Sonetos y Poemas de Miguel Poveda

Imagen superior © Damián Calvo, Universal Music

El riesgo es consustancial al verdadero artista. Su propio temperamento así lo pide. Investigar, buscar, descubrir, crear, en suma. Así lo siente Miguel Poveda y así lo expresa en esa obra propia que va construyendo paso a paso, disco a disco, actuación a actuación. Frente a lo efímero del cante en directo está la permanencia de la discografía. Fuente y caudal, que diría Paco. Una obra que contiene pasajes de puro flamenco, que contenta a los ortodoxos y abre la puerta a los más atrevidos. Que indaga el terreno clásico de la copla, añadiéndole una relectura nueva, conservando su esencia, pero añadiendo ese toque personal que lo distingue. Que juega en el encuentro con las guitarras más destacadas del panorama musical español, a modo de artesanía musical, plagada de sorpresas.

En su último disco Sonetos y poemas para la libertad Poveda se mete hasta el fondo en el terreno de la poesía musicada. Es un terreno que ya han pisado otros en el ámbito flamenco desde Morente, a Calixto Sánchez o a Carmen Linares. La poesía trasladada al flamenco tiene sus dificultades y no resulta fácil acoplar el verso a los silencios, las respiraciones, el aire o el compás. En este sentido hay logros felices e intentos fallidos.

Este no es un disco de flamenco al uso. Poveda es un artista total que canta flamenco por derecho y canta copla y canta otras cosas, aunque su deje, su aire, su fondo flamenco impregne su cante. Pero no admite vallas, ni se siente cómodo en un reducto, confinado a un único género, por grande que este sea. Así que este no es un disco de flamenco, pero en él hay flamenco, desde luego.

Es, por otro lado, un disco íntimo, un disco hecho para sí mismo, que probablemente recoja una vieja aspiración y que le ha proporcionado al artista la posibilidad de contrastar su trabajo con el de otros artistas que tienen diferente procedencia y diferente ámbito. Todo eso enriquece y enseña. Y da la impresión de que Poveda se encuentra en permanente aprendizaje, como si quisiera recorrer todos los caminos posibles y hallar en todos ellos alguna consecuencia, algo positivo que trasladar a su propia obra musical.

Pedro Guerra, cantautor, ha escrito la música de los poemas que el poeta Luis García Montero o el propio Poveda iban proponiendo. Así nacieron Hielo abrasador, de Quevedo; Guerra a la guerra por la guerra, de Rafael Alberti; La Lluvia, de Borges; Amor mío, si muero y tú no mueres, de Neruda; Bebiéndome la dulce primavera, de Rafael de León; Querido Guerra, de Luis Eduardo Aute.

A esta relación hay que añadir un soneto compuesto por el propio Pedro Guerra que lleva música de Poveda: Soneto del Ángel deseado. Completan el disco una versión de Para la libertad, de Miguel Hernández, con música de Chicuelo que es el tema que abre el disco y que intentará hacernos olvidar por un momento a aquella, tan felizmente lograda, de Serrat; Desmayarse, atreverse, de Lope de Vega; Soneto de la dulce queja de Lorca; Enrique y Granada de Joaquín Sabina; Abril se ha equivocado de José Antonio Muñoz Rojas y No volveré a ser joven, de Gil de Biedma, entre otros temas.

Flamenquísimo el eco de ese “de todo, de todo, de todo, de todo” en Para la libertad. En Desmayarse, atreverse, no podía imaginar Lope de Vega qué bien iban a sonar los últimos versos “dar la vida y el alma a un desengaño, esto es amor, quien lo probó lo sabe”, con esos finales alargados hasta su longitud exacta y ese alto remate, con un fondo de coro que no entorpece la melodía sino que la reafirma.

Por su parte, Guerra a la guerra por la guerra es el tema más comercial, sin que ello quiera decir que de peor calidad. No. Simplemente la melodía que ha compuesto Pedro Guerra tiene muchísima fuerza. Y los versos de Alberti son flamencos en sí mismo, tienen ritmo y lirismo de una especial factura. “Cierra los ojos y desátate el cabello”, así, sin más. Sensualidad.

Lorca, tan grande, tan ineludible en cualquier trabajo poético-musical, está aquí representado, en primer lugar, por el Romance de la dulce queja y aquí Poveda se recrea en los versos, se alarga en los ayes y susurra. El cante susurrado de Poveda es una de las mejoras facetas de su estilo. Lento, desde el fondo, sintiendo las palabras, el verso es aquí lamento, queja. Difícil tema, necesario de oír despacio y de asimilarlo, pero con un fondo musical extraordinario, que llega dentro. Caracolea la voz y se mueve la música alumbrando. Del susurro a la potencia expresiva. Del cante llano a lo alto de la voz tersa.

Ay, ese Sabina recitando en Enrique y Granada, al estilo de la gran Lola Flores, cuando antecedía con su palabra el cante de Caracol. “Ese compás que se juega la vida”. La letra de Sabina y la música de Chicuelo se hermanan para los ayes más delicados del disco. Enrique Morente encuentra aquí su homenaje y no falta la niña de sus ojos, “esa estrellita mal acostumbrada”, y el final con arte, “ese palique entre Enrique y Granada”. Especialmente lúcida la guitarra de Chicuelo en este tema y, al final, el lamento: “Enrique, Enrique, Enrique, Enrique y Granada”. Sabina recita, Poveda canta, percusión, despedida, ay, ay, ay, Enrique y Granada.

Me confieso absolutamente conquistada por Quevedo y su Hielo abrasador. Logro grande del disco. Ajuste total entre música y letra, entre voz y acompañamiento. Genial. Cambios de ritmo. Fuerza. Un tema que tendrá enorme aceptación entre el público cuando se cante en directo. “Mirad cuánta amistad tendrá con nada el que en todo es contrario de sí mismo”. El marchamo de Pedro Guerra en acción. La voz de Poveda, acoplándose y haciéndose partícipe de la melodía, felicísima.

Qué delicado tema es este La lluvia. Rima consonante que no cansa sin que se enhebra como las cintas al pelo de las niñas. “Esta lluvia que ciega los cristales”. Borges recuerda a su padre. Poveda piensa el suyo. Y yo en el mío. Todos los padres idos, todos. El poema de Neruda habla de amor cómo no podía ser de otra forma y sus versos se mueven, oscilan y se clavan en la voz: “Amor mío, si muero y tú no mueres, no demos al dolor más territorio”. Amor eterno, voz eterna, música que cubre los ecos que no quieren dejarnos.

Abril se ha equivocado es, para mí, otro de los temas cumbre del disco. La poesía de José Antonio Muñoz Rojas abre un camino que transita Poveda con naturalidad y no hay ficción sino encuentro entre ambos. Dejes y finales flamencos, guitarra al tono, colosal. Vocabulario mágico. Abrilear. Alboroto. Disparate. Qué disparate, recordando bulerías…

Miguel Ríos y Ana Belén cantan con Poveda el tema de Ángel González Donde pongo la vida pongo el fuego, otro de los que ha musicado Pedro Guerra. Miguel Ríos atraviesa el cante con voz rotunda y Ana Belén lo llena de elegancia. Tema logradísimo, himno, “la primavera avanza”, proclama, deseo.

En El poeta pide a su amor que le escriba, de nuevo, Lorca, solemne. Querido Guerra es el intento de Luis Eduardo Aute de escribir un soneto al propio Pedro Guerra. Simulando el ardid literario de Un soneto me manda hacer Violante, ahí está el fallido intento de Aute que, al final, no ha podido realizar, figuradamente, el encargo. “Miguel Poveda, con tremenda pena, debo decirte que ha sido obsoleto, todo intento de escribirte un soneto, ya que no es arte, que me pille en vena”.

Nana, canción de cuna, esperanza, copla para el hijo aún no llegado, dulzura, sentimiento, entrañas mías, hijo de mi vida, amor desinteresado, voz rota, voz perdida, voz silenciosa aunque en el aire, espera absoluta, un embarazo, te tengo y ya eres mío, lo que los padres sienten, que la naturaleza a veces no es tan sabia… Soneto del Ángel deseado. “Mi soledad te está llamando a gritos, del fondo enternecido de mi alma”. Poco más que decir. Salvo que arde la voz de Poveda en este incendio. Que Rafael de León es un gran poeta ya lo sabíamos. Pero basta leer el texto de este Bebiéndome la dulce primavera para corroborarlo, con su metáforico “blanco salvavidas de la luna”. Y el final con una sentencia triste, quizá, pero evidente, de Jaime Gil de Biedma. No volveré a ser joven. No volveremos a ser jóvenes. “Como todos los jóvenes yo vine a llevarme la vida por delante”.

Grande, grandísimo disco, grandísimo Poveda, excepcional trabajo. Arte con mayúsculas.

Créditos:

Cante: Miguel Poveda

Productor artístico, dirección musical, teclados, piano, arreglos: Joan Albert Amargós

Guitarra Flamenca: Juan Gómez “Chicuelo”

Colaboraciones voces: Miguel Ríos, Joaquín Sabina, Ana Belén.

Selección de sonetos y poemas: Pedro Guerra, Luis García Montero, Miguel Poveda

Copyright © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Copyright de las imágenes © Universal Music. Reservados todos los derechos.

 

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 3, 4) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

  • Preguntas frecuentes sobre The Cult (Thesauro Cultural) ¿Qué significa el título de nuestra revista? The Cult es la sigla de Thesauro Cultural. La palabra thēsaurós, en griego, alude a una colección. El latín se apropió del vocablo con el significado…
  • Shakespeare, el vulgar
    Escrito por
    Shakespeare, el vulgar En la mejor defensa que probablemente se ha hecho de Shakespeare, Samuel Johnson enumera en su Prefacio a las obras del dramaturgo isabelino una lista casi interminable de sus defectos. Uno de esos defectos es su vulgaridad: “Nunca pasa…

logonegrociencia

Maneed, CC

  • Antinatural
    Antinatural Si lo sobrenatural es lo que está más allá de la naturaleza, lo antinatural sería lo que va contra ella. Pero, ¿qué es ir contra la naturaleza? La muerte podría considerarse contraria a la naturaleza…
  • Las dos orillas de Cristóbal de Haro
    Escrito por
    Las dos orillas de Cristóbal de Haro Ayer comenzaron las carreras de caballos de Sanlúcar de Barrameda, uno de los espectáculos más bellos del verano español. Hace apenas medio año que paseábamos por esa playa sanluqueña, entonces vacía, en un viaje maravilloso,…
  • The Cult (Thesauro Cultural): el desafío de la tercera cultura El arte y la ciencia en conversación. Esa es la premisa de la que parten los más de 25.000 artículos de The Cult (Thesauro Cultural), la plataforma divulgativa de conCiencia Cultural. Se trata de crear un…

Cartelera

Cine clásico

  • Sofía
    Escrito por
    Sofía Dos mujeres. La película que a mi madre la acercó a la Loren definitivamente. La que le proporcionó a Sofía un Óscar de la Academia, un BAFTA y el premio de interpretación femenina de Cannes,…

logonegrofuturo2

Josh Eiten, CC

logonegrolibros

Colgreyis, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • El verismo agresivo de Giordano
    Escrito por
    El verismo agresivo de Giordano Como no hay tenor que deje pasar por alto (si sus medios se lo permiten y, a veces, sin esta posibilidad) el cantar Andrea Chénier, ni ninguna soprano-actriz, auténtica o pretendida, pierde por su parte…

logonegroecologia

Somadjinn, CC

bannernewsletter1