La rueda de Santa Catalina

La rueda de Santa Catalina Imagen superior: "El martirio de Santa Catalina de Alejandría", Gaudencio Ferrari, Pinacoteca di Brera, Milán.

Decía la tradición que el séptimo hijo varón nacido de un matrimonio que sólo hubiese engendrado varones era un saludador. Saludador de dar salud a través de su aliento y de su saliva. Los saludadores curaban todo tipo de enfermedades, si bien eran expertos en la rabia, una enfermedad terrible y letal hasta que, a finales del siglo XIX, Pasteur consiguió desarrollar la vacuna que acababa con una muerte entre tremendos sufrimientos.

Pero saludador era también sinónimo de conocedor de brujas. Hombres que, con sólo mirar a los ojos a una mujer, eran capaces de descubrir la hechicera y ponzoñera que, decían, se escondía tras ellos. Brujas, aliadas de Satanás, responsables de las muertes y enfermedades de niños y adultos, de las pérdidas de ganado y de cosechas, de la esterilidad de otras mujeres y de la impotencia de todos los hombres, de las tormentas y las plagas que asolaban los campos.

Los saludadores debían los efectos miríficos de su saliva a una marca que presentaban en su paladar: la rueda de Santa Catalina. Se decían familiares de Santa Catalina, la santa egipcia que fue martirizada, en el siglo III de nuestra era, por el emperador Majencio. Martirizada por ser inteligente e instruida y osar disputar saberes con eminentes sabios hombres. Martirizada con una rueda recubierta de afiladas cuchillas. Una historia que se hizo muy famosa en toda la Europa medieval y que transformó a esta mártir en uno de los catorce santos auxiliadores, a saber, aquellos santos que, según los fieles, eran particularmente eficientes en la respuesta a sus invocaciones.

La rueda de Santa Catalina, el eterno retorno. El ciclo repetido de las estaciones, del tiempo, de los ciclos lunares. Catalina, sinónimo de pura, inmaculada. Catalina, mujer sabia, martirizada por su sapiencia, símbolo e imagen de tantas y tantas mujeres a lo largo de los tiempos.

Cada 25 de noviembre la Iglesia Católica celebra la festividad de Santa Catalina de Alejandría. Desde hace siglos. Muchos. 365 días tiene el año. De los 365 se tuvo que elegir éste, precisamente éste, como Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Sé que fueron otras las razones. Pero... ¿acaso hay algún día en el año sin una mujer asesinada? ¿Por qué coincidir con la festividad de Santa Catalina y no con cualquier otra? Sincretismo sobre sincretismo. Otros eligiendo por nosotras.

Así que hoy, 25 de noviembre, recuerdo, como tantos otros días, las palabras de una de las grandes, la Acuña, doña Rosario, que hubo de exiliarse por denunciar la violencia a que eran sometidas las primeras mujeres que pisaron las universidades. Una de las muy grandes, la Acuña, que hace más de un siglo escribió, entre otras muchas cosas, estas palabras proféticas:

«[...] sólo en virtud de sus propios esfuerzos (la mujer) ha de reconquistar su sitio en el concurso social [...] todo lo que vive en la pasividad expectante de ajena determinación que le entregue el beneficio, jamás obtendrá sitio seguro en los banquetes de la vida [...] así todo engrandecimiento que le llegue a la mujer en el orden social por determinación del hombre sólo servirá para especificar más claramente su inferioridad, verificándose de este modo una apariencia de regeneración, espejismo esplendoroso por el cual adquirirá nuestro sexo más privilegios, pero también más dolores [...] la reacción de este engrandecimiento ficticio atraído, no por el íntimo valor, sino por la clemencia masculina, pudiera llevarnos a un nuevo gineceo [...] Nosotras no debemos esperar nada sino de nosotras mismas».

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.

Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II (1998), Los amantes del arte sagrado (2000), Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias (2002), Alquimia, el gran secreto (2002), Las plantas mágicas (2002), Magos y Reyes (2004), Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado (2005), Los libros malditos (2005), Inferno. Historia de una biblioteca maldita (2007) e Historia de las hierbas mágicas y medicinales (2008).

Asimismo, ha colaborado en obras colectivas con los siguientes estudios: "El informe Vallés: modificación de pesas y medidas de botica realizadas en el siglo XVI" (en La ciencia en el Monasterio del Escorial: actas del Simposium, 1993), "Fray Esteban Villa y los medicamentos químicos en la Farmacia española del siglo XVII" (en Monjes y monasterios españoles: actas del simposium, 1995), "La biblioteca privada de Juan Muñoz y Peralta (ca. 1655-1746)" y "Los Orígenes de dos Instituciones Farmacéuticas españolas: la Real Botica (1594) y el Real Laboratorio Químico (1694)" (en Estudios de historia de las técnicas, la arqueología industrial y las ciencias: VI Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, 1996), "Servicio de farmacia en la guerra contra la Convención francesa" y "La difusión de epidemias febriles y su tratamiento en la guerra contra la Convención nacional francesa" (en III Congreso Internacional de Historia Militar: actas, 1997), "La influencia de la corte en la terapéutica española renacentista" (en Andrés Laguna: humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista. Congreso Internacional, Segovia, 1999), "Vicencio Juan de Lastanosa, inquisidor de maravillas: Análisis de un gabinete de curiosidades como experimento historiográfico" y "El coleccionista de secretos: Oro potable, alquimistas italianos y un soldado enfermo en el laboratorio lastanosino" (en El inquiridor de maravillas. Prodigios, curiosidades y secretos de la naturaleza en la España de Vicencio Juan de Lastanosa, 2001), "La instrumentalización de la Espagiria en el proceso de renovación: las polémicas sobre medicamentos químicos" y "La institucionalización de la Espagiria en la corte de El Hechizado" (en Los hijos de Hermes: alquimia y espagiria en la terapéutica española moderna, 2001), "El debate entre ciencia y religión en la literatura médica de los novatores" (en Silos: un milenio: actas del Congreso Internacional sobre la Abadía de Santo Domingo de Silos, vol. 3, 2003), "El Jardín de Hécate: magia vegetal en la España barroca" (en Paraíso cerrado, jardín abierto: el reino vegetal en el imaginario religioso del Mediterráneo, 2005), "Los paracelsistas españoles: medicina química en la España moderna" (en Más allá de la Leyenda Negra: España y la revolución científica, 2007) y "El funcionamiento diario de palacio: la Real Botica" (en La corte de Felipe IV 1621-1665: reconfiguración de la Monarquía católica, 2015).

logonegrolibros

  • Arte proustiano
    Escrito por
    Arte proustiano Proust prefería, en su adolescencia, a Meissonier y, en 1892, declaró que lo sustituía por Leonardo y Rembrandt. Un humanista enciclopédico y un pintor del tiempo, capaz de retratarle a un mismo modelo a lo…
  • La falacia del especialista
    La falacia del especialista La divulgación científica es la labor de compartir la cultura científica con un público voluntario y no especialista. La ciencia en su forma bruta, como es producida por investigadores científicos y publicada en revistas especializadas,…

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • ¡Querida, construí una medusa!
    ¡Querida, construí una medusa! Había una vez un bioingeniero llamado Kevin Kit Parker que quería construir un corazón. No por ambición superflua, sino porque deseaba poder reparar corazones dañados, o sustituirlos por otros diseñados a la medida. Visitando un…
  • El beso entre Amarilis y Mirtilo
    Escrito por
    El beso entre Amarilis y Mirtilo Amarilis era una bella ninfa que estaba prometida en matrimonio a Silvio, descendiente del mismísimo Hércules. Pero Amarilis se enamora de Mirtilo, un simple pastor de la Arcadia. Y no ven la forma de consumar…

Cartelera

Cine clásico

  • Raymond Chandler vs. Phillip Marlowe
    Escrito por
    Raymond Chandler vs. Phillip Marlowe Una prosa elegante, sobria y con los adornos necesarios pero ni uno sólo más. Unos diálogos espectaculares y llenos de viveza. Unos personajes aparentando ser siempre lo que no son. Esas son las señas de…

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • "Vecchio frak", de Domenico Modugno
    Escrito por
    "Vecchio frak", de Domenico Modugno Domenico Modugno (Polignano a Mare, Bari, 9 de enero de 1928 - Lampedusa, 6 de agosto de 1994) es, quizá junto a Mina, el mayor artista de la canción italiana. Que ya es mucho decir…
  • Glinka como pianista
    Escrito por
    Glinka como pianista La obra operática y sinfónica de Mijaíl Glinka no deja oír –nunca mejor dicho– su tarea como compositor para el piano. Y ello, en contra de su vocación y su oficio, que lo acompañaron toda…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

logonegrofuturo2

Petar Milošević, CC