El primer lince ibérico de la Península

El primer lince ibérico de la Península Imagen superior: reconstrucción del lince ibérico que habitó la península ibérica hace 1,6 millones de años. / José Antonio Peñas (Sinc)

En una cueva de Barcelona descansaban los restos más antiguos de un ejemplar de lince ibérico que habitó hace 1,6 millones de años. El hallazgo no solo permite arrojar luz sobre los orígenes de uno de los felinos más amenazados del mundo, sino que adelanta en medio millón de años la aparición de esta especie en la península ibérica.

Medía entre 10 y 20 centímetros más y superaba en unos 10 kilos al lince ibérico que habita Doñana en la actualidad. Su pelaje era más largo que lo habitual para soportar las temperaturas, que rozaban de manera constante la congelación. Un estudio retrata así uno de los primeros linces ibéricos que vivieron en nuestro país (Boscaini, Alberto; Madurell-Malapeira, Joan; Llenas, Manel; Martínez-Navarro, Bienvenido. “The origin of the critically endangered Iberian lynx: Speciation, diet and adaptive changes” Quaternary Science Reviews 123: 247-253, septiembre de 2015).

Entre los huesos de caballo, cabra, ciervo, mamut lanudo, zorro y lobo que atesoraba la cueva de Avenc Marcel, en el macizo de Garraf en Barcelona, se encontraba parte de un cráneo fosilizado de un ejemplar de lince ibérico (Lynx pardinus), el más antiguo encontrado hasta la fecha, y cuyo hallazgo fue obra del científico Manel Llenas en 2003.

Los restos fósiles de este felino atestiguan su presencia hace entre 1,6 y 1,7 millones de años en la Península. Hasta ahora, los científicos habían datado la aparición del lince ibérico en entre 1 y 1,1 millones de años, por lo que su descubrimiento adelanta en 500.000 años la aparición de este felino en la península ibérica.

“Hemos confirmado esta edad temprana con estudios previos moleculares que estimaban la aparición del lince ibérico en el Pleistoceno Inferior en la península ibérica”, asegura Alberto Boscaini, investigador en el Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont y autor principal del estudio que publicó Quaternary Science Reviews.

Cronología de una separación

Pero es necesario retroceder en el tiempo para entender el origen de la especie más emblemática de la Península, que además es uno de los felinos más amenazados del mundo, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

El ancestro común a todas especies de lince, Lynx issiodorensis, se originó en Norteamérica hace unos cuatro millones de años y se expandió hacia el continente asiático y europeo, donde persistió a lo largo del tiempo. Estas especies experimentaron pocos cambios, y el más evidente fue la disminución del tamaño.

La primera especie de lince en separarse fue Lynx rufus, hace unos 2,5 millones de años, que se dispersó por su área norteamericana. En Asia, surgió Lynx lynx, que más adelante se extendió por Europa, y hace unos 200.000 años por el norte de América dando lugar a Lynx canadensis, que desplazó a Lynx rufus hacia el sur.

La población europea de L. issiodorensis dio lugar hace un millón y medio de años a Lynx pardinus, que ha sufrido pocos cambios genéticos desde entonces y que sigue habitando hoy la Península. Según los científicos, este pudo haberse originado por el aislamiento en la península ibérica durante uno o sucesivos eventos glaciales.

La nueva datación ofrecida por el estudio –1,6 millones de años– coincide con la época en la que todo el sur de Europa, y especialmente la península ibérica, se convirtieron en un refugio climático ante las glaciaciones del Cuaternario.

Estas se alternaron con dinámicas interglaciales que “modificaron enormemente las relaciones de la fauna y de los grandes mamíferos que la habitaban”, añade el experto.

Este refugio también fue el hogar de los conejos europeos (Oryctolagus cuniculus), principal presa del lince ibérico en más del 75% de los casos. Los análisis morfológicos del cráneo hallado en Cataluña confirman el tipo de alimento que consumía el felino.

“Otras características craneanas, relacionadas con la dieta de este carnívoro, testimonian que el lince ibérico cazaba presas de tamaño pequeño, como lagomorfos y roedores, largamente distribuidos en aquel periodo”, señala el investigador.

Según el trabajo, la especiación del lince ibérico podría entonces vincularse a la dieta especialista que aún se observa en los ejemplares que viven en la actualidad, cuya principal presa sigue siendo el conejo.

El lince boreal habitó el norte de España hasta hace unos siglos

ellinceboreal

Imagen superior: Cráneos de lince euroasiático hallados en la sima de Serpenteko (Navarra). / María Cruz Ortega.

El lince euroasiático (Lynx lynx) se expande en la actualidad por las áreas forestales de gran parte de Europa –sobre todo al norte del continente– y Asia. Hasta ahora se pensaba que este primo mayor del lince ibérico nunca había habitado en territorios más al sur de los Pirineos, pero el análisis de ADN de unos restos fósiles revelan que ocupó la cornisa cantábrica desde hace unos 11.000 años hasta hace unos siglos.

La presencia del lince ibérico (Lynx pardinus) en la península ibérica es de sobra conocida. Este felino, uno de los más amenazados del planeta, lleva decenas de miles de años ocupando esta área. Pero no ocurre lo mismo con su pariente más cercano, el lince euroasiático o boreal (Lynx lynx).

Hasta el momento, los científicos consideraban que el primo mayor (pesa casi el doble) del lince ibérico nunca habitó en la Península. En su lugar se llegó a atribuir al lince ibérico todas las enigmáticas citas y referencias al ‘katamotz’ en el País Vasco y de ‘lobos cervales’ en el resto de la cornisa cantábrica y Galicia. Pero un grupo de zoólogos y paleontólogos españoles, basándose en documentos históricos y en algunos restos paleontológicos, defendían que el lince boreal habitaba el norte de España hasta hace poco.

Esta hipótesis se confirmó en 2015 con el análisis de ADN antiguo de restos fósiles hallados en el norte de España junto con dataciones directas por carbono-14 que demuestran ahora que el lince boreal habitó la cornisa cantábrica desde principios del Holoceno (hace más de 11.000 años) hasta hace solo unos siglos. El estudio se publicó en Journal of Zoology (R. Rodríguez-Varela et al. “Ancient DNA reveals past existence of Eurasian lynx in Spain”, Journal of Zoology, 9 de septiembre de 2015).

Para llegar a estas conclusiones, el equipo de investigadores del Centro Mixto de la Universidad Complutense y el Instituto de Salud Carlos III sobre Evolución y Comportamiento Humano en Madrid, y la Universidad de Oviedo identificó mediante ADN linces boreales a partir de restos de ocho felinos procedentes de Asturias, Cantabria, País Vasco y Navarra con edades comprendidas entre los 11.000 y los 400 años de antigüedad. Los datos obtenidos se compararon los de otros ocho linces (fósiles y actuales) procedentes de Dinamarca.

Los registros paleontológicos y los resultados del trabajo, liderado por Cristina Valdiosera y Ricardo Rodríguez Varela, del centro mixto UCM-ISCIII, sugieren que el lince boreal coincidió con el lince ibérico pero su distribución se vio marcada por la presencia de sus presas. “No vivieron en áreas vecinas del norte de España, sino que ocuparon regiones biogeográficas diferentes: el lince europeo en la zona atlántica y el ibérico en la zona mediterránea”, recalca los investigadores.

 “El estudio muestra que este felino tuvo una historia filogenética mucho más compleja en el pasado que la que muestran las poblaciones modernas”, indican los autores.

La situación actual del lince boreal

Hace 1,18 millones de años, la especie de lince boreal divergió del lince ibérico y desde entonces ha desarrollado una clara diferenciación genética y ecológica. En la Edad Media se extinguió en Reino Unido y durante los siglos siguientes el tamaño de sus poblaciones empezó a disminuir en las tierras bajas europeas.

En los últimos 200 años esta reducción se ha intensificado, dando lugar a extinciones locales frecuentes a principios del siglo XX. En ese momento, el felino desapareció de la mayor parte de los territorios del sur, oeste y centro de Europa debido a la deforestación, la presión directa, la competición y la disminución de su principal presa, el corzo.

Sin embargo, las diversas estrategias de conservación desarrolladas –sobre todo a partir de los años 70 con programas de reintroducción en los Alpes y otros sistemas montañosos– han permitido frenar estas extinciones locales.

En la actualidad, gracias a su amplio rango de distribución desde el oeste de Europa hasta el este de Asia, el lince boreal consta como de ‘preocupación menor’ según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

SINC

Suplemento EcoCult

El suplemento EcoCult: Ecodiversidad y Cultura Ambiental, editado por la revista The Cult (Thesauro Cultural), es una publicación dedicada a la divulgación de las ciencias naturales y a la protección de la vida silvestre.

Desde 2017, ofrece cada día información y reportajes sobre todos los ámbitos de la naturaleza, con particular atención a la biodiversidad, la investigación, la protección de los espacios naturales y la educación ambiental.

Copyright del avatar (Lince ibérico, Lynx pardinus) © Akira Urrero. Reservados todos los derechos.

  • El gran peligro
    El gran peligro Primero fue la bomba atómica, que traía consigo lo que nunca había ocurrido: la posibilidad aterradora de que el ser humano fuera la primera especie capaz de destruirse a sí misma. Los temores de un invierno nuclear,…
  • Verdad científica y consenso
    Verdad científica y consenso No hace mucho, presenté un comentario sobre el calentamiento global y el cambio climático que trae aparejado, y los describí como “la más grande amenaza para la supervivencia humana”. En respuesta, más de un lector me acusó de estar…
  • ¿Cómo afecta al suelo la sustitución de pinares por encinares?
    Escrito por
    ¿Cómo afecta al suelo la sustitución de pinares por encinares? Un estudio realizado por investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales y del Centre de Recerca Ecològica i Aplicacions Forestals descubrió en 2016 que la cantidad de CO2 emitida por el suelo a través de…

ECOCULT041

Lobo (Oberon7up), ratonero de cola roja (Putneypics) y paisaje montañoso (Dominik Bingel), CC

ECOCULTdinosaurio

ECOCULTcaballo

Caballo islandés (Trey Ratcliff), garza real (David MK), vacas de las Highlands (Tim Edgeler), pavos (Larry Jordan) y paisaje de Virginia (Ed Yourdon), CC

  • Tiburones
    Escrito por
    Tiburones Los primeros tiburones aparecieron en el planeta hace 300 millones de años. Su gran capacidad de adaptación les ha permitido llegar sin problemas hasta nuestros días. Actualmente se les encuentra en todos los océanos y…
  • Paseando por el Hayedo de Montejo
    Escrito por
    Paseando por el Hayedo de Montejo Si tuviera que recomendar a un científico y a un viajero un espacio natural de tanta belleza como interés biológico, en mi lista figuraría sin duda este hayedo, un santuario verde que está situado en…