Otro Wagner

Es habitual que, considerando filosóficamente a Wagner, se lo encuadre en el pensamiento reaccionario: pesimismo histórico, visión circular de la historia, nacionalismo xenófobo, antisemitismo, el final clericalismo de Parsifal y la fastidiosa admiración nazi.

Ambigua y polivalente, la obra de arte no admite tales reducciones, menos aún teniendo en cuenta la complejidad de la obra wagneriana. Veamos. Bernard Shaw, socialista fabiano, en El perfecto wagnerista, ve a Sigfrido como el héroe que se insurge contra la alianza del capitán de industria Alberico y los dioses (Wotan, Loge) que encarnan al Estado, la ley y la religión.

En su novela Príncipe Hagen, Upton Sinclair, un «pinky» americano, presenta al titular como un financiero afortunado que se mete en política bajo el auspicio de su tío Alberico, inaugurando la edad de la jungla.

¿Qué es Mahagonny de Brecht sino la inversión del Anillo wagneriano, manteniendo el tema de la hegemonía del oro? Ciertamente, si resucitásemos a Brecht y le preguntáramos por su relación con Wagner, nos respondería con sapos y culebras, pero su obra allí está, intocable, siquiera por los mejores fantasmas.

Nada comento sobre la saga El Señor de los Anillos de Tolkien, donde la apropiación de tópicos wagnerianos es evidente. Pero sí la curiosa relectura que de Wagner hace el católico Paul Claudel en una trilogía de la que rescato El pan duro, denuncia de una sociedad mercantilista que ha puesto precio a los valores ante la ausencia de Dios.

Algo similar, aunque desde otra perspectiva, pone en juego Joseph Conrad en varias novelas, por ejemplo Freya de las Siete Islas, donde la diosa de la juventud, la belleza y la fertilidad que aparece en El oro del Rhin es convertida en valor de cambio como un pagaré del Tesoro.

Más cerca de nosotros, Alain Robbe-Grillet en El espejo que vuelve se vale del anillo del nibelungo como símbolo negativo del ser, hueco donde el hombre puede ejercer su libertad creativa. Si se quiere, ya Arnold Schoenberg, en La mano feliz, había regresado a la caverna en la cual se forja en dichoso anillo, instrumento omnipotente de la obra de arte total.

No todo es igualmente serio en este escrutinio. Pierre Louÿs escribió, siguiendo la ruta de varios personajes wagnerianos, una colección de sonetos pornográficos cuyo título me exime de glosarlos: Trofeo de las vulvas legendarias. Ahí queda eso. Wagner no ha dejado de decirnos cosas y hacérnoslas decir. Suma y sigue.

Copyright del artículo © Blas Matamoro. Este artículo fue publicado previamente en ABC y se reproduce en TheCult.es (Thesauro Cultural) con permiso del autor. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador admirado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint-Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015) y Alejo Carpentier y la música (2018).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. En 2018 fue galardonado con el Premio Literario de la Academia Argentina de Letras a la Mejor Obra de Ensayo del trienio 2015-2017, por Con ritmo de tango. Un diccionario personal de la Argentina.

DECLINACION

logonegrolibros

Términos de uso y Aviso de privacidad. ISSN 2530-7169 (Ilustración: Kellepics, CC)

  • Vannevar Bush y el memex
    Escrito por
    Vannevar Bush y el memex Vannevar Bush era el consejero científico del presidente Roosevelt cuando publicó, en julio de 1945, un artículo titulado As we may think (Cómo podríamos pensar), en la revista Atlantic Monthly. Bush se había dado cuenta…
  • Orígenes
    Escrito por
    Orígenes Gran Dolina es un sitio de la sierra de Atapuerca, cerca de Burgos, escasamente memorable hasta 1994, cuando se hallaron en él unos huesos humanos que acabaron datando de hace 780.000 años. Tal vez sean…

logonegrociencia

Comfreak, CC

  • Carlos III y la ciencia
    Carlos III y la ciencia En la transición del siglo XVII al XVIII hubo en España un movimiento de renovación cultural que introdujo en nuestro país aspectos fundamentales del pensamiento filosófico y científico que se había ido extendiendo…

Trestesauros500

Vlynn, CC

  • La medicina de Juan de Lugo
    Escrito por
    La medicina de Juan de Lugo Que sepáis que, si os estáis bebiendo esos gintonics que tanto os gustan, se lo debéis, en última instancia, a Juan de Lugo y Quiroga, jesuita español, destacado teólogo, profesor en el Colegio Romano (vanguardia…

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Imagen © Richard Kingston (young rascal)

logonegrolibros

MystycArtDesign, CC

logonegromusica

Fradellafra, CC

  • Mara Zampieri: su mejor época
    Escrito por
    Mara Zampieri: su mejor época Este Ernani de Verdi procedente, sin estar fechado, del teatro de Trieste que lleva el nombre del compositor, con Mara Zampieri en el nada cómodo papel de Elvira, puede situarse entre 1978 y 1985, un…

logonegroecologia

Coffy, CC

etimologia