Un flamenco en "La Regenta"

El secreto de este libro está en su capacidad para abrirnos la puerta, cerrada a cal y canto, de una sociedad que se sostiene en un ámbito geográfico muy reducido pero cuyo núcleo vital acumula tantos sentimientos, deseos, odios, miedos y pasiones que traspasa los límites de su propia espacialidad.

La ciudad, Vetusta, Oviedo, más aún, ese estrecho conjunto de calles y rincones que tienen como eco central la catedral, es el protagonista que refleja como un espejo el devenir de estos otros personajes con formas y nombres propios. Aún hoy es Oviedo, en concreto la zona urbana antes citada, la red que envuelve un determinado estilo de vida: la misma grisura de sus cielos, siempre cubiertos, y la misma presencia majestuosa de sus contornos montañosos.

Los personajes de Clarín se sienten unidos y casi atados a la ciudad, marcados en su relación por la mezcla de amor y odio inherente a los conflictos humanos.

Entre esos personajes hay uno que ha despertado mi interés. Joaquín Orgaz, Joaquinito, a quien el propio autor define como “un flamenco”. Este calificativo viene motivado por una doble vertiente del personaje: por un lado, su propio carácter y por otro sus aptitudes artísticas: “Se llamaba Joaquín Orgaz…había acabado la carrera aquel año y su propósito era casarse cuanto antes con una muchacha rica. Ella aportaría la dote y él su figura, el título de médico y sus habilidades flamencas”

Por lo visto “empezaba entonces el llamado género flamenco a ser de buen tono en ciertos barrios del arte y algunas sociedades”. Quiero esto decir que salía el flamenco de esa marginalidad que en otras épocas había hecho protestar a la “buena sociedad” cuando se incluía en los programas de los teatros. La presencia del flamenco en estos escenarios fue muy pronta e incluso investigadores recientes la sitúan en tiempos anteriores a los cafés cantantes. Así tuvo que ser en el norte de España si nos guiamos de las opiniones de Clarín.

Se explica así cómo un personaje de la burguesía de Oviedo demuestra su gusto por este arte llegando al extremo de ofrecer ante sus amigos una demostración de cante por diversos estilos. No solamente en estos talentos basa el autor el apodo que le adjudica a Orgaz, sin embargo. También está en función de ciertas actitudes del personaje que rayan en la chulería, en el gesto audaz y el desplante. Quizá de este concepto en el uso del vocablo descienda el dicho que entiendo por “ponerse flamenco” el adoptar posturas especialmente atrevidas y envalentonadas. Algo que, curiosamente, también se califica como “ponerse farruco”. Y la farruca es un cante emparentado en su origen con ciertas formas del folklore asturiano.

Todo esto que decimos está muy en la línea de la consideración que el flamenco tenía en las mentalidades norteñas, zonas en las que no existía ni existe el vínculo vivencias con esta música. Ese desconocimiento no impidió ni lo impide en la actualidad la existencia de esa especial atracción que los no andaluces sienten por esta manifestación.

Ya relataba Baroja que las coplas de los coros del Carnaval de Cádiz fueron muy conocidas y cantadas en el norte, considerándolas el escritor como una de las primeras incursiones del flamenquismo en el norte de España. No andaba descaminado Don Pío en su aseveración pues es hecho sabido la relación que existe entre la música flamenca y la música del carnaval. Desde entonces esa atracción ha seguido patente, aunque no haya dado lugar a un acercamiento profundo al tema, sino que, como suele ser lógico en estos casos, el sonido que se incrusta y acepta suele ser el más llevadero y simple. Véase si no el enorme éxito de las sevillanas en todos los lugares de España, aunque sea pagando el tributo de su pérdida de pureza.

Resulta cuando menos interesante observar en el universo de La Regenta las apariciones de este personaje, Joaquín Orgaz, con su psicología especial que se convierte en un espejo de lo que pensaba la intelectualidad acerca de algunas formas de arte que les resultan difícilmente inteligibles. Pensamiento que, por otra parte, no ha experimentado la necesaria evolución que propicia la puesta en su lugar de las ideas acerca de nuestro arte. El exotismo y a veces hasta el snobismo siguen primado en muchas actitudes. También es verdad que en los andaluces, depositarios de esa inmensa cultura musical, faltan y fallan las formas de transmisión de lo auténtico. Demasiadas veces la bulla externa nos aleja de lo que reconocemos como esencia y verdad.

La Regenta es la primera novela de Leopoldo Alas “Clarín” (1852-1901). Fue escrita entre los años 1884 y 1885.

Copyright del artículo © Catalina León Benítez. Reservados todos los derechos.

Caty León

Gaditana de nacimiento y crianza; trianera de vocación. Lectora y cinéfila. Profesora de Geografía e Historia y de Orientación Educativa. Directora del IES Néstor Almendros de Tomares (2001/2012). Como experta en organización escolar he publicado los libros La secretaría. Organización y funcionamiento y El centro educativo. Función directiva y áreas de trabajo, artículos en prensa (ABC: 12, 34) y revistas especializadas, así como ponencias en cursos y jornadas.

En noviembre de 2009 recibí la medalla de oro al Mérito Educativo en Andalucía. En 2015 he obtenido el Premio “Antonio Domínguez Ortiz” por la coautoría del trabajo Usos educativos de la robótica. Una casa inteligente.

En el ámbito flamenco he publicado decenas de artículos en revistas como Sevilla Flamenca, El Olivo, Alboreá y Litoral, sobre el flamenco y las artes plásticas, la mujer y el flamenco, entre otras temáticas, así como varios libros, entre los que destacaría la primera incursión en la enseñanza escolar del flamenco, Didáctica del Flamenco, mi libro sobre El Flamenco en Cádiz y el ensayo biográfico Manolo Caracol. Cante y pasión (ver reseña en ABC), así como mi investigación sobre la Noticia histórica del flamenco en Triana. Conferencias, jornadas, jurados, cursos de formación, completan mi dedicación al flamenco. En 2015 he sido galardonada con el Premio de Honor “Flamenco en el aula” de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

Por último, la literatura es mi territorio menos público pero más sentido. Relatos, microrrelatos, cuentos, poemas y una novela inédita Tuyo es mi corazón. I Premio de Relatos sobre la mujer del Ayuntamiento de Tomares, en su primera edición. Premio de Cuentos Infantiles de EMASESA en 2015 por Hanna y la rosa del Cairo.

En mi blog Una isla de papel hay un poco de todo esto.

Sitio Web: unaisladepapeles.blogspot.com.es/

Social Profiles

logonegrolibros

  • Izumi Kyōka y el mundo intermedio
    Escrito por
    Izumi Kyōka y el mundo intermedio Izumi Kyōka es un escritor japonés que vivió entre 1873 y 1939. Influyó directamente en Kawabata y fue muy admirado por Yukio Mishima. Kyōka expone en su Tasogare no aji (El gusto o sabor de…
  • Corrupción, periodismo y antipolítica
    Escrito por
    Corrupción, periodismo y antipolítica Un sutil componente antipolítico suele emerger de las diatribas periodísticas contra la corrupción. Aparte de que se centran en los casos vinculados a determinados partidos, obviando otros del mundo empresarial, sindical o militar, lo especioso…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • Un hombre libre
    Escrito por
    Un hombre libre Hace unos años conocí a un hombre libre. Libre porque sabía muy bien lo que quería y le importaba muy poco lo que el resto pensase de él. Me enseñó muchas cosas. Hoy he recordado…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Ernesto Lecuona vuelve al continente
    Escrito por
    Ernesto Lecuona vuelve al continente Había una vez un país llamado Cuba que conocimos por las películas norteamericanas donde aparecían orquestas como los Lecuona Cuban Boys y las de Don Aspiazú y Xavier Cugat. Subieron a los escenarios del variétés…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Los caracoles más bellos del mundo
    Escrito por
    Los caracoles más bellos del mundo Los polimitas son unos moluscos terrestres endémicos de Cuba, con una paleta de colores que les ha convertido en objeto de deseo de coleccionistas de todo el mundo. La colección de polimitas del Museo Nacional…