El manuscrito Voynich, obra de un falsario

El manuscrito Voynich, obra de un falsario Imagen superior: el manuscrito Voynich, custodiado en la Biblioteca Beinecke de la Universidad de Yale, es un libro ilustrado, escrito hace siglos en un alfabeto misterioso. Su nombre se debe al bibliófilo Wilfrid M. Voynich (1865-1930), que lo compró en

"¿El engaño perpetrado por un genio? Hay quien aún lo sostiene, pero hace tiempo que la hipótesis falsaria perdió fuerza. Exactamente desde que, en los años 40, el lingüista estadounidense George Zipf formuló la Ley de Zipf sobre la frecuencia de las palabras utilizadas en un texto. Según ella, el vocablo más utilizado aparece el doble de veces que el segundo más utilizado, el triple de veces que el tercero, el cuádruple que el cuarto, y así sucesivamente. Los estudiosos confirmaron hace tiempo que el texto del Voynich cumple con esa matemática de la palabra… y evidentemente nadie en el siglo XV (fecha científicamente probada de origen del texto) podía conocer ese enunciado." ("El libro más misterioso del mundo", Borja Hermoso, El País, 12-12-2015)

Vale que acepte lo de "clonar" un manuscrito, porque puede que el Sr. Hermoso haya querido tirar de metáfora y se haya olvidado de entrecomillar. Vale. ¿Se puede clonar un libro? Etimológicamente, supongo que sí, aunque no es la forma en la que los expertos hablan cuando quieren decir que se ha hecho un facsímil. Bien, pelillos a la mar. Todos tenemos derecho a ponernos estupendos y querer resultar epatantes. Pero por lo que no paso, no, no y no, es por eso de que el manuscrito Voynich no es obra de un falsario porque cumple la Ley de Zipf, enunciada en el siglo XX y, claro, un falsario del XV no la podía conocer y, por tanto, no podía cumplirla...

Vamos a ver, vamos a ver que nos estamos liando. ¿Qué tiene que ver la velocidad con el tocino? No consigo comprender la lógica de la afirmación. Esto es como aquella fantástica discusión que tuve con todo un catedrático de farmacia cuando me dijo que estaba equivocada al afirmar que las brujas conocían las propiedades alucinógenas de los alcaloides presentes en las solanáceas, y me replicó, muy ufano, que los alcaloides no se descubrieron hasta el siglo XIX y, por lo tanto, poco podían saber esas locas de la escoba sobre farmacología. Bien, le dije, ¿y? ¿Que la ciencia oficial no supiera de su existencia anulaba sus poderosos efectos? Pues lo mismo.

Sigo manteniendo que el manuscrito Voynich es obra de un falsario. Sigo manteniendo que se hizo, ex profeso, para el emperador Rodolfo II, sobrino de Felipe II, coleccionista compulsivo y apasionado por la alquimia.

Hay una ley no escrita, pero que todo historiador conoce y tiene en cuenta, según la cual, si un manuscrito aparece en un determinado momento de la Historia, pero se fecha en un pasado más o menos lejano, y no se puede rastrear su pista con anterioridad, ese manuscrito es una falsificación. Sin más.

De poco me sirve toda esa retahíla que mantienen los "voynichólogos" sobre el trazo preciso en la escritura y demás teorías sobre las que pretenden asentar el hecho de estar ante un idioma desconocido, incapaz de entender ni descifrar aún con las más poderosas computadoras. Ése, y no otro, es el error de partida. Porque mirarnos el Voynich desde la perspectiva actual, NO desde el momento en que fue elaborado. Se pretende comprender desde nuestra visión tecnológica actual, no desde la de un falsario de la Edad Moderna. Y, porque conozco las tretas de algunos, sigo convencida que esto es una falsificación más.

(Por favor, que despidan a toda la sección de cultura de todos los periódicos españoles... No puede haber más lerdos por metro cuadrado...)

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.

Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II (1998), Los amantes del arte sagrado (2000), Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias (2002), Alquimia, el gran secreto (2002), Las plantas mágicas (2002), Magos y Reyes (2004), Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado (2005), Los libros malditos (2005), Inferno. Historia de una biblioteca maldita (2007) e Historia de las hierbas mágicas y medicinales (2008).

Asimismo, ha colaborado en obras colectivas con los siguientes estudios: "El informe Vallés: modificación de pesas y medidas de botica realizadas en el siglo XVI" (en La ciencia en el Monasterio del Escorial: actas del Simposium, 1993), "Fray Esteban Villa y los medicamentos químicos en la Farmacia española del siglo XVII" (en Monjes y monasterios españoles: actas del simposium, 1995), "La biblioteca privada de Juan Muñoz y Peralta (ca. 1655-1746)" y "Los Orígenes de dos Instituciones Farmacéuticas españolas: la Real Botica (1594) y el Real Laboratorio Químico (1694)" (en Estudios de historia de las técnicas, la arqueología industrial y las ciencias: VI Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, 1996), "Servicio de farmacia en la guerra contra la Convención francesa" y "La difusión de epidemias febriles y su tratamiento en la guerra contra la Convención nacional francesa" (en III Congreso Internacional de Historia Militar: actas, 1997), "La influencia de la corte en la terapéutica española renacentista" (en Andrés Laguna: humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista. Congreso Internacional, Segovia, 1999), "Vicencio Juan de Lastanosa, inquisidor de maravillas: Análisis de un gabinete de curiosidades como experimento historiográfico" y "El coleccionista de secretos: Oro potable, alquimistas italianos y un soldado enfermo en el laboratorio lastanosino" (en El inquiridor de maravillas. Prodigios, curiosidades y secretos de la naturaleza en la España de Vicencio Juan de Lastanosa, 2001), "La instrumentalización de la Espagiria en el proceso de renovación: las polémicas sobre medicamentos químicos" y "La institucionalización de la Espagiria en la corte de El Hechizado" (en Los hijos de Hermes: alquimia y espagiria en la terapéutica española moderna, 2001), "El debate entre ciencia y religión en la literatura médica de los novatores" (en Silos: un milenio: actas del Congreso Internacional sobre la Abadía de Santo Domingo de Silos, vol. 3, 2003), "El Jardín de Hécate: magia vegetal en la España barroca" (en Paraíso cerrado, jardín abierto: el reino vegetal en el imaginario religioso del Mediterráneo, 2005), "Los paracelsistas españoles: medicina química en la España moderna" (en Más allá de la Leyenda Negra: España y la revolución científica, 2007) y "El funcionamiento diario de palacio: la Real Botica" (en La corte de Felipe IV 1621-1665: reconfiguración de la Monarquía católica, 2015).

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Jeffrey Eugenides
    Escrito por
    Jeffrey Eugenides Eugenides ya nos había admirado en, al menos, tres de sus novelas. En Las vírgenes suicidas, por cómo hacía al narrador víctima de un delirio gótico promovido por unas encantadoras adolescentes. En La trama nupcial,…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • El misterio del rosa clarito
    El misterio del rosa clarito En el volumen correspondiente al último trimestre de 1979, el Journal of Orthomolecular Psychiatry incluía un estudio sobre los efectos del color en la conducta humana. En concreto, el color rosa. Más concretamente,…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Leña al monte y agua al mar
    Escrito por
    Leña al monte y agua al mar Cuenta Baltasar Porreño, en sus Dichos y hechos del Señor Rey Don Felipe Segundo (Sevilla, 1639), que acudió un extranjero a la corte del todopoderoso Felipe II con la intención de venderle "un pedaço de unicornio"…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

  • Gamera y otras tortugas de cine
    Escrito por
    Gamera y otras tortugas de cine Los quelonios  son reptiles con coraza. Son vertebrados que ponen huevos, poseen respiración pulmonar, lucen piel escamosa y que han de adaptar la temperatura de su organismo a la del ambiente. A diferencia de otros…

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Viajando con Novák
    Escrito por
    Viajando con Novák A veces, la historia tiene un gusto dramático por las parábolas. Vaya como ejemplo de los más amables el de Vítezslav Novák (1870-1949), a quien tocó ser súbdito del Imperio Austrohúngaro durante un medio siglo,…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • Los luchadores mongoles ancestrales
    Escrito por
    Los luchadores mongoles ancestrales El Naadam es el festival cultural más importante en Mongolia. Durante tres días, cientos de contendientes participan en “los tres juegos de los hombres” que dan vida al festival: arquería, carreras de caballos y la…

etimologia