Los libros y la sangre

Los libros y la sangre Imagen superior: Liviu Librescu.

La masacre ocurrida en Virginia [un asesinato masivo que ocurrió en el Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia el 16 de abril de 2007] ya no es noticia. Con todo, un par de datos merecen mi atención porque tienen que ver con la perduración de una de las obras más características de la humanidad: la letra escrita en forma de libro.

Buena parte de los alumnos escaparon al homicida parapetándose en la biblioteca. Al saberlo, recordé las murallas de libros que sirvieron de trincheras en la Ciudad Universitaria durante la guerra civil. A la distancia, son monumentos a la paz en medio de la batalla.

Un profesor de 76 años, Liviu Librescu, bloqueó la puerta con su cuerpo y así posibilitó la fuga de sus muchachos. Pagó la maniobra con su vida. De haber sido soldado de Napoleón, el Emperador habría exclamado: «Qué bella muerte».

Librescu, judío rumano, estuvo en un campo de exterminio nazi y luego soportó la vigilancia de la temible Securitate, la policía política del dictador Ceaucescu.

Consulté con amigos rumanos sobre la palabra Librescu, que no proviene directamente de libro (en rumano: «carte») sino que puede surgir del francés «libresco», algo vinculado con los libros. Y otra vez los libros.

Tras escapar a dos tiranos, el viejo profesor decidió dar a su existencia un hermoso final. No saltó por la ventana exhibiendo los privilegios de la vejez. Defendió a la juventud, a quienes tenían por delante más tiempo de vida que él.

Todo esto puede atribuirse a la eficacia de la casualidad. Prefiero pensar, con Borges, que ella, la casualidad, tiene sus ocultas leyes. Narrado en estos términos, el feroz acontecimiento contiene una figura persistente: el libro.

Lo digo en esta semana que reúne a dos de nuestros letrados más ilustres y requeridos por siglos de lectura: Cervantes y Shakespeare. La letra impresa, si bien no nos evita la muerte individual, bloquea al asesino y al belicoso. Cuando la estremecida presencia del bárbaro desaparece, la letra subsiste. Serena, inquietante, pacífica, ahí está.

Copyright del artículo © Blas Matamoro. Este artículo fue publicado previamente en ABC y se reproduce en TheCult.es (Thesauro Cultural) con permiso del autor. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista, Blas Matamoro es un pensador respetado en todo el ámbito hispanohablante.

Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de La Opinión y La Razón (Buenos Aires), Cuadernos Noventa (Barcelona) y Vuelta (México, bajo la dirección de Octavio Paz).

Dirigió la revista Cuadernos Hispanoamericanos entre 1996 y 2007, y su repertorio de ensayos incluye, entre otros títulos, La ciudad del tango; tango histórico y sociedad (1969), Borges y el juego trascendente (1971), Saint Exupéry: el principito en los infiernos (1979), Saber y literatura: por una epistemología de la crítica literaria (1980), Genio y figura de Victoria Ocampo (1986), Por el camino de Proust (1988), Lecturas americanas (1990), El ballet (1998), Schumann (2000), Rubén Darío (2002), Puesto fronterizo. Estudios sobre la novela familiar del escritor (2003), Lógica de la dispersión o de un saber melancólico (2007), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)

En el campo de la narrativa, es autor de los libros Hijos de ciego (1973), Viaje prohibido (1978), Nieblas (1982), Las tres carabelas (1984), El pasadizo (2007) y Los bigotes de la Gioconda (2012).

Entre sus trabajos más recientes, figuran la traducción, edición y prólogo de Consejos maternales a una reina: Epistolario 1770-1780 (Fórcola, 2011), una selección de la correspondencia entre María Teresa I de Austria y María Antonieta de Francia; la edición de Cartas sobre Luis II de Baviera y Bayreuth (Fórcola, 2013), de Richard Wagner; y la edición de Mi testamento (Fórcola, 2013), de Napoléon Bonaparte. Asimismo, ha publicado el ensayo El amor en la literatura (2015).

En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. 

DECLINACION

Más en esta categoría: « Piano, Piano Doña Simona »

logonegrolibros

  • América telúrica
    Escrito por
    América telúrica A comienzos del siglo XX era frecuente que los intelectuales de todo el mundo se preguntaran qué era una nación, en qué consistía el “ser” nacional. Qué significaba ser español, alemán, ruso, chino, japonés. Las…
  • En la timba de Umberto Eco
    Escrito por
    En la timba de Umberto Eco Cuando muere un famoso, se le apuntan innúmeros amigos íntimos. Evitaré el contagio tratándose de Umberto Eco pero no resisto una pequeña evocación. Recuerdo un par de cursillos suyos a los que asistí, cuaderno en…
  • Carlos III y la ciencia
    Carlos III y la ciencia En la transición del siglo XVII al XVIII hubo en España un movimiento de renovación cultural que introdujo en nuestro país aspectos fundamentales del pensamiento filosófico y científico que se había ido extendiendo…

Trestesauros500

logonegrociencia

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

Cartelera

Cine clásico

logonegrofuturo2

Cosmos: A Spacetime Odyssey © Fox

logonegrolibros

bae22, CC

logonegromusica

Namlai000, CC

  • Werther cambia de voz
    Escrito por
    Werther cambia de voz Werther, originariamente escrito para tenor (lo estrenó en Viena y en alemán un wagneriano, el belga Ernest van Dyck, en 1892), fue adaptado por el propio Massenet para el célebre barítono Mattia Battistini. Pese a…

logonegroecologia

Mathias Appel, CC