo. Lo intemporal y lo mítico. Frente a ella, la ciudad en constante desarrollo y agregación de multitudes amorfas y oscuras, es la deplorable España inauténtica: liberal, masónica, comunista, socialista, anarquista, viciosa, pecadora, barriobajera, hortera, sucia y vulgar. Lo ocurrido después arraiga, como demuestra Castillo, en esta ideología antimoderna, sólo que en la guerra provista de armamento supermoderno.

El mito se hizo carne y habitó entre nosotros, es decir en la historia. Así, Madrid se transforma en la ciudad republicana, la ciudad resistente y asediada, la ciudad recuperada por los salvadores de España, la ciudad regenerada por los reconstructores de la patria en peligro de muerte. Pero siempre quedará, acechando en la penumbra del tiempo, ese Madridgrado de una Villa y Corte enrojecida, cubierta de carteles bolcheviques, con la Puerta de Alcalá vestida por los retratos de los próceres marxistas, constantes desfiles de milicianos por la Gran Vía, los cines llenos de películas soviéticas y –todo hay que decirlo– con las terrazas, los organillos y los botijos de toda la vida.

Castillo se abre paso por una selva de densa información, provisto de los instrumentos de un experto explorador. De tal manera, pasamos del Madrid negro de la leyenda igualmente negra del agrarismo, al Madrid rojo de la república y la guerra al Madrid azul de la dictadura franquista. Gracias a semejante viaje, podemos apreciar cómo una ciudad es unas cuantas ciudades y hasta qué punto es una ciudad tangible y otra, imaginaria, ambas igualmente reales, como la vida misma. Cabe añadir que el lector verá facilitada su tarea con una bibliografía muy cumplida y, en especial, un onomástico donde los habitantes del mito y de la historia se codean, con amor y con odio, en el escenario del tiempo.

Copyright del artículo © Blas Matamoro. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador respetado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. 

DECLINACION

logonegrolibros

  • Meterse en la película
    Escrito por
    Meterse en la película Contaba Truffaut: “Sentía una imperiosa necesidad de meterme de lleno en las películas, cosa que lograba acercándome más y más a la pantalla para abstraerme de la sala.” A mí me pasa lo mismo, incluso…
  • Diván de Octavio Paz
    Escrito por
    Diván de Octavio Paz Una secreta afinidad parece reunir, en la palabra diván, al lenguaje y al cuerpo y, en consecuencia, recomendar que los divanes se utilicen para amueblar las consultas de los psicoanalistas. Pero la familiaridad viene de…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • La tecnología como arte
    La tecnología como arte Aunque sabemos que somos animales, no distintos ni superiores al resto de las especies vivas, los seres humanos no somos unos animales cualesquiera. Tenemos, como cualquier especie, particularidades que nos distinguen. Quizá la que más…
  • Valentina Pinelo
    Escrito por
    Valentina Pinelo Valentina Pinelo, agustina profesa en el Convento de San Leandro, de la ciudad de Sevilla. Valentina, perteneciente a una familia de ricos mercaderes genoveses, asentados en la capital de Indias, es la autora de un…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Mechanik y el legado del krautrock
    Escrito por
    Mechanik y el legado del krautrock Cuando entrevisté a Bernardo Bonezzi, tiempo antes de su triste desaparición, me habló de sus últimos discos en solitario. Surgió en aquella charla el nombre de un músico, Klaus Mechanik, con una personalidad guitarrística que…
  • En memoria de Ferdinand Hiller
    Escrito por
    En memoria de Ferdinand Hiller Ni siquiera el centenario de este músico francfortés sirvió para repasar, al menos en parte, su obra. El compacto que hoy les recomendaré cumple acabadamente con iluminar la sección pìanística de ella. Pensemos que Chopin…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Tardígrados, más allá de la vida
    Escrito por
    Tardígrados, más allá de la vida Son organismos extremadamente resistentes, capaces de sobrevivir en estado de latencia a condiciones ambientales extremas. Están presentes en todos los rincones del planeta y sin embargo no los ves. Son los tardígrados, un filo tan…

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC