Una sabia llamada María

Cuenta Bernardo de Cienfuegos (1580-1640), sabio entre los sabios, que los boticarios de la villa y corte madrileña compraban las hierbas medicinales que vendían en sus opulentas boticas a las mujercillas que se encargaban de recogerlas en estercoleros, escombreras, muladares y tapias de cementerios. Esas mismas mujercillas que tenían prohibido, por ley, examinarse de boticarias o tener botica abierta, aunque fueran viudas de boticarios. Esas mujerucas que, sin embargo, eran las que conocían, a la perfección, las virtudes medicinales de las plantas, las que sabían distinguir una lunaria de una mandrágora, una ruda de un acónito.

Cienfuegos, aragonés de Tarazona, era sabio entre los sabios. Dejó escritos más de siete mil folios con sus conocimientos en materia vegetal. Disfrutaba liando su petate, en las primeras horas de la madrugada, y saliendo de Madrid acompañado de sus perrillos, los mismos que le servían para experimentar las bondades de unas y otras plantas. Unos días tomaba el camino de Segovia. Otros, el de Toledo. Algunos incluso se aventuraba hasta la sierra, donde pasaba varios días herborizando, recogiendo toda suerte de especies, que dibujaba con sumo cuidado.

En su humilde morada madrileña atesoraba libros y manuscritos, obras de referencia que citaba, con asiduidad, en los textos que iba escribiendo.

Y Cienfuegos sabía tanto de plantas porque había aprendido, desde muy pequeño, de una sabia mujer, su abuela María. María la de Antón, como la conocían en Tarazona. Una experta herbolaria que tenía un jardín con toda suerte de remedios. María quiso enseñar a todos sus nietos, pero fue el pequeño Bernardo quien más atención prestaba a sus conocimientos.

Muchos años después, cuando de María sólo quedaba el recuerdo en la memoria de su nieto, buena parte de sus enseñanzas quedaron plasmadas en las páginas que éste escribía a la trémula luz de las velas, acompañado de sus perrillos, hastiado de la vida cortesana, defraudado por unos y otros. Y es así cómo, cuatrocientos años después, podemos leer las enseñanzas de la sabia María a través de las páginas del sabio Cienfuegos. Pura delicia de los sentidos. Puro homenaje a tantas y tantas mujeres sabias silenciadas, siglo tras siglo.

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.

Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II (1998), Los amantes del arte sagrado (2000), Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias (2002), Alquimia, el gran secreto (2002), Las plantas mágicas (2002), Magos y Reyes (2004), Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado (2005), Los libros malditos (2005), Inferno. Historia de una biblioteca maldita (2007) e Historia de las hierbas mágicas y medicinales (2008).

Asimismo, ha colaborado en obras colectivas con los siguientes estudios: "El informe Vallés: modificación de pesas y medidas de botica realizadas en el siglo XVI" (en La ciencia en el Monasterio del Escorial: actas del Simposium, 1993), "Fray Esteban Villa y los medicamentos químicos en la Farmacia española del siglo XVII" (en Monjes y monasterios españoles: actas del simposium, 1995), "La biblioteca privada de Juan Muñoz y Peralta (ca. 1655-1746)" y "Los Orígenes de dos Instituciones Farmacéuticas españolas: la Real Botica (1594) y el Real Laboratorio Químico (1694)" (en Estudios de historia de las técnicas, la arqueología industrial y las ciencias: VI Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, 1996), "Servicio de farmacia en la guerra contra la Convención francesa" y "La difusión de epidemias febriles y su tratamiento en la guerra contra la Convención nacional francesa" (en III Congreso Internacional de Historia Militar: actas, 1997), "La influencia de la corte en la terapéutica española renacentista" (en Andrés Laguna: humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista. Congreso Internacional, Segovia, 1999), "Vicencio Juan de Lastanosa, inquisidor de maravillas: Análisis de un gabinete de curiosidades como experimento historiográfico" y "El coleccionista de secretos: Oro potable, alquimistas italianos y un soldado enfermo en el laboratorio lastanosino" (en El inquiridor de maravillas. Prodigios, curiosidades y secretos de la naturaleza en la España de Vicencio Juan de Lastanosa, 2001), "La instrumentalización de la Espagiria en el proceso de renovación: las polémicas sobre medicamentos químicos" y "La institucionalización de la Espagiria en la corte de El Hechizado" (en Los hijos de Hermes: alquimia y espagiria en la terapéutica española moderna, 2001), "El debate entre ciencia y religión en la literatura médica de los novatores" (en Silos: un milenio: actas del Congreso Internacional sobre la Abadía de Santo Domingo de Silos, vol. 3, 2003), "El Jardín de Hécate: magia vegetal en la España barroca" (en Paraíso cerrado, jardín abierto: el reino vegetal en el imaginario religioso del Mediterráneo, 2005), "Los paracelsistas españoles: medicina química en la España moderna" (en Más allá de la Leyenda Negra: España y la revolución científica, 2007) y "El funcionamiento diario de palacio: la Real Botica" (en La corte de Felipe IV 1621-1665: reconfiguración de la Monarquía católica, 2015).

Artículos relacionados (por etiqueta)

logonegrolibros

  • El genio no nace, se hace
    Escrito por
    El genio no nace, se hace Que yo sepa, no se conoce ningún caso de genio que no haya necesitado hacerse, más allá de algún matemático, algún músico  o alguna persona dotada para ciertas operaciones mentales, que casi siempre combina su…
  • Huesos de santos
    Escrito por
    Huesos de santos Uno de los tal vez mayores agentes de la vida humana sea, por paradoja, el intento de matar la muerte. Explorar el pasado, obtener una historia, honrar a los ancestros queridos o queribles (muchos de…
  • ¿Química o física?
    ¿Química o física? Conviene reflexionar si sigue siendo buena idea dividir el conocimiento científico en las disciplinas clásicas: física, química, biología… Y es que la naturaleza es una. Segmentarla para estudiarla mejor es una buena estrategia…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

  • El aceite y los pintores
    Escrito por
    El aceite y los pintores La etimología de la voz aceite ha sido estudiada con rigor y abundancia de fuentes. Según se sabe, la palabra proviene del árabe az-zait, jugo de la oliva, que, a su vez, evoluciona a partir del vocablo azzayt, de…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • En memoria de Margaret Price
    Escrito por
    En memoria de Margaret Price El 18 de enero de 2011 falleció en su tierra galesa la exquisita Margaret Price. La reciente publicación por parte del sello de la London Philharmonic de un Requiem verdiano del que ella es selecta…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC

  • Cetáceos
    Escrito por
    Cetáceos Allá a comienzos de los 90 navegaba en un buque gasolinero de Campsa. Un buen trabajo, la verdad. Tranquilo, costeando por toda la costa española mediterránea. Cargando en las refinerías, descargando en Barcelona, Valencia, Alicante,…