Nicolás Monardes

Hace 525 años, tal día como hoy, poco más de un centenar de hombres, en dos carabelas y una nao capitana, salían de Palos de la Frontera, rumbo a lo desconocido. ¿Objetivo? Alcanzar las míticas islas de las especias, el lugar donde crecían la pimienta, el jengibre, la canela, la nuez moscada, el anís estrellado, el cardamomo... las especias exóticas, que llenaban las plazas y mercados europeos. Fuente de riqueza, para quienes comerciaban con ellas. Fuente de placer, para quienes las consumían.

No sabían, aquellos hombres, que se iban a encontrar con un muro infranqueable. Un muro que, con los años, reconocerían como un nuevo mundo, le darían un nuevo nombre y lo adaptarían al viejo. Nuevo mundo con mil naciones propias, cada una con su propia cultura y su propia lengua.

hace5251

Aquella aventura, iniciada hace hoy 525 años, fue un rotundo fracaso para sus protagonistas, al no lograr alcanzar el objetivo propuesto de antemano. Fracaso que intentaron suavizar con falsos oropeles, imaginando que veían lo que querían ver. De ahí que muchos historiadores planteen que la historia natural del Nuevo Mundo, en aquellas primeras noticias, sea una historia de sucedáneos: aquellos aventureros fracasados querían regresar con las bodegas de sus barcos repletas de especias, pero no conseguían encontrarlas. Así que las inventaron.

Habrían de pasar décadas hasta que un europeo, un sevillano de origen italiano, se decidiese a explotar la naturaleza del Nuevo Mundo. Y sólo lo hizo cuando se vio arruinado, después de décadas traficando con esclavos negros. Fue entonces que se animó a escribir un librito, sin grandes pretensiones, más allá de servir como catálogo de nuevas especies medicinales.

¿Pretendía transformarse en factor de un nuevo tipo de comercio? Quizás. Lo cierto es que se hizo famoso en la Europa de su tiempo, fue traducido a todos los idiomas, reimpreso una y otra vez. Su fama ha llegado a nuestros días. Sigue siendo objeto de estudio, quizás, al mismo nivel que aquel otro aventurero, también italiano, que había imaginado enriquecerse con el comercio de especias, pero hubo de inventarse un nuevo destino. Nada más. Y nada menos.

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.

Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II (1998), Los amantes del arte sagrado (2000), Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias (2002), Alquimia, el gran secreto (2002), Las plantas mágicas (2002), Magos y Reyes (2004), Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado (2005), Los libros malditos (2005), Inferno. Historia de una biblioteca maldita (2007) e Historia de las hierbas mágicas y medicinales (2008).

Asimismo, ha colaborado en obras colectivas con los siguientes estudios: "El informe Vallés: modificación de pesas y medidas de botica realizadas en el siglo XVI" (en La ciencia en el Monasterio del Escorial: actas del Simposium, 1993), "Fray Esteban Villa y los medicamentos químicos en la Farmacia española del siglo XVII" (en Monjes y monasterios españoles: actas del simposium, 1995), "La biblioteca privada de Juan Muñoz y Peralta (ca. 1655-1746)" y "Los Orígenes de dos Instituciones Farmacéuticas españolas: la Real Botica (1594) y el Real Laboratorio Químico (1694)" (en Estudios de historia de las técnicas, la arqueología industrial y las ciencias: VI Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, 1996), "Servicio de farmacia en la guerra contra la Convención francesa" y "La difusión de epidemias febriles y su tratamiento en la guerra contra la Convención nacional francesa" (en III Congreso Internacional de Historia Militar: actas, 1997), "La influencia de la corte en la terapéutica española renacentista" (en Andrés Laguna: humanismo, ciencia y política en la Europa renacentista. Congreso Internacional, Segovia, 1999), "Vicencio Juan de Lastanosa, inquisidor de maravillas: Análisis de un gabinete de curiosidades como experimento historiográfico" y "El coleccionista de secretos: Oro potable, alquimistas italianos y un soldado enfermo en el laboratorio lastanosino" (en El inquiridor de maravillas. Prodigios, curiosidades y secretos de la naturaleza en la España de Vicencio Juan de Lastanosa, 2001), "La instrumentalización de la Espagiria en el proceso de renovación: las polémicas sobre medicamentos químicos" y "La institucionalización de la Espagiria en la corte de El Hechizado" (en Los hijos de Hermes: alquimia y espagiria en la terapéutica española moderna, 2001), "El debate entre ciencia y religión en la literatura médica de los novatores" (en Silos: un milenio: actas del Congreso Internacional sobre la Abadía de Santo Domingo de Silos, vol. 3, 2003), "El Jardín de Hécate: magia vegetal en la España barroca" (en Paraíso cerrado, jardín abierto: el reino vegetal en el imaginario religioso del Mediterráneo, 2005), "Los paracelsistas españoles: medicina química en la España moderna" (en Más allá de la Leyenda Negra: España y la revolución científica, 2007) y "El funcionamiento diario de palacio: la Real Botica" (en La corte de Felipe IV 1621-1665: reconfiguración de la Monarquía católica, 2015).

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Volver a empezar
    Escrito por
    Volver a empezar Uno de los problemas de la evolución de las sociedades es que cada generación tiene que aprender de nuevo, desde cero, todo lo que han aprendido las generaciones pasadas. Asuntos que parecían ya resueltos vuelven a…
  • En la timba de Umberto Eco
    Escrito por
    En la timba de Umberto Eco Cuando muere un famoso, se le apuntan innúmeros amigos íntimos. Evitaré el contagio tratándose de Umberto Eco pero no resisto una pequeña evocación. Recuerdo un par de cursillos suyos a los que asistí, cuaderno en…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Esas malditas canas
    Esas malditas canas A nadie le gusta envejecer, y uno de los primeros signos que nos hacen darnos cuenta de que la juventud es un tesoro escurridizo es la aparición de las primeras canas. La primera…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • Dos secretistas
    Escrito por
    Dos secretistas No es casual que los dos secretistas españoles fueran valenciano y turolense, respectivamente. Y digo que no es casual porque la vinculación de los reinos de Valencia y Aragón con los estados italianos viene de…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • "Crossings" (1972), de Herbie Hancock
    Escrito por
    "Crossings" (1972), de Herbie Hancock El año pasado, pasé cierto tiempo revisando las grabaciones incluidas en Herbie Hancock: The Complete Columbia Albums Collection 1972-1988 (Legacy Recordings, 2013). Compré esa colección con la esperanza de que hubiera algunas gemas desconocidas, posteriores…
  • Paisiello va a misa
    Escrito por
    Paisiello va a misa Estamos habituados a considerar a Giovanni Paisiello, contemporáneo exacto de Mozart, aunque mucho más longevo, un ingenio del siglo XVIII: comedido, elegante, irónico, mundano, íntimo, amable y laico. La exhumación de su Música para la…

logonegroecologia

Coffy, CC

  • Yasuní, un santuario de biodiversidad
    Escrito por
    Yasuní, un santuario de biodiversidad Desde las alturas, el verdor se extiende hasta donde alcanza la vista, todo es bosque húmedo. Al comienzo del día, cuando la niebla empieza a disiparse y la luz se abre paso, denotan su presencia,…

etimologia